Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

MARIALIS CULTUS

No description
by

Angelo Mejía Reynoso

on 11 April 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of MARIALIS CULTUS

Interests
Orientación cristológica
Precisiones
Experience
References
Parte I:
El culto a la Virgen
en la Liturgia
(1-23)
.
.
PARTE III (40-55):

INDICACIONES SOBRE DOS EJERCICIOS DE PIEDAD
Sección I (25-28):
Nota introductoria, cristológica y eclesial en el culto de la Virgen
Sección II (29-39):
Cuatro orientaciones para el culto a la Virgen: bíblica, litúrgica, ecuménica, antropológica
a)
El Angelus
(41):
Exhortación a mantener su rezo acostumbrado, donde y cuando sea posible.
No tiene necesidad de restauración: estructura sencilla, carácter bíblico, origen histórico, ritmo casi litúrgico, santifica momentos de la jornada, apertura al misterio pascual, contemplación de la Encarnación.

b)
El Rosario
(42-55):
"Compendio de todo el Evangelio
": rezo frecuente, oración contemplativa, de alabanza y de súplica; San Pío V (Consueverunt Romani Pontifices, 1569) definió la forma tradicional del Rosario (43).
Hijos de Santo Domingo
, custodios y propagadores de tan saludable devoción.
Índole evangélica
del Rosario: Evangelio-misterios (44).
Sucesión
los principales acontecimientos salvíficos cumplidos en
Cristo
: concepción virginal e infancia hasta los momentos culminantes de la
Pascua
.
Triple división
de los misterios del Rosario: cronología, esquema del primitivo anuncio (humillación, muerte, exaltación) (Flp 2,6-11). (45)
Social
Elementos del Rosario
(S. Pío V) (49):
a) Contemplación;
b) Oración dominical o Padrenuestro;
c) Sucesión litánica del Avemaría (saludo del Ángel a la Virgen, alabanza s. Isabel y súplica eclesial a Santa María); Avemarías (150, decenas, analogía con el Salterio); piedad popular y autoridad pontificia (indulgencias).
d) Doxología.
SEO
Modos: privado, comunitario, en familia, entre los fieles.
Características:
riqueza y variedad; lírico y laudatorio; contemplativo; implorante; adorante.
MARIALIS CULTUS
Pablo VI, 1974
Introducción
PARTE II:
POR UNA RENOVACIÓN DE LA PIEDAD MARIANA (24-39)
Sección primera:
La virgen en la liturgia romana restaurada
Común:
Índole comunitaria, Sagrada Escritura y Misterio de Cristo.

La primera
: hace presente los "misterios más grandes de nuestra redención";

La segunda
, vuelve a evocar los mismos misterios en la mente de quien ora y estimula su voluntad a sacar de ellos normas de vida”. Inspirado en la Liturgia; óptima preparación a la celebración litúrgica; eco prolongado.
Recomendación
(52-55):
Rezo del Santo Rosario en familia;
El fiel debe sentirse libre, atraído a rezarlo, en serena tranquilidad, por la intrínseca belleza del mismo.
Conclusión
Sección 1era (2-15):
La virgen en la liturgia romana restaurada
Sección 2da (16-23)
:
La Virgen modelo de la Iglesia en el ejercicio del culto
Parte II:
Por una renovación de la piedad mariana
(24-39)
Sección 1era (25-28):
Nota introductoria, cristológica y eclesial en el culto de la Virgen
Sección 2da (29-39)
:
Cuatro orientaciones para el culto a la Virgen: bíblica, litúrgica, ecuménica y antropológica
Parte III:
Indicaciones sobre dos ejercicios de piedad
(40-55)
Ángelus
Santo Rosario
Valor Teológico y Pastoral del Culto a La Virgen
Ocasión, finalidad y división del documento.
PARTE I:
EL CULTO A LA VIRGEN EN LA LITURGIA (1-23)

Sección segunda:

La Virgen modelo de la Iglesia en el ejercicio del culto
Obra de la salvación (Encarnación-venida gloriosa), incluyendo la memoria de la Madre
a) Tiempo de Adviento la Liturgia recuerda (3-4):
S. Inmaculada Concepción de María
(8 dic.): preparación radical a la venida del Salvador. (cf. Is 11, 1.10)
Días feriales del 17 al 24 de dic.
(dom. Pre-Navidad): antiguas voces proféticas sobre la Virgen Madre y el Mesías.
Modelo de preparación:
"vigilantes en la oración y... jubilosos en la alabanza"; equilibrio cultual; tiempo apto para el culto de la Madre del Señor.
b) Tiempo de Navidad (5-6):
prolongación de la maternidad divina.
S. Natividad del Señor
(venera a su Madre gloriosa);
Epifanía
del Señor (contempla a la Virgen, Sede de la Sabiduría y verdadera Madre del Rey); Sagrada
Familia
(vida santa en la casa de Nazaret).
S. Maternidad de María:
María en el misterio de la salvación, dignidad de la Madre Santa.
c) Antiguas y venerables celebraciones (6):
S. Encarnación del Verbo o Anunciación
(marzo 25): "fiat" salvador; unión de la naturaleza divina con la humana en la única persona del Verbo; Madre de Dios y Madre de los vivientes; Arca de la Alianza y Templo de Dios.
Gloriosa Asunción de María al cielo
(agosto 15): destino de plenitud y bienaventuranza; glorificación de su alma inmaculada y de su cuerpo virginal; perfecta configuración con Cristo resucitado; cumplimiento de la esperanza final; Realeza de María (8 días después): resplandece como Reina e intercede como Madre (18).
d) Celebraciones que conmemoran acontecimientos salvíficos (7):
Virgen vinculada al Hijo.
Natividad de María
(setiembre 8): "esperanza de todo el mundo y aurora de la salvación".
La Visitación
(mayo 31): "Santísima Virgen... que lleva en su seno al Hijo".
Virgen Dolorosa
(setiembre 15): venerar junto con el Hijo "exaltado en la Cruz a la Madre que comparte su dolor".
Presentación del Señor
(2 febrero): Madre del Siervo doliente de Yahvé; ejecutora de una misión referida al antiguo Israel.
e) Memorias o fiestas de culto local (8):
de interés más amplio.
Virgen de Lourdes
(feb. 11); Dedicación de la Basílica de Santa María (agosto 5).
Familias religiosas: Virgen del
Carmen
(julio 16), Virgen del Rosario (oct. 7).
Venerables tradiciones (Oriente):
Presentación
de la Virgen
María
(nov. 21), Inmaculado
Corazón de María
(2do Sun after Pent.).
f) También los Calendarios particulares
(9): fiestas propias; Santa María
"in Sabbato"
(frecuente, antigua y discreta).
g) Preces eucarísticas del Misal (10):
Canon Romano
: “
En comunión con toda la Iglesia, veneramos la memoria, ante todo, de la glorioso siempre Virgen María, Madre de Jesucristo, nuestro Dios y Señor
”;
Canon III:
"
Qué Él nos transforme en ofrenda permanente, para que gocemos de tu heredad junto con tus elegidos: con María, la Virgen
".
h) Leccionario de la Misa
(12, beneficiado): lecturas (AT y NT) relativas a la bienaventurada Virgen, incluso en domingos del año litúrgico, en ritos sacramentales, etc.
i) La Liturgia de las Horas:

Composiciones hímnicas.
Literatura universal (oración de Dante a la Virgen).
Antífonas Oficio divino.
"Sub tuum praesidium".
Intercesiones de Laudes y Vísperas, etc.
j) Otros libros litúrgicos restaurados
:
Expresiones de amor y de suplicante veneración (intercesión sobre las madres, ejemplo, maternal ayuda, consuelo, etc.).
María "Virgen oyente":
acoge con fe la palabra de Dios (cf. Lc 1,34-37).
La Iglesia
escucha con fe, acoge, proclama, venera la palabra de Dios (17).
María "Virgen orante":
el "Magnificat"(cf. Lc 1, 46-55) y María en Caná (suplica e intercesión). Se ha convertido en oración de toda la Iglesia en todos los tiempos. La
Iglesia
, que cada día presenta al Padre las necesidades de sus hijos (18).
María es "Virgen-Madre":
"por su fe y obediencia engendró…”; la
Iglesia
con la predicación y el bautismo engendra… “ha dado al agua lo que dio a la Madre” (S. Leon M.). (19)
María es "Virgen oferente":
Presentación de Jesús, purificación de la madre, universalidad de la salvación, orienta al acontecimiento salvífico de la cruz.
S. Bernardo:
"Ofrece tu Hijo, Virgen sagrada, y presenta al Señor el fruto bendito de tu vientre. Ofrece por la reconciliación de todos nosotros la víctima santa, agradable a Dios" (20).
María es maestra de vida espiritual
(hace de su vida un culto a Dios,): "
He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra
" (Lc 1, 38).
Norma de oro

para la piedad cristiana; "
para que promuevan generosamente el culto, especialmente litúrgico, a la bienaventurada Virgen
" (23).
Esta sección nos recuerda que es sumamente conveniente que los ejercicios de piedad a la Virgen María expresen claramente la nota trinitaria y cristológica que les es intrínseca y esencial. El culto cristiano es por su naturaleza culto al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo o, como se dice en la Liturgia, al Padre por Cristo en el Espíritu.
En la Virgen María todo es referido a Cristo y todo depende de El: en vistas a Él, Dios Padre la eligió desde toda la eternidad como Madre toda santa y la adornó con dones del Espíritu Santo que no fueron concedidos a ningún otro.
El amor a la Iglesia se traducirá en amor a María y viceversa; porque la una no puede subsistir sin la otra. Por tanto no se puede hablar de Iglesia si no está presente María, la Madre del Señor.
La Biblia,
al proponer de modo admirable el designio de Dios para la salvación de los hombres, está toda ella impregnada del misterio del Salvador, y contiene además, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, referencias indudables a Aquella que fue Madre y Asociada del Salvador.
En lo referente a la
liturgia
se nos presentan dos actitudes que podrían hacer vana, en la práctica pastoral, la norma del Concilio Vaticano II:
La actitud de algunos
que tienen cura de almas y que despreciando a priori los ejercicios piadosos, que en las formas debidas son recomendados por el Magisterio, los abandonan y crean un vacío que no prevén colmar.
La actitud de otros
que, al margen de un sano criterio litúrgico y pastoral, unen al mismo tiempo ejercicios piadosos y actos litúrgicos en celebraciones híbridas.
Ecumenismo:
La piedad hacia la Madre del Señor adquiere ella misma una impronta ecuménica. Y esto por varios motivos.
En primer lugar
porque los fieles católicos se unen a los hermanos de las Iglesias ortodoxas, a los anglicanos, se unen también a los hermanos de las Iglesias de la Reforma.
En segundo lugar,
porque la piedad hacia la Madre de Cristo y de los cristianos es para los católicos ocasión natural y frecuente para pedirle que interceda ante su Hijo por la unión de todos los bautizados en un solo pueblo de Dios.
άγγελος
Sacrosanctum Concilium:

Celebraciones litúrgicas y piadoso ejercicio del Rosario no se deben ni contraponer ni equiparar (48).
La maternal intercesión de la Virgen, su santidad ejemplar y la gracia divina que hay en Ella, se convierten para el género humano en motivo de esperanza.
Sacrosanctum Concilium, nn. 1-3, 11, 21, 48.
Lumen gentium n.66.
Exhortación Apostólica, Signum magnum; AAS 59 (1967), pp. 465-475.
Gaudium el spes, n. 22: AAS 58 (1966), pp. 1042-1044.
Dei Verbum, n. 21.
Missale Romanum
ex Decr. Sacr. Oec. Conc. Vat II instauratum, auctoritate Pauli PP. VI promulgatum, de. Typica, MCMLXX, di 8 Decembris, Praefatio.
Misa votiva de B. Maria Virgine
Ecclesiae Matre, Praefatio
Prex Eucharistica I,
Communicantes in Nativitate Domini et per octavam.
Ordo Lectionum Missae
, Pro catechumenatu et baptismo adultorum, Ad traditionem Orationis Dominicae (Lectio II, 2: Gál 4,4-7); Ad Initiatioem christianam extra Vigiliam paschalem (Evang., 7: In 1,1-5, 9-14, 16-18); Pro nuptiis (Evang., 7: Jn 2,1-11); Pro consecratione virginum et professione reliosa (Lectio 1,7: Is 61, 9-11; Evang., 6: Mc 3, 31-35; Lc 1, 26-28 (cf. Ordo consecrationis virginum, n. 130: Ordo professionis religiosae, Pars altera, n. 145)).
La Divina Commedia
, Paradiso XXXIII, 1-9; cf. Liturgia Horarum, Memoria Sanctae Mariae in Sabbato, ad Officium Lectionis, Hymnus.
Ordo Baptismi
parvulorum, n. 48; Ordo initiationis christianae adultorum, n. 214.
Rituale Romanum
, Tit. VII, cap. III, De benedictione mulieris post partum.
Ordo professionis religiosae
, Pars Prior, nn. 57 et 67.
Ordo unctionis infirmorum
corumque pastoralis corae, nn. 143, 146, 147, 150.
Ordo exsequiarum
, n.226.
Cyprianus,
De Catholicae Ecclesiae unitate
, 5; CSEL 3, p. 214.
Adversus haereses
IV, 7, 1: PG 7, 1: 990-991; S. Ch. 100, t. III, pp. 454-458.
Tractatus XXV
(In Nativitate Domini), 5: CCL 138, p.123; S. Ch. 22 bis, p. 132; cf. tambiénTractatus XXIX (In Nativitate Domini), 1: CCL ibid., p.147; S. Ch. ibid., p. 178; TractatusLXIII (De Passione Domini) 6: CCL ibid., p. 386; S. Ch. 74, p. 82.
Pius XII, Carta Encíclica,
Mystici Corporis
: AAS 35 (1943), p. 247.
Expositio
Evangelii secundum Lucam
, II, 26: CSEL 32, IV, p. 55, S. Ch. 45, pp. 83-84.
Origenes, I
n Lucam Homilia VII,
3; PG 13, 1817; S. Ch. 87, p. 156; S. Cyrillus Alexandrinus, Comentarius in Aggaeum prophetam, cap. XIX; PG 71, 1060; S. Ambrosius, De fide IV, 9, 113-114; CSEL 78, pp. 197-198;
Ángelo J. Mejía R.
José R. Rosario
Full transcript