Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

EL ACTO JURIDICO

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL ACTO JURIDICO

EL ACTO JURÍDICO
EL ACTO JURíDICO
El acto jurídico es el acto humano, voluntario, licito, con manifestación de voluntad destinada a crear, regular, modificar y extinguir relaciones jurídicas.
CLASIFICACIÓN
1.- ACTOS DE DERECHOS PRIVADOS Y DERECHO PÚBLICO.
2.- ACTOS UNILATERALES, BILATERALES Y PLURILATERALES.
3.- ACTOS RECEPTICIOS Y NO RECEPTICIOS
4.- ACTOS PATRIMONIALES Y EXTRAPATRIMONIALES.
5.- LOS ACTOS TÍPICOS Y ATÍPICOS.
6.- ACTOS ENTRE VIVOS (“INTER VIVOS”) Y ACTOS POR CAUSA DE MUERTE (“MORTIS CAUSA”).
7.- ACTOS FORMALES Y NO FORMALES.
8.- ACTOS CONSENSUALES Y REALES.
9.- ACTOS ONEROSOS Y ACTOS GRATUITOS.
10.- ACTOS PRINCIPALES Y ACTOS ACCESORIOS.
11.- ACTOS PUROS Y MODALES.


EL HECHO JURÍDICO.
Los hechos jurídicos son aquellos a los cuales el Derecho califica de acuerdo con ciertos valores, atribuyéndoles ciertas consecuencias, configurándolos y tipificándolos objetivamente como integrantes del supuesto de la norma, llámese esta ley, tratado, ordenanza, decreto, etc.
CLASIFICACIÓN DE LOS HECHOS JURÍDICOS
1. HECHOS JURÍDICOS NATURALES.
2. HECHOS JURÍDICOS HUMANOS.

EL NEGOCIO JURÍDICO
CONCEPTO.- Los negocios jurídicos son manifestaciones de voluntad dirigidas, como, propósito práctico, a la constitución, modificación o extinción de una relación jurídicamente relevante. El negocio jurídico es el medio, con el que cuentan las personas para ejercitar su autonomía privado, que es antes que nada, real poder de desarrollar la propia personalidad, regulando, como mejor le parezca uno, sus propios intereses.
CARACTERISTICAS:
1.- Vigencia de la autonomía privada y de la libertad individual
2.- Aplicación de idea de conmutatividad del comercio jurídico
3.- Observancia de aquella conducta que exige en cada caso la buena fe
4.- Protección de la seguridad del tráfico jurídico

TEORIAS:

A.-TEORÍA FRANCESA:
La teoría francesa produce la teoría del acto jurídico, que curiosamente no ha sido recogida por el código civil Francés de 1804, pero si fue asimilada por otros códigos, aunque con ciertas variantes como fue el código de chile de 1857 y el código Civil argentino, el código civil peruano.
C.- TEORÍA ITALIANA:
Ante la teoría francesa del acto jurídico, surge la doctrina alemana que instituye la teoría del negocio jurídico y que se origina en la corriente pandectista alemana y se consagra, entre otros cuerpos legislativos, en el Código Civil alemán de 1900.
B.-TEORÍA ALEMANA:
Doctrina italiana define al negocio jurídico como “una manifestación de la autonomía de la “persona” que, son su propia voluntad, atiende a la satisfacción de sus necesidades mediante la creación, modificación o extinción de relaciones jurídicas, que pueden ser o no patrimoniales
ESTRUCTURA DEL NEGOCIO JURIDICO
1.4.2.- ESTRUCTURA MODERNA DEL ACTO JURÍDICO

1.4.1.- ESTRUCTURA TRADICIONAL DEL NEGOCIO JURÍDICO

Tradicionalmente la doctrina clásica considera al acto jurídico conformado por tres tipos de elementos
ELEMENTOS ESENCIALES
Los elementos esenciales o generales hacen referencia a los componentes comunes a todo acto jurídico, por lo que son imprescindibles en su estructura.
ELEMENTOS NATURALES
Los elementos naturales o propios son los que aparecen en el acto, pero no de manera irrecusable, de tal suerte que por voluntad de las partes interesadas pueden ser apartados
ELEMENTOS ACCIDENTALES
Los elementos accidentales, por su parte, son los que no se consideran como pertenecientes normalmente al acto jurídico del que se trate, sino que únicamente viene a adherirse mediante una estipulación expresa por los celebrantes.

LOS ELEMENTOS
En la doctrina moderna se hace referencia a los requisitos como todas aquellas condiciones que deben cumplir tanto los elementos como los presupuestos, para que el acto jurídico formado por la concurrencia de los mismos, pueda producir válidamente sus efectos jurídicos.
LOS PRESUPUESTOS:
La doctrina moderna hace referencia a los presupuestos, los cuales se definen como los antecedentes o términos de referencia, es decir, todo aquello que es necesario que preexista para que el acto jurídico pueda celebrarse o formarse.
LOS REQUISITOS:
Son aquellos componentes del acto jurídicos, esto es aquellos que conforman el acto jurídico celebrado por los sujetos.

ESTRUCTURA MODERNA DEL ACTO JURÍDICO
ELEMENTOS:
VOLUNTAD.
La voluntad, en términos muy generales, se concibe estructurada por decirlo de algún modo por dos subvoluntades: la voluntad interna y la voluntad externa. Es decir, se entiende que un acto voluntario goza de un elemento interno y otro externo.
La causa se entiende como un control de juridicidad y de moralidad, que, dentro del ordenamiento jurídico, asume una función calificadora de los intentos prácticos de los particulares.
FORMA SOLEMNE
A.- VOLUNTAD.
La voluntad, en términos muy generales, se concibe estructurada por decirlo de algún modo por dos subvoluntades: la voluntad interna y la voluntad externa.

A.- SUJETO
El sujeto es el agente que celebra al acto al acto jurídico, pero por su calidad de sujeto no puede ser conformante del negocio. Es decir, si el sujeto es quien realiza el acto jurídico, dicho acto no puede contenerlo, ya que el, más exactamente, es parte componente de la fuente del negocio.
B.- OBJETO
Para poder concebir al objeto como presupuesto negocial, previamente daremos de modo breve algunos alcances de lo que se ha entendido y debe entenderse por él.
El objeto es el contenido sustancial del acto, conducta humana, norma conducta y bienes involucrados a resueltas del negocio jurídico. (TANTALEÁN ODAR, 2010).

LOS PRESUPUESTOS
• capacitación legal de ejercicio.
• Capacidad natural
• Licitud
• Posibilidad física y jurídica del objeto.
• Determinación en especie y cantidad.
• Voluntad sometida a proceso normal de formación.

LOS REQUISITOS:

Los actos de derecho público
o denominados actos jurídicos administrativo son aquellos en que hay una manifestación de voluntad proveniente de la administración pública como órgano o ente público. Y no como simples sujeto de derecho.
Los actos jurídicos de derecho privado
se caracterizan porque la manifestación de voluntad proveniente de sujetos (uno o más) particulares, privados. Mediante estos actos se establecen relaciones jurídicas de coordinación.

1.- ACTOS DE DERECHOS PRIVADOS Y DERECHO PÚBLICO
ACTOS UNILATERALES, BILATERALES Y PLURILATERALES.
Los actos son unilaterales
cuando para su formación basta la declaración de voluntad de una persona o parte; hay un único centro de intereses. Por ejemplo el testamento.
Los actos son Bilaterales
cuando para su formación se requieren de la declaración de voluntad de dos partes distintas por ejemplo, el matrimonio, la compraventa.
Los actos son plurilaterales
los que proceden de las de dos partes. La manifestación o manifestaciones de voluntad de cada parte (según que cada parte este integrada por una o por dos o más personas) van dirigidas a cada una de las otras partes.

ACTOS RECEPTICIOS Y NO RECEPTICIOS
Los actos son no recepticios
cuando la manifestación de voluntad tiene eficacia sin necesidad de que sea dirigida a alguien e independientemente del conocimiento que el destinatario adquiera de ella o de ser aceptación.
Los actos son recepticios
cuando para que produzcan efectos es necesario que la manifestación de voluntad este dirigida a un destinatario determinado y sea de conocimiento del o que haya estado en posibilidad de conocerla.
ACTOS PATRIMONIALES Y EXTRAPATRIMONIALES
Los actos patrimoniales
son aquellos con los que se producen relaciones jurídicas con contenido económico.
Los actos extrapatrimoniales
o de índeole personal generan relaciones jurídicas personales. Por ejemplo: el matrimonio, el reconocimiento de hijos, la adopción.
LOS ACTOS TÍPICOS Y ATÍPICOS.
Los actos típicos
son los previstos y regulados por el ordenamiento jurídico. Los actic típicos son los que mas frecuentemente se celebran, razón por la cualcuentan con una deisciplina legal propia.
Los actos atípicos
no tienen regulación legal se deben a la inventiva de las personas, quienes pueden realizarlos por estar perimitidos por el derecho. El ordenamiento jurídico no ha dispuesto para ello un esquema particular.

ACTOS ENTRE VIVOS
Y ACTOS POR CAUSA DE
MUERTE

Los actos jurídicos entre vivos
o”inter vivos” son aquellos cuya eficacia no depene de la muerte del actor del acto, por ejemplo los contratos y el matrimonio.
Los actos jurídicos mortis
causa o de última voluntad denominados actos de última voluntad, son aquellos que paraqure produscan efectos es necesario que se produzca la muerte del sujeto que lo ha llevado acabo.

ACTOS FORMALES Y NO FORMALES
Actos no formales
son aquellos para cuya celebración el ordenamiento no señala una forma, pudiendo los interesados usar la que juzgen conveniente (verbal, escrita, alfabetos convencionales, etc.).
o solemne
Actos formales
son aquellos para cuya realización el ordenamineto jurídico señala un forma. La forma prescrita por el ordenamiento puede ser probatoria

ACTOS CONSENSUALES Y REALES
CONSENSUALES:
A los actos bilaterales o plurilaterales no formales se les denominada consensuales, cuando se perfeccionan por el simple consentimiento,por ejemplo, la compraventa que se perfecciona por el simple acuerdo entre vendedor y comprador, sin necesidad de la entrega del bien ni el pago del precio, ni de la observacia de ninguna formalidad.
Actos reales
son aquellos que se perfeccionan en la entrega del bien. Por ejemplo, la constitución de garantía moviliaria con desplazamiento que solo se perfecciona con la traditio del bien garantizado.

ACTOS ONEROSOS Y ACTOS GRATUITOS
Acto oneroso

es oneroso cuando hay un enrriquecimiento y un empobrecimiento recíproco de las partes, por ejemplo, en la compreventa, la permuta, el seguro.
Acto gratuito

es el que beneficia exclusivamente a una sola de las partes, sinque ella se obligue a nada, por ejemplo, la donación, comodato, la fianza, la institución de heredero, el legado.

ACTOS PRINCIPALES Y ACTOS ACCESORIOS
Los actos principales
existen por sí solo, tiene vida propia, su existencia no depende de la existencia de otros actos, ejemplo, el matrimonio, el depósito, el mutuo.
Los actos accesorio
son aquellos cuya exitencia depende la existencia de otros actos a los cuales acceden. Por ejemplo, la fianza, la hipoteca, el acto de retroventa.

ACTOS PUROS Y MODALES
Actos puros y simples
son los que reunen solamente los elementos o requisitos esenciales comunes a todo acto jurídico
y los elementos esenciales específicos del acto jurídicos de que se trata
Actos modales
son los que además de reunir los requsitos esenciales para su validez, presentan ademas ciertos elementos accidentales que postergan o ponen fin a la eficacia del acto (plazo). O que inciden en la exitencia de los efectos del acto (condición). O que imponen una obligación a cargo del veneficiario con un acto de liberalidad (cargo).

LOS HECHOS JURÍDICOS NATURALES
Son aquellos en los cuales no participa la voluntad humana y existe una presencia de los fenómenos de la naturaleza, que son la causa de dicho hecho. Pueden ser considerados hechos jurídicos naturales el nacimiento, la desaparición y la muerte. Por ejemplo, el transcurso del tiempo, recogido y valorado por el ordenamiento jurídico, puede asumir la calificación del plazo o término

Los hechos jurídicos humanos o internos, son aquellos que provienen de la conducta de las personas. Por ejemplo; un contrato, un testamento, un homicidio
LOS HECHOS JURÍDICOS HUMANOS:
Se divide en:
- HECHOS JURÍDICOS HUMANOS VOLUNTARIOS.
- HECHOS JURÍDICOS HUMANOS INVOLUNTARIOS


Los hechos jurídicos humanos voluntarios, son aquello que realiza el hombre; pero cuya consecuencia no es deseada y incluso pueden haber sido realizados sin discernimiento.

HECHOS JURÍDICOS HUMANOS INVOLUNTARIOS.
Son aquellos hechos que se realizan con discernimiento, intensión y libertad.
HECHOS JURÍDICOS HUMANOS VOLUNTARIOS
Se divide en:
HECHOS JURÍDICOS VOLUNTARIOS LÍCITOS
Tradicionalmente se les entiende como aquellos que no contraviene al ordenamiento legal imperante a lo que “no sea (n) contrario (s) a las normas de orden público ni a las buenas costumbres.
HECHOS JURÍDICOS VOLUNTARIOS ILÍCITOS
Se dice que estos hechos no constituyen actos jurídicos, en contraposición a los hechos jurídicos humanos voluntarios lícitos que, según el código civil peruano, son los únicos que pueden configurarlo.

CLASES DE NEGOCIOS JURÍDICOS
NEGOCIOS JURÍDICOS PLURILATERALES.
Teniendo en cuenta la clasificación de Diez Picazo (DIEZ PICAZO, 1996), son negocios plurilaterales, cuando los autores del negocio son más de dos personas (el negocio de formación de una sociedad).
NEGOCIOS JURÍDICOS BILATERALES:

Por su parte son bilaterales cuando el negocio es una obra común de dos personas que reglamentan así sus recíprocas relaciones respecto de determinados bienes (contrato de compraventa o un contrato de arrendamiento); en términos generales el negocio jurídico bilateral ha sido identificado como el contrato.
NEGOCIOS JURÍDICOS UNILATERALES
Los negocios jurídicos son unilaterales, cuando lo declaración de voluntad proviene de una sola persona. Algunos ejemplos tenemos: el testamento, la renuncia de un derecho, la ocupación de una cosa abandonada.

INTERPRETACIÓN DEL ACTO JURÍDICO
La interpretación comprende la globalidad de la actividad jurídica constituye un dato ineludible de la experiencia jurídica. Sin interpretación no hay derecho. La interpretación jurídica es realizada por: los jueces y los árbitros con miras a la solución de un conflicto jurídico; por lo legisladores que tienen que interpretar.
Cuestión de hecho:
Que a su vez se puede desdoblar en una primera fase de establecimiento de los datos o fijación previa de los hechos a interpretar; y una segunda de averiguación del sentido negocial concreto.
Cuestión de derecho:
Se refiere al tratamiento dado por el derecho a la declaración de voluntad.
Tiene dos facetas
a)
la calificación del negocio
b)
la reconstrucción o heterointegración del negocio


se divide en:
NECESIDAD DE INTERPRETAR JURÍDICAMENTE.
El estudio de la interpretación es fundamental para la teoría y la practica en el derecho, pues sin la fundación interpretativa no es posible la observancia de las normas ni el fundamento del orden jurídico.
DEFINICION DE INTERPRETACIÓN JURÍDICA
La interpretación de los actos jurídicos es un modo de existencia particular de la interpretación jurídica.
Esta desde el punto de vista de la declaración de voluntad es objetiva y subjetiva.
Objetiva
porque se dirige a las declaraciones o comportamientos encuadrados en un complejo de circunstancias que les confiere un significado y valor, de acuerdo al sistema de valores de la sociedad o grupo en el cual se inscriben.
Subjetiva
porque opera sobre los sujetos del acto: el interprete se pregunta por la voluntad de los autores del acto, si la declaración es o no manifestación de voluntad.

EL OBJETO DE LA INTERPRETACIÓN JURÌDICA.
Tiene por objeto, precisamente, el contenido de la manifestación de voluntad, que es normativo de las relaciones jurídicas entabladas por actos de la autonomía privada.
La norma como acto de voluntad, no es un producto de la naturaleza sino un modelo construido que parte de la observación rigurosa de los usos, de los comportamientos sociales. En consecuencia, su sentido no proviene de la naturaleza sino de la interpretación que se fundamente en la categoría del deber ser y que le otorga el carácter normativo.
INTERPRETACIÓN DEL ACTO JURÍDICO
La interpretación del acto jurídico es la técnica dirigida al conocimiento del contenido, sentido y alcance del acto, o sea, de la regulación establecida por el agente o los agentes que la crean, se trata de determinar el contenido del acto atribuyéndole su exacto significado que determine las obligaciones y los derechos que de él se deriven.
FINALIDAD DE LA INTERPRETACIÓN DEL ACTO JURÍDICO
La finalidad de la interpretación, aplicada a la manifestación de voluntad que genera y da contenido normativo al acto jurídico, es establecer su significado y determinar su sentido, es por eso que vamos a tratar de desarrollarlo tomando en cuenta las diversas opiniones de los juristas.
DIFERENTES CONCEPTOS DE INTERPRETACIÓN DEL ACTO JURÍDICO.
Este conjunto heterogéneo de conceptos ha sido repartido en tres grupos: el primer grupo pone énfasis en la función subjetiva de la interpretación
el segundo grupo, considera a la interpretación una actividad objetiva y se basa en la declaración aislada de los sujetos que la emitieron y referida al grupo social; en el tercer grupo se intenta establecer una integración de elementos

Se divide en:
1. CONCEPTO VOLUNTARISTAS
2. CONCEPTO DECLARACIONISTA
3.CONCEPTOS AMPLIOS

1. CONCEPTO VOLUNTARISTAS
Ciertos autores opinan que la interpretación se dirige a indagar la intención efectiva del agente; llamada en algunos casos “voluntad negocial”, todos ellos parten de la manifestación de voluntad para determinar el contenido del negocio, es decir, lo querido
2. CONCEPTO DECLARACIONISTA
La doctrina alemana en cambio, sostiene que el objeto de la interpretación son las palabras cuyo sentido y significación deben precisarse. La interpretación tiene que averiguar el sentido que en una declaración de voluntad es decisivo para el derecho, es decir, averigua el valor de la declaración de voluntad se investiga la voluntad real por que se considera que está expresada en la declaración.
3. CONCEPTOS AMPLIOS
Una de las definiciones más amplias es la que elabora Betti en su exhaustivo estudio sobre el negocio jurídico. “La interpretación que interesa al derecho es una actividad encaminada a indagar y reconstruir el significado que haya de atribuirse a una declaración o a un comportamiento dentro de la órbita social en que se expresa, desarrollando conforme a la ilación lógica, la formula usada o el tipo de comportamiento mantenido, y ajustado y sus eventuales interferencias con el pensamiento del autor tiende a obtener la idea que se les atribuye en el ambiente social, integrando así, en su contenido, el supuesto del acto jurídico”.


EVOLUCIÓN DEL CRITERIO INTERPRETATIVO
Según afirma Boffi, el Derecho Romano impidió el libre juego de la voluntad debido a su excesivo formalismo, sobre todo en el Derecho primitivo.
El formalismo fue cediendo cuando Roma se convirtió en gran ciudad comercial e hicieron su aparición actos que se fueron despojando del rigor formalista. De este modo, a falta del criterio único que era derivación del formalismo, se tuvieron que idear nuevos criterios de interpretación considerando la necesidad de indagar el sentido y alcance de los actos jurídicos. Tales criterios se orientaron hacia la voluntad real de los celebrantes para hacerla prevalecer sobre la manifestación. Fue así que la interpretación de los actos jurídicos fue dando primacía al querer interno del sujeto sobre la expresión de su voluntad y que este criterio perdurara y se plasmara en las doctrinas informantes del Código Napoleón.
TEORÍAS QUE SUSTENTAN LOS CRITERIOS INTERPRETATIVOS
Los criterios interpretativos se fundamentan en dos teorías que, aunque extremadamente opuestas y hasta inconciliables, han servido de sustento a la codificación civil y, como en el caso del Código Civil vigente en nuestro país, con algunos matices orientados a atemperar su rigor.
LA TEORÍA DE LA VOLUNTAD.
Para esta teoría, en suma, la voluntad interna debe prevalecer sobre la manifestación, ya que no puede haber eficacia jurídica si no hay una voluntad exteriorizada coincidente con la voluntad interna. La declaración sin una voluntad que le corresponda, afirmo Coviello, no es más que una mascara, un cuerpo sin alma
LA TEORÍA DE LA DECLARACIÓN

Sostiene la prevalencia de la voluntad manifestada sobre la voluntad in¬terna, pues considera que ésta, en sí misma, no tiene significado jurídico ya que los efectos jurídicos se producen con su exteriorización.

se divide en:
LA CONCILIABILIDAD DE AMBAS TEORÍAS
Tanto la Teoría de la Voluntad como la Teoría de la Declaración son contrapuestas, por lo que se considera que ambas llegan a resultados de sumo rigor y que pueden dar lugar a situaciones injustas.
La Teoría de la Voluntad
le niega a quien recibe la manifestación el valor de sus expectativas o la confianza puesta en la manifestación que ha recibido, poniéndolo en la necesidad de hasta admitir la reserva mental con la que pueda actuar el manifestante.
La Teoría de la Declaración
por el contrario, al hacer prevalecer la declaración le niega al manifestante la relevancia de los factores perturba¬dores que puedan haber afectado el proceso formativo de su voluntad.
CLASES DE INTERPRETACIÓN
La teoría general de derecho distingue tres clases de interpretación, según los órganos o las personas que realicen la labor hermenéutica o interpretativa. Así en doctrina se habla de la interpretación auténtica jurisdiccional y doctrinal.
LA INTERPRETACIÓN AUTÉNTICA:
La interpretación auténtica es la que realizan las mismas partes celebrantes del acto jurídico mediante una declaración complementaria con la finalidad de precisar el sentido y alcance de las manifestaciones de voluntad que dieron lugar al acto jurídico en torno al cual se ha producido la desinteligencia.
LA INTERPRETACIÓN JURISPRUDENCIAL O JURISDICCIONAL
La interpretación jurisprudencial es la que realizan los órganos jurisdiccionales, sean jueces o árbitros, cuando por la desinteligencia de las partes de un acto jurídico, sea por oscuridad o ambigüedad de la manifestación de voluntad, se recurre a un órgano jurisdiccional para que establezca su sentido y alcance
LA INTERPRETACIÓN DOCTRINAL:
Es realizada por terceros como una función de asesoramiento, por ejemplo la opinión de un jurista sobre la significación y alcances de un acto jurídico. No tiene carácter vinculatorio para las partes ni para el intérprete, aunque si puede tener influencia moral sobre terceros, especialmente sobre los magistrados, según el grado de prestigio del intérprete.
LAS NORMAS COMPLEMENTARIAS
contienen respectivamente el criterio de interpretación interdependiente o sistemático y el de la interpretación teleológica o finalista.
EL MÉTODO DE LA INTERPRETACIÓN INTERDEPENDIENTE O SISTEMÁTICO

La interpretación sistemática (o contextual o interdependiente), parte del hecho de que el acto jurídico es un todo integral, una unidad indivisible, hallándose sus estipulaciones concatenadas las unas con las otras, cuya significación es una.

LA INTERPRETACIÓN FINALISTA
El Art. 170, que es el tercero que da contenido a las normas de interpretación contempladas en el Código Civil, establece que “Las expresiones que tengan varios sentidos deben entenderse en el más adecuado a la naturaleza y al objeto del acto”, en relación al cual debemos advertir que la locución objeto debe entenderse como finalidad, pues se trata, propiamente, de la finalidad del acto y no de su objeto.


se divide en:

La calificación del acto jurídico
debe conducir al intérprete a someterlo a un régimen legal determinado lo que, como es obvio, constituye una cuestión de derecho. La calificación es consecuencia de la interpretación y ella hace viable la aplicación del régimen legal aplicable permita integrar las lagunas o vacios de la manifestación de voluntad y, por ese medio, integrar el acto jurídico, que es también una cuestión de derecho.

La función integradora
mediante la aplicación de las normas legales supone, pues, distinguirlas en imperativas y supletorias. En relación a las normas imperativas, si las partes expresan lo mismo, su expresión es irrelevante, y si expresan lo contrario, su expresión es ineficaz, no teniendo el intérprete nada que hacer, pues por el imperio de la norma la declaración en oposición a ella no puede prevalecer y deviene en ineficaz.

CALIFICACIÓN E INTEGRACIÓN DEL ACTO JURÍDICO
LA PROBLEMÁTICA DEL USO DEL LENGUAJE Y LA JUSTIFICACIÓN DEL PROCEDIMIENTO INTERPRETATIVO.
Es verdaderamente difícil encontrar el significado del término interpretación, sobre todo por las limitaciones cuantitativas inherentes a la labor que ahora nos proponemos realizar.Es oportuno, entonces referirnos a los significados que estrictamente nos sirven para realizar un análisis jurídico de la actividad interpretativa, en tanto es un hecho aceptado que se trata de un término que se presta a multiplicidad de uso, que varían según el objeto sobre el que recae, el contexto en el cual dicha actividad se inserta o la finalidad a que ella tiene.
LA INTERPRETACIÓN SEGÚN BUENA FE
La doctrina ha sido concorde en considerar que el Intérprete debe, en su labor, someter el contenido negocial a una valoración según el criterio elástico de la buena fe, a través del cual es posible remitirse, de ser necesario, a valores y principios más generales.
DIFICULTADES PARA EFECTUAR UNA CONSTRUCCIÓN INTEGRAL Y COHERENTE DE UN SISTEMA INTERPRETATIVO.
Cuando el artículo impone que el acto jurídico debe de ser interpretado de acuerdo con lo que se haya "expresado en él" en nuestro parecer indica solamente la necesidad de que el primer punto de referencia en el denominado “procedimiento interpretativo” (en el sentido de que se conceptúe a la interpretación como el conjunto de actos concatenados dirigidos a establecer el sentido del precepto-regla contenido en un negocio jurídico), sean las conductas de significación expresiva, declaraciones u comportamientos y como tales materia de indagación preliminar o inicial en la labor del intérprete.
En el artículo 169° CC, tenemos una de las modalidades de la técnica hermenéutica conocida como interpretación sistemática, recogiéndose el denominado principio de la totalidad negocial, por lo que parte de la doctrina habla de una “interpretación total o global”.
Ella supone una averiguación del sentido que emana de la totalidad del íntegro del contenido del contrato, a través del examen de las cláusulas que reflejan el sentido de las conductas significativas que dan lugar a la formación de cualquier negocio jurídico en general

CONCLUSIONES:
El acto jurídico o negocio jurídico es el hecho, humano, voluntario o consciente y lícito, que tiene por fin inmediato establecer entre las personas relaciones jurídicas, crear, modificar o extinguir derechos y obligaciones cuyos efectos son deseados por las partes y sancionados por la ley. El acto jurídico produce una modificación en las cosas o en el mundo exterior porque así lo ha dispuesto el ordenamiento jurídico.
¡GRACIAS!
Full transcript