Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA

No description
by

on 17 October 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA

LA IDEA DE NACIÓN EN LA OBRA RETRATISTA
DE JUAN LOVERA
(1810-1841)

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA
FACULTAD DE HUMANIDADES Y EDUCACIÓN
DIRECCIÓN DE ESTUDIOS DE POSTGRADO
ÁREA DE ARTES



Trabajo que se presenta
para optar al grado de
Magister Scientiarum en
Artes Plásticas: Historia y
Teoría

Tutor
_________________
Prof. Janeth Rodríguez

Autor:
Raúl Álvarez Sierra

LA IDEA DE NACIÓN EN LA OBRA RETRATISTA
DE JUAN LOVERA
(1810-1841)

El propósito es estudiar aquellas características que unifican el sistema productivo de Juan Lovera.
Con esto se busca destacar las representaciones de nación, que se puedan encontrar en los retratos que realizó en tres décadas, del siglo XIX (1810-1841), y descubrir en ellos los aspectos que permitan revelar los rasgos de nación que emergieron en la Venezuela, de este período.


OBJETIVO GENERAL

• Analizar la representación del concepto de nación expuesta por Juan Lovera, a través de los retratos pictóricos realizados por el artista entre 1810 y 1841.


Definir las particularidades de la construcción del concepto de la nación venezolana para principios del siglo XIX.

Determinar las características teóricas de la comunión entre arte y nación.

Interpretar los elementos formales y simbólicos que reflejan una idea de nación presente en la obra plástica de Juan Lovera.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
Nación, retrato y representación.
Para determinar y delimitar el marco de esta investigación se tomarán en consideración los conceptos:
La nación se puede asumir como la conformación de una voluntad que desea crear una ideología unificadora, que exprese un sentimiento de identidad colectiva.

Por medio de la construcción imaginaria de un pueblo, es decir, la nación es el constructo de una abstracción colectiva, que
se suscribe bajo unos parámetros políticos como territorio, gobierno, legitimidad, entre otros.
En esta construcción se encuentra un mosaico de símbolos y mitos fundadores, difundidos a través de medios que alientan la imaginación y la representación de una unidad, en una sociedad dada.
Esto se logra gracias a una lengua determinada, un espacio circunscrito y un Estado político establecido que lo represente, lo mantenga y lo promueva.
El concepto de nación para esta investigación será tomado con mayor profundidad de
Benedict Anderson
, con su libro:
Comunidades Imaginadas. Reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo (1983)
Las características principales que componen esta definición son cuatro:
primero es imaginada porque sólo en la mente de los miembros que la componen existe la idea de nación, al tiempo que sólo ellos le dan el carácter que la representa, es decir, el estilo que la diferenciará de las demás naciones.
El retrato
Para el caso que nos atañe en esta investigación, el retrato fue uno de los temas más populares y de mayor demanda. Esto se debio a una nueva y emergente sociedad que veía en el retrato una representación de prestigio y poder.
El retrato es un cúmulo de signos y particularidades que no simplemente revelan una imagen de un individuo; sino que en ella se descubre un mundo representacional de la espiritualidad de un personaje, una sociedad y una época.
"Lo que recogen los retratos no es tanto la realidad social cuanto las ilusiones sociales, no tanto la vida corriente cuanto una representación especial de ella"
El Retrato

es sobre todo un sistema de formas cualitativas llenas de expresión. En él se manifiestan la personalidad del artista y la fisionomía de todo un grupo (Bialostocki, 1972:13). E ste género y el arte son la manifestación de una cultura como un todo y pueden ser una representación visible de una unidad social o cultural.
La representación, se concibe , como aquella forma material y simbólica que da razón, de algo real en su ausencia, como es el caso del retrato y su simbología.
REPRESENTACIÓN
Para Chartier, el concepto de representación colectiva es la introspección de cada individuo en las estructuras mismas del mundo social. Mediante este se construye una dinámica de los lazos sociales, a través, de un sin número de signos. Cada individuo social crea una representación de sí en el mundo, creando ideas que le permiten ir frente a la sociedad.
3. Las formas institucionalizadas, por las representantes sociales, quienes imponen y perpetúan la supervivencia del grupo, de la comunidad o de la clase
1. Un trabajo de clasificación y descomposición de las configuraciones intelectuales que se encuentran construidas de la heterogeneidad de los grupos sociales.
Para CHARTIER hay tres modalidades de relación con el mundo social que son:


2. Las prácticas que deben reconocer una identidad social, en sí. Las particularidades que hacen una diferenciación de compatibilidad social, generando en ella formas simbólicas de rango y status.
Metodología de investigación
Para lograr esto, se debe conocer, en términos generales, el contexto cultural donde ocurren los acontecimientos en que se enmarca la obra plástica. Este paso se da por estudiado y analizado gracias al trabajo previo de la fuente escrita de periódicos, constituciones, actas, literatura y textos en general de la época; al igual que por la bibliografía histórica de expertos del tema.
Método iconológico

Edwin Panofsky,
Descripción pre-iconográfica.
Análisis o iconografía.
Interpretación iconológica.
Estudio documental histórico, de referencia bibliográfica y de análisis iconológico.
Pre-iconográfico
Se realiza una descripción percibida por los sentidos.
Se analiza la obra de acuerdo a una experiencia práctica previa de elementos formales del arte y de la imagen.
Es un estudio primario que se concentra en las formas y en las leyes internas que determinan su configuración.
Iconográfico
La forma pasa a ser una imagen que se explica y clasifica dentro de una cultura determinada. En este nivel hay que poseer un mayor conocimiento del contexto en que se realizó la obra y del artista, para así poder relacionar los elementos formales de la obra con los significados que ella representa. Es una etapa asociativa, donde se accede al mundo de las representaciones.
La iconología
Aquí se pretende descubrir significados ocultos, lo que está expuesto y representado e incluso lo que no está y el porqué de su ausencia en la obra.
Este paso es llamado por Enwin Panofsky, el de la significación intrínseca o de contenido. Es aquí donde hay un descubrimiento, y una interpretación de los valores simbólicos de forma más profunda.
ESTADO DE LA CUESTIÓN
Para contextualizar esta investigación, con relación a Juan Lovera, se tomaron referentes importantes como:
Francisco Da Antonio, Textos sobre arte, Venezuela 1682-1982.
Enrique Planchart, La pintura venezolana.
Carlos Duarte, Juan Lovera, El pintor de los próceres.
El catálogo de la exposición: Juan Lovera.
El catálogo: Juan Lovera y su tiempo.
Roldán Grillet, (comp.), Fuentes documentales y críticas de las artes plásticas venezolanas: siglos XIX y XX.
Mariusa Salazar Bass, con su tesis de licenciatura El retrato en la pintura venezolana, de 1638 a 1850.
Vanessa Romero, con su tesis de licenciatura Juan Lovera más allá del arclásico. Una revisión al término arclásico en los retratos de ostentación.
Nelmy Requena, con la tesis de licenciatura Poder y representación: El retrato de grado en la pintura caraqueña (1780-1838),

(Caracas, 11 de julio de 1776 - 29 de enero de 1841)
Juan Lovera
El personaje de esta investigación es Juan Lovera, quien nace en Caracas el 11 de julio de 1776, en el marco de una sociedad monárquica, en una familia de pardos libres de clase media.
Estudió en el convento de San Jacinto, lugar en el cual los frailes dominicos le enseñaron técnicas de pintura y escultura.
Cuando tenía 22 años fue discípulo del pintor Antonio José Landaeta durante un año.
A los 23 años tenía su taller, frecuentado por viajeros naturalistas como Humboldt, de quien supuestamente realiza un retrato.
Luego se desempeñó como docente de dibujo en la escuela pública que dirigía Felipe Limardo.
Poseía un vínculo de maestro-alumno, un lazo familiar con los Landaeta y Ramón Cardozo. Este último, ebanista de gran prestigio, pues sus hermanos se habían casado con hijas de importantes representantes del arte y artesanía del momento.

Sus hermanos en la época republicana entraron a formar parte de los representantes administrativos de la sociedad, algunos de ellos ocupando puestos en el ayuntamiento caraqueño.

Estilo
El retrato fue el género predominante en sus obras, sin ser un artista de técnicas refinadas y académicas como lo eran los retratistas europeos, tuvo una prolífera y rica obra.
Su estilo se caracterizó por un distanciamiento tímido de la época colonial, y una entrada a la época republicana. Se destaca un toque moderno en sus retratos sobrios y de fondo plano.
El dibujo de las manos un tanto erróneo

con dedos pulgares toscos y gruesos
Orejas grandes y desproporcionadas
Poco cuidado con
la utilización de la forma y el color.

Un manejo del volumen y la proporción deficiente.
Hay un reconocimiento de la otredad,
una operación que permite la constitución de identidades.
La identidad estaba siendo definida por el otro, en particular por un personaje que poseía el poder de representarla con códigos del contexto que emergía en la época.
De igual forma existe la voluntad de ese otro que demandaba un producto y lo acepta;
es un espejo de esa nación y su espíritu.


La sociedad de la época estaba impregnada por el deseo de imprimir valores acordes a la república. Basados en la fidelidad a la independencia, la soberanía, la ciudadanía, la libertad, y demás derroteros de un pensamiento conforme a la emancipación.
El personaje es casi siempre presentado:
De perfil.
En escorzo o frontal,
por lo general en primer plano,
Con actitud solemne,
Un fondo de color plano, con poco espacio más allá de una pequeña área para revelar algún oficio, gusto, recinto o la escena de algún acto
José Joaquín González y González, quien era un hacendado que posó a los 39 años. Su hacienda Barrancon era una rica y próspera tierra dedicada a la agricultura en los alrededores de la villa de San Luis de Cura.
La actitud de calma y pose refinada, habla de un hombre de temperamento serio y de templanza. Una persona que comprende la sobriedad y la castidad.
Cualidades propias que debería tener el hombre de buenas costumbres y civilizado, según el Manual del colombiano o explicación de la ley natural.
La pintura reflejaba la virtud del trabajo y la producción económica a la que se dedica este personaje, y que era requerida en la república. Esto era acorde al espíritu de la nación.
La posición de la mano oculta dentro del traje, podría indicar:
Pertenecía a una logia masona
Un símbolo de buenas costumbres heredadas de la cultura francesa.
Una opción decidida por el artista para disimular su deficiencia técnica.
En los dos primeros casos es un representación de cualidades que se apreciaban en un hombre de principios republicanos, que valoraba virtudes individuales. Esto enmarcaba lo que podría ser un ciudadano modelo, reseñado en textos como Manual del colombiano o explicación de la ley natural.
Cristóbal Mendoza era doctor en derecho civil y canónico.
Fue representante al Congreso Constituyente de 1811.
El 5 de marzo de 1811 el Congreso lo designa a la cabeza del Triunvirato Ejecutivo que ejercería el gobierno del país.
Al instalarse el Poder Ejecutivo el 6 de marzo de 1811, le corresponde
asumir la presidencia de la república.
Asimismo, cuando el Congreso Constituyente declaró la Independencia el
5 de julio de 1811, Mendoza ejercía también la presidencia.
Fue presidente del Triunvirato que firma el Acta de la Independencia.
La moda se caracteriza porque solo portaban espada en las fiestas más relevantes, vestían atuendos franceses sombrero reducido, cabello corto y sin empolvar, pantalones hasta la cintura , levitas cortas y semiabrochadas.
Este personaje
representó parte de la nueva elite criolla
de comienzos del siglo XIX, exhibía un gusto por la lectura y
la actividad literaria.
Se reconoce a Mendoza como uno de los primeros historiadores que pretenden dejar testimonio de lo sucedido en los inicios de la república
Colección de documentos relativos a la vida pública del Libertador de Colombia y del Perú, Simón Bolívar, para servir a la historia de la Independencia de América, obra en 22 volúmenes, publicada entre 1826 y 1833.
Introducción a la Historia de Colombia y el Plan de la Historia de Colombia.
Representa un hombre-modelo en su actuar público. Es notoria la importancia que tienen los libros en estas obras. Se pretende
mostrar cualidades intelectuales


Esto permite rescatar otro elemento de la representación de nación, como es la importancia que en una república naciente se escriba y se lea.

La palabra escrita construyó las leyes y fortaleció identidades nacionales.

Los cuadros de miembros en la jerarquía eclesiástica son igualmente sobrios y carentes de símbolos religiosos. Tales como crucifijos o representaciones del poder de la Iglesia, no muy lejos de los retratos civiles. Hay una idea de igualdad.
El padre José Cecilio Ávila, fue un sacerdote que obtuvo los títulos bajo
los grados en filosofía y derecho, y doctorado en teología.
Fue catedrático de cánones desde 1820.
En 1825 fue electo
rector de la Universidad.
Ocupó varios cargos eclesiásticos, y fue
miembro de la Cámara de Representantes desde 1831 hasta su muerte.

La iglesia continuó siendo rectora espiritual y moral de la sociedad.
En las constituciones aún rezaban los principios de las ideas liberales, donde hay libertades que no van en contra de la Iglesia pero sí, en pro de las ideas del mundo de la razón.
Don Antonio Muñoz Tébar.
Miembro de la Sociedad Patriótica, escribe para el Seminario de Caracas y funda El Patriota Venezolano en 1811.
Su carrera en la administración pública se inicia como segundo oficial de la secretaría de Estado. Más tarde, continúa como primer oficial. Y termina siendo secretario de Gracia y Justicia desde marzo de 1812 hasta el 17 de mayo del mismo año, cuando
es escogido secretario interino de Estado, Hacienda y Relaciones Exteriores.

Fervoroso padre de la patria que profesó un amor por la república. Hasta sus últimos días participó en la causa patriótica, en 1813 . En 1814
fue colaborador de la Gazeta de Caracas
Era el encargado de
redactar boletines de guerra de las campañas de Bolívar
mientras le acompañaba; no es de extrañar que esto fuera lo que intentó representar Lovera en su pintura.
No es sólo un retrato que pretende recordar al ser querido, sino al hombre público que trabajó y ayudó a construir la nación.
El retrato recrea una historia simbólicamente nueva del orden civil y del cambio; así como la representación de espacios cívicos que pueden ser interpretados como los escenarios importantes donde el ciudadano se revela en el ámbito de lo público.
Representante civil a quien se le cede la soberanía en pro del bien común.
De los tres protagonistas, es de destacar el personaje de autoridad. Este personaje se encuentra , indiscutiblemente, en un primer plano sentado frente a la mesa; y el militar en un tercer plano le presenta un saludo.
El tumulto del 19 de abril de 1810
El 5 de julio de 1811
Un proyecto histórico matizado en la realización de un rito fundacional del país; y en los hábitos de la participación emocional que articulaban lo público y lo particular.

Estas obras son reflejo nacional debido a que representan el mismo hecho de fundación que daba un vínculo cultural, social, económico, físico y político.

El tumulto del 19 de abril de 1810. Es un suceso que se relata y se representa de manera idealizada, para afianzar la historia fundacional de Venezuela. Es precisamente esto lo que realiza Juan Lovera.
Representa a parte de los actores sociales activos de la Venezuela colonial y republicana. esta obra es la representación más heterogénea de la nación. En ella se hallan los representantes criollos de la sociedad, civiles, religiosos, pueblo en general; hasta se pueden hallar aquellos miembros que no poseían una condición de ciudadanos activos como los niños o negros, salvo las mujeres.
“La plaza pública se convirtió en un lugar adecuado no sólo para el culto y la religión, sino también para las festividades de la patria. La fiesta no sólo fue una forma de sociabilidad, pues al mismo tiempo cumplió una función ilustrativa que anunciaba la llegada de la independencia y con ella una nueva forma de convivencia social”
La plaza de caracas un espacio de comunión.


Aquí hay un acto donde el pintor buscó los argumentos verdaderos o verosímiles de estos acontecimientos para persuadir hacia la causa. Es decir, que es más importante la representación simbólica que la representación formal y real de los hechos.
Aquí hay una comunión de los dirigentes del pueblo más no del pueblo como tal
Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios Ponte y Blanco.
Este hombre es Reconocido como el padre de cinco naciones, por su papel en el proceso de emancipación de las tierras americanas de la corona española

Simón Bolívar aparece ataviado con el uniforme militar representando su función social como oficial y guía de la independencia.
Existe en su imagen una mitificación como símbolo nacional.
Una nación requiere de símbolos que logren fraternidad y comunión entre sus miembros. El gobernante, sus líderes heroicos y representantes (Bolívar aglutina todos ellos)
Esto posibilita al espectador percibirlo como una figura llena de anécdotas que hacían parte de su travesía para cumplir la meta forjada para el pueblo. Acentuando la idealización y la metáfora en su obra, permitiéndole un rostro triunfalista que engrandeciera su poder y llenara de confianza al público
El retrato logra establecer un cierto equilibrio entre formalidad e informalidad. Por una parte, la formalidad dada por su vestir militar, sus accesorios y su espada símbolos de poder. Por otra, hay una representación acorde a los criterios de principios del siglo XIX, con una ostentación mesurada sin mostrar las medallas y condecoraciones recibidas.
A través de este modelo se trasmitían no sólo los ideales nacionalistas; sino, la mitificación para sustituir el altar de los santos coloniales por los santos de la nación. La pintura de héroes, además de darle legitimidad a la república, fue la respuesta frente a la necesidad de construir una memoria de la independencia.
















Doña María Camila Quintana de Vaamonte, nace en Caracas en 1779. Proviene de una familia caraqueña de alta alcurnia mantuana. Contrae matrimonio con el abogado Juan José Vaamonde, quien fuese miembro de la Municipalidad de Caracas y partidario del proyecto emancipador.
Esta mujer de condición social privilegiada, fue retratada de manera póstuma un año después de su muerte en 1829.

El retrato revela un código neutro, con poca expresividad basado en el lenguaje simple y la representación sencilla.No precisa intenciones de ostentación, elegante en su vestir, con accesorios que rayan en lo simple pero refinado. Un preciso peinado, un vestir sobrio que deja solamente el cuello al descubierto, revelando un conjunto de rasgos que la distingue de las clases menos afortunadas y la introduce en esa nueva élite criolla
El retrato femenino pintado por Lovera no descubre la participación activa en alguna acción, oficio o virtud, como sí muestran los retratos masculinos.
CONCLUSIONES
La investigación determinó la íntima relación que existe entre el discurso visual y el narrativo; es decir, pinturas e ideas expuestas en textos de representación de lo nacional como constituciones y manuales de comportamiento.

El diseño del método de análisis, permitió detectar de qué manera la creación pictórica de Juan Lovera compartía un conjunto de operaciones técnicas y conceptuales.

La obra de Juan Lovera construyó imágenes en las cuales se revela el discurso político. Una especie de texto oculto, cuyos códigos trasmitían valores culturales. Entre los que se destaca, la conformación de un imaginario de nación, como la obra El tumulto del 19 de abril.

Los retratos reflejan virtudes y expresan el conjunto de valores morales que debían moldear el orden social.

Lovera, creó un discurso ideal que plausiblemente configura la cotidianidad. Un proyecto que rehízo la cultura colonial para crear un Estado – Nación republicano.

La obra de Lovera permite ver símbolos que se utilizaron en el proceso de independencia, tales como: la postura, la vestimenta, una medalla, un libro o la simple sobriedad del contexto en que se ubica cada uno de los retratos, entre otros.


Esta formación de modelos logró tres objetivos discursivos: el control del retrato bajo unos parámetros republicanos; la necesidad de crear cuerpos representativos sobre los cuales se cimentaba la construcción del Estado-nación; y la creación de retratos frente a las acciones nacionales y culturales.


El arte del retrato, como espacio teatral, tenía un aparato escénico y un lugar de representación. La teatralidad se mantenía reservada a los espacios de lo privado. En la medida en que el discurso ideal, establecía unos mecanismos por donde la experiencia, de la élite representada, se podía trasladar a lo cotidiano. Esto permite transitar lentamente a lo público, a la construcción de sujetos dóciles que formaban el cuerpo social. En este contexto, la idealización del nuevo ciudadano encontraba su lugar en el entorno social.

Esta investigación espera contribuir tanto al conocimiento de la historia del retrato en Venezuela, de comienzos del siglo XIX; así como a la ampliación de la historiografía existente, relacionada con este género de la pintura y del proceso de formación de la sociedad en los inicios de la República. Desde esta perspectiva, se logró proporcionar un mayor análisis sobre el tema del retrato, como medio de información para revelar aspectos de la construcción de la nación.
Los investigadores del arte nacional y específicamente de Juan Lovera, destacan en sus trabajos análisis basados en disertaciones apoyadas en fuentes primarias diversas, como periódicos y textos literarios que hacen alusión al artista y ,por supuesto, a su obra en general.
Finalmente, este trabajo reafirma la necesidad de dejar de ver a las imágenes artísticas con un criterio unilateral, descontextualizadas. Hay que revalorarlas como posibles fuentes de información valiosa, para las investigaciones sociales e históricas.
GRACIAS
NACIÓN
Primero es imaginada,
porque sólo en la mente de los miembros que la componen existe la idea de nación.


En segundo lugar,
la nación además de imaginada es limitada.


En tercer lugar, el autor explica
la soberanía

que posee la nación.
Libertad para todos los que la componen.

Por último, la nación se presenta como
una comunidad.

existe una fraternidad imaginada.
La cual,
es horizontal pese a todas las diferencias.
La idea de nación en la Venezuela
de principios del siglo XIX
La voluntad de fundar una nación moderna, bandera de los emancipadores venezolanos, supone en sus principios esenciales la constitución de las modalidades.
A esto se le suma la
delegación de la soberanía del pueblo a los representantes
y, por consiguiente, la definición del cuerpo político reconocida como
los ciudadanos.
Dicho s ciudadanos, eran los entes sociales en quienes recayó la elaboración de una red de referencias. asi como de valores comunes capaces de cimentar esa comunidad de iguales, adherentes voluntarios de la nación.
El ciudadano
La estructura elitista monárquica de la colonia se conservó en gran medida con tintes más abiertos. Tintes cobijados por una manta republicana y con una historia nominal , de clase social que no pretendían eliminar.
“Soberanía es el resultado del poder y de la fuerza moral y física de los hombres congregados en sociedad”
Juan German Roscio, Pensamiento político de la emancipación
Se pueden dibujar dos personajes importantes en la palestra nacional. Por un lado, se encontraba un grupo de
ciudadanos e
n su sentido republicano, que son un cuerpo político en el que recae la soberanía de una nación; y por otro,
un grupo dirigente
con antiguas teorías capaces de guiar al Estado
Desde el punto de vista constitucional, el Estado se integra por tres ramas del poder público en Venezuela. Cada rama tiene una función propia:
ejecutiva, judicial o legislativa.

Puede existir colaboración entre estos al momento de realizar las diferentes actividades, alcanzándose así las funciones del Estado en pro del bienestar de los ciudadanos. esto era la
delegación de la soberanía del pueblo a los representantes

y, por consiguiente, la definición del cuerpo político reconocida como

los ciudadanos.

Los ciudadanos gozan del derecho de sufragio y tienen la potestad de nombrar a sus representantes. Se les obliga a procurar la felicidad general, aumentando su trabajo, talentos, industrias, las riquezas y comodidades propias que colectivamente forman la prosperidad nacional.
Las autoridades republicanas, era en su mayoría cristiana y católica, por lo que no rechazaron la religión y ésta se mantuvo presente en la vida pública y en la construcción de la nación venezolana.
Constitución de 1811: “El Poder Militar en todos los casos se conservará en una exacta subordinación a la autoridad civil, y será dirigido por ella.”
El ciudadano, la iglesia, el poder militar y la mujer
Este proceso de crear la nación tiene
la necesidad de comunicar y divulgar
las nociones que emanan de los representantes a los nuevos ciudadanos. Por esta razón las artes plásticas, la música, el teatro y demás manifestaciones que comenzarán a desarrollarse, tendrán como bandera, en su mayoría, la construcción de un imaginario de nación.
La mujer juega un rol destacado dentro de la construcción del elemento cultural de la nación, en virtud de que le corresponderá una visión heredada de la colonia, empero que era aplicable en el período republicano.
El Manual del colombiano o explicación de la Ley Natural. Es un catecismo de orientación ciudadana que circula en Caracas a partir de 1825, y que muchos atribuyen a Tomás Lander (1792-1845).


"P. ¿Cuáles son las virtudes individuales?
R. Las reduciremos a cinco, que son las más principales, a saber:
1 a La ciencia, que comprende la prudencia y la sabiduría.
2 a La templanza, que comprende la sobriedad y la castidad.
3 a La fortaleza o el esfuerzo de cuerpo y del alma.
4 a La actividad, esto es, el amor al trabajo y buen uso del tiempo.
5 a La limpieza o aseo del cuerpo, ya por lo que hace a los vestidos, y a la vivienda."

"La soberanía de un país reside esencial y originalmente en la masa general de sus habitantes y se ejercita por medio de apoderados o representantes, nombrados o elegidos conforme a la Constitución. [...] Ninguno es buen ciudadano ni hombre de bien, si no observa las leyes fiel y religiosamente, si no es buen esposo, buen padre de familia, buen hijo, buen hermano, buen amigo. [...] Has siempre a los otros todo el bien que quieras recibir de ellos. [...] No hagas a otros lo que no quisieras que se te hiciesen. [...] El mejor de los gobiernos será aquel que fuere más propio para producir mayor suma de bienes y felicidad, y estuviere más cubierto del peligro de una mala administración. [...] Todo ciudadano tiene derecho de escribir y publicar sus pensamientos y nadie puede impedir el desarrollo de sus facultades intelectuales, así como no puede hacerlo respecto de las facultades físicas".
Forma parte de los grupos de patriotas que huyen de Caracas en julio de 1814. La información que se tiene sobre su vida y producción artística entre 1814 y 1820 es confusa.
El primer indicio de su presencia en Caracas lo ofrece el cuadro de La Divina Pastora (1820).
Muere el 20 de enero de 1841
"entendida como una comunidad política imaginada como inherentemente limitada y soberana"
"Lo que recogen los retratos no es tanto la realidad social cuanto las ilusiones sociales, no tanto la vida corriente cuanto una representación especial de ella"
Peter Burke
"El Retrato es sobre todo un sistema de formas cualitativas llenas de expresión. En él se manifiesta la personalidad del artista y la fisionomía de todo un grupo"
Bialostocki.
• Constitución federal para los estados de Venezuela. Caracas, 1811.

• Constitución política del Estado de Venezuela. Angostura, 1819.

• Constitución de la Gran Colombia o Constitución de 1821. Cúcuta, 1821.

• Constitución del estado de Venezuela. Valencia, 1830.

• Acta de la Declaración de Independencia de Venezuela del 5 de julio de 1811. Caracas, 1811.

• Acta del 19 de abril de 1810. (Cabildo Municipal de Caracas). Caracas, 1810.

• “Acta de la Junta General del 30 de marzo de 1834”, sesión 115 de la Sociedad Económica de Amigos del País.

Constituciones y actas
Fuente primaria
LANDER, Tomás, Manual del colombiano o explicación de la ley natural. Caracas: Imprenta de Tomas Antero, 1825.

LOVERA, Juan, “Carta al General Carlos Soublette. 1821”

LOVERA, Juan,“Entrega del cuadro El 5 de junio de 1811 al congreso. Publicado en La Bandera Nacional, Caracas 30 de enero de 1838” .

LOVERA, Juan, “Esquela en el dorso de la obra El tumulto de 19 de abril de 1810, escrita de puño y letra, 1835” .

BELLO, Andrés, Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos.
Don Lino Gallardo, hacia 1830.

Don José Joaquín González y González, 1834.

Dr. Cristóbal Mendoza, 1825.

Dr. José Joaquín Hernández, hacia 1830.

Padre José Cecilio Ávila, hacia 1830.

Presbítero Sixto Domingo Freites, hacia 1830.

Don Antonio Muñoz Tébar, hacia 1838.

El tumulto del 19 de abril de 1810, 1835.

El 5 de julio de 1811, 1838.

Atribuido a Juan Lovera, Simón Bolívar, hacia 1827.

Doña María Camila Quintana de Vaamonte, 1829.
Retratos seleccionados
" La soberanía de un país reside esencial y originalmente en la masa general de sus habitantes y se ejercita por medio de apoderados o representantes, nombrados o elegidos conforme a la Constitución".
" Todo ciudadano tiene derecho de escribir y publicar sus pensamientos y nadie puede impedir el desarrollo de sus facultades intelectuales, así como no puede hacerlo respecto de las facultades físicas".
Lo nacional en los retratos de Juan Lovera
Para este caso, Lovera trata de crear un modelo común de cuerpo social: un cuerpo-espíritu, reflejado en los hombres que pinta.
Gestores de la nación, y de aquellos imaginarios de libertad, soberanía y ciudadanía, que empezarían a generarse desde el discurso formal e ideal.

El aporte del arte al conocimiento humano es innegable, no sólo desde la posición histórica y estética que lo inscribe en la sociedad como parte y patrimonio de ella misma; sino desde una óptica de lo que se podría denominar una propiedad de las ideas y lo intangible que es el que se reproduce en la experiencia de cada individuo social y que hace comunión con los imaginarios colectivos.
El cuerpo de los representantes sociales actuaba como una encrucijada entre el yo individual del retratado y la sociedad.
Desde este entorno, los líderes de la sociedad venezolana de la época utilizan como filtro de sus anhelos e ideales a Juan Lovera. Por medio del encargo de las pinturas, que había elegido un pequeño grupo de representantes, en los cuales se reflejaban sus modelos de comportamiento y sus valores sociales. Los retratos construían subjetividades a partir de modelos de imitación.
Full transcript