Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

EL LENGUAJE DE LA ARQUITECTURA POSMODERNA

No description
by

Julieta Mulinaris

on 1 September 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL LENGUAJE DE LA ARQUITECTURA POSMODERNA

EL LENGUAJE DE LA ARQUITECTURA POSMODERNA
Crítica a las Grandes Oficinas
La calidad del diseño cae en ellas porque nadie controla el trabajo entero del principio hasta el final, y porque el edificio debe construirse rápida y eficazmente.

Jencks dice que ese tipo de edificios son desagradables, brutales y demasiado grandes, porque se construyen para ganar dinero por urbanizadores ausentes, para propietarios ausentes y para habitantes ausentes.

Existía un sistema de causas de la crisis arquitectónica que se estaba viviendo, la burocracia, el capitalismo, el gigantismo, el brutalismo, etc.

Como cambio proponía por ejemplo: que una gran oficina de arquitectura se dividiera en pequeños equipos, con cierto control financiero y de diseño y se relacionaran con aquellos que van a utilizar el edificio.
«LA MUERTE DE LA ARQUITECTURA MODERNA»
Comienza con las siguientes palabras: «Afortunadamente, la muerte de la arquitectura moderna se puede fechar con toda exactitud: se extinguió completa y definitivamente en 1972», al ser derribado, debido a problemas sociales, el amplio conjunto de viviendas Pruitt-Igoe de St. Louis (Missouri), construido por Minoru Yamasaki. Según Jencks, se debió a la contradicción entre la arquitectura y los códigos arquitectónicos de los habitantes, pertenecientes a la capa baja de la sociedad.
A Jencks le importan exclusivamente las cuestiones estéticas. Emplea el concepto semiológico de «códigos» —que el estructuralismo francés había puesto muy de moda en los años setenta— para criticar la «univalencia» y el «reduccionalismo elitista» de la arquitectura moderna y para postular una «ampliación del lenguaje arquitectónico en diferentes direcciones: hacia lo castizo, lo tradicional y hacia la comercial «jerga de la calle». En la arquitectura posmoderna, Jencks ve un «eclecticismo radical» en el que diferentes lenguajes formales arquitectónicos se comentan unos a otros, un «doble código... que se dirige tanto a la élite como al hombre de la calle». Critica la «forma univalente» de los edificios de Mies van der Rohe, cuya «gramática universal» significa un «desprecio universal por el lugar y la función», en la que todo es intercambiable. Del mismo modo critica la estética mecanicista de la arquitectura de los años sesenta y la creencia en un espíritu de los tiempos definido por máquinas y tecnología.
Jencks considera que la arquitectura moderna surgió de los intereses de los grandes grupos económicos y del progreso técnico en la construcción. La estética de las fábricas y los edificios de ingeniería se traspasó después a los edificios de vivienda. Tomando como ejemplo la urbanización de Weissenhof (Stuttgart, 1927), Jencks da la razón a la crítica de los nazis.

Forma univalente
BIOGRAFÍA: CHARLES JENCKS
Charles Jencks (Baltimore, 1939) es un arquitecto paisajista, teórico e historiador de la arquitectura estadounidense.
Estudió literatura inglesa en la Universidad de Harvard, posteriormente obtuvo un MA en arquitectura en la Harvard Graduate School of Design en 1965. También tiene un PhD en historia de la arquitectura del University College de Londres.
Sus libros sobre historia y crítica del Movimiento Moderno y Posmodernismo han sido ampliamente leídos en los círculos arquitectónicos y también fuera de ellos.
Si bien no creó el término "posmoderno", su libro de 1977 "El lenguaje de la arquitectura posmoderna" se considera a menudo como el que popularizó el término en relación con la arquitectura.

TEORIA Y CRITICA DE LA ARQUITECTURA
Alumna: Mulinaris Julieta
Edificio Lake Shore Drive Housing, 1950
Mies Van Der Rohe, Chicago

Univalencia, es el concepto de los valores simplificados en cuestión a la forma y a los materiales.

Mies Van der Rohe y sus seguidores usan la línea arquitectónica de los pocos materiales y el ángulo recto.

Esa caja de vidrio y acero se había convertido en la forma arquitectónica más utilizada y en todo el mundo era sinónimo de edificio de oficinas.

Según Mies la función es efímera, ya que un edificio formalizado entre columnas y cortinas de estructuras metálicas con cerramiento de vidrio puede funcionar para viviendas u oficinas.

Forma univalente
Edificio Seagram, 1958
Mies Van Der Rohe, Nueva York

Ha usado su gramática de perfiles I de acero junto con un relleno de ladrillo beige y vidrio para hablar de todas las funciones importantes: vivienda, centros de reunión, aulas, sindicato estudiantil, tienda, capilla, etc. Si estudiamos estos edificios uno por uno podemos ver lo confuso de su lenguaje, tanto literal como metafóricamente.
Mies: Edificio Siegel, IIT, Chicago 1947. ¿ Es esto un laboratorio de investigación astrofísica? El campus entero está hecho en la estética universal del acero, del vidrio y del ladrillo beige, a excepción del edificio más importante (Templo del Presidente/Escuela de arquitectura, Chicago 1962).
La infame esquina IIT del edificio anterior. Para Leslie Martin la esquina era visualmente un punto y aparte, y Llewelyn-Davies decía que parecía infinita por el retranqueo conseguido con dos perfiles I y el perfil L. En esta polémica, en cambio, se omitió el hecho de que todo el edificio significaba fábrica, cuando era para la enseñanza por ese fetichismo por los detalles y por los significados esotéricos.
Mies: Catedral IIT/ sala de calderas, Chicago, 1947. Forma tradicional de basílica con una nave central y dos naves laterales. Tiene vidrieras en la parte alta, un intercolumnio constante y un campanile, por si necesitara demostrar que es una catedral.
Sala de calderas/ Iglesia: Una estúpida caja colocada entre edificios elevados, con el mismo lenguaje vernáculo que ellas. Vacío por tres lados e iluminado por un reflector, por fuerza debe ser la sala de calderas.
Templo del Presidente/Escuela de Arquitectura, Chicago 1962. El negro templo pende milagrosamente de un orden gigante de vigas celosía y de un orden menor de vigas I. Los blancos escalones horizontales también rompen la ley de la gravedad. El edificio ocupa un punto central en el campus, como corresponde a la casa del Presidente (John Winter)
Finalmente, llegamos al área central. La posición más importante del campus, donde hay un templo construido con materiales homogéneos, lo que la destaca entre las fábricas. Este templo está elevado sobre un plinto, tiene un peristilo magnífico con órdenes mayores y menores, y una suntuosa escalinata de láminas de mármol blanco que flotan milagrosamente en el espacio, como si el dios local hubiera finalmente ejercido su magia. Debe ser la casa del Presidente o, por lo menos la Administración. En realidad es donde trabajan los arquitectos. ¿Qué iba a ser si no?
O sea, que la fábrica es un aula, la catedral una sala de calderas, la sala de calderas una capilla y el templo del presidente es la Escuela de Arquitectura. Con esto Mies nos viene a decir que la sala de calderas es más importante que la capilla y que los arquitectos, como dioses paganos, reinan sobre todo el conjunto. Estas proposiciones no eran por supuesto la intención de Mies, pero su compromiso con los valores formales reductivos, inadvertidamente le traicionan.
Todo lo referente a lo idóneo que todos los arquitectos discutieron desde el Vitruvio quedaba ahora anticuado gracias a la gramática universal de Mies y al desprecio hacia el lugar y la función.

¿Que pasaría si la vivienda se pareciera a las oficinas, o si las dos funciones no pudieran distinguirse? Obviamente se saldaría el problema limpiamente disminuyendo su importancia, llegando a un compromiso entre ambas funciones e igualándolas: trabajar y vivir serían intercambiables al nivel más banal y literal, pero articulables en un plano más alto y en lo metafórico. La armonía psíquica de estas dos actividades diferentes quedaría sin explotar, como algo accidental; en una palabra, quedaría truncada.

UCALP 2014
Metáforas
La posición de Venturi dice que un edificio debe tener la forma de una nave decorada que es una simple envoltura de signos ornamentales y convencionales, como un frontón que indica el ingreso y no debe ser de formas indicativas, mientras que un pato es un edificio con la forma de su función, que indica la venta de patos y huevos.

Por lo tanto el edificio pato es aquella construcción que a partir de su propia forma y por lo tanto sin la necesidad de carteles o publicidad, uno sabe para lo que está destinado el edifcio; mientras que el tinglado decorado es la construcción a modo de caja y con un gran cartel delante de él, que comunica lo que en él se realiza (es el modelo que abunda hoy en día).

En el apartado II, Jencks analiza «las especies de la comunicación arquitectónica» y dice: «Mientras que antes hubo las reglas de la gramática arquitectónica..., ahora solo reina la confusión y la disputa». Jencks intenta analizar la arquitectura como un sistema semántico: en primer lugar, la forma arquitectónica aparece como una metáfora. El hombre considera un edificio siempre como una metáfora, que relaciona con sus experiencias. Las metáforas para los edificios construidos por la arquitectura moderna son la caja de cartón o el papel cuadriculado. La observación metafórica es siempre ambivalente. Después, Jencks analiza la dirección de la arquitectura tardomoderna, que emplea esa ambivalencia como modo de configuración. Remite a la diferenciación de Robert Venturi entre lo gráfico (el «pato») y la forma gráfica del edificio (la «caja decorada»): define lo primero como «signo iconográfico» y lo segundo como «signo simbólico»: sin embargo, cuantas más metáforas, mayor es el drama, y por poco sugestivas que sean se llenan de misterio. Lo ejemplifica críticamente con la Ópera de Sidney (1957-1974) y la terminal de TWA de Saarinen (1962). Considera como aplicación más lograda de la metáfora insinuante Ronchamp de Le Corbusier (1955). En segundo lugar, el lenguaje formal arquitectónico consta de palabras. Como tales, Jencks entiende motivos y elementos fijos como la columna o la cubierta inclinada. La arquitectura moderna ha abolido las palabras, formas que son familiares por su tradición, con su fe fundamentalista en el progreso. La elección de estilo para la fachada en la construcción comercial de vivienda en Estados Unidos, que se deja al criterio de sus propios habitantes, satisface las necesidades de identificación; por el contrario, la casa consecuentemente moderna es solo expresión de una postura elitista. La arquitectura moderna se ocupó hasta la pasión de la sintaxis del lenguaje arquitectónico; es decir, con las reglas y los métodos de la forma integral. Por último, como semántica, Jencks entiende el estilo en el sentido en que se emplea ese concepto en la historia del arte. Un estilo nunca es algo eternamente vigente; por tanto, la pretensión de la arquitectura moderna: haber creado el estilo del siglo XX se ha convertido en un superficial producto de consumo. Jencks reivindica de los arquitectos que apliquen de nuevo un sistema de orden semántico y postula una mezcla de estilos.

«LOS MODOS DE COMUNICACIÓN ARQUITECTÓNICA»
Metáforas
Es una de las construcciones más icónicas dentro de la teoría de la arquitectura y es la representación de como un edificio a partir de su forma es capaz de dar cuenta de su significado y de aquello que en él se realiza.
Se trata de una construcción ubicada en Flanders, Long Island y que fue realizada en 1931 para un criadero de patos, para la venta de patos y huevos. 

Este edificio es el referente que usó Robert Venturi para la elaboración de la teoría del Edificio Pato y el Tinglado Decorado, como las dos estrategias que tenía una construcción para comunicar su función.

Ed. El Pato
Ópera de Sidney
Para Venturi la Ópera de Sidney es un pato, y desea que no prospere esta forma de expresión porque cree que el movimiento Moderno ya lo ha utilizado demasiado.

Charles Jencks no está de acuerdo con este juicio, ya que piensa que al no querer que esta arquitectura siga está recortando una gran área de la comunicación arquitectónica (la de los edificios pato = signos icónicos) para conseguir que se destaquen con mayor potencia las naves decoradas (signos simbólicos).

Campus del instituto de tecnología de illinois en chicago. Mies van der rohe

Metáforas
Ópera de Sidney
Jorn Utzon explicó que la forma del edificio se relacionaba con la superficie de una esfera (como los gajos de naranja) y con las alas de un pájaro en pleno vuelo. Es obvio que también se relacionan con los blancos caracoles de mar, y esta metáfora junto con la que compara con las velas blancas meciéndose en la bahía de Sidney, son las que se han convertido en clichés periodísticos. Esto pone en evidencia nuevas e inesperadas implicaciones: la interpretación de la metáfora arquitectónica en más elástica y depende más de los códigos locales que la interpretación de la metáfora en el lenguaje hablado o escrito.
Algunos críticos han señalado que las caracolas superpuestas parecen fases sucesivas del crecimiento de una flor, del desdoblamiento de los pétalos, mientras que los estudiantes de arquitectura de Australia caricaturizan este mismo aspecto como tortugas superpuestas.
Full transcript