Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

AUTOPSIA MEDICO-LEGAL

No description
by

rosa sanchez

on 6 December 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of AUTOPSIA MEDICO-LEGAL

AUTOPSIA MEDICO-LEGAL
origen etimológico

proviene del griego
opsomai,
yo veo y
autós
, mismo.

para la real academia española, la palabra tiene dos acepciones: 1) examen anatómico de un cadáver: 2) examen analítico minucioso
Autopsia clínica y Autopsia médico-legal
Ambas contribuyen a la promoción de la
salud entendiendo esta como un completo
estado de bienestar, físico, psíquico y social.
La primera porque permite conocer
mejor los mecanismos patológicos que
desencadenan la muerte. La segunda porque
aclarando las causas y las circunstancias
en las que se producen la muerte violenta
o sospechosa.
CONCEPTO DE AUTOPSIA MEDICO-LEGAL
Conjunto de actos científico- técnicos que contribuyen a la investigación judicial de los procedimientos a consecuencia de muertes violentas o sospechosas de criminalidad, muertes en las que no se ha expedido certificado de defunción o en aquellas en las que se reclame una responsabilidad profesional sanitaria.
FINES
1. Asegurar la realidad de la muerte.
2.Establecer la idoneidad del fallecido: se trata de un dato de inestimable valor ya que, a partir de él, pueden dirigirse las primeras investigaciones policiales y judiciales.
3.Marcar unos limites temporales entre los que pueda situarse el momento en el que se produjo la muerte.
4.Determinar si se trata de una muerte natural o violenta: en el primero de los casos puede suponer la paralización de cualquier diligencia posterior mientras que en el segundo, imprimirá un impulso a la investigación.
5.Conocer la causa y el mecanismo desencadenante: este dato será de evidente trascendencia, tanto en el caso de las muertes naturales como en las violentas.
6.En caso de ser violenta, comprobar si es de origen homicida, suicida o accidental.
7.Averiguar otras circunstancias de trascendencia penal o civil.
Fases de la autopsia médico- legal
Levantamiento del cadáver.
Examen externo del cadáver.
Examen interno del cadáver.
levantamiento del cadáver

La autopsia médico - legal se inicia con el examen del cadáver en el propio lugar del hecho o donde se ha encontrado el cuerpo.
Los objetivos del examen médico - legal de los
cadáveres en el lugar de los hechos son, ante todo, los siguientes:

Comprobar la realidad de la muerte: tras este requisito, el juez ordenará el traslado del cadaver a las dependencias donde posteriormente deba continuarse su examen.
Determinar la data de la muerte: es más preciso mientras mas precozmente se realiza el estudio inicial.
Precisar el mecanismo de la muerte: el acontecer traumático que produjo la muerte deja siempre indicios en el lugar, cuya juiciosa interpretación permite la reconstrucción de aquel.

De acuerdo a la normativa Europea
EXAMEN EXTERNO DEL CADÁVER
Comprende la inspección detallada del cadáver antes de iniciar la operación anatómica, tomando nota de todas las particularidades que puedan proporcionar indicios relativos a alguna cuestión médico - legal. Los principales datos que se deducen del examen externo son los siguientes:
Signos relativos a la identificación del cadáver
se comienza por evaluar la edad aparente, determinar la talla y anotar el sexo del cadáver. Los elementos identificadores mas a menudo interesados son: los vestidos y objetos de uso personal ( su numero, calidad, estado de conservación, marcas, iniciales, etc.) los caracteres mas salientes del retrato hablado, el color y forma del cabello, color del iris, estado y peculiaridades de la dentadura, presencia de cicatrices, tatuajes, etc. En segundo plano interesan también el grado de desarrollo del esqueleto, tejido muscular, adiposo, etc.
Signos relativos a la data de la muerte
Aún habiendo hecho un calculo en el momento del levantamiento del cadáver, debe ahora completarse y ratificarse, investigando el estado de evolución de los fenómenos cadavéricos: enfriamiento, deshidratación, rigidez, livideces y la propia putrefacción cadavérica. Se anota también si hay insectos o sus larvas: en este caso, es conveniente tomar varias muestras para su determinación entomológica.
Signos relativos a la causa de la muerte
Aún cuando el diagnostico de la causa de la muerte exige siempre una autopsia completa, con el examen interno de todas las cavidades, en ocasiones el examen externo proporciona valiosos indicios, que se pueden agrupar en tres apartados: lesiones traumáticas, otros signos de origen no natural y signos externos de procesos patológicos espontáneos.
Lesiones traumáticas
Su cuidadosa descripción permitirá, además del diagnostico de la causa de la muerte, la resolución de buen numero de problemas médico - legales de interés. Debe hacerse constar en el informe :
Naturaleza de las lesiones ( contusión, herida,escara, surco, etc.).
Numero de éstas.
Región en la que se localiza cada una de ellas.
Distancia a puntos fijos ( relieves óseos, inserciones de órganos superficiales, orificios naturales), medida exactamente.
Forma de lesión.
Dirección de la lesión cutánea, es decir, la correspondiente a la superficie al eje mayor de aquella. Se indica siempre suponiendo en el cadáver la posición anatómica normal, con las plantas de la mano dirigidas hacia delante.
Caracteres de los alrededores de la lesión: bordes ( lisos, irregulares, etc), periferia ( tatuaje, quemadura, cauterizaciones) y de los líquidos existen ( sangre, pus, exudados).
Por último si la herida se continúa en profundidad, debe disecarse la región por planos para seguir su trayecto.
Otros signos de origen no natural
Aunque el origen definitivo deberá establecerse a la conclusión del examen, su presencia es orientadora:
Coloraciones anormales: entre ellas destacan la coloración rosada, de piel y livideces, en las intoxicaciones por monóxido de carbono o ácido cianhídrico o la gris apizarrada en las intoxicaciones por productos metahemoglobizantes, en las mucosas accesibles también pueden encontrarse otros signos guía, como el ribete de Burton en las intoxicaciones por plomo.
olores: de entre éstos, quizás el más característico es el olor a almendras amargas de las intoxicaciones por ácido cianhídrico, aunque pueden aparecer otros.
Procesos patológicos espontáneos

Hará mas comprensibles después las lesiones internas.Los signos externos de estos procesos, más frecuentes en la práctica, son:
coloraciones anormales: ictericia o melanodermia.
desnutrición
edemas
varices y ulceras varicosas.
úlceras de decúbito
procesos sépticos locales.
Signos relativos al medio en que haya permanecido el cadáver
Cuando el cadáver haya permanecido al aire libre, no suele haber datos significativos, pero en otros casos los procesos de momificación, saponificación y maceración pueden proporcionar orientaciones. Lo mismo pueden decirse en los casos de sepultamiento, en los que el medio sepultante ( harina, yeso, carbón) puede encontrarse sobre el cadáver.
Signos relativos a las circunstancias de los hechos
Estado de los orificios naturales del cuerpo, sobre todo boca, ano y vulva.
Existencia de señales caracteristicas de maniobras de inmovilización.
Estado del cabello y cuerpo cabelludo, con especial atención a los arrancamientos traumáticos.
intoxicación por plomo
livideces
edemas
ictericia
saponificación
Examen interno del cadáver
el examen interno debe ser sistemático, siguiendo un orden determinado para no omitir la observación de ninguna parte del organismo, aunque en algunos casos especiales pueden convenir alternarlo. El orden seguido habitualmente es el siguiente:
raquis (eventualmente), cráneo, cuello, tórax, abdomen, aparato genitourinario y extremidades.
Autopsia del raquis
1. INCISIONES CUTÁNEAS. Se coloca el cadáver en decúbito prono, procurando enderezar las curvaturas normales anteroposteriores de la columna cervical y lumbar, para lo que se colocan unos zócalos debajo de los hombros y en la parte inferior del abdomen.

I. la incisión sigue una linea media y vertical sobre la apófisis espinosas.
II. se diseca la piel a unao y otro lado del corte en una extension de 7 a 8 cm.
III. se procede a la separación de la masa muscular de los canales vertebrales mediante dos incisiones paralelas separadas entre si unos 5cm, desprendiendo la masa muscular comprendiendo entre ellas con ayuda de un cuchillo. Se repite la operación a ambos lado. Se finaliza poniendo al descubierto los canales vertebrales con la ayuda de una legra.
2. SECCIÓN VERTEBRAL. Para abrir el conducto raquídeo hay que seccionar las láminas vertebrales. Se utilizan para ello diversos tipos de raquítomos, unos que actuan como sierra y otros, como escoplo cuya técnica de empleo varia con su forma.
I. Terminada la sección, se dan unos golpes de
martillo sobre las apófisis esponosas para movilizar la parte ósea dividida y se eliminan los puentes óseos que hayan podido quedar.
II. Se corta el ligamento atlantoaxial y se levanta la pared posterior del conducto raquídeo mediante unas pesas fuertes de huesos.
3. EXTRACCIÓN DE LA MÉDULA. Ha quedado a la vista el saco dural que envuelve la médula; ambos han de extraerse conjuntamente. Para ello hay que seccionar las raíces espinales de la forma mas alejada de la meninge, debiendo poner una ligadura en una de ellas para referencia topográfica.
I. Se tira el saco dural de abajo, arriba, liberando las adherencias que existan y, por último
II. Se corta perpendicularmente a su eje en su extremo superior, en el nivel correspondiente a la superficie inferior del atlas.
4. EXAMEN DE LA MÉDULA. Con una tijera de rama abotonada se corta la duramadre longitudinalmente, tanto por la superficie anterior como por la posterior, y se examina anteriormente la médula mediante una seria de cortes paralelos entre si y perpendiculares al eje medular, distantes 2cm unos de otros.
5. EXAMEN DE LA CAVIDAD RAQUIDEA.
I. Se examina primero la cinta de láminas y apófisis espinosas que se ha resocado, y luego las paredes del conducto medular.
II. Con la punta del cuchillo para cartílagos se explora la cara posterior de los cuerpos vertebrales.

AUTOPSIA DEL CRÁNEO
1. INCISIONES CUTÁNEAS. El cadáver debe estar en decúbito supino y la cabeza apoyada en un zócalo con una excavación central. Se separan los cabellos siguiendo la linea de la futura incisión, peinándolos hacia delante y atrás.
I. Se incide el cuero cabelludo siguiendo una linea transversal, que se inicia en una apófisis mastoides, pasa por el vértice del cráneo y termina en otra apófisis mastoides .
II. Se reclinan los dos colgajos, anterior y posterior, cortando las adherencias conjuntivas entre el periostio y la galea capítis, al mismo tiempo que se va traccionando,
III. Se secciona la aponeurosis y el musculo temporal de ambos lados y se desprenden sus inserciones en la fosa temporal con una lerga,
2. CERRADO CRANEAL
I. una ves al descubierto el cráneo, se cierra horizontalmente siguiendo una linea circular que pasa por delante a dos traveses de dedo por encima de las arcadas orbitarias; lateralmente a cuatro traveses de dedo por encima del arco cigomático; por detrás, a nivel de la protuberancia occipital externa.
II. Si se utiliza sierra manual, el corte debe hacerse con precaución para evitar escapes de la herramienta que podrían afectar a las vísceras; la sierra mecánica de evita este problema. Cuando se ha completado el corte se introduce por él un escoplo en T y se le imprime un movimiento de giro para desprender las posibles uniones que hayan podido quedar entre los dos fragmentos del cráneo resultant.
III. Se introduce entonces el gancho del martillo por la parte frontal del corte y se realiza una tracción enérgica que desprendo la boveda craneal.
incisión cutánea
denudación de la bóveda craneal
desprendimiento de la bóveda craneal.
3. EXTRACCIÓN DEL ENCÉFALO.
I. Una vez cerrado el cráneo y retirada al bóveda, se comienza por examinar el seno longitudinal superior, que se abre con unas tijeras en toda su extensión.
II. Se secciona la duramadre mediante dos cortes de tijera paralelos al seno longitudinal superior y muy poco por fuera, y otros dos perpendiculares a los primeros, a nivel de su parte media.
III. Se reclinan así cuatro colgajos laterales.
IV. Se corta con una tijera la insercion anterior de la hoz del cerebro en la apófisis crista galli y se reclina hacia atrás,
V. Queda al descubierto la superficie externa del cerebro recubierta por la piamadre.
VI. Se separa suavemente hacia atrás un hemisferio, con lo que se pone al descubierto, ello permite seccionar las uniones del cerebro con la base del cráneo, en el siguiente orden: nervios motor ocular común, trigémino, motor ocular externo, facial, auditivo, glosofaríngeo, vago, espinal e hipogloso; finalmente, arteria vertebral.

4. EXAMEN DEL ENCÉFALO.
I. Comienza con un examen de las superficies visibles que debe incluir la inspección del sistema vascular.
II. Se pasa a continuación a realizar cortes sistemáticos que pongan al descubierto cualquier posible lesión. El más utilizado es el método de VIRCHOW.
III. Se sitúa el cerebro con la base hacia abajo y los pelos occipitales dirigidos hacia el operador.
IV. Se separan ambos hemisferios con la mano, de modo que quede descubierto y tenso todo el cuerpo calloso, con un cuchillo se practican dos incisiones a pocos milímetros de la línea media, dirigido hacia fuera y sin profundizar mucho. Así quedan abiertos ambos ventrículos laterales, con lo que se deja ver en el fondo, el núcleo caudal y la tela caroidea.
V. La incisión se amplia hacia adelante y atrás, siguiendo las prolongaciones frontal y occipital del ventrículo lateral y se profundiza en la sustancia blanca de los lóbulos frontal y occipital.
VI. Se secciona transversalmente en al parte media del cuerpo calloso y se separan las dos porciones hacia adelante y atrás; esto permite examinar el tercer ventrículo, el agujero de MONRO , la tela coroidea la vena Galeno y la glándula pineal.
duramadre
base del cráneo vista desde su lado interno.
VII. Para estudiar los hemisferios cerebrales se practica un corte oblicuo hacia abajo y afuera, que bordea exteriormente el núcleo caudal: se ha de procurar no cortar por completo la sustancia encefálica.
VIII. Se siguen practicando cortes, paralelos al anterior y situados en el centro de la superficie que ha dejado el corte inmediatamente precedente. De esta manera se consigue un verdadero desdoblamiento del hemisferio y se puede estudiar toda la estructura de la vesícula.

SE COMPLETA LA AUTOPSIA DEL CEREBRO. Con el examen de los núcleos grises de la base e istmo del encéfalo. Con la mano izquierda por debajo de la base o cara inferior del cerebro, se practican una serie de cortes transversales, desde la cabeza del núcleo caudal hasta el bulbo raquídeo; las insiciones a intervvalos de 1cm, deben ir dirigidas directamente hacia abajo. Cada una de estas secciones permite examinar, como si fueran las hojas de un libro, todas las estructuras internas, sin que lleguen a perderse las relaciones anatómicas, que pueden restablecerse en todo momento.

5.EXAMEN DE LA CAVIDAD CRANEAL.

I. Debe hacerse extensivo a la bóveda y a la base. Para ello es imprescindible el desprendimiento previo de la duramadre mediante tracción manual enérgica: resulta conveniente usar un paño para evitar que la cubierta se escurra. Una vez examinada la cavidad, puede abordarse la autopsia de los ojos. Para ello, con extremo cuidado, se corta y separa el recho de la órbita y se seccionan las estructuras musculares intraorbitarias, el estudio del globo ocular se adecuará a los fines perseguidos. A la conclusion deben insertarse protesis oculares.
AUTOPSIA DEL CUELLO
La autopsia de cuello debe practicarse en todas las autopsias médico - legales: se hará siempre después de practicadas la torácica y la abdominal.
I. INCISIONES CUTÁNEAS. Debe procurarse que las incisiones pueden ser disimuladas al reconstruir el cadáver después de terminada la autopsia.
II. Se recomiendan para ello dos variantes. En la primera se incide la piel a ambos lados del cuello, lo más antrás posible, desde la apófisis mastoides hasta la clavícula.
III. Se unen las extremidades inferiores de ambos cortes por otro horizontal y se levanta por disección el colgajo intermedio hasta el borde inferior de la madíbula.
En la segunda variante se hace un solo corte horizontal del cuello y se diseca hacia arriba prescindiendo de los cortes laterales. Esta variante es de más difícil ejecución y da un campo de observación más reducido. Cuando la abertura toracoabdominal se realiza mediante un solo corte medial, este se inicia en el mentón, con lo cual la disección a ambos lados deja al descubrimiento los planos subcutáneos del cuello.

Puestos al descubierto los planos subcutaneos, se
examinan mediante pequeñas disecciones.
2. EXTRACCIÓN DE LAS VÍCERAS CERVICALES.
I. Se introduce un cuchillo por debajo del mentón a
través del suelo de la boca y se practican dos incisiones laterales siguiendo la cara interna de ambas ramas madibulares, hasta alcanzar el ángulo del maxilar inferior.



3. EXAMEN DE LAS VÍCERAS CERVICALES.
I. Se comienza pro la lengua, que, después de
reconocida superficialmente, se estudia en profundidad, sea mediante cortes transversales y paralelas o en cuadrícula.
II. Se abre la faringe y la porción cervical del esófago
por su cara posterior y se examina su contenido. seguidamente se examina la laringe, también por su cara posterior, para lo que se utiliza una tijera fuerte, prolongando el corte hacia la tráquea. Se aconseja la disección minuciosa y completa del esqueleto laríngeo, especialmente ante la evidencia o sospecha de muerta por asfixia mecánica.
III. Para completar el estudio visceral, se examinan, de
forma minuciosa, las estructuras vasculares y nerviosas.
4.EXAMEN DE LOS PLANOS PROFUNDOS Y DE LA CAVIDAD BUCAL.
I. Una vez concluido el examen visceral, queda a la vista el plano pravertebral, se examina en superficie y mediante parpación de sus estructuras. La cavidad bucal se examina a tráves del suelo de la boca.


autopsia de tórax
y abdomen
1. En aquellos casos en que pueda sospecharse la existencia de neumotórax (enfermedad pulmonar, asma, ventilación mecánica) se devera posponer la apertura de la cavidad a la práctica de pruebas para detectarlo.

2. En muchos centros esta generalizado la incisión única medial toraco-abdominal.
I. Se inicia en un borde inferior del metón y desciende siguiendo la linea media por la cara anterior del cuello, tórax y abdomen, contorneando en esta última región del ombligo.
II. Se disecan ambos lados de la incisión en el tórax y se despega ampliamente la piel:
--- las glándulas mamarias pueden abordarse desde su plano profundo gracias a estos colgajos.
--- para abrir el tórax se desarticulan las clavículas de su unión al esternón y con un condrótomo, se seccionan las costillas en la zona de unión de los cartílagos costales.
---se tira hacia arriba del plastrón esternocostal y se separa del pericardio, eliminando cualquier puente de unión fibrosa que pueda existir; finalmente se corta por debajo y se aísla.

EXTRACCIÓN VICERAL.
la extracción de cada uno los pulmones se inicia:
---mediante la succion del hilio.
---para completar los cortes, se hacen girar las víceras hasta que se consigan su exteriorización completa.
---se abre después el pericardio, mediante un corte con tijera, dirigido hacia arriba y abajo, entre ligaduras los grandes vasos en el siguiente orden:
cava inferior
venas pulmonares izquierdas
arteria pulmunar
aorta
cava superior y
venas pulmonares derecha.
---la seccion de los vasos conviene hacerla lo más alejada posible del corazón.
examen visceral
---el estudio de los pulmones comprende la abertura de las ramificaciones bronquiales con tijeras.
---examen de su mucosa y del liquido de expresión, abertura de los vasos y finalmente
---el reconocimiento del parénquima: esto último se consigue mediante un profundo corte longitudinal que vaya del vértice a la base´por la cara externa y otros cortes paralelos perpendiculares al primero.
examen de corazón
Estudio de sus caracteres generales:


color, tonicidad,friabilidad, forma que toma al depositarlo sobre la mesa, etc.
Medidas externas de la viscera:
circunferencia a nivel de la base de los ventrículos (250 mm) y longitud (8-9 cm) y anchura de los ventrículos (8,5-10,5 cm).
Prueba hidrostotica:
su finalidad es comprobar el funcionamiento de las válvulas sigmoídeas aórticas y pulmonares. Se toma con una pinza el vaso que se vaya a examinar, sin tirar, para evitar deformarlo y con ello modificar la coaptación de las valvas; se deja caer un fino chorro de agua, y se observa si el líquido queda contenido o se escapa de la vávula cuando esta es insuficiente.

Abertura de las aurículas:
Acostado el corazón sobre su anterior se introduce una rama de tijera por el orificio de la cava inferior y se saca por el de la cava superior, seccionado; a continuacio se hace un corte horizontal, que se inicia en el centro del anterior y llega hasta la orejuela (corte en T). La aurícula izquierda se abre mediente dos cortes que reúnen las dos venas pulmonares derechas e izquierdas; se practica un tercero, que una el centro de los dos anteriores y se prolongue hasta la orejuela (corte H).
Abertura de los ventriculos.
Después de abiertas las aurículas, se puede examinar el orificio auriculoventricular de ambos lados, introduciendo suavemente dos o más dedos. Normalmente pasan dos dedos medianos por el orificio mitral, mientras que el tricuspídeo admite tres, las dimensiones de esos orificios deben tomarse con el cono mensurador.
Examen de las coronarias:
Se realizan cortes transversales a su dirección, distantes entre si 1 cm y paralelos.
Peso del corazón:
Se ha convenido en hacer esta pesada con el órgano vacio, sin coagulos y desprovisto del saco pericardico; debe procurarse que los fragmentos de la aorta y pulmunar sean menores de 2 cm de longitud. Valores normales 315g en el hombre y 310g en la mujer.
autopsia del abdomen
Examen visceral.
El examen de estas visceras sigue el mismo orden en que se van extrayendo.
---tras examinar la superficie del bazo y su consistencia, se pesa y se mide; a continuacion, mediante cortes paralelos o en cuadrícula, se examina en su espesor.
---el intestino se va abriendo siguiendo la linea de inserción del mesenterio: en primer momento debe hacerse una descripción de los contenidos de los distintos tramos. Tras tomar las muestras correspondientes, se examina la mucosa bajo un fino chorro de agua.
---el examen del duonedo y estómago va precedido de la práctica de un ojal para recoger los líquidos contenidos; a continuación, se abren, siguiendo para el estomago la curvatura mayor, y se examina la mucosa.
---se abren y examinan las vías biliares y a continuación se practican cortes perpendiculares al eje mayor del hígado que profundicen en el parénquima; siempre se aconseja el pesado de la vicera.
---el páncreas se examina en su superficie, y se llevan a cabo varios cortes transversales.
autopsia del aparato genitourinario
Riñones y uréter :
La liberación de los riñones, cápsilas suprarrenales y uréteres se hace en este tiempo con gran facilidad.
---se secciona el peritoneo porterior, se diseca la cara posterior del riñón y se gira sobre el hilio, para liberarlo desde sus adherencias, y se diseca el uréter hasta casi la vejiga.
---se examinan las superficies de cápsulas y riñones y se procede a su pesado.
---posteriormente, se procede a la sección longitudinal de ambos riñones para estudiar las superficies de corto.

órganos pelvianos:
En los casos en que se sospeche, o sea evidente, una agresión sexual, deberá procederse a la toma de muestras de los orificios naturales antes de realizar maniobra alguna.
casos especiales de la autopsia judicial
MIEMBROS AMPUTADOS


RESTOS CADAVERICOS



AUTOPSIA DE UN RECIEN NACIDO

AUTOPSIA BLANCA O NEGATIVA
Es aquella donde no es posible encontrar elementos para establecer la causa de la muerte,una vez concluidos el examen macroscópico y los estudios histológicos, toxicológicos, bacteriológicos, virológicos, inmunológicos y criminalísticos. ( ejemplo: un neonato).

No debe confundirse la autopsia blanca con los casos de defectos en el procedimiento de autopsia y en el diagnóstico de entidades de difícil apreciación. Entre los defectos de procedimiento deben mencionarse los siguientes:
Autopsias incompletas.
Autopsia realizada sin información previa sobre el caso.
Omisiones en el examen externo o el interno.
Técnica de autopsia incorrecta ( no se hicieron secciones finas de órganos macizos o de todo el trayecto de arterias coronarias, etc)
Deficiencias en la toma de muestras o en la interpretación de los resultados de su examen.
Patólogo forense sin capacitación adecuada.

DOCUMENTOS MEDICO LEGALES
La autopsia medicolegal genera dos documentos médicos: uno es el protocolo de autopsia y el otro, el dictamen medico legal.
El protocolo de autopsia es el documento que contiene la descripción de todas las comprobaciones hechas por el médico, en el examen del cadáver y en los estudios complementarios de laboratotio y gabinete.
El dictamen medicolegal, en cambio, es el documento de utilidad judicial debido a que es redactado en terminos comprensibles para el juez y otras autoridades. Incluye las partes siguientes:
ENCABEZAMIENTO. En él se índica el nombre del fallecido, su edad, el lugar y la fecha de su muerte; número, fecha y hora de la autopsia.
CAUSA DE LA MUERTE. Se debe expresar en términos sencillos. La terminología médica puede incluirse en parentesis.
OTROS HALLAZGOS DE AUTOPSIA. Se enumeran traumatismos o enfermedades secundarias.
MANERA DE MUERTE. Conviene dar alternativas y, ante la imposibilidad de hacerlo, especificar acerca de la manera planteada, "desde el punto de vista medicolegal"
RESULTADO DE EXAMENES DE LABORATORIO. Debe incluirse la interpretación médica en términos sencillos.
COMENTARIO. Es la correlación de las comprobaciones de la autopsia con las circunstancias de la muerte o con los resultados de los análisis de laboratorio.
FOTOGRAFÍAS Y DIAGRAMAS. Debe incluirse siempre una fotografía del rostro, de frente, con propósitos de identificar al difunto. Además, se agregarán aquellas otras fotografías o diagramas que permitan aclarar la ubicación, distrbución, número, tipo y gravedad de las lesiones.
INTERVALO POSMORTEM
Es el tiempo transcurrido desde el momento en que se produjo la muerte verdadera de un individuo.
CADÁVER RECIENTE.
En la determinación del intervalo posmortem en el cadáver reciente son útiles las reacciones supravitales, los fenómenos cadavéricos tempranos y algunos criterios bioquímicos.
Reacciones supravitales.
Se llaman supravitales porque corresponden a la capacidad de respuesta que el organismo conserva mas allá de la vida, ante estímulos eléctricos, químicos o mecánicos.
Excitabilidad muscular posmortem.
Consiste principalmente en la excitabilidad por corriente farádica, propuesta por Prokop. Se emplean dos agujas se insertan en los ángulos externos de los ojos y de los labios. Una reacción puede ser fuerte, mediana y débil. Es fuerte cuando hay una contracción facial generalizada. Es mediana cuando la reacción está confinada a las partes blandas circundantes, y débil cuando la reacción se limita a una contracción fibrilar.
Los resultados promedio referidos al intervalo posmortem son los siguientes:
a los 45 minutos, contracción facial generalizada;
a los 75 minutos, fuerte contracción de los párpados con mediana excitación de los labios;
a los 105 minutos, mediana exitación de los labios;
a los 135 minutos, débil excitación los párpados y ninguna respuesta cuando se trata de excitar los labios.

Reacciones pupilares.
consisten en la contracción ( miosis) o dilatación (midriasis) de la pupila cuando se inyectan en el ojo sustancias como la pilocarpina y la hematropina. Entre 8 y 17 horas puede haber midriasis; entre 14 y 20 horas miosis, y entre 3 y 11 horas la doble reacción.
Cambios retinianos.
Uno de estos cambios es la fragmentación de las columnas de eritrocitos en los vasos de la retina, que se produce entre 5 y 120 minutos. Otro es la decoloracion del disco, que empieza a los 5 minutos y se completa entre las 7 y 10 horas. Finalmente, después de 15 se vuelve gris o de tono amarillo grisáceo uniforme.
Coagulación posmortem.
Se utiliza sangre de la vena femoral, que se recoge en un tubo de ensayo. La coagulación se produce entre 1 y 12 horas.
Fenómenos cadávericos
Es su orden, son de utilidad en la práctica medicoforense, el enfriamiento, las livideces y la rigidez cadávericas.
Livideces cadavéricas.
Habitualmente aparecen a las tres horas de la muerte y sólo son modificables durante las 12 primeras horas de su formación. En las siguientes 12 horas no se modifican, pero aún pueden formarse nuevas livideces. Después de las 24 horas se fijan y yano es posible que se modifiquen las existentes o que se formen otras nuevas.
Rigidez cadavérica
Empieza a las tres horas y se completa entre 12 y 15 horas. Desaparece en un lapso que oscila entre 24 y 30 horas. En temperatura promedio, Knight propone el siguiente esquema:
Si el cadáver está tibio y flácido, el intervalo posmortem es menos de 3 horas.
Si el cadáver está tibio y rígido, el intervalo es de 3 a 8 horas.
Si el cadáver está frío y rígido, el intervalo es de 8 a 36 horas.
Si el cadáver está frío y flácido, el intervalo es de más de 36 horas.
Fenómenos fisiológicos.
De ellos analizaremos el contenido del estómago, de la vejiga y el crecimiento de la barba.
Contenido gástrico. clasicamente, se ha empreado el siguiente esquema:

°Alimentos bien diferenciales, muerte ocurrida una o dos horas después de la ingestión.

°Alimetos apenas reconocibles, muerte ocurrida cuatro a seis horas después de la ingestión.

°Estómago vacio, muerte ocurrida después de las seis horas de la ingestión.

Entre los factores que se hacen cuestionable la aplicación del vaciamiento gástrico como el criterio para establecer el intervalo posmorten.

1.- La digestión puede continuar algun tiempo después de la muerte.
2.- La naturaleza física de una comida afecta el tiempo de digestión gástricas: conforme más fluida sea, su vaciamiento será más rápido.
En un estómago vacío , los líquidos ingeridos casi no permanecen en él.
3.- La naturaleza de los alimentos modifica el tiempo de vaciamiento. Así , las grasas demoran la apertura del píloro, lo mismo que los licores.
4.- El sistema parasimpático (neuromogástrico) puede retardar o detener la movilidad gástrica y la secreción del jugo gástrico, asi como mantener el píldoro cerrado.
Cadáver antiguo
48 horas
2 meses
3 meses
2-4 meses
de 24 a 36 horas
MACHA VENOSA ABDOMINAL
VETEADO VENOSO
SAPONIFICACIÓN DE TEJIDO SUBCUTÁNEO
TRANSFORMACIÓN DE GRASA DE TEJIDO SUBCUTÁNEO
TRANSFORMACIÓN ADIPOSA DE MÚSCULOS SUPERFICIALES DE LA CARA
6 meses
3-4 años en sepultados en fosa
5 años sepultados bajo tierra
TRANSFORMACIÓN ADIPOSA DE MÚSCULOS PROFUNDOS DE LA CARA
DESAPARICIÓN DE PARTES BLANDAS
DESAPARICIÓN DE LIGAMENTOS Y CARTÍLAGOS
Descripción clásica de los restos esqueléticos
Capa de moho en sepultados en tierra
2-4 años
Inicio de destrucción
10-15 años
Estado quebradizo, frágil y superficie porosa
50 años
Desaparicion de la médula con persistencia de la capa negruzca de la materia orgánica que tapiza la cavidad.
6-8 años
Cavidad medular blanqueada
10 años
Full transcript