Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Michel Foucault y la posmodernidad.

No description
by

Manuela Rios

on 15 May 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Michel Foucault y la posmodernidad.

Michel Foucault y la posmodernidad.
Posmodernismo
Michel Foucault (pronunciación francesa: [miˈʃɛl fuˡko]), nacido como Paul-Michel Foucault (Poitiers, 15 de octubre de 1926-París, 25 de junio de 1984) fue un historiador de las ideas, psicólogo, teórico social y filósofo francés. Fue profesor en varias universidades francesas y estadounidenses y catedrático de Historia de los sistemas de pensamiento en el Collège de France (1970-1984) en reemplazo de la cátedra de Historia del pensamiento filosófico que ocupó hasta su muerte Jean Hyppolite. El 12 de abril de 1970, la asamblea general de profesores del College de France eligió a Michel Foucault, que por entonces tenía 43 años, como titular de la nueva cátedra. Su trabajo ha influido en importantes personalidades de las ciencias sociales y las humanidades.


Michel Foucault al final de su "vida filosófica" (en su definitiva historia de la sexualidad), abandona el "tramposo" juego de la verdad por le juego de la felicidad ética, es decir, por el juego de la construcción de formas de vida "éticas y bellas", esto es, formas de vidas de las que sentirse orgulloso. De esta manera nos enseña el itinerario de la posmodernidad, una posmodernidad que deja atrás la ansiedad cartesiana por la certeza y la verdad para adentrarse en la seducción posmoderna por uno mismo (ética como relación con uno mismo).
Vivimos en un mundo caótico marcado por la incertidumbre. Nuestra vida es una vida incierta e insegura, impredecible e incontrolable. Pero mejor que sea así, pues lo contrario nos resultaría psicológicamente insoportable. Y la certeza moderna es infinitamente más opresiva que el caos posmoderno, porque solo en este último tiene cabida posiciones antidogmáticas y antiautoritarias. Solo en el caos posmoderno puede sobrevivir la diferencia , esa diferencia perseguida por el orden modernista de las cosas, un orden que claramente ve Foucault que clasifica, unifica, universaliza y por ello mismo también excluye.
A partir de que el propio término de la modernidad se pone en cuestión, empieza a surgir el de la posmodernidad como una crítica a la racionalidad y al progreso modernista. Por ello, el posmodernismo significa antes que nada una actitud crítica a una situación decepcionante.
En la posmodernidad las ideas de lo nuevo y de la superación no tienen vigencia. Lo posmoderno no sólo se caracteriza como novedad con respecto a lo moderno, sino también significa la desaparición de la categoría de lo nuevo y por tanto del fin de la historia como un proceso.

El precedente del posmodernismo lo hallamos en lo que se ha llamado postestructuralismo. Lo que comenzó siendo una especie de crítica literaria hacia el ámbito de la filosofía, acabó convirtiéndose en una práctica que determinaría la idea de "crisis de la razón y la ciencia".

El posmodernismo surge de la conciencia de las tres imposibilidades:
A) Imposibilidad de la verdad.
B) La imposibilidad de la objetividad.
C)La imposibilidad de la racionalidad.
"
El filósofo de la muerte
"
Foucault es conocido pricipalmente por sus estudios críticos de las instituciones sociales, en especial la psiquiatría, la medicina, las ciencias humanas, el sistema de prisiones, así como por su trabajo sobre la historia de la sexualidad humana. Sus análisis sobre el poder y las relaciones entre poder, conocimiento y discurso han sido ampliamente debatidos. En los años sesenta Foucault estuvo asociado al estructuralismo, un movimiento del que se distanció más adelante, aunque usase de un modo personal los métodos de dicho enfoque: Las palabras y las cosas puede entenderse como una crítica a la pretensión sígnica, dejando de lado su interés por las condiciones de modificación histórica del sentido

Foucault comienza hablándonos de un poder que construye saberes (saber/poder), para pasar a hablar de un poder que construye sujetos y formas de vida.
Foucault no maneja una idea moderna de verdad, ni siquiera cae en la trampa de descubrir la verdad oculta bajo los mentirosos discursos legitimadores de la modernidad
Foucault nos ofrece una actitud crítica y problematizadora que duda de lo indudable y cuestiona lo incuestionable, permitiéndonos así romper lo establecido como evidente y descubrir los puntos débiles de nuestro presente, lo que es un primer paso para deslegitimarlo, abriendo, de esa forma, líneas de transformación social y obviamente, tambén de nosotros mismos (pues la realidad es como es... porque nosotros somos como somos).
Como le gustaba decir a Foucault:
"Lo que se ha construido históricamente puede destruirse políticamente"
Full transcript