Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

La teoría de Melanie Klein

No description
by

Vale Rocha

on 29 April 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La teoría de Melanie Klein

Apuntes sobre la teoría de Melanie Klein
Las posiciones:
Implica una configuración específica de relaciones objetales, ansiedades y defensas persistentes a lo largo de la vida. Klein usa el término "posición" con el fin de destacar que el fenómeno NO es una etapa o fase o algo transitorio.

En su teoría define 2 posiciones:
Posición esquizo-paranoide: la ubica en los 3 o 4 primeros meses de vida.
Posición depresiva: la ubica en la 2da mitad del primer año de vida.
Posición esquizo-paranoide
La ansiedad predominante es que el objeto persecutorio se introduzca en el Yo y avasalle y aniquile tanto al objeto ideal como al Yo.

Por lo tanto esta posición se caracteriza por la ansiedad paranoide y la escisión del estado del Yo y sus objetos, la cual es esquizoide.

Diferentes mecanismos de defensa se utilizarán contra esa ansiedad: introyección, proyección, escisión, idealización y negación omnipotente, identificación proyectiva, desintegración.

Para que el bebé se desarrolle favorablemente durante esta posición es esencial que las experiencias buenas predominen sobre las malas. Esto dependerá tanto de factores externos como internos.
Gracias
Noelia, Estefania y Valeria
Las Fantasías
Son la expresión mental de los instintos y por lo tanto existe, como estos, desde el inicio de la vida.
Así como es cierto que la fantasía inconsciente influye y altera constantemente la percepción y la interpretación de la realidad, lo inverso también es cierto, la realidad ejerce su impacto sobre la fantasía inconsciente.
Las fantasías Inc. están siempre presentes y activas en todo individuo. Su presencia no es señal de enfermedad ni de falta de sentido de realidad. Lo que determinará el estado psíquico del sujeto es la naturaleza de las fantasías y su relación con la realidad.

Melanie Klein: Viena 1882- Londres 1960
1er trabajo "The development of child" (1923)
Realiza estudios de la primera infancia marcados por la relación madre-hijo.
"La técnica del análisis en niños" (1924) la presenta en el 8vo Congreso de Psicoanálisis Internacional. En el mismo año presenta "Una neurosis obsesiva de una niña de 6 años" en la 1er Conferencia de Psicoanalistas Alemanes.
En 1927 Anna Freud presenta algunas técnicas de análisis infantil ante la sociedad de Viena, esto instaura una tensión teórica Viena-Londres.
1932 "El psicoanálisis de niños" donde formula la teoría de las posiciones esquizo-paranoide y depresiva.
La forma de integración de las relaciones objetales durante la posición depresiva queda como base de la estructura de la personalidad.
Fantasías Inc. como...
Instrumento de defensa.
Función del Yo.
Su relación con la estructura.
Posición esquizo-paranoide:
se caracteriza por el hecho que el bebé no reconoce "personas" sino que se relaciona con objetos parciales (Ej. Pecho de la madre) y por el predominio de la ansiedad paranoide y de procesos de escisión.
Posición depresiva:
nunca llega a remplazar por completo a la posición esquizo-paranoide. El reconocimiento de la madre como objeto total marca el comienzo de esta posición. Se caracteriza por la relación con objetos totales y por el predominio de la integración, ambivalencia y ansiedad depresiva y culpa.
El Yo según Klein
Existe suficiente Yo al nacer como para sentir ansiedad, utilizar mecanismos de defensa y establecer primitvias relaciones objetales en la fantasía y la realidad.

-Al comienzo el Yo está muy desorganizado pero tiende a integrarse.
Posición esquizo-paranoide
Desde el nacimiento el Yo está expuesto a la ansiedad que provoca la polaridad de los instintos (vida y muerte). También le produce ansiedad el impacto con la realidad externa.

Cuando el instinto de muerte le provoca ansiedad al bebé que no puede contenter su Yo lo deflexiona, esto consiste en por un lado la proyección y por el otro la conversión de dicho instinto en agresión.

-El Yo se escinde y proyecta una parte que contiene el instinto de muerte, colocándola en el objeto externo original: el pecho, el cual se vive como malo y amenazador para el Yo (pecho persecutorio).
Parte del instinto que permanece en el Yo se convierte en agresión y es dirigido hacia aquello que resulta perseguidor.
-Lo mismo pasa con la libido, una parte se proyecta y la otra se usa para establecer una relación libidinal con el objeto ideal (pecho ideal).
Envidia
Uno de los factores internos es la envidia.

Es una relación de dos partes en que el sujeto envidia al objeto por alguna posesión o cualidad. El objetivo es ser uno mismo tan bueno como el objeto, pero cuando esto se siente imposible se tratará de arruinar lo bueno del objeto y suprimir la fuente de envidia.
Psicopatología de la posición esquizo-paranoide
Cuando la ansiedad y los impulsos hostiles y envidiosos son muy intensos, se da una identificación proyectiva violenta. El Yo intenta fragmentarse para desembarazarse de toda percepción, siendo atacado el aparato perceptual. A su vez, se odia al objeto responsable de la percepción y la proyección se propone destruirlo.

Cuando la envidia es muy intensa, la percepción del objeto ideal es tan intensa que se hace intolerable.

Esto tiene como resultado un objeto escindido en fragmentos diminutos (objetos extraños) lo cual daña al Yo, que al tratar de librarse del dolor obtenido sólo consigue incrementar las percepciones dolorosas.

Esta identificación proyectiva es patológica y hace que la realidad del niño se vuelva persecutoria y dolorosa.

Ataques al vínculo
Posición depresiva
El bebé experimenta nuevos sentimientos: duelo, nostalgia, culpa y desesperación depresiva.

La concepción que el bebé tiene respecto a la realidad cambiará radicalmente en esta parte de su desarrollo. También cambiará la relación con los objetos. Además cambia el carácter del Superyó, el cual se integra a medida que el objeto ideal y el persecutorio se aproximan. El pensamiento también cambia enteramente durante esta posición, se desarrolla la capacidad de abstracción.

Si se alcanzó esta posición y se la elaboró al menos en parte, las dificultades que puedan aparecer más adelante serán de carácter neurótico.

La posición depresiva nunca se elabora completamente
.

Para evitar las experiencias de depresión y desesperación que se generan cuando el bebé siente que ha arruinado a su madre y su pecho y que le resultan intolerables, el Yo usa defensas. Estas pertenecen a dos categorías: reparación y defensas maníacas
Posición depresiva
Esta posición está marcada por la fase del desarrollo del bebé en la que este reconoce un objeto total y se relaciona con él. El bebé entonces reconoce a su madre y esto significa que la percibe como un todo.

Se da un cambio fundamental en el Yo porque empieza a escindirse cada vez menos, dado que el bebé también se convierte en un Yo total. El Yo se va integrando y el objeto malo y el ideal cada vez se acercan más. Los procesos integradores se van estabilizando y así surge esta posición.

Como comienza en la fase oral (en la cual el amor y la necesidad provocan el deseo de devorar) se intensifican los procesos de introyección.

La ansiedad en esta posición será consecuencia de la ambivalencia frente a estos aspectos malos y buenos que se van unificando, siendo su motivo principal que los impulsos destructivos del bebé hayan destruido o lleguen a destruir al objeto amado (del cual depende).
Defensas Maníacas
Reparación
La experiencia de depresión moviliza al bebé a reparar su objeto destruido.

Los impulsos reparatorios constituyen las bases de la creatividad y la sublimación.

Como se basa en el reconocimiento de la realidad psíquica, en la vivencia del dolor que esta realidad causa y en la adopción de una acción adecuada para remediarla en la fantasía y la realidad, no se la considera una defensa.

Existe una reparación maníaca que sí es considerada defensa, dado que su fin es reparar al objeto sin que aparezcan sentimientos de culpa o pérdida.
La resolución de la depresión generalmente se logra mediante el uso de las defensas maníacas, las cuales protegen al Yo de la desesperación total. Al mermar el dolor y la amenaza van dejando su lugar a la reparación.

Las defensas maníacas incluyen mecanismos que se manifestaron en la posición esquizo-paranoide pero más organizados: escisión, idealización, identificación proyectiva, negación, etc.

Se dirigirán contra todo sentimiento de dependencia, dado que esta posición se vincula con la vivencia de dependencia. También irán contra la ambivalencia.

La relación maníaca con los objetos se caracteriza por la tríada de sentimientos: control, triunfo y desprecio.
Full transcript