Loading presentation...
Prezi is an interactive zooming presentation

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Paseo por la Historia de la Filosofía

No description
by

Domingo Alonso Vidales

on 10 November 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Paseo por la Historia de la Filosofía

VII a. C.
EDAD ANTIGUA
Tales de Mileto (624-546)
Al contrario de lo que defendía el pensamiento mítico, consideraba que el origen del universo no tenía causas sobrenaturales, sino causas naturales que pueden ser encontradas a través del estudio racional.
Para él, existe un arché (arjé), un elemento esencial a partir del cual la physis (natureza) se ha formado.
Afirmó que ese elemento es el agua, porque permanece básicamente la misma a pesar de asumir diferentes estados.
PASEO POR LA HISTORIA DE LA FILOSOFÍA
Anaximandro
(610-546)
Cree en la existencia de un elemento básico a partir del cual se ha constituido la physis.
Según él, el mundo tiene su origen en el ápeiron, una substancia indeterminada e infinita, que se va diferenciando progresivamente.
Anaxímenes
(585-528)
Así como los demás filósofos de la Escuela de Mileto, entiende que existe un elemento fundamental a través del cual se ha formado la physis.
Para él, ese elemento que anima todas las cosas es el aire.
Sócrates
(469-399)
Su principal contribución fue la creación del método socrático o dialéctico, basado en el diálogo crítico.
El diálogo se desenvuelve en dos fases: la ironía y la mayéutica.
- En la fase de la ironía, el filósofo interroga a sus interlocutores, pone en evidencia las contradicciones de las ideas preconcebidas y demuestra que nada sabemos.
- En la fase de la mayéutica, interroga a sus interlocutores posibilitando la concepción de nuevas ideas.
Al contrario que los sofistas, que defendían que la justicia varía según la concepción de quien tiene el poder, consideraba que la justicia tiene un valor absoluto, y que ésta conduce a la moral.
Heráclito
(535-475)
Parménides
(515-445)
Rechaza la idea del movimiento constante defendida por Heráclito.
Considera que la realidad es permanente, ya que "SER" no puede transformarse en "NO-SER".
Aristóteles
(384-322)
Platón
(427-347)
En una de sus principales obras, “La República”, Platón utilizó la alegoría de la caverna para explicar sus concepciones. Imaginó una caverna en la cual los hombres están encadenados desde su nacimiento.
En esta cueva, los hombres sólo ven las sombras proyectadas en una pared por una luz colocada detrás de ellos.
Uno de esos hombres consigue librarse de las cadenas y, después de afrontar muchos obstáculos, alcanzó el exterior de la cueva donde contempló la realidad.
Para Platón, el mundo de la cueva es el mundo sensible, donde las personas están dominadas por los deseos y por las pasiones.
Y el mundo fuera de la cueva es el mundo inteligible, donde las personas, utilizan la razón.
Cree que sólo quien realiza la transición del mundo sensible al mundo inteligible, posee conocimiento, contempla la Idea del Bien, y está apto para gobernar la República aplicando la justicia.
Al contrario que Platón, que es racionalista, Aristóteles es empirista.
Considera que corresponde a la Filosofía dedicarse a la ontología, o sea, al estudio de la estructura esencial de los seres.
Para eso, es necesario utilizar el método inductivo, partir desde lo individual hasta llegar al universal.
Cree que la observación sistemática del ser permite la comprensión de la estructura esencial presente en todas sus manifestaciones.
Aristóteles diferencia entre acto y potencia. El acto es aquello que es, y la potencia aquello puede llegar a ser. En el paso de la potencia al acto, se configura la sustancia, que es atributo esencial del ser; y cuando no sucede ese paso se configura el accidente, que es atributo no-esencial del ser.
El paso de la potencia al acto puede explicarse por 4 causas:
- La causa material, de lo que algo está hecho
- La causa formal, la forma de algo
- La causa eficiente, cómo algo ha llegado a existir
- La causa final, la función de algo.
Para Aristóteles, la justicia es una virtud esencial del ser humano, la más elevada de la moral y que busca el Bien común.
Distingue entre:
- justicia distributiva, que consiste en distribuir los bienes proporcionalmente
- justicia correctiva, que consiste en restablecer la igualdad corrompida por actos infractores.
Además, distingue y diferencia entre:
- justicia natural, aplicada según las reglas de la naturaleza (physis)
- justicia legal, aplicada según las reglas definidas convencionalmente (nomos)
EDAD MEDIA
San Agustín
(354-430)
Santo Tomás de Aquino
(1226-1274)
VI a. C.
V a. C
IV a. C.
René Descartes
(1596-1650)
Thomas Hobbes
(1588-1679)
John Locke
(1632-1704)
Jean-Jacques Rousseau
(1712-1778)
Charles-Louis
Secondat de Montesquieu
(1689-1755)
Immanuel Kant
(1724-1804)
Francis Bacon
(1561-1626)
Georg Hegel
(1770-1831)
Karl Marx
(1818-1883)
Martin Heidegger
(1889-1976)
Hans Georg Gadamer
(1900 – 2002)
Ludwig Wittgenstein
(1889-1951)
Jünger Habermas
(1929-)
Michel Foucault
(1926-1984)
Giles Deleuze
(1925-1995)
Félix Guattari
(1930-1992)
Pablo de Tarso
(10-64)
Pablo de Tarso, San Pablo de Tarso, San Pablo o simplemente Apóstol Pablo es el responsable del “paulinismo” que influyó en el pensamiento cristiano.
Sin embargo, aunque se habla mucho sobre Pablo de Tarso, pocos escritos se tienen de él.
I
IV
Está influenciado por el maniqueísmo y por el neoplatonismo.
Defiende que Dios creó el alma para dominar al cuerpo y dirigirlo a la práctica del Bien. Pero, entendía que el hombre es un ser racional que posee libre albedrío y puede hacer que el cuerpo asuma el dominio del alma y practicar el mal. Sin embargo, el hombre que cae en el pecado puede salvarse por la gracia divina.
Además de eso, cree en la existencia de dos mundos:
La Ciudad de los hombres, que corresponde al mundo sensible,
y la Ciudad de Dios, que corresponde al mundo de las ideas divinas.
Considera que es en la Ciudad de Dios donde reside la verdad.
Por esta razón defiende la supremacía de la fe sobre la razón, ya que la fe indica verdades que la razón esclarece y afirma.
Está influenciado por Aristóteles. Adopta el método empírico y se dedica a la ontología. Pero, distanciándose del filósofo griego, distingue el ser en general y el ser plenamente. El primero lo aplica a todos los seres en general y el segundo a Dios.
El ser en general posee dos dimensiones: acto y potencia; y el ser pleno sólo posee acto puro porque es completo.
El filósofo cristiano intenta probar la existencia de Dios. Afirma que todo ser que se mueve es movido por otro ser; todo ser necesita de una causa eficiente; todo ser es contingente y necesita de un ser necesario; los seres poseen diversos grados de perfección y debe existir el ser más perfecto; todo ser tiene una finalidad y debe existir un ser inteligente al que se dirigen todos los seres. Ese ser sólo puede ser Dios.
XIII
Cree que todo conocimiento debe venir esencialmente de la experiencia sensorial.
Propone el método inductivo de investigación científica, basado en la observación de la naturaleza, en la organización racional de los datos, en la formulación de hipótesis y de la comprobación de las hipótesis a través de la experimentación.
Para que la ciencia alcance ese deseo es necesario que los científicos se liberen de los ídolos de la mente, o sea,
de los ídolos de la tribu – falsas nociones del hombre como especie,
dos ídolos de la caverna – falsas nociones del hombre como individuo,
dos ídolos del mercado o del foro – falsas nociones del lenguaje y de la comunicación,
y de los ídolos del teatro – falsas nociones de las concepciones culturales vigentes.
Cree que el conocimiento científico pode ser utilizado en la vida práctica.
XVI
En el “Discurso do Método”, Descartes afirma que todos los hombres poseen racionalidad y pueden adquirir el conocimiento individualmente sin recurrir a ninguna autoridad.
En esta obra, adopta la duda metódica y cuestiona todo el conocimiento hasta entonces producido.
Ese método se apoya en cuatro preceptos básicos:
regla de la evidencia: aceptar como verdadero solamente lo que sea tan evidente que no se pueda someter a duda,
regla del análisis: descomponer el problema examinado para facilitar su resolución,
regla de la síntesis: partir de los objetos simples hasta llegar a los más complejos,
e regla de la enumeración: enumerar e revisar para tener la certeza de que no hubo ninguna omisión.
Utilizando estos preceptos descubrió el principio básico de su filosofía: “Pienso, luego existo”.
Y, a partir de ahí, llegó a otras certezas como la existencia de la substancia divina y de la substancia extensa.
Está influenciado por Francis Bacon, con quien aprendió a explicar la realidad a partir del análisis empírico. Distingue dos momentos de la historia de la humanidad: el estado de natural y el estado civil.
En el estado natural, los hombres viven en estado de guerra, ya que cada uno busca asegurar su supervivencia y satisfacer sus intereses particulares (individuales) sin importarse por los intereses comunes.
Pero, como seres racionales, los hombres perciben que es necesario dejar el Estado natural y establecer el Estado civil a través de la constitución del Estado.
Ese ente es creado mediante un contrato firmado por los hombres, que acuerdan abrir la mano de sus libertades y entregarlas a un soberano, que como un Leviatán, pueda crear normas para ser seguidas por todos y, así, restablecer la armonía social.
Para Hobbes, ese contrato, cuyo cumplimiento es delegado a un monarca absolutista no puede ser derogado.
XVII
XVIII
Defiende que el conocimiento no es innato, sinio adquirido por el hombre a través de la experiencia sensorial y de la reflexión.
Al igual que Hobbes, distingue estado de naturaleza y estado civil.
En el estado de naturaleza, no hay reglas y los intereses individuales prevalece sobre los intereses colectivos.
La disputa por la propiedad provoca varios conflictos y para evitarlos, los hombres perciben que es necesario cambiar al estado civil a través de la creación del Estado.
La constitución de este ente se realiza por medio de un contrato social confiado a un gobernante que debe crear normas para garantizar la seguridad y los derechos naturales como la libertad y la propiedad.
Para Locke, ese contrato puede ser derogado en el caso de que el gobernante no cumpla con sus cláusulas.
En “El Espíritu de las Leyes”, formula la teoría de la separación de los poderes en tres instancias: Ejecutivo, Legislativo e Jurídico.
Cree que los tres poderes no pueden ser ejercidos por una misma persona o institución porque ciertamente habría abuso de poder y falta de respeto a las libertades individuales.
Como los demás contractualistas, distingue entre estado natural y estado civil, pero al contrario que Thomas Hobbes y John Locke, cree que el estado natural es mejor que el estado civil porque el primero está marcado por la libertad e igualdad y el segundo por la falta de libertad y por la desigualdad.
Es célebre su afirmación de que “el hombre nace bueno, pero la sociedad lo corrompe”.
Sin embargo, defiende que es posible que los intereses colectivos vuelvan a prevalecer sobre los intereses individuales. Para eso, es necesario que los individuos firmen un contrato social en el cual acuerden someter las voluntades particulares a la voluntad general.
Considera que el pueblo es la única fuente legítima de poder político.
Distingue dos tipos de conocimiento:
o conocimiento a priori, obtenido por el análisis racional de la propria racionalidad,
el conocimiento a posteriori, adquirido a través de la experiencia.
Para él, el conocimiento a priori es el único conocimiento puro, porque conduce a juicios universales y necesarios.
Al contrario que otros filósofos que encuentran el propio bien en el mundo físico o en el metafísico, Kant lo encuentra dentro del hombre, en su racionalidad.
Considera que el propio bien es parte integrante de la razón pura y debe ser aplicado a la razón práctica, o sea, al actuar humano.
Considera que el bien en si sólo prevalece cuando el hombre actúa obedeciendo a un imperativo categórico, o sea, el hombre debe actuar de modo que posa querer que la máxima que guía su acción se convierta en una ley universal. Que su acción se convierta en ley universal.
Entiende que la realidad es un Espíritu que posee un movimiento dialéctico.
Ese movimiento se desarrolla en tres momentos: tesis, antítesis y síntesis.
Toda tesis contiene dentro de sí una antítesis que provoca el cambio y conduce a una síntesis.
Ese movimiento es en espiral, que se repite en niveles cada vez mas elevados posibilitando una mejora constante.
Al contrario que los contractualistas, que entienden que los individuos preceden al Estado, él concibe que el Estado precede a los individuos.
El Estado es una manifestación del Espíritu que coloca los intereses universales por encima de los intereses individuales.
A diferencia de los filósofos idealistas, considera que no es la superestructura la que determina la estructura, sino que es la estructura que determina a la superestructura.
Como ellos, cree en la dialéctica, pero considera que la dialéctica de los idealistas es un instrumento de legitimación de la realidad, mientras que su dialéctica posibilita la transformación de la realidad.
Afirma que la historia de la humanidad puede ser explicada a partir del análisis dos modos de producción de la vida económica.
El modo de producción se caracteriza por las fuerzas productivas (medios de producción y fuerza de trabajo) y por las relaciones de producción.
Identifica seis modos de producción: primitivo, esclavista, feudal, capitalista, socialista e comunista.
El cambio de un modo de producción a otro sucede cuando hay una profundización de las contradicciones entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción que genera la lucha de clases y la revolución.
En el modo de producción capitalista, existen dos clases sociales, la de loos poseedores de los medios de producción y la de los poseedores de la fuerza de trabajo.
Piensa que la intensificación de la lucha de clases pode despertar en la clase trabajadora el ímpetu revolucionario que pueda conducir al socialismo, y, finalmente, al comunismo, caracterizado por una sociedad sin clases.
Hans Kelsen
(1881-1973)
Desarrolla la Teoría Pura del Derecho, a partir de la cual intenta producir un conocimiento jurídico dotado de rigor científico.
Realiza un nuevo análisis del sistema jurídico y una nueva interpretación del derecho.
Al estudiar el sistema jurídico se dedica al estudio de la forma de la norma, responsable de universalización y no del contenido de la norma, marcado por la contingencia.
La cuestión principal abordada es la de la validez de la norma. Considera que el concepto de validez es relacional, ya que una norma siempre tiene como fundamento otra norma. De este modo, para que el sistema jurídico tenga validez es necesario encontrar una norma superior que lo fundamente. Llama a esa norma como "norma hipotética fundamental".
También contribuyó a la creación de una nueva interpretación del derecho. Considera que la actividad judicial no es una actividad racional, sino una actividad ideológica
Investiga el ser e el ente. Cree que los filósofos confunden esos dos términos. Para él, el ser es la esencia y el ente es la existencia, el dasein, el ser-ahí.
Inicialmente, Al contrario que otros filósofos, busca comprender qué es el ser humano, y qué es la existencia, a partir de una perspectiva interna, desde el punto de vista del hombre, que es el objeto del análisis.
Considera que el hombre nace y es introducido en un ambiente material y espiritual, en el que establece relaciones e intenta dar sentido a la existencia desarrollando proyectos que posibilitan diferentes futuros. Apunta que la muerte es el límite extremo al que esos proyectos llegan al fin, estén o no concluidos.
Para el filósofo, la existencia puede ser auténtica o inauténtica.
Cuando el hombre comprende que la muerte es una dimensión fundamental de la existencia, se aparta de la banalidad de lo cotidiano y vive de manera auténtica. Pero cuando vive absorto en sus proyectos y olvida la muerte, vive de manera inauténtica.
Hace esta distinción porque considera que la reflexión sobre esa dimensión fundamental posibilita el cambio de prioridades y posibilita futuros diversos.
Procura definir los límites del lenguaje y del mundo.
Afirma que el lenguaje y el mundo están formalmente estructurados y que esas estructuras se pueden ser descomponer en partes. Busca dilucidar cómo se relacionan esas estructuras entre sí.
Para el, el lenguaje consiste en la totalidad de proposiciones lógicas sobre cosas que pueden ser verdaderas o falsas; y el mundo en la totalidad de hechos. Y el lenguaje puede retratar el mundo, ya que las proposiciones son imágenes lógicas de los hechos. Cualquier proposición que no retrate hechos está desprovista de sentido. Por tanto, el lenguaje está limitado a declaraciones de hecho.
Posteriormente, cuestiona sus conclusiones sobre la relación entre el lenguaje y el mundo; y afirma que es imposible una reducción legítima entre un concepto lógico (el lenguaje) y un concepto empírico (el mundo), y redefine el lenguaje como un juego, que adquiere significado socialmente. El lenguaje es visto como una caja de herramientas. No se trata de considerarlo falso o verdadero, sino de saber usarlo.
Afirma que comprendemos el mundo por intermedio de la interpretación y ésta ocurre en un determinado momento histórico, que proporciona pre-conceptos y pre-disposiciones.
Considera que no podemos comprender las cosas fuera de esos pre-conceptos y pre-disposiciones.
La interpretación nunca es absolutamente objetiva.
Se dedica a la investigación del pensamiento.
Reflexiona sobre qué es el pensamiento y sobre como es posible renovarlo.
Para él, el papel de la filosofía es retirar el pensamiento de la inmovilidad a través de la construcción de conceptos. En sus obras creó varios de ellos, entre los cuales están: máquinas-deseantes, cuerpos-sin-órganos, rizoma, reteritorialización, repetición y diferencia. A través de ellos procuró comprender la experiencia del mundo contemporáneo, marcada por el cambio constante.
Al contrario que muchos filósofos no cree que haya disociación entre el hombre y la naturaleza, sino simbiosis y unión.
Junto a Pierre Félix Guattari creó el concepto de geofilosofía.
Apunta que a partir del siglo XVIII, las sociedades modernas pasaron a mostrar una nueva organización de poder.
Además del macropoder político ejercido por el Estado, existen micropoderes diseminados en varios ámbitos de la sociedad. Esos micropoderes son ejercidos por personas que interiorizan y cumplen normas establecidas por la disciplina social.
Para el filósofo, el poder no es esencialmente un poder represor, sino un poder creador, en el sentido de que produce realidad.
Él considera que la sociedad contemporánea es una sociedad disciplinar en la que prevalecen prácticas disciplinarias de vigilancia y control. Una de las principales manifestaciones de la vigilancia y del control ocurre a través de los discursos aparentemente neutros que intentan normalizar el comportamiento de los individuos.
Así como el poder se encuentra en múltiples espacios, la, resistencia al poder no puede dirigirse sólo contra un único foco de poder.
Pensaba que la prisión, incluso aunque fuese ejercida por medios legales, era una forma de control y de dominación burguesa en orden de fragilizar los medios de cooperación y solidaridad del proletariado.
Criticaba la psiquiatría y el psicoanálisis tradicionales, porque a su modo de ver eran instrumentos de control y de dominación ideológicos.
De forma diferente a otros filósofos, que consideraron que el racionalismo no puede darse más en el mundo debido a la irreversibilidad del capitalismo, propone una razón comunicativa.
Considera que hasta el siglo XVIII sólo existía la esfera pública controlada por el Estado, pero que a partir de ese período surgieron varias esferas públicas fuera del control estatal, que posibilitaron el desarrollo de la razón comunicativa.
Para él, la razón comunicativa se desarrolla cuando agentes interesados en un determinado tema estabelecen un diálogo y a partir de la argumentación obtienen el consenso construyendo una verdad intersubjetiva.
La razón comunicativa posibilita la crítica de las tradiciones y el cambio de la sociedad. Por tanto, ese modelo de razón es emancipatorio.
Afirma que en la contemporaneidad, período marcado por el alto desarrollo científico y tecnológico, se hace necesaria la producción de una nueva subjetividad, una subjetividad polifónica, en constante movimiento de territorialización, desterritorialización y reterritorialización.
Para que eso ocurra, propone la reapropriación de los saberes a través del uso de nuevas tecnologías intelectuales, portadoras de la transversalidad, o sea, caracterizadas por la interacción entre dimensiones psicológicas, políticas, económicas e históricas.
XIX
XX
EDAD MODERNA
EDAD CONTEMPORÁNEA
Mito
Cosmogonía: un intento de explicar la realidad a través de los mitos.
Narraba el origen de la naturaleza por medio de genealogías divinas: las fuerzas y los seres sobrenaturales estaban personalizados y simbolizados por los dioses, titanes y héroes... cuyas relaciones daban origen a las cosas, a los hombres y a las estaciones del año, al día y a la noche, a las cosechas, y a la sociedad...
Pre-socráticos
Defendían una interpretación racional y materialista del universo (cosmos).
Negaban la Cosmogonía (Mito) y construían la Cosmología (razón).
Buscaban el arjé (arché), el origen de las cosas.
FILOSOFÍA CLÁSICA GRIEGA
Filosofía de los clásicos griegos donde tiene su origen el pensamiento occidental.
ESCOLÁSTICA-PATRÍSTICA
Intentan conciliar el pensamiento clásico griego con la ideología cristiana.
SOFISTAS
Sabios viajeros contemporáneos de Sócrates, cobraban por la tarea de enseñar la sabiduría y la habilidad.
Apego a la mera opinión.
Desarrollaron especialmenete la retórica, la elocuencia y la gramática.
Predicaban la verdad relativa y subjetiva.
Filosofía oriental
Pensadores orientales también cuestionaban la sabiduría.
Búsqueda de la sabiduría para una vida virtuosa.
fuertemente constituida en la India, Irán (Persia), China, Japón y Corea.
Principios sobre la existencia del cosmos, del hombre, de los sufrimientos, de la mente, de la energía, del cuerpo humano y mucho más...
Una búsqueda religiosa de la divinidad.
"Conocer a los otros es inteligencia; conocerse a sí mismo es la verdadera sabiduría". Lao-Tsé
"La mente lo es todo. Lo que usted piensa, usted se vuelve".
"Lo que usted sabe, sabe. Lo que no conoce, desconce. Esta es la verdadera sabiduría". Confucio
Epicureísmo
(Siglos IV-I a.C.)
Epicuro,
Lucrecio
La razón debe ayudarnos a reconocer los placeres que pueden ser negativos.
La filosofía permite evitar el sufrimiento al alcanzarse el equilibrio entre los placeres.
"La carta a Mecenas", de Epicuro y el poema "De la naturaleza" de Lucrecio, son las obras más representativas.
Estoicismo
(Siglos IV- II d.C.)
Zenón de Citio
Cleanto de Assos
Séneca, Epicteto,
Marco Aurelio.
La felicidad se alcanza entendiendo cuál es el curso natural del universo.
Saber actuar sin enfrentarse a sus leyes nos ayudará a ser más felices.
Entre las principales obras se encuentran las "Cartas a Lucilio" de Séneca, el "Manual de Epícteto" y las "Meditaciones" de Marco Aurelio.
Neoplatonismo
y Agustinismo
Plotino
Agustín
Representa la primera tentativa seria de conciliar la Filosofía, concretamente la platónica, con el cristianismo.
Plotino en "Las Enéadas", es aún muy filosófico y S. Agustín en "Las Confesiones" o en "La Ciudad de Dios", elabora la primera filosofía considerada cristiana.
Escolástica
(Siglo XI-XIV)
Anselmo de Canterbury,
Alberto Magno,
Tomás de Aquino,
Roger Bacon,
Guillermo Occam.
A pesar de sus divergencias, los escolásticos eran religiosos que pretendían explicar el cristianismo de manera racional, a partir de la filosofía de Aristóteles.
"Suma teológica" de Tomás de Aquino, en el S.XIII, es la obra más representativa.
Humanismo
(Siglos XIV-XVI)
Petrarca,Campanella,
Pomponazzi, Montaigne,
Leonardo da Vinci.
El humanismo critica a la Escolástica y refleja particularmente lo que se relaciona con el hombre, desde el arte hasta la Ciencia, a partir del estudio de las humanidades, inspirado en la cultura antigua.
"Los ensayos" de Montaigne describen muy bien esta mentalidad.
La Iglesia y la Reforma
(Siglos XV-XVI)
Nicolás de Cusa,
Erasmo, Martin,
Lutero, Juan Calvino
El humanismo influyó en la manera de entender la religión.
La voluntad de vivir la religión sin someterse al poder de la Iglesia conducirá a la reforma, iniciada por Lutero, y que acabará con la aparición de la Iglesia protestante.
Filosofía Política
(Siglo XVI)
Maquiavelo,
Tomas Moro,
Juan Bodin
La reflexión sobre la justicia y el derecho conducen a una descripción de la realidad política diferente a las explicaciones de la religión.
En "El Príncipe", Maquiavelo estudia los mecanismos del poder; en "Utopía", Tomás Moro imagina un país en el que reinara la justicia.
La Revolución
copernicana
(Siglos XVII-XVIII)
Copérnico,
Giordano Bruno,
Kepler, Galileo,
Francis Bacon
A partir del nuevo modelo del universo de Copérnico, muchos científicos, sin ser filósofos, van a crear la ciencia moderna, basada en las matemáticas y en la experimentación; y no en la religión o en la filosofía.
Galileo dirá que "el universo es un libro abierto escrito en lenguaje matemático".
Racionalismo
(Siglo XVII)
Descartes,
Spinoza,
Malebranche,
Leibniz
Para Descartes, lo que define al ser humano no es nada físico, sino su capacidad racional.
En "El Discurso del método", escribirá "pienso, luego existo".
Por otra parte, la razón es el punto de partida de toda posible experiencia gracias a la existencia de las ideas innatas.
Empirismo
(Siglo XVII-XVIII)
Thomas Hobbes,
Jhn Locke,
George Berkeley,
Denis Hume
Todo conocimiento viene de la experiencia, por tanto, sólo puede haber ideas adquiridas y no innatas.
El debate entre empirismo y racionalismo dominará los siglos XVII-XVIII, por medio de obras como "Ensayos sobre el entendimiento humano" de Locke, o "Investigaciones sobre el conocimiento humano" de Hume.
Iluminismo
(Siglo XVIII)
Montesquieu,
Voltaire, Diderot,
Lessing, Rousseau,
Herder.
El hombre descubre el poder de la razón sobre la naturaleza por medio de sus conquistas científicas.
La racionalidad se impone sobre cualquier otro discurso como la religión o el arte.
La reflexión sobre la libertad y dignidad humana que contribuirá a cambiar las mentalidades se puede encontrar en "El contrato social" de Rousseau, o en "El espíritu de las leyes" de Montesquieu.
Idealismo alemán
Siglos XVIII-XIX)
Kant, Fichte,
Schelling,
Hegel
Es una filosofía que expresa los valores del romanticismo.
Constata la limitación de la razón humana (como Kant en su "Crítica de la razón pura"), y la distancia entre el hombre y el mundo o entre el hombre y Dios.
Mientras que para Hegel, en su "Fenomenología del espíritu", la Filosofía debe permitir la comprensión del destino del hombre a través de la Historia.
Schopenhauer
(1788-1860)
Se inspira en Kant, Platón y en la cultura india.
El mundo no me apetece tal como es, sino como yo lo organizo gracias a mi capacidad de representación, "el mundo es mi representación" escribe en "El mundo como voluntad y representación".
Positivismo
(Siglo XIX)
Auguste Comte
Considera a la ciencia como la madurez de la evolución humana y la única vía capaz de traer la felicidad a la humanidad.
Utilitarismo
(Siglo XIX)
John Stuart Mill
Teoría crítica inspirada en los principios del positivismo, descrita en "El Utilitarismo" de Stuart Mill, y cuyo fin es alcanzar la mayor felicidad posible para el mayor número posible de personas.
Marxixmo
(Siglos XIX-XX)
Karl Marx,
F. Engels,
Gramsci
La historia de la humanidad puede ser entendida como la lucha constante entre opresores y oprimidos, lucha que deriva de cierta organización de la actividad económica y que Marx describe en "El Capital".
Nietzsche
(1844-1900)
Adversario de los grandes engaños de la civilización occidental: la Ciencia y la Religión. Creando mundos paralelos, nos impidió contemplar el mundo auténtico de la vida.
"Así hablaba Zaratustra" es su principal obra.
Psicoanálisis
(Siglo XX)
Sigmund Freud,
Erich Fromm,
Carl G. Jung.
Freud, médico de formación, propone, gracias a su teoría del inconsciente, una nueva visión del ser humano y de la cultura
Fenomenología
(Siglo XX)
E. Husserl. M. Scheler,
M.Merleau-Ponty
A partir de un análisis riguroso del fenómeno de la conciencia, la fenomenología pretende hacer de la Filosofía una ciencia que describa fielmente nuestra experiencia del mundo.
Vitalismo
(Siglos XIX-XX)
Henri Bergson,
Ortega y Gasset
Para Bergson, en "La evolución creadora", la vida es un proceso creador constante que sólo la intuición puede captar correctamente por medio de su experiencia del tiempo.
Filosofía Analítica
(Siglo XX)
B. Russell,
R. Carnap,
L. Wittgenstein
Corriente que entiende la filosofía como una reflexión sobre la estructura lógica del lenguaje.
Muchos problemas clásicos de la filosofía son considerados simples problemas de lenguaje.
Filosofía de la Ciencia
(Siglo XX)
Popper, Lakatos,
Feyerabend,
Kuhn
Es el desarrollo de la reflexión crítica sobre los fundamentos del saber científico....
estudio del método de investigación
clasificación de la ciencia
naturaleza de las teorías científicas y su capacidad
papel de la ciencia y su utilidad
El papel científico y el saber filosófico:
no hay oposición
ciencia problema específico
filosofía visión global.
La ciencia contemporánea se ve obligada a replantear sus objetivos y, por tanto, su definición.
La verdad ya no es la meta. La Ciencia procura ahora crear teorías útiles.
Existencialismo
(Siglo XX)
Jaspers, Heidegger
Sartre, Camus
Investiga lo que no puede ser conocido de forma objetiva, es decir, de forma exterior.
La existencia define al hombre al ser la experiencia fundamental que sólo puede ser investigada a partir del interior y que es anterior a todo juicio.
Hermenéutica
(Siglo XX)
Gadamer,
Ricoeur
Estudia la producción de significado en las acciones humanas y observa su vinculación profunda con la dimensión histórica de la realidad humana.
Todo sentido depende de una interpretación y de un contexto histórico.
Estructuralismo
(Siglo XX)
Lacan, Barthes,
Levi-Strauss,
Foucault, Derrik.
Estudio de los diferentes aspectos de la realidad individual o colectiva del hombre a partir de las contribuciones de las diferentes ciencias humanas, como la lingüística, la antropología, la historia, e, incluso, el psicoanálisis.
Teoría crítica
(Siglo XX)
Adorno,
Horkheimer,
Marcuse
Estos tres pensadores forman lo que llamamos también "La Escuela de Frankfurt".
A partir de las ideas de Marx, llevan a término una crítica radical de diferentes aspectos de la sociedad moderna.
Responsable por la
integración social
Teoría del acto comunicativo
Racionalidad instrumental
(centrada al éxito)
SISTEMA
ESTADO
MERCADO
Mecanismo de
coordinación
Racionalidad comunicativa
(Dirigida a la comprensión)
MUNDO DE LA VIDA
Esfera de las tradiciones,
de la cultura compartida, de la solidaridad y cooperación
Responsable por la
integración sistemática para
asegurar la reproducción
material e institucional
de la sociedad
PODER
DINERO
Jürgen Habermas
(1929- )
Heredero de la Escuela de Frankfurt, reflexiona sobre la relación entre la teoría y la práctica, y propone una nueva clasificación de las ciencias.
Últimamente se dedica a la investigación sobre la actividad comunicativa (acto comunicativo).
Post-Modernidad
(Siglo XX)
Lyotard,
Vattimo
Corriente filosófica que analiza de forma crítica los valores sobre los que se apoya la modernidad: la ciencia, la razón, la sociedad de consumo...
"Todo es agua". Tales.
Considera que el elemento esencial de la physis es el fuego.
Su principal contribución es la afirmación de que todo está en constante movimiento. Para él, la realidad es un fluir constante, impulsado por la lucha de los contrarios: bien-mal, bello-feo, alegría-tristeza, justicia-injusticia.
"El ser es, el no-ser no es".
"Sólo sé que no sé nada"
(Sócrates)
LAS CINCO VÍAS TOMISTAS
Primer motor inmóvil
: Esta primera vía supone la existencia del movimiento en el universo. Sin embargo, un ser no se mueve a sí mismo; sólo ha podido, entonces, mover a otro o ser movido por otro. Así, si retrocedemos hasta el infinito, no explicamos el movimiento. Si no encontramos un primer motor que mueve todos los otros.
Primera causa eficiente
: La segunda vía se refiere al efecto que ese motor inmóvil acarrea. La percepción del orden de las cosas en causas y efectos permite averiguar que no hay efecto sin causa. De esta forma, retrocediendo igualmente hasta el infinito, tenemos que llegar a una causa eficiente que da inicio al movimiento de las cosas.
Ser necesario y los seres contingentes
: La tercera vía compara los seres que pueden ser o no ser. La posibilidad de estos seres implica que alguna vez este ser no fue y pasó a ser, pero que aún no ha llegado a ser. Pero de la nada nada viene, y, por eso, estos seres contingentes dependen de un ser necesario para fundamentar sus existencias.
Grados de perfección
: La cuarta vía trata de los grados de perfección que se constatan a partir de un máximo (òptimo) que contiene el verdadero ser (el más o menos sólo se dice en referencia a un máximo).
Gobierno supremo
: La quinta vía habla del orden y de la finalidad, que la suprema inteligencia gobierna todas las cosas (ya que en el mundo hay orden), disponiéndolas de forma organizada racionalmente, lo que evidencia la intención de la existencia de cada ser.
Full transcript