Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

EL TEATRO DEL SIGLO XVII

No description
by

R. Román

on 10 May 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of EL TEATRO DEL SIGLO XVII

EL TEATRO DEL SIGLO XVII
EL LUGAR DE LA REPRESENTACIÓN
EL CORRAL DE COMEDIAS

En su origen, los
corrales de comedia
s eran verdaderos patios interiores de casas, en los que se había levantado un tablado (el escenario) y cuyos espacios se aprovechaban para alojar a un público variado. Las representaciones se hacían de día. La sala carecía de techo y sólo un toldo protegía del sol. El escenario disponía de cortinas en su fondo que ocultaban uno o dos corredores altos y los vestuarios. La ausencia de telón condicionó la representación: había que recurrir a otros procedimientos para avisar a la audiencia de que comenzaba la representación: ruido inicial, música...

En el lado opuesto del escenario estaba la
cazuela
que ocupaban las mujeres. Los nobles se instalaban en los
aposentos
(balcones y ventanas de las casas). Los
mosqueteros
(hombres del pueblo) se quedaban de pie, y los menos, de clase media, sentados en bancos.

Las obras solían durar varias horas. Empezaban con una introducción en verso. Al acabar cada acto había un baile o un entremés (pieza cómica y de un solo acto). El objetivo era que el espectador no se aburriese en ningún momento. Las obras duraban poco en los corrales. Los actores no estaban bien vistos por la sociedad, que los consideraba gente libertina.

El público era ruidoso y vocinglero, se lanzaban objetos para interrumpir y hacer fracasar una comedia (los partidarios de los distintos teatros formaban bandos enfrentados); se vendían abundantes alimentos y bebidas para el espectáculo -confitura, frutos secos, agua de anís, aloja (agua, miel y especias)...- y se vendían y compraban los aplausos. El teatro se convirtió en un acto social en el que importaba tanto la comedia como el ambiente que la envolvía.
CURIOSIDADES
Algunas de las figuras más características de los corrales eran:

Los mosqueteros: los mosqueteros a que nos referimos eran unos grupos de hombres formados por artesanos, comerciantes y muchos otros de diversos oficios, que provistos de objetos sonoros, como carracas, pitos y buenas gargantas, decidían si una comedia debía ser aceptada o por el contrario se la consideraba indigna, con sus muestras entusiásticas o desaprobatorias. Los que llevaban la voz cantante en estos escándalos eran el gremio de zapateros.

El mantenedor del Orden: mozo recio del lugar que, provisto de un buen garrote, templaba los ánimos de todos aquellos que se exaltaban.

El apretador o desahuecador: se ocupaban de hacer sitio. Cuando entraban en la cazuela para "arrejuntar" a las mujeres, se armaba un gran escándalo.

Aunque te pueda parecer mentira, por los teatros madrileños circulaban los llamados poetas duendes o memorillas. Personajes (espías/piratas literarios) que se aprendían de memoria las obras, las dictaba al salir (con disparates enormes) y las vendía. Eran una pesadilla para los autores, como los que ahora graban las películas en el cine y luego las cuelgan en Internet.

Lope se quejaba, claro:

»A eso se añade el hurtar las Comedias estos que llama el vulgo, al uno Memorilla y al otra Gran Memoria , los cuales, con algunos
versos que aprenden, mezclan infinitos suyos bárbaros, con que ganan la vida vendiéndolas a los pueblos y autores extramuros: gente
vil, sin oficio y que muchas veces han estado presos. Yo quisiera librarme de este cuidado de darlas a luz, pero no puedo, porque las
imprimen con mi nombre, y son de los poetas duendes que digo...»

En los corrales de comedias no había lavabos y las condiciones higiénicas no eran las más adecuadas. Con la llegada, a mediados del siglo XVIII, de distintos gobiernos ilustrados se empiezan a prohibir las representaciones en estos locales. La falta de higiene, el riesgo de incendio, los desórdenes..., a esto hay que añadir el desarrollo de una burguesía que no quiere asistir a las comedias en espacios incómodos y la aparición de espectáculos como la ópera que requieren de espacios cerrados con un tratamiento acústico específico.


En el siglo XVII, Lope de Vega, tuvo la genialidad de acertar con una fórmula teatral de éxito seguida por todos los autores a partir de entonces. Se le llamó la
COMEDIA NUEVA
para distinguirse de la obra teatral clásica. Esta comedia combinaba la calidad literaria con la capacidad de atraer al público, objetivo que logró como nadie.

En 1609, Lope compuso su
Arte nuevo de hacer comedias
, breve e irónica obra escrita en verso en la pretende explicar su concepción teatral y defenderse de los que le critican por apartarse de los modelos clásicos. A lo largo de su tratado va mostrando las características que tienen las obras que escribe:

Los temas.
Aparece una pluralidad temática. Temas de tradición épica medieval, temas renacentistas, como los pastoriles, caballerescos y mitológicos, temas de tradición religiosa...

Pero Lope destaca, entre todos, dos temas por el interés que despiertan en el público: el
AMOR
y el
HONOR
.

-
Amor
: aparece idealizado y vencedor de todas las dificultades.
-
Honor
: se presenta como un valor absoluto para el individuo. Toda ofensa exige una inmediata reparación pública o
privada, según haya sido aquélla. El honor se convierte en una fuerza que lleva a los personajes a situaciones extremas,
donde lo que está en juego es el tener derecho a la existencia en la comunidad.

Número de actos
: el teatro clásico no seguía una norma fija, tenía tres, cuatro o cinco actos. Lope divide la comedia en
tres actos
(unos tres mil versos) y los llama jornadas: presentación, nudo y desenlace, que suele ser rápido y contundente.

Las obras teatrales se escriben en verso
. El escritor utiliza diferentes tipos de estrofas según las situaciones (polimetría), tanto los metros italianos como los tradicionales.

El teatro clásico proponía el respeto de las tres unidades -acción, tiempo y lugar-. La obra debía tener una única acción , en un mismo lugar y durante una jornada. Lope las desechó, puesto que
defendía la libertad creadora
, para él
la acción no debe ceñirse a veinticuatro horas y a un solo lugar, sino a su tiempo y espacio propios. La acción posee, como mínimo, dos acciones paralelas.

Propone la
mezcla de lo trágico y lo cómico.
La comedia ha de representar la realidad. Esto implica que en una misma obra pueden aparecer personajes nobles y plebeyos, reyes y campesinos... Se mezclan los estratos sociales. El gracioso (papel interpretado por el criado del galán) aparece incluso en las obras más trágicas o más graves.

El decoro. Cada personaje debe actuar y hablar como corresponde a su clase social, ligado al deseo de ser fieles a la realidad.



LA COMEDIA NUEVA
LOPE DE VEGA
(1562-1635)
Lope fue un escritor prolífico, polifacético (escribió poesía, novela y teatro) y muy admirado por su pueblo. Ideológicamente fue conservador y casi nunca mostró un enfoque crítico de la realidad que le tocó vivir.

Su teatro fue lo más destacado de su obra: Fuenteovejuna, Peribáñez, El caballero de Olmedo, La dama boba...

Lope dominó la escena y creó escuela.


CALDERÓN DE LA BARCA (1600-1681)
Desde muy joven se dedicó a escribir obras de teatro. También sirvió al ejército, pero lo dejó y se ordenó sacerdote en 1651. Murió siendo el capellán del rey (Carlos II) y autor preferido de la corte.

Técnica y estilo: dos rasgos son recurrentes en su teatro, el pesimismo y su fidelidad a los valores tradicionales. Se puede hablar de dos estilos:
- 1ª etapa: sigue la técnica del teatro de Lope. Destacan las comedias
costumbristas y las de capa y espada.
- 2ª etapa: es la que lo ha encumbrado como dramaturgo barroco. Se
libera del popularismo y se centra en una trama principal dotada de
gran profundidad moral y filosófica. Muchos de sus personajes se
reducen a símbolos. Combina lo mejor del culteranismo y del
conceptismo hasta fundir concepto e imagen.

Obra. Cultivó todo tipo de géneros dramáticos: comedias de capa y espada, dramas de honor, dramas religiosos, comedias mitológicas, dramas filosóficos...
Son piezas maestras del teatro barroco
La vida es sueño
y
El alcalde
de Zalamea.
INTRODUCCIÓN
En España se desarrollan diversas formas teatrales: el teatro religioso (autos sacramentales que trataban temas relacionados con la eucaristía); el teatro cortesano (se representa en los palacios); y
el teatro popular que se convirtió en un arte de masas que entretenía a la gente
y le inculcaba los ideales de la nobleza y el clero.

Durante todo el siglo XVII, el teatro fue, sin duda, el espectáculo por excelencia, que presenciaban desde el rey hasta los más humildes. Ante la demanda de un género que producía fama y bienes económicos, muchos poetas se dedicaron a la creación de piezas dramáticas.

Estas obras populares se representaban en corrales, que eran patios descubiertos rodeados de casas. Asistía un público ansioso de ver acción y deseoso de ser sorprendido.

Las obras más representadas eran las comedias que, según los autores del Barroco, eran obras en las que se mezclaba lo trágico con lo cómico.

El género teatral se convirtió en uno de los más representativos del Barroco. Se llevaron a escena gran cantidad y variedad de asuntos: religiosos, caballerescos, pastoriles, sucesos históricos...

Corral de comedias de Almagro, el único que se conserva en España tal como era en el siglo XVII.

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste,
humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño:
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

Lope de Vega,
Soneto 126
PERSONAJES DE LA COMEDIA NUEVA
EL REY, si es joven, es un galán soberbio y a veces injusto; si es viejo, es prudente y sabio. Siempre representa la justicia y el orden. Es el que premia o castiga.
EL GALÁN reúne todas las virtudes; juventud, generosidad, paciencia, capacidad de sufrimiento... Los sentimientos que le mueven son: amor, celos y honra.
EL PODEROSO, suele ser un noble que abusa de su poder, es tirano y malvado. Su papel en la comedia es negativo. Sólo puede castigarle el rey.
LA DAMA, complemento femenino del galán, es noble, idealista, audaz y constante. Salvo raras excepciones (
El perro del hortelano
), los personajes femeninos responden a la pasividad social que tenían en su tiempo. Es muy habitual el personaje de la mujer que se disfraza de hombre para realizar acciones masculinas como la defensa de su honra. Esta mujer varonil suele crear situaciones de enredo muy del gusto de la época.
EL CABALLERO. Puede ser padre, esposo o hermano. Es un hombre ejemplar que defiende el honor.
EL GRACIOSO es el tipo por antonomasia de la comedia española, suele ser el criado del galán, pero también su consejero y amigo, y su contrapunto en el carácter, ya que es práctico y realisa. Es ingenioso, cobarde, ama el dinero, los placeres y la comida. Suele emparejarse con la criada de la dama. Sus intervenciones rompen la tensión y el dramatismo.
LA CRIADA es la confidente y acompañante de la dama que desempeña una especie
de papel de gracioso en mujer.
Los personajes más habituales en la comedia del siglo XVII son:
EL VILLANO HONRADO suele ser un labrador acomodado que vive en un mundo rural idealizado y defiende la honra ante la tiranía de algún noble (los aldeanos de
Fuenteovejuna
).
LA IDEOLOGÍA
La intención de los autores es
deleitar aprovechando
, es decir, ofrecer entretenimiento al público y, al mismo tiempo, enseñarle algo.

El teatro es un espectáculo de evasión y diversión, por ello es una manera de inculcar al pueblo ideas como el patriotismo, el amor por la monarquía, el respeto por la estructura social vigente y la religiosidad.
Full transcript