Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El corazon.

No description
by

Mariel Reyes

on 29 February 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El corazon.

Contenido
Músculo cardiaco: el corazón como bomba
El principal objetivo de la función circulatoria tiene lugar en la microcirculación: es el transporte de nutrientes hacia los tejidos y eliminación de los restos celulares.
Fisiología del corazón y la circulación sanguínea.
Exitación rítmica del corazón
Distensibilidad vascular y funciones de los sistemas arterial y venoso
La microcirculación y el sistema linfático
Control local del flujo sanguíneo por los tejidos y regulación humoral
Gasto cardiaco, retorno venoso y su regulación
Flujo sanguíneo muscular y gasto cardiaco durante el ejercicio: la circulación coronaria y la cardiopatía isquémica
Choque, definición, cuadro clínico, relación con la perfusión tisular.
Relación de la presión arterial , el pulso y el choque
Músculo cardiaco
: el corazón como bomba
Estimulación rítmica del corazón
Bases físicas de la presión, el flujo y la resistencia
Distensibilidad vascular
y funciones de los sistemas arterial y venoso
La microcirculación y el sistema linfático
C
ontrol local del flujo sanguíneo
por los tejidos y regulación humoral
Gasto cardiaco, retorno venoso
y su regulación
Flujo sanguíneo muscular y gasto cardiaco durante el ejercicio
: la circulación coronaria y la cardiopatía isquémica
Insuficiencia cardiaca
Choque
, definición, cuadro clínico, relación con la perfusión tisular.
Relación de la presión arterial , el pulso y el choque

El corazón está formado realmente por dos bombas separadas: un corazón derecho que bombea sangre hacia los pulmones y un corazón izquierdo que bombea sangre hacia los órganos periféricos. Cada una de las aurículas es una bomba débil de cebado del ventrículo, que contribuye a transportar sangre hacia el ventrículo correspondiente. Los ventrículos después aportan la principal fuerza del bombeo que impulsa la sangre:
1) Hacia la circulación pulmonar por el ventrículo derecho.
2) Hacia la circulación periférica por el ventrículo izquierdo.

Músculo cardiaco como sincitio.
El corazón realmente está formado por dos sincitios: el sincitio auricular, que forma las paredes de las dos aurículas, y el sincitio ventricular, que forma las paredes de los dos ventrículos.
Potenciales de acción en el músculo cardiaco
Acoplamiento excitación-contracción: función de los iones calcio y de los túbulos transversos.
Ciclo cardíaco
Ventrículos y aurículas.
Los fenómenos cardíacos que se producen desde el comienzo de un latido cardíaco hasta el comienzo del siguiente se denominan ciclo cardíaco.
El ciclo cardíaco está formado por un período de relajación que se denomina

diástole
,
seguido de un período de contracción denominado
sístole
.
Válvulas cardiacas.
El corazón está dotado de un sistema especial para: 1) Generar impulsos eléctricos rítmicos para producir la contracción rítmica del músculo cardíaco y 2) Conducir estos estímulos rápidamente por todo el corazón. Cuando este sistema funciona normalmente, las aurículas se contraen aproximadamente 1/6 de segundo antes de la contracción ventricular, lo que permite el llenado de los ventrículos antes de que bombeen la sangre a través de los pulmones y de la circulación periférica.
Nódulo sinusal (sinoauricular)
El nódulo sinusal (también denominado nódulo sinoauricular) es una banda elipsoide, aplanada y pequeña de músculo cardíaco especializado,
Ritmicidad eléctrica automática de las fibras sinusales
Algunas fibras cardíacas tiene la capacidad de autoexcitación, que es un proceso que puede producir descargas y contracciones rítmicas automáticas.
Autoexcitación de las fibras del nódulo sinusal.
Vías internodulares y transmisión del impulso cardíaco a través de las aurículas
Los extremos de las fibras del nódulo sinusal se conectan directamente con las fibras musculares auriculares circundantes. Por tanto, los potenciales de acción que se originan en el nódulo sinusal viajan hacia estas fibras musculares auriculares. De esta manera, el potencial de acción se propaga por toda la masa muscular auricular y, finalmente, llega hasta el nódulo AV.
Propagación del impulso cardíaco a través del corazón
Control del ritmo cardíaco y la conducción de impulsos por los nervios cardíacos: los nervios Simpáticos y parasimpáticos
Mecanismo del efecto simpático.
La estimulación parasimpática (vagal) puede retrasar o incluso bloquear el ritmo y la conducción cardíacos: «escape ventricular».
La estimulación de los nervios parasimpáticos que llegan al corazón (los vagos) hace que se libere la hormona acetilcolina en las terminaciones nerviosas.
El nódulo sinusal como marcapasos del corazón
Hemos señalado que el impulso normalmente se origina en el nódulo sinusal.
El nódulo sinusal controla el latido del corazón porque su frecuencia de descarga rítmica es más rápida que la de cualquier otra parte del corazón. Por tanto, el nódulo sinusal es prácticamente siempre el marcapasos del corazón normal.

El corazón está inervado por nervios simpáticos y parasimpáticos. Los nervios parasimpáticos (vagos) se distribuyen principalmente a los nódulos SA y AV. Por el contrario, los nervios simpáticos se distribuyen en todas las regiones del corazón
Transcurre desde el origen del impulso cardíaco en el nódulo sinusal hasta su aparición en cada uno de los puntos respectivos del corazón
Aumenta la frecuencia de descarga del nódulo sinusal. Segundo, aumenta la velocidad de conducción, así como el nivel de excitabilidad de todas las porciones del corazón. Tercero, aumenta mucho la fuerza de contracción de toda la musculatura cardíaca.
El flujo sanguíneo que atraviesa un vaso sanguíneo está determinado por dos factores:
1) Diferencia de presión de la sangre entre los dos extremos de un vaso, también denominado «gradiente de presión» en el vaso, que es la fuerza que empuja la sangre a través del vaso
2) Los impedimentos que el flujo sanguíneo encuentra en el vaso, que se conoce como resistencia vascular.

Flujo sanguíneo
El flujo sanguíneo es, sencillamente, la cantidad de sangre que atraviesa un punto dado de la circulación en un período de tiempo determinado.
Resistencia al flujo sanguíneo
La resistencia es el impedimento al flujo sanguíneo en un vaso, pero no se puede medir por medios directos.
Presión sanguínea
La distensibilidad vascular se expresa como el incremento fraccionado del volumen por cada milímetro de mercurio que aumenta la presión, según la fórmula:


Compliancia diferida (relajación por estrés) de los vasos
El término «compliancia diferida» se refiere al hecho de que un vaso expuesto a un aumento de volumen primero muestra un gran incremento de la presión, pero progresivamente se va produciendo un estiramiento diferido del músculo liso en la pared de los vasos que permite que la presión vuelva a la normalidad en un período de minutos u horas.
Efecto de la presión intravascular de la inyección de un volumen de sangre en el segmento venoso y extracción posterior del exceso de sangre, demostrando el principio de la complian
Pulsaciones de la presión arterial
Una oleada de sangre llena las arterias con cada latido cardíaco. Si no fuera por la distensibilidad del sistema arterial, toda esta sangre nueva tendría que fluir a través de los vasos sanguíneos periféricos casi instantáneamente, sólo en la sístole cardíaca, y no se produciría flujo durante la diástole.
Perfil del pulso de presión registrado en la aorta ascendente.
Perfiles anormales de la presión de pulso
Transmisión de los pulsos de presión hacia las arterias periféricas
Presiones arteriales normales medidas por el método de auscultación.
Las venas y sus funciones
Presiones venosas: presión en la aurícula derecha
(presión venosa central) y presiones venosas periféricas

Para entender las distintas funciones de las venas, primero es necesario conocer algo sobre la presión en su interior y sobre los factores que la determinan. La sangre de todas las venas sistémicas fluye hacia la aurícula derecha del corazón, por lo que la presión del interior de esta cámara se denomina presión venosa central. La presión en la aurícula derecha está regulada por el equilibrio entre: 1) la capacidad del corazón de bombear la sangre hacia el exterior de la aurícula y el ventrículo derechos hacia los pulmones, y 2) la tendencia de la sangre a fluir desde las venas periféricas hacia la aurícula derecha
Función de reservorio de sangre de las venas
Cuando la sangre sale del organismo y la presión arterial comienza a caer, se activan señales nerviosas desde los senos carotídeos y otras zonas de la circulación sensibles a la presión, A su vez, estas señales provocan otras señales nerviosas cerebrales y la médula espinal, principalmente a través de los nervios simpáticos hacia las venas, provocando su constricción y acaparando gran parte del efecto provocado en el sistema circulatorio por la pérdida de sangre.
Cuando el corazón expulsa la sangre hacia la aorta durante la sístole, primero se distiende sólo la porción proximal de la aorta porque la inercia de la sangre impide el movimiento brusco de la sangre hacia la periferia. No obstante, el aumento de la presión en la aorta proximal supera rápidamente esta inercia y el frente de onda de distensión se va extendiendo a lo largo de la aorta.
Regulación de la vasomotilidad.
El factor más importante encontrado hasta la fecha que afecta al grado de apertura y cierre de las metaarteriolas y de los esfínteres precapilares es la concentración de oxígeno en los tejidos. Intercambio de agua, nutrientes y otras sustancias entre la sangre y el líquido intersticial.
Intercambio de agua, nutrientes y otras sustancias entre la sangre y el líquido intersticial
La difusión es consecuencia del movimiento térmico de las moléculas de agua y de otras sustancias disueltas en el líquido, desplazándose las distintas moléculas e iones primero en una dirección y luego en otra, rebotando aleatoriamente en cada una de ellas.
Intersticio y líquido intersticial
Una sexta parte del volumen total del organismo consiste en espacios entre las células, que colectivamente se conoce como el intersticio. El líquido de estos espacios es el líquido intersticial.
El sistema linfático
El sistema linfático representa una vía accesoria a través de la cual el líquido puede fluir desde los espacios intersticiales hacia la sangre. Es más, los linfáticos transportan las proteínas y las macropartículas de los espacios tisulares, ya que ninguna de las cuales podrá ser eliminada por absorción.
Los vasos linfáticos del organismo
Casi todos los tejidos del organismo tienen vasos linfáticos especiales que drenan el exceso de líquido directamente desde los espacios intersticiales. Hay algunas excepciones, como las porciones superficiales de la piel, el sistema nervioso central y el endomisio de músculos y huesos.
La formación de la linfa
Estructura de la microcirculación y del sistema capilar
La microcirculación de cada órgano está organizada específicamente para atender sus necesidades. En general, cada arteria nutricia que entra en un órgano se ramifica seis u ocho veces antes de que las arterias sean suficientemente pequeñas para denominarse arteriolas, que, en general, tienen diámetros internos de sólo 10­15 mm.
Estructura de la pared capilar.
El grosor total de la pared capilar es de sólo unos 0,5 mm, el diámetro interno del capilar es de 4­9 mm,
La linfa deriva del líquido intersticial que fluye en los linfáticos, por lo que la linfa que entra primero en los vasos linfáticos terminales tiene casi la misma composición que el líquido intersticial.
El gasto cardíaco es la cantidad de sangre que bombea el corazón hacia la aorta cada minuto. La
regulación
de este es la suma de la regulación del flujo sanguíneo en todos los tejidos locales del organismo: el metabolismo tisular regula la mayor parte del flujo sanguíneo local.
El corazón tiene límites en el gasto cardíaco que puede alcanzar
La cantidad de sangre que el corazón puede bombear tiene unos límites definidos, que pueden expresarse cuantitativamente en forma de curvas de gasto cardíaco.
Descenso del gasto cardíaco
Provocado por factores periféricos no cardíacos: descenso del retorno venoso. Cualquier factor que interfiera con el retorno venoso también provoca el descenso del gasto cardíaco. Algunos de estos factores son los siguientes:
1. Descenso del volumen de sangre.
2. Dilatación venosa aguda.
3. Obstrucción de las grandes venas

Métodos para medir el gasto cardíaco
Dos de los métodos que se han usado para estudios experimentales son el método de oxígeno de Fick y el método de dilución del indicador. El gasto cardíaco puede estimarse también mediante ecocardiografía,
Uno de los principios fundamentales de la función circulatoria es la capacidad de cada tejido de controlar su propio flujo sanguíneo local en proporción a sus necesidades metabólicas.
Variaciones del flujo sanguíneo en distintos tejidos y órganos.
El flujo sanguíneo que llega a un tejido está regulado por la concentración mínima que cubrirá las necesidades tisulares, ni más, ni menos. Al controlar el flujo sanguíneo local de una forma tan exacta, los tejidos casi nunca padecen una deficiencia nutricional de oxígeno y, a pesar de ello, la carga de trabajo del corazón se mantiene al mínimo.
Hiperemia reactiva.
Cuando la sangre que irriga un tejido se bloquea durante unos segundos durante 1 h o más, y después se desbloquea, el flujo sanguíneo que atraviesa el tejido aumenta inmediatamente hasta 4-7 veces con respecto a lo normal;
Hiperemia activa.
Cuando cualquier tejido se vuelve muy activo, como un músculo que hace ejercicio, una glándula gastrointestinal durante el período hipersecretor o incluso en el cerebro durante la actividad mental rápida, la velocidad del flujo sanguíneo aumenta a través del tejido.
Control humoral de la circulación
El control humoral de la circulación se refiere al control por las sustancias segregadas o absorbidas en los líquidos del organismo, como hormonas y factores producidos localmente.
La respuesta miógena es inherente al músculo liso vascular y puede producirse en ausencia de influencias nerviosas u hormonales. Es más pronunciada en las arteriolas, pero se puede ver también en arterias, vénulas, venas e incluso en vasos linfáticos.
Necesidades del flujo sanguíneo:
1. Aporte de oxígeno a los tejidos.
2. Aporte de otros nutrientes, como glucosa, aminoácidos y ácidos grasos.
3. Eliminación de dióxido de carbono de los tejidos.
4. Eliminación de iones hidrógeno de los tejidos.
5. Mantenimiento de las concentraciones adecuadas de otros iones en los tejidos.
6. Transporte de varias hormonas y otras sustancias a los distintos tejidos.

Mecanismos de control del flujo sanguíneo

El control del flujo sanguíneo local se puede dividir en dos fases:
1) control a corto plazo
2) control a largo plazo.

Corto plazo
Largo plazo
La contracción miógena se inicia por la despolarización vascular inducida por el estiramiento, que tiende a aumentar rápidamente la entrada de ion calcio desde el líquido extracelular hacia las células, provocando su contracción.
Los cambios de la presión vascular también pueden abrir o cerrar otros canales iónicos que influyen en la contracción vascular.

Sistema nervioso autónomo
Con diferencia, la parte más importante del sistema nervioso autónomo para la regulación de la circulación es el sistema nervioso simpático .No obstante, el sistema nervioso parasimpático contribuye de manera importante a la regulación de la función cardíaca.
Sistema vasoconstrictor simpático y su control
por el sistema nervioso central

Los nervios simpáticos transportan una enorme cantidad de fibras nerviosas vasoconstrictoras y sólo algunas fibras vasodilatadoras.
Control de la actividad cardíaca por el centro vasomotor.
Anatomía normal de los barorreceptores y su inervación.
1.La mayoría de las arteriolas de la circulación sistémica se contraen,lo que aumenta mucho la resistencia periférica
total y, en consecuencia, la presión arterial.
2. Las venas, en especial (aunque también los demás vasos grandes de la circulación), se contraen con fuerza,lo que desplaza la sangre desde los grandes vasos sanguíneos periféricos hacia el corazón, con lo que aumenta el volumen de sangre en las cámaras cardíacas.
3. el sistema nervioso autónomo estimula directamente al propio corazón, lo que también potencia la bomba cardíaca.Gran parte de este efecto se debe al aumento de la frecuencia cardíaca, a veces hasta tres veces con respecto a lo normal.

Respuesta de los barorreceptores a la presión arterial.
Ondas respiratorias en la presión arterial
Con cada ciclo de respiración la presión arterial aumenta y cae 4-6 mmHg en forma de oleadas, provocando las ondas respiratorias de la presión arterial.
Características especiales del control
nervioso de la presión arterial

Reflejo de compresión abdominal.
Cuando se provoca un reflejo de barorreceptores o quimiorreceptores las señales nerviosas se transmiten simultáneamente a través de los nervios esqueléticos hacia los músculos esqueléticos del organismo, en particular hacia los músculos abdominales que comprimen todos los reservorios venosos del abdomen, ayudando a trasladar la sangre desde los reservorios vasculares abdominales hacia el corazón.
Inervación simpática de los vasos sanguíneos.
Los esfínteres precapilares y las metaarteriolas están inervados en algunos tejidos como los vasos sanguíneos mesentéricos, aunque normalmente su inervación simpática no es tan densa como en las pequeñas arterias, las arteriolas y las venas.
Fibras nerviosas simpáticas del corazón.
Las fibras simpáticas también llegan directamente hasta el corazón. La estimulación simpática aumenta en gran medida la actividad cardíaca, aumentando tanto la frecuencia cardíaca como su fuerza y el volumen de bombeo.
Función del sistema nervioso en el control rápido de la presión arterial.

Las fibras vasoconstrictoras se distribuyen esencialmente hacia todos los segmentos de la circulación, pero más hacia algunos tejidos que otros. Este efecto vasoconstrictor simpático es especialmente potente en los riñones, intestinos, bazo y piel, pero lo es mucho menos en el músculo esquelético y el cerebro.
Al mismo tiempo que el centro vasomotor regula la cantidad de constricción vascular, también controla la actividad cardíaca. Las porciones laterales del centro vasomotor transmiten impulsos excitatorios a través de las fibras nerviosas simpáticas hacia el corazón cuando es necesario aumentar la frecuencia y la contractilidad cardíacas.
Los barorreceptores son terminaciones nerviosas de tipo spray que se localizan en las paredes de las arterias; se estimulan cuando se estiran.
Algunos están situados en la pared de casi todas las arterias grandes de las regiones torácicas y cervicales, son muy abundantes en:
1) la pared de ambas arterias carótidas internas, a corta distancia por encima de la bifurcación carotídea (una zona que se conoce como seno carotídeo),
2) en la pared del cayado aórtico.

Los «barorreceptores carotídeos» se transmiten a través de los pequeños nervios de Hering, hacia los nervios glosofaríngeos de la parte alta del cuello y después hacia el tracto solitario de la zona del bulbo en el tronco del encéfalo.
Las señales que proceden de los «barorreceptores aórticos» del cayado aórtico se transmiten a través de los nervios vagos también hacia el tracto solitario del bulbo.
Las ondas son consecuencia de varios efectos, algunos de los cuales son de origen reflejo:
Causas fisiológicas de shock
Shock séptico
Una afección que antes se conocía como «envenenamiento de la sangre» se conoce ahora como shock séptico, haciendo referencia a una infección bacteriana.
Fisiología del tratamiento en el shock
Tratamiento de reposición
Transfusión de sangre y plasma.
Si una persona está en shock provocado por una hemorragia, el mejor tratamiento posible suele ser la transfusión de sangre total.

Shock circulatorio provocado por una disminución del gasto cardíaco
El shock suele ser consecuencia del gasto cardíaco inadecuado. Por tanto, cualquier situación que reduzca el gasto cardíaco muy por debajo de lo normal provocará un shock circulatorio.
Depresión cardíaca
Cuando la presión arterial cae lo suficiente, el flujo sanguíneo coronario disminuye por debajo de lo necesario para la nutrición adecuada del miocardio.
Shock provocado por hipovolemia: shock hemorrágico
Hipovolemia significa disminución del volumen de sangre.
Shock hipovolémico provocado por pérdidas de plasma
La pérdida de plasma del sistema circulatorio, aunque no haya pérdida de eritrocitos, puede ser tan grave que se reduce mucho el volumen total de sangre, provocando un shock hipovolémico.
Fases del shock
1. Una etapa no progresiva
2. Una etapa progresiva,
3. Una etapa irreversible.

Acidosis en el shock.
La mayoría de las alteraciones metabólicas que se producen en el tejido afectado por el shock provocan la acidosis sanguínea en todo el cuerpo.
Características especiales del shock séptico.
- Fiebre alta.
- Vasodilatación importante en todo el cuerpo, en especial en los tejidos infectados.
- Estasis sanguínea, provocada por la aglutinación de los eritrocitos en respuesta a los tejidos en degeneración.

Shock irreversible
Después de que el shock ha evolucionado hasta una determinada etapa, la transfusión o cualquier otro tipo de tratamiento es incapaz de salvar la vida de una persona.

Bases físicas de la presión, el flujo y la resistencia
Este aumento del flujo continuará durante varios segundos, si el bloqueo ha durado sólo unos segundos, pero a veces continuará muchas horas, si el flujo sanguíneo ha estado interrumpido durante 1 h o más. Este fenómeno se conoce como hiperemia reactiva.
En este caso, de nuevo, se puede entender fácilmente esta hiperemia activa si se aplican los principios básicos de control del flujo sanguíneo local. El incremento del metabolismo local hace que las células devoren rápidamente los nutrientes del líquido tisular y también que liberen grandes cantidades de sustancias vasodilatadoras.
Regulación del flujo sanguíneo en el músculo esquelético en reposo y durante el ejercicio
Circulación coronaria
Cardiopatía isquémica
La cardiopatía isquémica es consecuencia de un flujo sanguíneo coronario insuficiente.
Infarto
Velocidad del flujo sanguíneo a través de los músculos
Durante el reposo, es de 3-4 ml/min/100 g de músculo.
Durante el ejercicio extremo del atleta bien entrenado el flujo puede aumentar 25-50 veces, hasta 100-200 ml/min/100 g de músculo.
En los músculos del muslo de atletas de resistencia se han llegado a medir valores máximos de flujo sanguíneo de hasta 400 ml/min/100 g de músculo.

Control del flujo sanguíneo en los músculos esqueléticos
Regulación local
Control nervioso
Efectos de una descarga simpática en masa
Al inicio del ejercicio las señales se transmiten no sólo desde el cerebro hacia los músculos para provocar la contracción, sino también hacia el centro vasomotor para iniciar una descarga simpática por todo el organismo. Simultáneamente, se atenúan las señales parasimpáticas hacia el corazón. Por tanto, se consiguen tres efectos circulatorios principales.
En
primer lugar
, el corazón se estimula simultáneamente con una frecuencia cardíaca mayor y un aumento de la función de bomba
En
segundo lugar
, la mayoría de las arteriolas de la circulación periférica se contraen con fuerza, excepto las arteriolas de los músculos activos, en los que la vasodilatación es muy importante.
En
tercer lugar
, las paredes musculares de las venas y de otras zonas de capacitancia de la circulación se contraen potentemente, lo que aumenta en gran medida la presión media del llenado sistémico.
Importancia del aumento del gasto cardíaco durante el ejercicio
El corazón tiene un sistema de irrigación propio, constituido por la
circulación coronaria
, arterias llamadas así porque en su formación parecen una corona que envuelve al corazón.
El flujo sanguíneo coronario en reposo del ser humano alcanza un promedio en reposo de de 70 ml/min/100 g de peso del corazón, o 225 ml/min, que es un 4-5% del gasto cardíaco total que el trabajo cardíaco en condiciones extremas puede aumentar entre seis y nueve veces.
Cambios sucesivos del flujo sanguíneo coronario durante la sístole y la diástole: efecto de la compresión del músculo cardíaco.
Flujo sanguíneo coronario epicárdico frente a subendocárdico
Características especiales del metabolismo del músculo cardíaco
Aterosclerosis
Importancia vital de la circulación colateral en el corazón.
Se dice que la zona de músculo que tiene un flujo cero o tan poco flujo que no puede mantener la función muscular cardíaca está infartada. El proceso global se denomina infarto de miocardio.
Causas de muerte más frecuentes después del infarto agudo de miocardio:
1)Descenso del gasto cardíaco
2)Estancamiento de sangre en los vasos sanguíneos pulmonares- edema de pulmón
3)Fibrilación cardíaca
4)Rotura cardíaca
Recuperación de un infarto agudo de miocardio
Valor del reposo
Función del corazón tras la recuperación de un infarto de miocardio
Tratamiento
Farmacológico
Quirúrgico
Full transcript