Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

CAPITULO XVI

No description
by

arturo arturox

on 28 October 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of CAPITULO XVI

CAPITULO XVI
EL FINAL DEL SOCIALISMO

El comunismo chino no puede considerarse únicamente una variante del comunismo soviético,y mucho menos una parte del sistema de satélites soviéticos
Con pocas excepciones, todos los otros países en los que triunfaron regímenes comunistas, eran y se consideraban culturalmente atrasados y marginales en relación con otros centros más avanzados de civilización.
No fue este el caso de china
El detonante social que alimentó la revolución comunista fue la gran pobreza y opresión del pueblo chino.
Desde las masas trabajadoras en las grandes urbes costeras de la China central y meridional
Hasta el campesinado, que suponía el 90% de la inmensa población del país, y cuya situación era mucho peor que la de la población urbana.
El elemento nacional actuaba en el comunismo chino tanto a través de los intelectuales de clase media o alta, que proporcionaron la mayoría de sus líderes a los movimientos políticos chinos del siglo xx, como a través del sentimiento, ampliamente difundido entre las masas, de que los bárbaros extranjeros no podían traer nada bueno ni a los individuos que trataban con ellos ni a China en su conjunto.
A los comunistas se oponía el partido del Kuomintang, que intentaba reconstruir a China a partir de los fragmentos del antiguo imperio, después de su caída en 1911
Sun-Yat-sen
Confiaba en el consejo y apoyo de la Rusia soviética, consideraba que el modelo bolchevique de partido único era más apropiado que los modelos occidentales.
Intento controlar por completo al país, aunque en 1927 rompió con los rusos y proscribió a los comunistas, tenía como principal apoyo a la pequeña clase obrera urbana.
Chiang Kai-shek
Los comunistas emprendieron una guerra de guerrillas con apoyo campesino contra el Kuomintang, con escaso éxito. En 1934 sus ejércitos se retiraron hacia un rincón en el extremo noroeste, en la heroica Larga Marcha
Sin embargo, la Kuomintang tenía poco atractivo para las masas por su abandono del proyecto revolucionario, por lo que no fue rival para los comunistas. Chiang contaba con el apoyo dela mayor parte de la población de la clase media urbana, pero el90% de los chinos estaba fuera de las ciudades
En 1949 tomaron el poder en China tras derrotar al Kuomintang en una breve guerra civil, y se convirtieron en el gobierno legítimo de China.
Mao Tse-Tung
Fue el máximo dirigente del Partido Comunista de China (PCCh) y de la República Popular China.
A partir de su experiencia marxista-leninista crearon una organización disciplinada a escala nacional, que fue bien recibida. Para la mayoría de los chinos la revolución significaba una restauración: de la paz y el orden, del bienestar, de un sistema de gobierno que reivindicaba a la dinastía T’ang, de la grandeza de un imperio y de una civilización.
Ruptura de relaciones en 1960
Causas del calvario del pueblo Chino
Colectivización de la agricultura campesina entre 1955 y 1957
“Gran salto adelante” de la industria en 1958 (seguido de una hambruna en 1959-1961)
“Revolución cultural” que acabaron con la muerte de Mao, en 1976.
URSS
En los ochenta se hizo evidente que algo andaba mal en todos los sistemas que se proclamaban socialistas.
Desde 1970, en vez de convertirse en uno de los gigantes del comercio mundial, la URSS parecía estar en regresión a escala internacional, no sólo se estancaba el crecimiento económico, sino que los indicadores sociales básicos, como la mortalidad, dejaban de mejorar, esto causó más preocupación por el hecho de que en la mayoría de los países seguía aumentando.
NOMENKLATURA
combinación de incompetencia y corrupción.
Las economías europeas del socialismo real y de la URSS fueron las verdaderas víctimas de la crisis que siguió a la edad de oro del capitalismo mundial, mientras que las economías de mercado, aunque debilitadas, pudieron superar las dificultades, al menos hasta los noventa.
En Polonia se dieron las condiciones para una oposición organizada: la opinión pública estaba unida en su rechazo al régimen, aunado a un nacionalismo anti ruso y católico, la Iglesia conservó su independencia y la clase obrera demostró su fuerza política con grandes huelgas.
En 1985 un reformista, Gorbachov, llegó al poder como secretario general del Partido Comunista Soviético
Resultaba evidente para los demás gobiernos comunistas que se iban a realizar grandes cambios
Dos condiciones permitieron a Gorbachov llegar al poder:
La creciente corrupción de la cúpula del partido de la era de Brezhnev
Los estratos ilustrados y técnicos que mantenían la economía funcionando, eran conscientes de que sin cambios drásticos el sistema se hundiría
La postura de Gorbachov era la de hacer más racionales y flexibles las economías de planificación centralizada mediante la introducción de precios de mercado y cálculos de pérdidas y beneficios de empresas; todo para establecer un socialismo mejor que el “realmente existente”.
Gorbachov inició su campaña de transformación del socialismo soviético con los dos lemas de
perestroika o reestructuración (tanto económica como política)
y glasnost o libertad de información.
Lo que condujo a la Unión Soviética con creciente velocidad hacia el abismo fue la combinación de glasnost, que significaba la desintegración de la autoridad, con una perestroika
que conllevó la destrucción de los viejos mecanismos que hacían funcionar ¡a economía, sin proporcionar ninguna
alternativa, y provocó, en consecuencia, el creciente deterioro del nivel devida de los ciudadanos.
El colapso del comunismo tras 1989 se redujo a la Unión Soviética y a losestados situados en su órbita, incluyendo Mongolia, que había optado por laprotección soviética contra la dominación china durante el período de entre-guerras. Los tres regímenes comunistas asiáticos supervivientes (China,Corea del Norte y Vietnam), al igual que la remota y aislada Cuba, no se vie-ron afectados de forma inmediata.

El fracaso de la perestroika y el rechazo ciudadano de Gorbachov eran cada día más evidentes. La caída de los satélites europeos en 1989 y la aceptación de la reunificación alemana demostraron el colapso de la URSS como potencia internacional. Aunque este debacle alentó el secesionismo, la desintegración de la Unión no se debió a fuerzas nacionalistas, fue obra de la desintegración de la autoridad central, que forzó a cada región del país a mirar por sí misma, y a salvar lo que pudiera de las ruinas de una economía que se deslizaba haciael caos.
La destrucción de la URSS puso fin a 400 años de historia rusa y devolvió al país las dimensiones y estatus internacional de la época anterior a Pedro el Grande (1672-1725).
El experimento soviético se diseñó no como una alternativa global al capitalismo,
sino como un conjunto específico de respuestas a la situación concreta de un país grande y atrasado en una coyuntura histórica particular e irrepetible.
El fracaso del socialismo soviético no empaña la posibilidad de otros tipos de socialismo. La tragedia de la revolución de octubre estriba precisamente en que sólo pudo dar lugar a este tipo de socialismo, rudo, brutal y dominante
Full transcript