Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El Amor, El Pacto, El Objeto Perdido.

No description
by

Javier Rojas

on 23 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El Amor, El Pacto, El Objeto Perdido.

El Amor, El Pacto, El objeto perdido. En las parejas cada cual intenta recubrir masivamente su falta con la del otro, intento destinado al fracaso, dado que se termina taponando ficticiamente un vacío con un objeto insasible, conformado por un semblante de nada. Se le dona a la pareja una falta recubierta de espejismos objetales para que el partenaire se ilusione con la posibilidad de un encuentro, al que se supone capaz de resolver la angustia existencial. Se trata de el entrecruzamiento de dos sujetos que sólo ven en el otro lo que cada uno proyecta de sí. La venus del espejo. Velasquez. La pareja funda la unión en tanto ésta permite el recubrimiento de dos faltas, que al "completarse" una en la otra, genera la ilusión de que el Todo pleno es posible. En esta relación dual (se entiende que no hay dos sin tres, es decir, es la terceridad simbólica la que tuye a los sujetos como pasibles de individuarse y luego aparearse) Se despliegan las estructuras psicopatológicas. ¿cual debería ser el papel del analista frente a la consulta de una pareja debido a dificultades vinculares? Disolver la diada narcisísticamente fundada para poder operar con sujetos que puedan asumir su libertad personal más allá de toda simbiosis desubjetivante. La violencia que se moviliza en las parejas ante su fracaso y la eventual conducta destructiva que se genera entre los ex-miembros de esta, se funda en la disolución que supone perder simultáneamente: Al Otro imaginario. Tendencias tanáticas necesitadas de expresión. Al otro simbólico Exige la renuncia permanente a todo goce auto-erótico y pone un límite a toda tendencia al retorno narcisístico. El integrante del otro sexo configura un freno eficaz a cualquier tentación de recaida en posiciones de goce homosexual. Al otro real. Sostiene, en tanto fetiche, un taponamiento eficaz del abismo que siempre amenaza el horizonte de vivir. ¿Que sucede con esta dinámica en la celotipia? El goce que ata a sus miembros es notable. Uno vive persiguiendo al otro, obsesionado por la presencia de un tercero, cuya necesaria funcionalidad reside en que satisface inconscientemente el deseo homosexual de cada uno, sin delatarlo manifiestamente. A través de los frecuentes triángulos se canalizan las fuertes tendencias homosexuales reprimidas, a la vez: De que el hombre busca lo que hay de hombre en la mujer, y la mujer lo que hay de mujer en el hombre En el hombre: La envidia del hombre es al falo por lo que las conductas celosas configuran un modo de protesta en contra de la mujer que puede recobrar gozosamente el pene del Otro. De allí la delectación sensual con la que el celoso investiga, dado que lo que busca confirmar es sencillamente el goce de su mujer - con la que se halla identificado - con relación a un tercero homosexualmente deseado. En la mujer: La envidia femenina se centra en el ataque al goce fálico del hombre, supuesto como exclusivo. La presencia de una temida a la vez que esperada rival, se asienta en la expectativa del goce que el hombre - con el cual se halla identificada - le procurará a aquella. La satisfacción - vedada en forma directa para sí - se obtiene, pues, por procuración gracias a la intermediación del hombre. Por eso las histéricas viven generando situaciones celotípicas, precisamente con las mujeres que ellas desean y a las que luego de una escena celosa, las constituyen recién entonces, entonces, como objeto erótico para el hombre. El sueño. Courbet.
Full transcript