Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

50 AÑOS DE DESARROLLO ECONÓMICO EN MÉXICO

No description
by

Cary Candy

on 25 November 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of 50 AÑOS DE DESARROLLO ECONÓMICO EN MÉXICO

1935 a 1970
1970
hasta
1982

1982 a
finales de
los 90

ESTABILIZACIÓN, AJUSTE Y CAMBIO ESTRUCTURAL, 1982-1999
50 A
ÑOS

DE

DES
ARRO
LLO

ECO

MIC
O EN


XI
CO
UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCiAS ECONÓMICAS
-Proceso de industrialización que arranco en la entreguerra;

caracterizado por una política de fomento a la industria,

con tasas de crecimientos positivas
-Obstáculos al crecimiento sostenido que se derivaron de:

los problemas estructurales gestados en la etapa anterior.

A pesar del auge económico proveniente de la exportación de petróleo
- Cambios asociados al tránsito hacia un nuevo modelo de crecimiento orientado al exterior
Desarrollo con inflación, 1935-1956.
El desarrollo estabilizador, 1957-1970.
gasto público
El agotamiento del modelo de crecimiento y sus alternativas.
INDUSTRIALIZACIÓN POR SUSTITUCIÓN
DE IMPORTACIONES:
ALCANCES Y LIMITES
• Política de sustitución de importaciones como vía para industrializarse.
Modelo ISI
1935 a 1956
Crecimiento sostenido pero con un incremento en los precios internos a causa de la inestabilidad de los mercados externos.
1954 a 1970
Crecimiento económico acompañado por estabilidad de precios.
- Política industrial activa: subsidios y dirección del estado para la producción de sustitutos.
- Barreras al libre comercio (proteccionismo): altos aranceles a la importación.
- Política cambiaría o monetaria: tipo de cambio elevado.

Se distinguen
2 etapas
Estas etapas difieren en el comportamiento de la inflación.
Decenio de los 30
- Crecimiento identificado con la industrialización por medio de la sustitución de importaciones
- Aumento de la producción de bienes manufacturados
-Protección del mercado interno; se producían con ventajas sobre los mercados
Los mercados externos por la gran depresión
y la segunda guerra mundial
Industrialización
En los 40
-política industrial
Protegió los productos nacionales

aranceles,
licencias y
permisos de importación,
exenciones fiscales y
subsidios indirectos
‹‹
<<
Industria como eje del crecimiento, estrategia del desarrollo y objetivo explicito de la política de desarrollo
>>
A posterioridad del gobierno de Lázaro Cárdenas (con maduración de la inversión y aumento de la demanda externa), hubo un crecimiento pero con tasas de inflación elevadas. En 1948 se habla de una devaluación del 40%.
En enero de 1951, Plan anti-inflacionario,
aminorar los efectos de la entrada de capitales a la economía sobre el dinero en circulación, era el objetivo primordial.

Con las siguientes propuestas:
- Esterilizar los incrementos en los depósitos en el Banco de México.

- Establecer un estricto control presupuestario, destinándose el ahorro público a inversiones productivas.

- Contener la deuda interior y limitar la entrada de capital foráneo en forma de deuda.

- Reducir la tasa de interés de los valores públicos.
CNP

(Comisión Nacional de Precios)
,
quien fijaba precios topes.
Formada por: secretarias de Economía Nacional, de Agricultura y Ganadería y de Comunicaciones y Obras Publicas, el Departamento del Distrito Federal, Banco de México, Nacional Financiera, Banco Nacional de Comercio Exterior y organizaciones obreras, campesinas y patronales
CNP, el ritmo de crecimiento de los precios disminuyo mientras que el gasto público se mantuvo en niveles altos, sin un aumento de los ingresos públicos correspondiente.
disminuir el déficit comercial,
detener la fuga de capitales y
fortalecer la confianza
devaluación de 3% en 1954 (tipo de cambio en 12.50 pesos por dólar)
Se recupera el nivel de reservas internacionales, equilibra la balanza comercial y un crecimiento del 7% respecto a 1953
En el corto plazo provoco inflación que restringió la reposición de equipo y maquinaria.
La devaluación se enmarco en un plan para estimular y diversificar la producción agrícola, ganadera e industrial mediante la reorientación de la política económica.
Expropiación de las compañías petroleras
contrajo
los flujos de inversión extranjera directa
--> Se busco aumentar el volumen de inversión extranjera para fomentar el desarrollo
El Estado políticas de exenciones fiscales
(Exoneración del pago de los tributos, con carácter permanente o temporal, en los casos y las condiciones que la ley reguladora de cada impuesto establece; unas veces atendiendo a la naturaleza del sujeto pasivo; otras, en atención a las circunstancias que concurren en los bienes o en las operaciones que constituyen el hecho o la base imponible), subsidios y obras de infraestructura, lo que necesitaba de una política fiscal capaz de generar los ingresos suficientes para su financiamiento.
- Impuesto Sobre la Renta (ISR), se aplica en 1925.

Modificaciones:
-> 1941 se centra la recaudación en los rendimientos a fin de actualizar el sistema tributario a la estructura económica del país.

-> 1954 a 1956, se consolida la reforma fiscal que otorga un carácter más progresivo al ISR.

1921
VS:
- Mantuvo una estructura de tributación incompatible con el desarrollo económico del país, donde los impuestos indirectos, altamente regresivos, tenían alto peso en la recaudación.

De 1948 a 1961 los ingresos del gobierno crecieron más por el aumento de la actividad productiva que por la estructura impositiva.
- Estabilidad de los precios estimuló el crecimiento al eliminar la incertidumbre provocada por el aumento de los costos.
- La estabilidad cambiaría - paridad del peso - dólar se mantuvo sin cambios a partir de 1954–- redujo las presiones inflacionarias del exterior y facilitó la importación de bienes.
La economía creció a un promedio anual de 6.2%, en tanto que la tasa de inflación mantuvo niveles moderados de tan sólo 3 por ciento.
El financiamiento del déficit en la balanza comercial provino de mayores niveles de endeudamiento con el exterior.
El fracaso de la política de crecimiento se atribuyó a la incapacidad de planear adecuadamente el desarrollo.
Los planes nacionales o regionales de desarrollo fueron incapaces de promover las transformaciones económicas, sociales y políticas para modificar significativamente los modelos de producción, distribución y consumo.
El estado se debía circunscribirse fundamentalmente a los espacios que implicaban mayor riesgo y cuya rentabilidad era de largo plazo, así como a los sectores que generaban mayores incentivos para la inversión privada.

El sector público se convirtió en un factor decisivo para lograr un avance mediante subsidios, inversión en infraestructura y gasto social.
Reforma fiscal 1962, objetivo:
elevar la recaudación, sin entorpecer el crecimiento, mediante la ampliación de la base gravable y compatibilizar la recaudación fiscal con los objetivos de desarrollo económico y dotarla de un carácter progresivo.

Estableciendo impuestos sobre la ganancia de enajenación, arrendamiento y subarrendamiento de bienes, y el impuesto sobre valores de rentas fijas.
1964-1966, Reforma fiscal, pretendía reducir a un impuesto global la estructura cedular del ISR.

En el gasto, la política fiscal se oriento a 2 actividades para el desarrollo:
-inversiones que estimulaban la inversión privada y
- el gasto en servicios educativos y asistenciales.
década del siglo XX, sector público pieza de producción de bienes y servicios que apoyaban la inversión privada. Con el reparto agrario y las obras de riego, con la construcción de carreteras y obras de riego, construcción de carreteras y obras de infraestructura, y la nacionalización de las industrias petrolera y eléctrica.
educación y servicio de salud
La política crediticia del Banco de México se orientó básicamente a satisfacer las necesidades de financiamiento gubernamental.
Desde la perspectiva del gobierno, la actuación del Banco de México en la política crediticia tenía como objetivo suplir las deficiencias de ahorro de la economía.
Al mantener la estabilidad monetaria, el banco de México generaba un ambiente propicio para la inversión pública y privada.
Etapa del desarrollo estabilizador, el ahorro externo sirvió para financiar la política de desarrollo.
En México se dirigió a la industria de la transformación, la banca y los seguros.

Tres fueron los principales factores que estimularon el crecimiento de la inversión extranjera de 1954 a 1970...
el crecimiento económico en general;

la oportunidad que las compañías transnacionales encontraran de salvar las barreras proteccionistas con el establecimiento de filiales en el interior del país,

y la política de estímulos fiscales y la dotación de infraestructura que hizo atractivo invertir en México.
decenio de los 70
<<Modelo de crecimiento hacia adentro>>
característica básica era la industrialización por sustitución de importaciones.
Hubo avances muy importantes en la producción de bienes de consumo y algunos intermediarios
Se habían gestado problemas que imitaban la vialidad del crecimiento en el largo plazo y evidenciaban la necesidad de reformas.
problemas estructurales
desequilibrio externo
la capacidad de compra de las exportaciones era insuficiente para cubrir las importaciones necesarias para impulsar el crecimiento de la economía
para mejorar las cuentas con el exterior era indispensable ampliar la capacidad exportadora y racionalizar las importaciones.
Años 50
Recomendaban
:
aumentar las ventas externas de bienes primarios,
diversificar los mercados y
promover la liberalización comercial de EUA al mismo tiempo se propugnaba reducir las importaciones que no contribuyeran directamente al desarrollo.
ajustar el crecimiento al ingreso real de los exportadores para promover un desarrollo económico sin devaluaciones.
se sugería sustituir bienes de capital y regular la demanda de importaciones ante los cambios en la oferta.
alentar el crecimiento de las exportaciones con apoyos financieros. Que permitieran la colaboración de las bancas privada y pública.
La estabilidad cambiaría durante la etapa de desarrollo estabilizador permitió la estabilidad de precios
La paridad fija del peso respecto al dólar desde 1954 ocasiono que la moneda mexicana abandonara su nivel de equilibrio y fuera poco a poco ampliando el margen de sobrevaluación del peso
Parecía pertinente revisar la política cambiaría en su conexión con las políticas monetaria y crediticia.
El capital externo representaba un alivio temporal, pues la remisión de intereses y utilidades mermaba a la larga los frutos del desarrollo.

Se proponían entonces delimitar los sectores donde la acción de la inversión extranjera se considerara estratégica.
La ausencia de una reforma fiscal para incrementar los ingresos públicos y la laxa política de subsidios obligaban al gobierno a financiar su déficit con endeudamientos interno y externo.
La debilidad del sistema financiero se consideró también como una seria restricción al crecimiento del largo plazo, dada su incapacidad para establecer una relación sólida en el círculo ahorro-financiamiento-inversión
La baja propensión al ahorro de los grupos de altos ingresos y la desigual distribución del ingreso mantuvieron el crédito en niveles muy bajos respecto al PIB.
El financiamiento del déficit del sector público se cubría en buena parte con recursos del sector bancario por medio del encaje legal impuesto por el Banco central, lo cual reducía considerablemente los fondos disponibles para préstamos.
Política Poblacional
El crecimiento demográfico y las presiones que éste ejercía sobre el empleo, la migración y el gasto público, se constituyó en uno de los factores que limitaban los alcances de expansión económica
A principios de la década de los 50 se recomendaba adoptar una política poblacional que atendiera 2 objetivos:
- Impulsar la planificación familiar para disminuir la presión demográfica y

- dotar a dicha política de una dimensión regional, a fin de promover el desarrollo de zonas escasamente pobladas mediante incentivos a la migración interna.

Para lograrlo:
- Incorporar aspectos demográficos.
A principios de la década de los 60, estaba en debate incluir el papel de la demografía para incrementar el uso productivo de los recursos humanos
En 1965, el 80% de la población mexicana no contaba con los servicios de vivienda adecuados.

Las razones de este atraso se explicaban por los créditos altos, baja capacidad de ahorro y falta de servicios urbanos.

Para resolver la crisis de la vivienda se requería de la cooperación de los sectores público y privado para reformar el sistema inmobiliario a partir de un cambio en el marco legal e institucional.
Políticas para mejorar la
distribución de la riqueza
Era indispensable dinamizar y ampliar el mercado interno a fin de que el sector manufacturero alcanzara economías de escala.
Antes que una modificación significativa de las estructuras productivas, la redistribución del ingreso debería tener como fundamento amplias reformas fiscales.
Una estructura impositiva progresiva debería en principio disminuir la carga fiscal a los ingresos bajos y elevar la recaudación total para así incrementar la capacidad de inversión del sector público en proyectos productivos y de desarrollo social
se proponían la retención directa de los impuestos, el mejoramiento de los instrumentos de control, la sistematización de las sanciones y la detección de la evasión en las actividades productivas.
una estructura fiscal progresiva permitía disminuir el consumo unitario y canalizarlo al aumento de la tasa de formación de capital mediante incrementos en la inversión pública
La participación del Estado en las actividades primarias, promover un nuevo vinculo entre la producción agropecuaria y los servicios, y estudiar la relocalización de las fuentes de abasto agrícola.

Una condición indispensable para alentar un desarrollo rural equilibrado era promover la definición y el estudio de las zonas económicas.
Desde los años cincuenta, comenzó a crecer la inversión extranjera directa
El auge petrolero y la crisis
de la deuda, 1970-1982.

años 70
MEXICANIZACIÓN
Estructura de protección y se aumentó deliberadamente el gasto público.

Al extender el modelo más allá de sus límites, se acentuaron sus debilidades, erosionándose las bases del crecimiento de largo plazo.
Una mayor intervención del Estado en la economía era indispensable si se quería mantener el modelo de crecimiento sin cambios.
Presidencia de Luis Echeverría

economía mixta,
la asociación entre el Estado y el sector privado nacional,

permitiría
corregir los desequilibrios creados por las fuerzas del mercado en la planta productiva, también ofrecer una protección contra la acción de intereses privados o extranjeros.
Pretendía reducir el carácter monopólico de la estructura industrial, elevar la productividad, impulsar al sector exportador y al mismo tiempo elevar la tasa de creación de empleos para hacer más equitativa la distribución del ingreso.
La banca mixta, con capital mayoritariamente estatal, era uno de los principales instrumentos para impulsar el proyecto de economía mixta
multiplicar las áreas de acción del gobierno, expansión publica que se justificó dentro del marco del nacionalismo económico.
La llamada mexicanización tuvo como objetivo reducir la salida de divisas por concepto de utilidades.






Para ello se tomaron medidas que obligaban a las compañías extranjeras a aceptar la participación de capitales nacionales, se reservaron a estos últimos ciertos sectores productivos

Financiamiento había desempeñado un papel decisivo para impulsar las iniciativas de desarrollo regional
A principios del decenio de los 70 se sostenía que la inversión pública en escala regional o local constituía un elemento central para ampliar la infraestructura y complementar la inversión privada.
Metas:
elevación de los rendimientos agrícolas y

la generación de energía, con la finalidad de atraer a la industria e impulsar el desarrollo regional
Un mejor conocimiento de la geografía económica nacional podría precisar el concepto de región y normar los criterios de asignación de la inversión para revertir los desequilibrios regionales; con ello se introduciría la dimensión espacial a la planeación del desarrollo.
Una reforma fiscal que aumentara significativamente la recaudación permitiría financiar la cada vez mayor participación del Estado en la economía
En 1971, el gobierno de Luis Echeverría impulso una reforma fiscal cuyos rasgos más importantes fueron el aumento de los gravámenes sobre rendimientos del capital, la reducción de la deducción y la eliminación de subsidios y exenciones.
Los ingreso al capital continuaban grabados y los subsidios y las exenciones favorecían a ciertas ramas industriales.

Más aun, el problema de la evasión y la deficiente administración fiscal continuaban erosionando la capacidad de recaudación del gobierno.

El preámbulo de la crisis económico-financiera de 1976 fue la desaceleración del crecimiento económico a partir de 1970 y el aumento de precios.


La planta industrial era cada día más dependiente de las importaciones, las exportaciones se encontraban deprimidas, la tasa de inflación se aceleraba y los cada vez mayores déficit presupuestarios del gobierno reducían los recursos disponibles para la inversión y aumentaba la deuda externa.
La devaluación de 1976 elimino temporalmente los niveles de sobrevaluación alcanzados durante el desarrollo estabilizador . En 1977 la modificación del tipo de cambio permitió a las autoridades monetarias suprimir las tasas marginales del encaje legal.
Tal vez la devaluación del peso en septiembre de 1976 fue el indicador que demostraba la imposibilidad de continuar con un modelo de crecimiento que se enfrentaba a un desequilibrio externo crónico, que concentraba el ingreso y que requería de financiamiento externo en forma permanente.



El modelo de protección continúo con pocos cambios, reservando el mercado interno para los productores nacionales; la rápida expansión del sector petrolero demandó montos de inversión crecientes que elevaron el gasto publico y los niveles de endeudamiento del sector publico, y se regresó a la política de cambio fijo que, dados los niveles de inflación interna, pronto eliminaron la ventaja competitiva de las exportaciones.
Si bien la economía mexicana registró tasas de crecimiento muy elevadas de 1978 a 1981, muchos de los problemas estructurales que se buscaba corregir con la expansión acelerada de las exportaciones petroleras se agravaron.

El aumento de la demanda agregada provocada por una política de gasto público expansiva presionó los precios internos.

A su vez, la inflación condujo a la sobrevaluación del tipo de cambio, el cual permaneció sin cambio después del ajuste de 1976-1977. Aunque se intentó reducir la protección, la sobrevaluación obligo a cancelar esta política e incluso a aumentar las tasas arancelarias en 1980.
Para financiar las actividades de exploración y extracción de petróleo se recurrió al exterior. Desde el decenio de los setenta la deuda externa había sido una fuente de financiamiento del desarrollo.
En septiembre de 1982 México encabezó al grupo de países que no podían cubrir el servicio de su deuda y cuya dependencia de recursos frescos imposibilitaba su crecimiento.
La reforma del sistema financiero
Ajuste fiscal y finanzas públicas.
A principios del decenio de los ochenta la conjunción de varios fenómenos económicos en los ámbitos interno y externo produjo la crisis de la deuda externa, la cual puso fin a un largo proceso de crecimiento de la economía mexicana.

Durante la anterior década, la liquidez en los circuitos financieros internacionales alentó el crecimiento del endeudamiento externo de la mayor parte de los países industrializados.
A la suspensión temporal de pagos declarada por el gobierno mexicano siguieron negociaciones con la banca provada internacional el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), las cuales se extenderían hasta 1990.




Entre 1982 y 1983, las autoridades financieras mexicanas consiguieron remontar la crisis de liquidez mediante una reestructuración parcial de los pasivos externos en el corto plazo y el restablecimiento de los flujos de capital.
Las negociaciones en él periodo 1984-1985 se centraron en la restructuración de largo plazo de 48 000 millones de dólares, la totalidad de la deuda pública, cuya amortización se programó en una plazo de 14 años.
En los programas de ajuste promovidos por el FMI se resaltó el saneamiento de las finanzas públicas, el control de la inflación, la privatización de empresas del sector público, mayores oportunidades para la inversión extranjera y la apertura comercial.
Debido al estancamiento del sector agrícola, la fragilidad del sistema financiero y la erosión de las cadenas productivas, la política macroeconómica de estabilización y ajuste tuvo altos costos para el crecimiento.
En escala internacional, México debería proponer una reforma de la banca privada y de los organismos multilaterales que contribuyera a restablecer los equilibrios financieros con reglas y normas claras y transparentes para el flujo internacional de capitales.






En cuanto al sistema financiero bancario nacional, debería reformarse a fin de incrementar el ahorro y la inversión productiva.
Apertura externa
y
liberalización comercial
En la segunda mitad de los años ochenta los cambios estructurales de la economía mexicana avanzaban en un escenario de programas de ajuste y estabilización.
La liberalización comercial no fue el único cambio que se registró en el sector externo de la economía mexicana. A lo largo del decenio de los ochenta aumentó la inversión en el sector exportador, las ventas externas no petroleras crecieron en forma sostenida y disminuyó la participación del sector público en las transacciones comerciales con el exterior.
En 1990 el gobierno mexicano presento a los acreedores un plan de negociación:
• Un descuento directo del 35%
• El congelamiento de la tasa de interés
• Concesión de nuevos prestamos.



Este plan fue apoyado por FMI y el Banco Mundial, con esto se redujo el monto de la deuda y por tanto las transferencias al exterior. Por ejemplo mientras en 1982 el peso de la deuda externa como proporción del PIB era de 61%, en 1994 se redujo a 29%
El dinamismo del sector externo se expresó en la tasa de crecimiento de las exportaciones: 18.1% en el lapso 1985-1995. En este entorno, el desarrollo regional adquirió distintos matices.
Dado el muy restringido acceso a los fondos externos, el aumento de la recaudación se convirtió en pieza clave para la reforma fiscal. En 1987 se estableció en impuesto activo de las empresas cuya finalidad era fundamentalmente aumentar las rentas publicas.
Para que los cambios en el modelo de desarrollo permitieran retomar la senda del crecimiento, el sistema financiero debería también adecuarse a las nuevas condiciones de una economía mas abierta y sujeta a mayores flujos de capital.
Comercio Exterior presentó
oportunamente los cambios operados
en el sistema financiero.

El gobierno de Miguel de la Madrid emprendió la reprivatización parcial del sistema bancario y el fortalecimiento de los intermediarios financieros no bancarios.
Sin embargo, fue hasta el gobierno de Carlos Salinas que culminó la reforma del sistema financiero nacional.

• De finales de 1988 a 1990 se liberalizaron los mercados financieros como primer componente de dicha reforma.
• Un segundo componente fue la modificación de los marcos legales y jurídicos. Así, en 1989 se creó la figura grupo financiero para permitir la asociación de varias instituciones en torno a una controladora.
• El tercer componente de la reforma financiera fue la restructuración del sistema bancario que comprendió la privatización, o mejor dicho, la reprivatización bancaria, y la transformación de la banca de desarrollo en banca de segundo piso. Al inicio del gobierno de Carlos Salinas, el sistema bancario estaba en manos del sector público.

• Como cuarto componente de la reforma financiera continuaron los esfuerzos de modernización del mercado de valores.

Durante el gobierno del presidente Miguel de la Madrid se habían dado los primeros pasos, con el impulso a los mercados comerciales de corto plazo. Este esfuerzo se complementó con modificaciones al marco regulatorio y los incentivos a la internalización del mercado de valores
 En suma, con la reforma financiera promovida entre 1988 y 1994 se hicieron cambios de gran envergadura al sistema financiero nacional.
Es innegable que en esos años se sentaron las bases del desarrollo financiero futuro de la economía mexicana. Sin embargo, este proceso no estuvo libre de problemas. Por ejemplo, en 1995 los niveles de penetración financiera en México estaban aún por debajo de los promedios internacionales y casi un tercio de la población del país no contaba con servicios bancarios.
Más aún, algunas deficiencias del proceso de modernización financiera se hicieron evidentes en la crisis de 1995.
La desincorporación de las empresas estatales, la política de eliminación de subsidios y la racionalización del gasto público durante el decenio de los ochenta influyeron en el descenso del déficit público. Éste, de un máximo de más de 18 puntos porcentuales del PIB en 1982, se redujo a niveles considerablemente menores.
PROGRAMAS DE ESTABILIZACIÓN Y CRISIS FINANCIERA, 1988-1995
A pesar de los enormes esfuerzos fiscales y productivos posteriores a la crisis de la deuda, el retorno a la senda del crecimiento estuvo lleno de dificultades. A los desajustes estructurales de la balanza de pagos y del déficit del sector público se sumo la inflación.

En efecto, de tasas moderadas a mediados de los años setenta, el crecimiento de los precios se vio estimulado por el aumento de la demanda agregada durante los años del auge petrolero.

Los aumentos en los salarios, el tipo de cambio y la tasa de interés impulsaban la espiral inflacionaria. Si se quería controlarla, la estrategia debería consistir en atacar los componentes inerciales que impedían una baja efectiva de la tasa de inflación.

En febrero de 1988, se fijo el tipo de cambio para contrarrestar los factores inerciales y se mantuvo una disciplina fiscal estricta para proteger la paridad. Estas medidas se acompañaron con una concentración entre los sectores económicos para controlar los precios.

Con el Pacto Solidaridad se logró el peligro de un proceso inflacionario fuera de control, pues la tasa se redujo de 159.2% en 1987 a 51.7% en 1988.
 La variable instrumental en la política antiinflacionaria continúo siendo el tipo de cambio
Estas medidas condujeron a la paulatina apreciación del tipo de cambio. Un mecanismo para sostener la paridad fue la elevación de las tasas de interés internas que alentaba la entrada de capitales.
En consecuencia, el tipo de cambio mantuvo su tendencia hacia la apreciación y con ello el crecimiento del déficit en cuenta corriente.

La prolongación de la estrategia antiinflacionaria, que dependía del tipo de cambio, aumentaba las presiones sobre las cuentas externas y reducia los grados de libertad para reaccionar ante fluctuaciones del entorno económico y político.

Finalmente se generaría una crisis financiera cuyas causas apuntarían hacia la política de combate contra la inflación adoptada entre 1988 y 1994.

Las condiciones que hasta 1993 habían permitido continuar con una política antiinflacionaria centrada en el tipo de cambio cambiaron radicalmente.
En febrero de 1994 la Reserva Federal de Estados Unidos elevo la tasa de interés mientras que en México las tasas reales no cambiaron en la misma proporción. El flujo neto de capitales hacia el país recibía así un primer revés, pues el aumento de las tasas de interés reducía el atractivo para invertir en instrumentos financieros mexicanos. Pese a la baja relativa de los rendimientos en el corto plazo, no se registró una salida de capitales de grandes proporciones.
Las autoridades financieras emplearon las reservas para mantener el tipo de cambio, aumentaron las tasas de interés e incrementaron la emisión de bonos garantizados en dólares, los llamados tesobonos, con el supuesto de que la salida de capitales era transitoria, de esta manera, se cancelaba la posibilidad de aumentar la banda cambiaria y permitir una mayor depreciación.
Para tratar de contener la salida de capitales las autoridades financieras se vieron obligadas a aumentar el techo de la banda de flotación hasta los cuatro pesos.
A principios de 1995 el mayor problema al que se enfrentaba el sistema financiero era el pago en dólares de los tesobonos, pues de febrero a agosto se vendían mas de 17 000 millones de dólares en estos instrumentos. A mediados de enero el secretario del Tesoro de Estados Unidos ofreció a México un paquete de rescate financiero que le permitiría enfrentar sus compromisos de corto plazo.
Disminuir el déficit en cuenta corriente era una condición indispensable en el proceso de recuperación de la crisis financiera, pero no la única. Se requería también modificar la política monetaria.
La contracción económica en 1995 origino una caída en el PIB de 6.2%, uno de los mayores retrocesos de la historia de México.
El Fondo Bancario de Protección a Ahorro (Fobaproa) se estableció con la intención de garantizar la viabilidad del sistema financiero y evitar un colapso que pusiera en riesgo a la economía en su conjunto.
A partir de 1999 las finanzas públicas deberán ajustarse para cubrir los montos de los rescates, disminuyéndose por tanto los fondos destinados a la educación, la salud y los programas contra la pobreza. De esta experiencia arroja que es necesario reforzar los sistemas de supervisión y control del sistema financiero y evitar que sea el sector público el que asuma los costos de operación de los bancos privados.
A la devaluación del peso siguió una política de ajuste macroeconómico para reducir el desequilibrio externo y disminuir el déficit público.
Como quinto componente consistió en el fortalecimiento de la Comisión Nacional Bancaria Nacional de Valores, Seguros y Finanzas, instituciones encargadas de vigilar y dar seguimiento a las operaciones de los agentes del sistema financiero.

• La autonomía del Banco de México fue el sexto componente de la reforma financiera impulsada entre 1988 y 1994. A partir de abril de 1994, por mandato constitucional, el banco central quedó facultado para garantizar la estabilidad de precios, liderándolo de toda obligación de otorgar financiamiento al sector público que lo alejara de su objetivo central.

• El séptimo componente de la reforma financiera fue el cambio del sistema de pensiones.
* En cambio, un mes mas tarde el asesinato del candidato presidencial LDC propicio la salida masiva de capitales que redujo las reservas internacionales del banco de México en cerca de 8 000 millones de dólares.
La baja de las tasas de interés internas no era el único factor que propiciaba la salida de capitales externos. A finales de 1994, la estabilidad política del país de nuevo sufrió una sacudida a causa del asesinato del secretario general del Partido Revolucionario Institucional. A su vez las expectativas de devaluación eran cada vez altas por el déficit en cuenta corriente y la sobrevaluación del peso.

Los capitales internacionales temieron que los factores que habían hecho estallar la crisis en México estuvieran también presentes en los países como Brasil, Chile o Argentina. En consecuencia, la salida masiva de capitales se generalizó, dando pie a un proceso que se autoalimentaba y generaba una mayor incertidumbre en los mercados financieros regionales.
A partir de 1999 las finanzas públicas deberán ajustarse para cubrir los montos de los rescates, disminuyéndose por tanto los fondos destinados a la educación, la salud y los programas contra la pobreza.
De esta experiencia arroja que es necesario reforzar los sistemas de supervisión y control del sistema financiero y evitar que sea el sector público el que asuma los costos de operación de los bancos privados
Full transcript