Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

VIH

No description
by

Ivy Rojas Espinoza

on 28 June 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of VIH

Sida/VIH
Introducción
Integrantes: Génesis Cavada
André Lafferte
Ivy Rojas

Historia
Tratamiento
Existen tres formas principales para tratar la enfermedad del VIH:
1. Tratamientos antivirales reforzadores del sistema inmunológico.
2. Tratamiento y prevención de las distintas enfermedades oportunistas.
3. Tratamientos y Profilaxis.

Estructura química
la estructura química exacta de la cápside del VIH, es una especie de cubierta de proteínas que protege el material genético del virus y que se sabe que es clave en su virulencia.
Estructura Biológica
Es un virus complejo. En forma esquemática, es una estructura esférica que tiene 3 capas:la interna o nucleoide que contiene ARN, una media constituida por una cápsula y una externa formada por una envoltura(bicapa lipídica) derivada de la célula huésped.
Pandemia
Una pandemia es una enfermedad infecciosa que se propaga a través de los seres humanos en todo el mundo, o en regiones muy grandes como continentes.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se declara una pandemia cuando se cumplen tres condiciones:
1) Aparece un virus nuevo, que no haya estado anteriormente y, por consiguiente, no hay personas inmunes.

Etapas
Síntomas
Enfermedades oportunistas
Prevención
1. Infección
El VIH entra a la corriente sanguínea e infecta las células T, que son parte del sistema inmunológico. Las personas con VIH se consideran portadoras del virus inmediatamente después de su infección. Aunque no se sabe con certeza hasta qué punto pueden tener la capacidad de trasmitir el virus, algunos estudios sugieren que esta capacidad varía con el tiempo.
Las personas con VIH pueden trasmitirle el virus a otras, independientemente del tiempo que hayan tenido el virus. No se necesita tener síntomas o verse enfermo para tener el VIH. De hecho, muchas personas se ven saludables por muchos años aunque tengan el virus en sus cuerpos. La única forma de averiguar si una persona tiene el VIH es tomar una prueba de anticuerpos.
2. Infección aguda
Cerca del 70% de la gente tiene síntomas fuertes durante su seroconversión (el momento en que el cuerpo comienza a producir los anticuerpos contra el virus) parecidos a los de la gripe. Estos síntomas, que duran algunos días, pueden incluir fiebre, dolor de cuerpo y escalofríos, sudoración nocturna y salpullidos o erupciones de la piel. No son los síntomas de un resfriado común, sino que se parecen a los de una gripe fuerte. El resto de la gente con VIH no sufre estos síntomas iniciales de "infección aguda", o los síntomas son tan leves que no se dan cuenta. Debido a que los síntomas son de carácter general, podrían ser causados por muchas otras enfermedades, como la gripe.
Los síntomas de esta infección pueden confundirse con los síntomas de otras enfermedades. Por ejemplo, si una persona tuvo actividades de riesgo hace unos días y ahora tiene estos síntomas, es posible que los síntomas fueran de esta infección reciente con VIH, es también probable que la persona haya contraído el VIH y que tenga alguna otra infección.

3. Conversión
Este término se refiere al momento en que el cuerpo comienza a producir los anticuerpos contra el virus. Aproximadamente, el 97% de la gente que tiene el VIH desarrolla los anticuerpos dentro de los primeros 3 meses de la infección. El resto desarrolla los anticuerpos dentro de los primeros 6 meses.

4. Deterioro del Sistema Inmunológico
En la mayoría de los casos en que no hay una intervención con un tratamiento, el virus comienza a dañar lentamente al sistema inmunológico durante años después de la infección. Más adelante, sin embargo, suele ocurrir un rápido deterioro del sistema inmunológico y el virus se reproduce más activamente. Este daño puede ser observado a través de análisis de sangre, tal como la disminución del conteo de células T, incluso antes de que se experimenten síntomas.
Las personas con VIH deben ver a un doctor para que éste pueda monitorear sus sistemas inmunológicos. Al hacerse exámenes de laboratorio y observar la variación de los resultados con el tiempo, pueden tener una mejor idea sobre posibilidades de tratamientos y cambios de tratamientos. Para muchas enfermedades, pueden comenzar a tomar un tratamiento preventivo aún antes de desarrollar síntomas. Este concepto se conoce como "cuidado temprano" y "profilaxis". La idea es que si se ofrece tratamiento a personas que aún no tienen síntomas, tendrán más posibilidades de mantenerse saludables y con mejor calidad de vida. Es muy importante que las personas VIH positivas se sientan cómodas para consultar a un médico, pues el VIH podría ya estar dañando al sistema inmunológico sin que la persona se de cuenta.
1. Tratamientos antivirales: estos tratamientos tratan de detener de una forma el avance del virus dentro del cuerpo. Los inhibidores de proteasa, en cambio, funcionan impidiendo que el virus utilice la enzima de la proteasa, que es un componente esencial para la reproducción del virus.
La historia de la enfermedad, esta acompañada de varios acontecimientos relevantes. Los primeros casos fueron encontrados principalmente en personas homosexuales en 1981, pero el primero fue el caso del célebre "Paciente 0" de dónde pareció partir la epidemia en los primeros momentos. Se trata de Gaetan Dugas un auxiliar de vuelo homosexual y extremadamente promiscuo que reconoció haber tenido más de mil compañeros sexuales.
Esta persona contribuyó indudablemente a extender la enfermedad por todo el mundo, algo que ocurrió en un tiempo récord, pero también ayudó a reconocer que la enfermedad era muy contagiosa y que ciertas actitudes podían ayudar a su diseminación, por lo tanto era posible tomar medidas para reducir la tasa de contagios. 
Luc Montagnier en 1983 se da cuenta
de cual es el causante del sida, el VIH.

Luego se le comenzó a llamar
“La Peste Rosa” asociando la aparición
de manchas rosas en la piel y con la tendencia homosexual de la mayoría de estos primeros casos. Pero esta información fue errónea porque se había descubierto que la epidemia se había manifestado en personas heterosexuales también (1983).
En 1984 es cuando se le comienza a considerar una epidemia, ya que luego de un exhaustivo estudio realizado a un grupo de personas contagiadas, que habían tenido parejas en común, extrayendo así patrones que lo demostraban.


Luego en 1985 estuvieron disponibles las pruebas con la cuales podían analizar que sangre contenía o no contenía VIH. Y se había contabilizado casos en todos los continentes.
En 1987 se crearon diversos
organismos para intentar detener su
propagación y la FDA autorizo el
primer fármaco para tratar el sida.




En 1996 estuvo recién lista la terapia triple antirretroviral.
Hasta hoy en día se investiga para poder frenar el sida.

2. Inmunomoduladores: Los tratamientos en este grupo tratan de mejorar la capacidad del cuerpo de atacar al VIH y de fortalecer la respuesta del sistema inmunológico contra el VIH. Por ejemplo, algunas vacunas experimentales están tratando de fortalecer al sistema de defensas hasta el punto en que éste pueda deshacerse del VIH. Otros tratamientos tratan de aumentar la producción de células T, aunque no se cree que esto sea de mucha ayuda, a menos que se utilice en combinación con un fármaco antiviral.
3. Tratamientos y profilaxis contra enfermedades oportunistas: Aunque no hay todavía una cura para el SIDA, muchas de las enfermedades que atacan a personas con SIDA pueden controlarse, prevenirse o eliminarse. Esto ha aumentado significativamente la longevidad y calidad de vida de las personas que viven con Sida. La profilaxis es el uso de medicación para prevenir la aparición o recurrencia de una enfermedad. Los Centros para el Control de Enfermedades han publicado sus recomendaciones de "cuidado estándar" con referencia a la profilaxis.
Enfoques naturales para tratar el VIH

1. Terapias chinas de hierbas: Algunas personas han conseguido buenos resultados tomando hierbas chinas para mejorar su estado general de salud y restablecer las defensas del cuerpo. Existen cientos de hierbas chinas, y muchas de ellas pueden emplearse con seguridad a largo plazo, aunque hay otras que podrían resultar tóxicas o dañinas según el caso. No se han documentado reacciones adversas procedentes del empleo de hierbas chinas en combinación con otros tratamientos.
2. Masajes: Pueden ser útiles para reducir el estrés y mejorar el sistema inmunológico.
3. Homeopatía: Es un sistema curativo que utiliza pequeñas dosis de hierbas y sustancias minerales naturales para estimular la capacidad de curación innata del cuerpo.
4.Acupuntura: puede resultar especialmente eficaz para aliviar efectos secundarios causados por medicamentos farmacológicos, así como dolores crónicos en los músculos, huesos, articulaciones, ojos, corazón, conducto digestivo, y en el sistema respiratorio y nervioso.
¿Cuándo debo empezar con un tratamiento?

La mayoría de los doctores recomiendan empezar a tomar un tratamiento contra el VIH cuando el cómputo de células T baja de 500 o la carga viral es de más de 10.000 copias/ml.
O cuando el cómputo de células T señala un grave deterioro del sistema inmunológico.

El SIDA es una de las enfermedades que más preocupa a la sociedad mundial hoy en día. Esto se debe principalmente a que se sabe muy poco acerca de los métodos para controlar el virus, además de que dicho mal se está extendiendo a lo largo y ancho del mundo a una velocidad alarmante. Por esta razón resulta de suma importancia conocer más acerca de qué es el SIDA, cómo se transmite y cómo se puede llegar a prevenir, lo que haremos en el trabajo que viene a continuación.

El VIH o virus de la inmunodeficiencia humana afecta al sistema inmunitario, debilitándolo y dañándolo progresivamente.
El SIDA es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, es decir, los síntomas  posibles y causas que sufre el sistema inmunitario como consecuencia de la infección por VIH.
Una vez que una persona se infecta de VIH, es posible que no sea consciente de ello puesto que los síntomas no tienen una manifestación clara tras contraer el virus. 
Los síntomas si empiezan a hacerse visibles una vez que existe un deterioro del sistema inmunitario, traducido en otro tipo de infecciones “oportunistas” que se aprovechan de la vulnerabilidad que comentábamos.

Fases del Sida
Infección primaria: en esta fase puede que no existan síntomas, o bien, presentar el síndrome retroviral agudo, que provoca fiebres, erupciones, dolor articular, entre otros. Desde este momento el virus se puede contagiar a otras personas, independientemente de que se manifiesten o no los síntomas.
Fase 1: asintomática o inflamación de nódulos linfáticos, comenzando a dañar el sistema inmunitario.
Fase 2: fiebre, sudoración, pérdidas de peso, manifestaciones cutáneas leves (como dermatitis), cefaleas, e infecciones en vías respiratorias…
Fase 3: diarrea crónica sin motivos aparentes, fiebre severa, infecciones bacterianas de consideración, tuberculosis pulmonar, etc. En esta fase, algunas personas tienen SIDA.
Fase 4: se trata de 22 infecciones oportunistas o tipos de cáncer relacionados con el VIH. En este punto, todas las personas infectadas tienen SIDA.
¿Cómo se puede prevenir el VIH?
Teniendo relaciones sexuales con una sola pareja que no esté infectada y que a su vez sólo tenga relaciones contigo
Pregúntale a cada nueva pareja si tiene o ha tenido algún tipo de infección (si ya tuvo una ETS, esa persona puede no ser confiable)
Evitando el intercambio de fluidos corporales mediante prácticas de sexo sin penetración
Practicando la abstinencia de las relaciones sexuales
Usando una barrera que impida ese intercambio, como el condón masculino de látex o el femenino de poliuretano, que empleados correctamente evitan el contagio

Las mas frecuentes:

· Neumonía por Pneumocystis carinii: es una neumonía fatal causada por un microorganismo, el protozoo Pneumocystis carinii (PCP). Es una de las enfermedades oportunistas más comunes en VIH/sida. Sin tratamiento puede llegar a afectar al 85% de los seropositivos. Los primeros síntomas suelen incluir dificultad para respirar, fiebre, tos seca, pérdida de peso y sudoraciones nocturnas. A pesar de que la PCP se encuentre entre las primeras causas de muerte en los pacientes con sida, es una enfermedad que puede tratarse y resulta prevenible.
La cápside o nucleocápside, es una estructura que protege el genoma del virus y tiene la función de permitir que, éste se prepare para alcanzar el núcleo de la célula e infectarla. Su misión, es mantener el material genético del VIH protegido, y entonces se desensambla y libera al VIH para que infecte el núcleo de la célula.
Video
2) Los virus infectan a las personas, causando enfermedades serias.
3) Los agentes se propagan fácil y sostenidamente entre los seres humanos. En el caso de otras enfermedades que también matan a muchas personas, como el cáncer, no se consideran pandemias debido a que no son infecciosas o contagiosas.
Tuberculosis: enfermedad causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Se transmite a través del aire y ataca a los pulmones, pero también puede causar meningitis; a menudo se manifiesta con toses secas, pérdida de peso y fatiga. A diferencia de la PCP, esta puede aparecer en pacientes VIH+ con linfocitos T CD4 en cantidad superior a 200. Ya que las posibilidades de que un seropositivo presente TB pueden ser hasta 40 veces más que las de una persona no infectada por el virus, todos los VIH+ se someten a una prueba de detección de la tuberculosis, en cuanto se diagnostica la presencia del virus del sida. El tratamiento de la tuberculosis se basa en antibióticos; puede ser un proceso algo complejo y largo en los pacientes con VIH, pero se cura.
Candidiasis: infección causada por un microorganismo, el hongo Candida albicans que puede encontrarse en la mayoría de las personas, si el sistema inmunológico es sano el organismo no desarrolla la enfermedad. En los seropositivos, la infección puede producir pérdida de apetito, enrojecimiento o manchas en la boca, lengua, o en la vagina.
Citomegalovirus: (CMV) infección viral que podría afectar a todo el organismo. La enfermedad puede originar diarrea, meningitis y, con más frecuencia, retinitis (inflamación de la retina) que si no recibe tratamiento puede derivar en ceguera. Aproximadamente, el 90% de los pacientes con sida sufren la infección por CMV.
Toxoplasmosis: enfermedad originada por un parásito que infecta al cerebro provocando conductas alucinatorias, cefaleas (dolor de cabeza), fiebre, desorientación, cambios de personalidad y mareos. La terapia suele ser muy eficaz, aunque la toxoplasmosis puede reaparecer.
Sarcoma de Kaposi: enfermedad que afecta a un 20 por ciento de los individuos con sida. No se ha determinado completamente su origen; en un principio se clasificaba como un cáncer, pero recientemente, se ha vinculado con un tipo de herpes virus. Si el sarcoma aparece en la piel no reviste un problema de gravedad, pero la situación es más grave cuando afecta a zonas internas del organismo, puesto que requerirá un tratamiento con fármacos quimioterápicos.
Hepatitis C: esta no se considera una enfermedad oportunista en sida, pero su incidencia entre las personas VIH positivas es muy elevada, porque la infección por el virus de la hepatitis C se transmite al igual que el VIH por vía parenteral (pinchazos). Al aparecer los nuevos tratamientos contra el sida se ha alargado la esperanza de vida de estos enfermos y por eso ahora están apareciendo muchos casos de hepatitis C. Antes se desconocía este dato porque los enfermos de sida no vivían muchos años y los síntomas de la hepatitis aparecen varias décadas después de que se haya producido la infección. Ahora, sin embargo, la hepatitis C se ha convertido en el principal problema médico al que se enfrentan los clínicos que tratan a los pacientes con sida.
Conclusión
Como conclusión podríamos decir que aprendimos sobre esta enfermedad de transmisión sexual llamada sida o VIH (virus de inmunodeficiencia humana) el cual es muy peligroso y dañino para nuestro organismo, ya que lo debilita completamente.
Para evitar contagiarse de esta ETS debemos ser cuidadosos en el momento de tener relaciones sexuales, asegurándose de que la persona no tenga esta enfermedad y protegiéndonos con preservativos.
Además debemos realizarnos por seguridad un examen de VIH ya que si se llegase a tener hay que entrar en un tratamiento para que no cause mas daño del que puede estar causando en ese momento.
Full transcript