Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

eFECTIVIDAD iNSTRUCCIONAL

No description
by

Nathaly Aguilera Figueroa

on 3 April 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of eFECTIVIDAD iNSTRUCCIONAL

EFECTIVIDAD eSCOLAR E iNSTRUCCIONAL
¿cÓMO SE ESTUDIA?
eFECTIVIDAD iNSTRUCCIONAL
Para comprender cómo es que estudiamos la efectividad de las escuelas o las clases consideremos un sencillo modelo de una organización…
Una organización cuenta con ciertos inputs o recursos, los cuales a través de ciertos
procesos transforma en outcomes o resultados
y se sitúa en cierto contexto.
Esto es un modelo sobre-simplificado,
pero que sirve a nuestros propósitos de comprender cómo es que se estudia la
efectividad de las escuelas y de las aulas.
Sirve a nuestro interés de comprender cuáles son los procesos educativos que incrementan
los outcomes de los estudiantes considerando
los inputs (Scheerens, 2000)
Este sencillo modelo de una organización se puede
complejizar ampliamente si consideramos que
existen diversos inputs, procesos y outcomes en una organización.
Por ejemplo, en una escuela habrán inputs de los profesores,
los estudiantes, sus familias, etc.
Habrán diversos outcomes como rendimiento académico
en matemáticas, ciencias, lenguaje, resultados de índole
valórico, cívico, resultados como nivel de ingreso a universidades
o institutos técnicos, etc.
Tal como usted puede corroborar en su práctica educativa los
outcomes o resultados que los distintos actores del sistema
educativo esperan de la escuela son tan variados como actores
hay en el sistema, por no mencionar el sin número
de procesos e interacciones que ocurren al interior
de las organizaciones.
Ahora bien, ¿qué es el rendimiento académico?
Este también es un tema controversial tanto en términos de su definición como en términos de cómo
logramos mejorar el rendimiento.
Hay para quienes el rendimiento académico es incrementar el aprendizaje de matemáticas o lenguaje,
o porque no incrementar los resultados en pruebas estandarizadas (Guskey, 2013) como SIMCE o PSU.
Y si pensamos en cómo es que se puede mejorar el rendimiento, nuevamente aparecen tantas
posibles respuestas como contextos. Comúnmente escuchamos “aquí es diferente” “con estos niños
funciona así”.
Sintetizando...

-Outcomes
- Valor Agregado
- Relativo
- Causal
Los objetivos de la escuela y la instrucción se discuten desde los inicios de su existencia. Se han discutido objetivos tan variados como aquellos religiosos, productivos, valóricos, ciudadanos, etc. Comúnmente, hoy en día, las discusiones de los objetivos de aprendizaje abordan temas tan amplios como el desarrollo de habilidades para el siglo XXI u otros más acotados y concretos como el aprendizaje de la literacidad y numeracidad básica. Asimismo, se espera que las escuelas desarrollen actitudes positivas, educación física, sentido de pertenencia, respeto, amor por el aprendizaje. Posiblemente la expectativa más común es que la
escuela logre el rendimiento académico de sus estudiantes (Hattie & Anderman, 2013). Teniendo en consideración que el rendimiento académico es un objetivo limitado, dado que es un objetivo más o menos consensuado, y el más estudiado, utilizaremos este objetivo de la educación
como el foco de este curso.
En términos muy simples, rendimiento significa “lograr algo”. En educación, ese
“algo” suele referirse a ciertas metas educativas articuladas. Porque las
metas educativas o académicas suelen ser muy diversas y multifacéticas, el “rendimiento académico de los estudiantes” debe considerarse como tal.
Para ser precisos, las discusiones sobre rendimiento académico de los estudiantes
debe ir de la mano con definiciones muy estrictas de qué refiere, con claros descriptores que clarifiquen la especificidad con la que los distintos participantes
de la escuela comprenden las metas de la escuela. De este modo podemos poner atención a las actividades instruccionales que nos permitirán alcanzar tales
objetivos claramente descritos.
Además de la necesidad de especificidad y diversidad de medidas de rendimiento
escolar, es necesario tener en consideración que, si empleamos medidas de
rendimiento escolar como las pruebas estandarizadas, entonces tenemos que
considerar mediciones reiteradas.
Puede suceder que una medición se realiza un día de mucho calor, o un día en el
que en el colegio hay mucho ruido, etc. Las mediciones de ese año pueden
ser muy bajas, aun cuando la escuela A normalmente saca altos resultados.
Es el resultado de ese año una indicación de que la escuela ha empeorado.
No necesariamente. Es por ello que, es importante tener en consideración
que las medidas de pruebas estandarizadas son tan solo una medida, que puede ser
inestable (Chay, McEwan & Urquiola, 2005), y que debe comprenderse en contexto.
Se debe tener en consideración que los resultados de una prueba estandarizada
son indicadores del rendimiento académico de los estudiantes, y como indicadores,
estos son tan precisos como lo son las medidas en sí mismas.
Pero no todos los estudiantes que ingresan a nuestras escuelas o nuestras aulas son iguales….
Nuestros niños y niñas llegan a las escuelas con distintos niveles de desarrollo, salud, género,
personalidad, actitudes, aspiraciones, niveles de concentración, cultura, intereses, conocimientos y
habilidades.
Asimismo, los niños y niñas provienen de familias diversas, con diversa composición familiar, recursos
familiares (que les permiten acceso a cultura, libros, transporte escolar, etc.), con padres con distintos
niveles de educación, con o sin empleos, con distintas disposiciones a relacionarse con la escuela y el
trabajo que ellas desarrollamos.
Asimismo, los colegios también difieren respecto de los recursos con
los que cuentan (entiéndase recursos no solo en términos monetarios),
recursos puede ser desde recursos monetarios como el nivel de gasto
por estudiante, infraestructura, acceso a tecnologías, el nivel de experiencia de sus directivos y docentes. Asimismo un recurso puede
verse como la cantidad de estudiantes por profesor como el tamaño del
colegio. También pueden considerarse como inputs los servicios de apoyo
con los que cuenta el colegio en su comunidad, como sería por ejemplo, contar con apoyo de las familias, apoyo de los servicios de salud, etc.
El contexto en el cual opera la escuela también genera influencias que afectan el funcionamiento de la
organización. Dentro de las variables contextuales que podemos identificar están,
por ejemplo, el curriculum nacional, las pruebas nacionales estandarizadas, los estándares
curriculares, de profesores, el lugar geográfico en que se ubica la escuela, si éste es
urbano o rural, el funcionamiento del sistema educacional nacional en general,
sii estamos en el contexto de un país desarrollado o uno en vías de desarrollo…
habrán diferencias tremendas dependiendo del contexto. Por ejemplo, la evidencia
empírica nos muestra que en países desarrollados, las variables que más explican la efectividad de las
escuelas son los procesos educativos más que los inputs, mientras que en los países menos
desarrollados es al revés, la diferencia en efectividad de las escuelas es explicada más que nada por los
inputs más que por los procesos educativos (Scheerens, 2000). ¿Puedes imaginar por qué sucede esto?
(Haz una pausa por un momento, hazte un café y piensa porque crees que sucede esto).
Pues bien… en un país de muy escasos recursos, no importa tanto que tan bueno sea el profesor, si la
sala de clases no tiene bancos escolares, luz, suelo, agua, y donde los niños tal vez no han
tomado desayuno. En éste caso parece ser más importante el equipamiento básico del colegio
y la alimentación de los estudiantes. En cambio, en un país desarrollado, donde las necesidades básicas de
los niños están cubiertas y la infraestructura de las escuelas es más apropiada, entonces claro que la
diferencia en el aprendizaje de los estudiantes puede estar marcada por las acciones que realicen los
profesores en sus clases, es decir, por los procesos educativos. ¿Ves?
Entonces, no sería justo evaluar la efectividad de un colegio o de una
clase comparando solo los outcomes. Es fundamental tomar en consideración cuales son los inputs de nuestros estudiantes. Así, lo importante es que para evaluar la efectividad de una escuela debemos tener alguna medida que
nos permita dar cuenta de la ganancia en aprendizaje que obtienen los estudiantes, o bien, porque la escuela A es mejor que la escuela B, si las diferencias no se deben a diferencias en la población de estudiantes de los dos colegios? (Scheerens, 2000).
Ejemplo de SIMCE.
Debemos evaluar el valor agregado que aportan las escuelas al aprendizaje de los niños y niñas. Como habrás de imaginar, esto supone un tremendo desafío, puesto que para tener una buena medida de valor agregado debiésemos tener evaluaciones iniciales y finales de los niños en variados
outcomes
Y a su vez debemos tener estas mediciones para niños y niñas de variadas escuelas dado que como vemos, la efectividad de una escuela es un concepto relativo. Una escuela no es buena en sí misma, sino en comparación con otras escuelas. Las medidas de valor agregado nos permiten hacer un ranking o posicionar las escuelas para ver cuáles son mejores que las otras.
En los estudios de efectividad escolar, no es sólo importante el ranking de las escuelas en tanto a su valor agregado, y las características que tienen esas escuelas. La pregunta más relevante desde los estudios de efectividad escolar es qué características llevan a las escuelas a incrementar su rendimiento? O bien, ¿por qué es que la escuela A logra incrementar el valor agregado sus estudiantes más que la escuela B?
Esto implica que no queremos solo tener información fotográfica de las características de las distintas
escuelas, sino que la información que necesitamos es ver la evolución de estas escuelas en el tiempo.
Queremos ver cómo es que estas escuelas están mejorando.
Ahora bien, ya que está claro que la efectividad escolar requiere de una definición clara de outcomes a evaluar, que refiere al valor agregado de las escuelas, de que es un concepto relativo y que para
realizar un estudio de causalidad se requiere de la comparación
de diversas escuelas.
Docente
Nathaly Aguilera Figueroa

…no existen niños y niñas exactamente iguales. No podemos controlarlo todo para satisfacer nuestra curiosidad
por responder a estas preguntas…

Es por ello que recurrimos a distintas herramientas de investigación como son por una parte el diseño de las
investigaciones, y por otra parte, los controles estadísticos. No entraremos en detalle en metodologías de
investigación puesto que no es el objetivo del curso. Pero si entraremos a revisar qué evidencia empírica nos ofrecen las investigaciones y revisaremos sus implicancias practicas.
Ya hemos comprendido que la efectividad escolar es un concepto que refiere al valor agregado de las escuelas, que es un concepto relativo y que busca comprender la causa de la efectividad.
Ahora bien, la comprensión del concepto de escuelas o clases efectivas requiere de ciertas
precauciones:
Las Escuelas no son Homogéneas
1. Algunas escuelas son mejores para algunos estudiantes.
2. Sin embargo, cuando evaluamos los colegios tendemos a utilizar el promedio que tienen los estudiantes.
3. Es por ello que idealmente debemos considerar más de una medida de efectividad escolar para evaluar un colegio, así como considerar no sólo un grupo promedio, sino diversos grupos de estudiantes.
Sin embargo, cuando comparamos las escuelas tendemos a basarnos en una ganancia promedio, de grupos de estudiantes y de áreas académicas, y no necesariamente en la ganancia de ciertos grupos de
estudiantes o una amplitud diferenciada de metas escolares.
Si queremos ser más rigurosos en nuestros estudios de escuelas efectivas debemos considerar la especificidad de los grupos de estudiantes y evaluar diversas metas de aprendizaje.
Full transcript