Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Untitled Prezi

Tertulia La nieta del Sr. Linh de Philippe Claudel
by

Mara Brusel

on 17 April 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Untitled Prezi

TERTULIA LITERARIA
La nieta del señor Linh
de Philippe Claudel I JORNADA DE ANIMACIÓN LECTORA
23 y 24 de abril 2013 Philippe Claudel
(Nancy 1962) Escritor, docente, guionista de cine y televisión.

Durante su época de maestro dio clases en liceos y en la Universidad de Nancy, donde fue profesor de Antropología Cultural y Literatura.

En su tiempo libre también impartió clases a niños discapacitados y a presos.

Es admirador de Simenon y de Jean Giono. Una fría mañana de noviembre,
tras un penoso viaje en barco,
un anciano desembarca en un país
que podría ser Francia,
donde no conoce a nadie
y cuya lengua ignora. Hace mucho que te quiero Silencio de amor En 2008 fue director y guionista de la película Il y a longtemps que je t'aime (Hace mucho que te quiero) que consiguió, entre otros premios, el César a la mejor ópera prima.

Su segundo filme, de 2011, lleva por título Tous les soleils (Silencio de amor). Publicó su primer libro, Meuse l'oubli, cuando tenía treinta y siete años.

La novela J'abandonne recibió el premio Francia Televisión 2000.
El libro de relatos Petites mécaniques obtuvo el premio Goncourt de Novela 2003.
Almas grises, su quinta novela, fue galardonada con el prestigioso premio Renaudot, también en 2003.
El informe de Brodeck fue premio Goncourt de los Estudiantes 2007. Muchas GRACIAS,
como siempre,
a los que leen y a los que escriben Fábula
sobre el exilio y el desarraigo 2006 Estilo depurado,
minimalista Éxito de ventas,
traducido a 25 idiomas Indochina,
colonia francesa
1854-1954 Puertos franceses,
¿Marsella? La mañana siempre vuelve,
siempre vuelve con su luz,
siempre hay un nuevo día,
y un día serás madre tú. TAO-LAI La batalla de Dien Bien Phu -Conozco su país, señor Taolai,...
Era joven. No sabía nada. Había una guerra. No la de
ahora, otra. Una de tantas. Porque parece que todas las guerras se ensañan con su país...
me dije que el paraíso debía ser parecido...
-Todas aquellas aldeas por las que pasamos, en la
jungla, aquella gente que vivía con nada y a la que
teníamos que disparar, aquellas casas, todas igual de
frágiles, hechas de madera y paja, como la de su
fotografía… El fuego devorándolas, los gritos, los niños que huían desnudos por los caminos, en medio de la noche iluminada por las llamas… El sudeste asiático,
posee unos paisajes impactantes,
su clima es tropical y
su economía netamente agrícola. Los padres de la niña eran los hijos del señor Linh.
El padre de la niña era su hijo. Murieron durante la
guerra que asola el país desde hace años. Una mañana fueron a trabajar a los arrozales, con la niña, y por la noche no volvieron. El anciano corrió a buscarlos. Llegó jadeando al arrozal. Ya no era más que un enorme agujero lleno de lodo, y al lado vio un búfalo despanzurrado, con el yugo partido en dos como una brizna de paja. También vio el cuerpo de su hijo y el de su nuera, y un poco más lejos a la niña, envuelta en sus pañales, con los ojos muy abiertos e ilesa, y a su lado una muñeca, su muñeca, tan grande como ella, pero decapitada por un trozo de metralla. "Eso es lo que piensa el anciano" SANG DIU: 'Mañana dulce' "los supervivientes se han dispersado
por los cuatro rincones del mundo" Aunque ignora el significado de las palabras de aquel hombre que lleva ya unos minutos a su lado, le gusta oír su voz, su timbre profundo, su grave fuerza. Por otra parte, puede que le guste oída precisamente porque no entiende las palabras y sabe que no lo herirán, que no le dirán lo que no quiere oír, que no le harán preguntas dolorosas, que no irán al pasado para desenterrado con violencia y arrojado a sus
pies como un cadáver ensangrentado. Fábula
sobre la amistad
y la soledad El señor Linh nunca tiene apetito.
Si estuviera solo no comería.
Pero si estuviera solo ni siquiera estaría allí,
en aquel país que no es el suyo.
Se habría quedado en su tierra.
No habría abandonado las ruinas del pueblo.
Habría muerto con él. "Las palabras de la canción
se burlan del tiempo,
del lugar y de la edad." El camarero vuelve con los platos. El señor Bark ha pedido lo mejor. Todo le parece poco. Se acuerda de la tarde del puerto, de todo lo que le salió del corazón y todo lo que dijo, y también del gesto del anciano cuando él se quedó callado, sufriendo y avergonzado. Eso no tiene precio. El señor Linh indica a su amigo que lo siga. Deja el
sendero y se interna en la espesura. Los últimos rayos de sol siembran de monedas de oro la alfombra de musgo y, de pronto, en ese mosaico verde salpicado de fuego aparece una fuente. Nace entre dos piedras y su agua sigue cinco direcciones, como si dibujara la forma de una mano extendida con los cinco dedos separados, una mano abierta, una mano ofrecida. Los cinco hilillos de agua desaparecen en el suelo unos pasos más allá, tan
milagrosamente como han surgido a la luz.
-Esta fuente no es una fuente normal-explica el
señor Linh-. Se dice que su agua tiene el poder de hacer olvidar a quien la bebe, de hacerle olvidar las cosas malas. Los ojos del señor Taolai están cerrados. De una
herida invisible en la parte posterior del cráneo le mana un poco de sangre, que sigue la pendiente de la calzada como un vacilante arroyo y acaba separándose en cinco hilillos distintos: parece el esbozo de una mano con sus cinco dedos. El señor Bark contempla esa mano que fluye y dibuja la vida de su amigo, la vida que abandona su cuerpo. Curiosamente, ver el dibujo que traza la sangre del señor Taolai sobre el asfalto le recuerda vagamente un sueño que tuvo unas noches antes, un sueño que trataba de un bosque, de una fuente, de un atardecer, de agua fresca y olvido. El señor Bark Novela de emociones, contrastes y olores
Full transcript