Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

CARCEL PARA MENORES DE EDAD

No description
by

camila delgado

on 18 November 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of CARCEL PARA MENORES DE EDAD

CARCEL PARA MENORES DE EDAD
Dany Rodrigo Leguizamón
Johana Camila Delgado

Objetivo
Nuestro objetivo es presentar los argumentos por los cuales no se debe reducir la edad de penalización en Colombia, es decir, los argumentos en contra de los proyectos de ley propuestos para reducir la edad de penalización, en los cuales se incluye que los menores de edad (menores de 18 años) deben ser enviados a un centro penitenciario en el caso de incumplir la ley o cometer un delito de lesa humanidad y/o de similar magnitud.
Tercer Argumento
(En contra)
Las cárceles -todas- son horrorosas y en efecto funcionan como escuelas del crimen. Pero los "centros de reclusión" del ICBF por lo menos tienen la piadosa intención de rehabilitar a los adolescentes, que ahora pasarían a prisiones administradas por el Ministerio, es decir a cárceles que ni siquiera fingen "resocializar a los internos", a una centro que les brinde comodidad y la suficientes herramientas para una rehabilitación, y no para llevar a mas violencia como si lo haría una cárcel. Es básicamente darle una segunda oportunidad al menor de edad, por medio de una "rehabilitación" como una ayuda a la comunidad y así volver a pensar en una vida sana y correcta.
Además el maltrato infantil que se da en las cárceles es verdaderamente reprochable, ya que esto conllevara a un problema psicológico en el menor que causará, gracias al ambiente en el que esta, mas educación basada en violencia, lo que se reflejara en la sociedad cuando cumpla su pena carcelaria.
Segundo Argumento
(A favor)
En los centros de reclutamiento de menores se ha empezado a presentar problemas de hacinamiento a causa de las crecientes tasas de criminalidad juvenil que se ha estado presentando en los últimos años. Esto se complementa con el constante deterioro de las sociedades en las que cada vez se reduce la edad en la que los menores empiezan a delinquir, incumpliendo la ley. Por esta misma razón, se puede pensar que cada vez se reduce la edad en la que un joven pueda reconocer si lo que hace esta bien o esta mal. De esta manera, los jóvenes al saber que pueden cometer delitos y no serán castigados, deciden hacerlo por diversión o sin temor de ir a prisión.
Tesis
La edad de penalización en Colombia no se debe reducir. En el caso de los menores de edad, se debe mantener que únicamente los menores entre 16 y 18 años que cometan delitos graves tengan un castigo pero sin ser enviados a un centro penitenciario.
Primer Argumento
(En contra)
Segundo Argumento
(En contra)
Cuarto Argumento
(En contra)
Primer Argumento
(A favor)
Tercer Argumento
(A favor)
Según el Código del Menor y la Infancia, en Colombia las personas menores de 14 años no pueden ser juzgadas ni declaradas responsables penalmente, privadas de libertad, bajo denuncia o sindicadas de haber cometido una conducta punible. Estos mismos derechos cobijan a los menores entre 14 y 18 años con discapacidad psíquica o mental. Pero además, los menores entre los 14 y 16 años pueden ser sometidos a medidas de protección, como amonestaciones, internamientos, pero jamás en cárceles.
El ex vice fiscal Francisco José Sintura indicó que si bien es una propuesta viable desde el punto de vista jurídico el que los menores entre los 14 y 18 años de edad entren a la carcel, pero faltan estudios de criminólogos, psicólogos, sociólogos etc., que sustenten si un joven de 14 años ya ha adquirido la racionalidad necesaria para tomar decisiones en el sentido penal. Algo que, además, podría implicar también bajar la mayoría de edad.
De ser así podemos decir que un niño menor de 16 años no tiene las capacidades Psicológicas, sociológicas, que sustenten que es capaz de cometer un delito, en tal caso no es correcto reducir la minoría de edad para estos adolescentes, ya que no seria responsabilidad de ellos, sino de quien los educó.


La Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (ONU) y las Reglas de Beijing para la Administración de Justicia de Menores recomiendan la organización de una justicia especializada, flexible y diversa para juzgar a las personas menores de 18 años.

Su razón de ser está en el reconocimiento de la adolescencia como la etapa de la vida en la que las personas se encuentran en plena evolución intelectual, emocional y moral, sin haber culminado el proceso de formación para la vida adulta, lo que facilita, si se interviene a tiempo, la recuperación del sujeto infractor en una proporción superior a la de los delincuentes mayores de edad. Esto se puede lograr por medio de los centros de rehabilitacion que ofrece el ICBF a los menores de 16 años que sean considerandos "delicuentes" para la sociedad.
Conclusión
Según estudios psicológicos realizados por el doctor José Martinez Costa, los niños entre los 12 y 15 años están perfeccionando sus pensamientos e ideales. Por lo cual, hacia los 15 años ya están en edad para reconocer lo que está bien de lo que está mal. De ahí se puede decir que así como saben reconocer lo que está bien de lo que está mal, deben ser responsables por sus actos.
Finalmente, la edad de judicialización no se debe modificar. Es decir, debe mantenerse de los 16 a 18 años de edad, y no reducirla a los 14. Ya que un niño de esta edad o menor no tiene la capacidad mental, psicológica o moral de cometer un delito y de ser así, debe ser responsabilidad de los padres, o de quien sea el responsable de su educación. De esta manera, quien o quienes se deben judicializar son los padres o quien se encuentre a cargo del menor y no precisamente el menor de edad. Pues el llevarlo a un centro carcelario a que cumpla su condena por el delito cometido puede traer consecuencias graves al menor, y plasmarlas en forma de violencia cuando termine de cumplir su condena. Lo cual no seria preferible para este. Esto debido a que en primer lugar, la violencia y delincuencia por parte de este jamás desaparecería. Y en segundo lugar, seria una mala influencia para los ciudadanos de su misma edad, y así jamas se llevaría a una rehabilitación sensata al menor. Es preferible llevarlo a un centro de "rehabilitación" del ICBF en donde se encontrara en las condiciones necesarias para llevar un procedimiento que lo lleve a una segunda oportunidad de vida que le permita corregir sus errores y a la vez aprender de estos.
Partiendo de la idea de que los niños menores de 15 años no están en capacidad de comprender la valoración de sus actos o saber si lo que hacen esta bien o mal. Se podría entender como la falta de conocimiento ético de lo correcto y lo incorrecto por parte de los niños menores de 15 años. Sin embargo, en el artículo 10 del código penal se estipula que el desconocimiento de las leyes no justifica el incumplimiento de la misma. Por esta razón, se dice que el desconocimiento de la ley y de lo que esta bien o esta mal, no es razón válida para que los menores cometan algún delito.
Y de esta manera, como se estipula en el artículo 8 del código penal, todas las personas deben tener igualdad ante la ley, por lo que un menor al cometer un delito debe ser judicializado por el mismo.
Full transcript