Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Somos lo que recordamos y recordamos lo que podemos contar,

No description
by

Candela Casas

on 20 March 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Somos lo que recordamos y recordamos lo que podemos contar,

2014
Somos lo que recordamos y recordamos lo que podemos contar, relatar, reinventar y metaforizar sobre nosotros. Cada recuerdo que atesoramos, repudiamos, sufrimos o superamos, forma parte de lo que somos y se despliega y manifiesta en nuestras prácticas.
Aprendiendo a ser docentes desde la primera vez que nos pusimos el guardapolvo....


El oficio del docente, es uno de los pocos oficios que comenzamos a aprender desde nuestro ingreso por el sistema educativo, antes de nuestra formación específica como docentes, comenzamos a aprenderlo desde chicos en nuestro paso como alumnos… es por esto que reflexionar sobre los relatos acerca de la evaluación que nos rodean y nos influyen es muy importante.
Objetivar
estas experiencias, es lo que nos permite poner distancia, y reflexionar sobre nuestras decisiones y acciones en la actualidad.


En esta clase nos acompaña
Frida Kahlo
: en el anecdotario construimos nuestros relatos, retratos, como Frida se autorretrataba nosotros buscamos poder recuperar a través de nuestro relato,
huellas
de nuestra
autobiografía docente
. Las imágenes nos vinculan al conocimiento desde la
emoción
, igual que los relatos, los recuerdos. En ellos nos reencontramos con maneras que asumimos para construirnos, esos recuerdos y anécdotas constituyen nuestras historias culturales, pero son construcciones que fuimos desarrollando y eligiendo seguir contando. Experimentamos el valor de la palabra de otro, para reconocernos en sus relatos, para refrendar nuestra mirada del mundo.

Los conceptos de evaluación que abordaremos, también son relatos
… que implican concepciones sobre cómo ver y
problematizar
la práctica de evaluación en nuestra práctica docente. Los conceptos de esta primer clase, comienzan a emerger a través de las historias, y nos permiten mirar con otros lentes las mismas.


Huellas y relatos
Algunos recuperaron su anécdota desde su experiencia de estudiantes, otros como docentes; algunos trajeron un recuerdo de una experiencia positiva, y muchos de recuerdos negativos… Recuperamos a Perrenoud, para analizar la influencia en la construcción identitaria de la evaluación:
“La evaluación necesariamente estimula las pasiones, dado que
estigmatiza la ignorancia de algunos para exaltar la excelencia de otros.
Cuando se reviven los recuerdos escolares, ciertos adultos asocian la evaluación a una experiencia gratificante, constructiva, mientras que para otros evoca una serie de humillaciones. Las apuestas de la evaluación escolar en el registro narcista, en el de las relaciones sociales y en los que toca sus consecuencias (orientación, selección, certificación) son demasiado grandes.” (Perrenoud, 2008, p. 7)
Huellas y relatos
La evaluación.... ¿al servicio de los aprendizajes? ¿o al servicio de la fabricación del fracaso y las jerarquías de excelencia?


Aparecen otras características que significan el momento de la evaluación vinculadas al control y a emociones negativas, como ser:
la tensión, los nervios, el miedo
(y hasta el terror) y el que aparecen como características, por ejemplo como expresa
Silvia
(caras de preocupación, nerviosisismo, ansiedad y miedo al fracaso),
en el relato de Florencia
(miedo a la evaluación oral)
,
en la historia de
Adriana
quién reflexiona sobre
¿qué consiguió esa profesora? "Que el temor al exámen oral me acompañará en todos los exámenes de la facultad y que a pesar de mis años todavía hoy me cuesta hablar o dar un mensaje en público".
La anécdota nos lleva a pensar en la evaluación como construcción de jerarquías en todas las dimensiones y a reflexionar sobre las huellas corporales que nos puede dejar una evaluación, ¿sacarnos la palabra? ¿la voz?





En la evaluación muchas veces se invierte las relaciones de saber por relaciones de poder.
“De tal manera que presentan las relaciones como si fueran de saber cuando fundamentalmente son de poder.”
Esto lo observamos por ejemplo en la anécdota de donde se ejercen relaciones de poder arbitrarias, injustas y de humillación al estudiante, mostrando como a su vez marcan los recorridos de los futuros de los estudiantes.
En la anécdota de
Patricia
dónde la profesora no realiza una devolución sobre lo realizado por las alumnas, lo cual resalta la importancia de trabajar sobre las dudas y su explicación si realmente estamos trabajando a servicio del aprendizaje.
En la anécdota de
Isabel
podemos ver la figura de un profesor autoritario, y cómo las figuras de los docentes dejan huella en nuestra subjetividad para repetir o justamente para evitar y transformar. En las historias de
Liliana
vemos experiencias de poder arbitrarias dónde la ausencia a una evaluación sorpresa la lleva a la desaprobación de la materia, y dónde la falta de un punto y coma corre el peligro de ser castigado. ¿El aprendizaje en este tipo de relaciones dónde se encuentra?
Las relaciones de saber y las relaciones de poder
Evaluaciones recordadas positivamente, y destacadas como instancias de aprendizaje, como las experiencias de
Oscar,
donde la maestra valora su creatividad. En la historia de
Cristina
, que pudo vivenciar una evaluación diferente desde lo tecnológico y desde la comunicación, como en la experiencia de
Sandra M.
, en la anécdota de
Ada
que le permitió ponerse en el lugar de los estudiantes. El relato de
Nancy
muestra instancias de evaluación diferente, una en la que pudo acercarse a una evaluación más auténtica, y que también nos muestra lo estructurados que estamos ante los modelos clásicos de evaluación y enseñanza, y lo díficil que es aceptar nuevos modos tanto como docentes como alumnos, pero lo rico que puede ser para el aprendizaje. En el relato de
Sandra Q
. también se observa relatos de evaluación que le permitieron aprender y dónde el docente no era "temido" y la instancia de evaluación un sufrimiento. En la anécdota de
Emma
podemos ver una evaluación positiva que permite entender lo importante que es ponerse desde nuestro rol de docentes en el lugar del alumno a la hora de planificar y evaluar. La anécdota de
Rebeca
nos muestra también una evaluación amena dónde se superan los nervios de la evaluación.
Evaluaciones recordadas positivamente, y destacadas como instancias de aprendizaje

¿Errores?
Ante sus anécdotas repensamos sobre el error en la evaluación. Dimensionando las heridas subjetivas que la evaluación puede generar. Desde la anécdota de
Silvina
, a través de sus dos anécdotas mediadas por nervios y arbitrariedad, dónde sólo se consideran resultados, y no el proceso de la estudiante; en la anécdota de
Natalia
, en una evaluación mediada por los nervios y el miedo a la humillación del docente, las dudas de la alumna en vez de buscar ser explicadas se castigan durante todo el curso lectivo. En la historia de
Soledad
podemos ver como su miedo al error la lleva incluso a exponerse a una situación considerada como "trampa" y que ella sintió de "humillación", sin embargo había sido sólo para corroborar el "no error".
En la experiencia de
Esteban
que muestra la contradicción de una docente de práctica pedagógica, la docente no analiza el proceso y el progreso del alumno en su aprendizaje. Desde la historia de
Pablo
, a pesar de que su estrategia fue buena para él , podemos pensar cómo puede ser que de 50 sólo aprueben 4? el "fracaso" es sólo responsabilidad de los alumnos? ¿qué nos está diciendo sobre el proceso de enseñanza una evaluación dónde la mayoría queda clasificado como desaprobado?

Cuántas historias que transitamos por nuestro paso por la escuela, y cuántas similitudes a pesar de la diversidad de contextos, los mandatos escolares se reproducían en diferentes situaciones.... pero por suerte, reproducimos pero también transformamos. Objetivar nuestras experiencias escolares nos pone en alerta para pensar en cómo seguimos.... leer la palabra de los colegas, nos pone en alerta en escuchar historias que quizás no tomamos sus consecuencias en nuestros estudiantes, que en otra época parecían lo "normal", lo "común", lo esperable de un docente que se hace "respetar".

Colorín Colorado...
Luego de transitar este recorrido, me parece necesario que nos preguntemos
¿Qué huellas estaremos dejando a nuestros estudiantes?
¿ Qué marcas en la subjetividad, qué relatos elegirían contar si estuvieran en este foro? ¿La evaluación se vuelve un acto de aprendizaje o sólo de control de lo aprendido? ¿A qué fines sirve este control, si pensamos en lo que propone Díaz Barriga?

Destacamos la importancia de pensar en
la palabra,
las palabras calladas, sentenciadas, festejadas, o incomprendidas que se mencionan en estas experiencias. El texto de Celman nos permite reflexionar sobre el valor de darles la palabra a nuestros estudiantes,
una palabra emancipadora que les permita fomentar su actitud ciudadana, crítica
, expresar sus propias visiones acerca de lo aprendido sin temor, sin el temor que observamos se repite en diferentes historias. En el foro también resalta la palabra del otro, del compañero, valorando, reflexionando, retroalimentando nuestra historia.

También a través de las anécdotas, observamos que la evaluación misma, es subjetiva y arbitraria (por eso la importancia de explicitar los criterios de evaluación y la construcción de la nota). La evaluación es una construcción social, y responde a características del contexto histórico.

Nuestro desafío hoy es repensar esta práctica, poner en cuestionamiento las prácticas tradicionales que nos han formado, y preguntarnos ¿cómo queremos evaluar a nuestros estudiantes? Esperamos a través del seminario darles algunas pistas para ello.



Los recursos tic con los que trabajamos en la clase fueron
audacity, soundcloud y el foro
. Optamos por trabajar desde narraciones orales, por la potencia que ellas pueden transmitir. Para i
ncluir nuestra voz
en el aula. Para poder acercarnos a los diferentes lenguajes multimediales. Sonoros a través de nuestras voces, visuales a través de las pinturas que nos acompañan, y escritos. A través del foro, pudimos trabajar colaborativamente compartiendo y analizando con nuestros colegas.
Con la idea de relato, cerramos la clase, pensando en el cuento de Saki, y en las maneras de contar...
¿no somos acaso todos los docentes contadores de cuentos? ¿de visiones/ maneras de entender el mundo?
¿Hay acaso una verdad única? o la realidad se construye a través de la multiplicidad de voces, de la diversidad de las mismas.
Los invitamos a través de este recorrido a plantearnos nuevos interrogantes, poner en juego los relatos propios con los de los compañeros y los autores para recrear / reinventar nuestra evaluación, nuestra práctica.


Colorín Colorado....
Evaluaciones donde la dimensión sobre
el aprendizaje se desdibuja
Qué conocimiento buscamos en los aprendizajes: ¿Repetir o construir, reflexionar?
Otras historias se caracterizan por el aprendizaje memorístico. Con la decepción o frustración de los alumnos ante evaluaciones dónde sólo tenían que repetir, repetir y repetir (cómo dice
Geraldina
), o como relata
Soledad
, en una evaluación dónde no se valora la construcción de los estudiantes. ¿Qué aprendizajes pueden ser más poderosos? ¿Aquellos donde hay una elaboración activa, una significación de parte de los estudiante, o aquellos dónde sólo se busca repetir? ¿Qué concepción de conocimiento subyace ante cada evaluación? ¿Qué concepción del error?
La mirada del docente: Importancia de las devoluciones.
La historia de
Adriana
destaca la importancia del reconocimiento y la retroalimentación del docente, así como también la importancia de valorar a los alumnos para reconocer sus singularidades y motivarlos en su desarrollo. Muchas de las historias encuentran su eje también en la mirada del docente, en la búsqueda del reconocimiento de parte del alumno, y en la gran decepción que puede haber en ese proceso.
En la anécdota de
Paula
también median los nervios, y nos hace reflexionar sobre las posibilidades de la copia en la evaluación, cómo evitar evaluaciones que posibiliten la copia? ¿La evaluación siempre logra "medir" como ella pretende el aprendizaje de los alumnos? Muchas de las anécdotas ponen esta idea en tensión como por ejemplo la de
Fabricio.
En la anécdota de
Silvia J.
reflexionamos como los docentes deben inspirar confianza y no miedo como tradicionalmente se proponía.
Esas características aparecen como coincidencias en muchas anécdotas,
¿porqué la evaluación se asocia con un castigo?
¿cómo diría Perrenoud
(y Silvia)
con una tortura medieval?
¿cuál es el fin?
¿Para qué, porqué evaluar de esa manera?
Seguimos en la clase 2!
Full transcript