Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

La Carta Autonómica de Puerto Rico de 1897

With Jose Sanabria y Paola Cabrera
by

Angeliza Jiménez

on 25 May 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La Carta Autonómica de Puerto Rico de 1897

Jose Sanabria
Paola Cabrera
Angeliza Jimenez La Carta Autonómica de Puerto Rico 1897 ¿Que es la carta autonómica? La Carta Autonómica Luis Muñoz Rivera ¿Quien nos otorgo la carta autonómica? ¿Cuando se otorgo? ¿Que concedía la carta autonómica? Cámaras legislativas otorgadas por la Cámara La Carta Autonómica es un decreto traído a Puerto Rico por la constante y fuerte lucha de Luís Muñoz Rivera ante España. Este decreto nos otorgó mas derechos en cuanto a nuestro gobierno. Gracias a la Carta, la isla de Puerto Rico tuvo la autorización para formar un gobierno de carácter autónomo. Luís fue la figura central de los procesos de reformas en el gobierno local. Para poder luchar en tener ese autogobierno, tenia que unirse a un partido español en forma de pacto. Muñoz propuso esto al partido español, pero no fue de mucho agrado por que les servía a los puertorros como una promesa de que les iban a dar esa oportunidad de luchar por lo que querían (las reformas del gobierno propio).

Gracias a la guerra de Cuba por la Independencia, era inminente que se le concediera libertad política a los puertorriqueños. Luís Muñoz Rivera, propuso unirse a el Partido Liberal Monárquico con Sagasta. Este comprometió en su propaganda la autonomía antillana. En 1897, Práxedes Mateo Sagasta (líder del Partido Liberal Monárquico) toma el poder de España gracias a el asesinato de Antonio Casanova del Castillo (dueño de España y líder del Partido Conservador). En agosto de ese mismo año Sagastas comienza a trabajar junto a su Consejo de Ministros en las reformas a otorgarse a Puerto Rico, tras el pacto con Muñoz Rivera, la Carta Autonómica. La Reina Maria Cristína, firmo el decreto de la “Constitución Autonómica para puerto Rico”.
La Reina no solo firmo la decreto la Carta Autonómica, también el Titulo 1ero de la Constitución (que concedía libertades) y el de la Ley electoral. Se otorgó la Carta Autonómica a Puerto Rico, el 25 de Noviembre de 1897; pero se firmo en agosto del mismo año. En primero concedió una verdadera representación política con 2 cámaras: La Cámara de Representantes y El Consejo de Administración.
En segundo, se concedió la facultad de negociar tratados de comercio con otros países, aunque expresamente se daba la inactividad tanto al gobierno local como al central, esto aprobado por la Carta (Articulo 37). Los tratados comerciales que haga Puerto Rico con otros países, deberá ser notificado a España y este decide si unirse o no. Si es aceptado entonces es (Articulo 38). Cámara de Representantes- Los miembros de esta eran electos en su totalidad. Para ser electo se tenia que ser puertorriqueño de nacimiento o residir en el 4 años antes de la elección.
Consejo de Administración- Estaba compuesto por 15 miembros, 8 eran electos por los puertorriqueños, y los otros 7 eran españoles. Para ser electo como consejero, se requirió lo mismo que para ser parte de la cámara, y que el pago de su renta no sea menos de 40,000 pesos. Títulos I - III de la carta autonómica Articulo 2 Artículos adicionales Articulo 3 Títulos IV - V de la Carta Autonómica Articulo 12 Títulos VII - IX de la Carta Autonómica Articulo 41 Titulo VI de la Carta Autonómica Articulo 32 El Gobierno de la Isla se compondrá de un Parlamento Insular, dividido en dos Cámaras, y de un Gobernador
General, representante de la Metrópoli, que ejercerá en nombre de ésta la Autoridad Suprema. Articulo 3 La facultad de legislar sobre los asuntos coloniales en la forma y en los términos marcados por las Leyes corresponde a las Cámaras insulares con el Gobernador General. Articulo 5 El Consejo se compone de quince individuos, de los cuales ocho serán elegidos en la forma indicada en la ley electoral, y los otros siete serán designados por el Rey, y a su nombre por el Gobernador General Para ser elegido representante se requiere ser español, de estado seglar, mayor de edad, gozar de todos los derechos civiles, ser nacido en la Isla de Puerto Rico o llevar cuatro años de residencia en ella y no hallarse procesado criminalmente.  Cada uno de los Cuerpos colegisladores formará su respectivo reglamento, y examinará así las calidades de los individuos que lo componen, como la legalidad de su elección.Mientras la Cámara de Representantes y el Consejo de Administración no hayan aprobado su reglamento, se regirán por el del Congreso de los Diputados o por el del Senado, respectivamente. Articulo 16 Articulo 29 Además de la potestad legislativa colonial, corresponde a las Cámaras insulares:

1.- Recibir al Gobernador general el juramento de guardar la Constitución y las leyes que garantizan la autonomía de la colonia.

2.- Hacer efectiva la responsabilidad de los Secretarios del Despacho, los cuales, cuando sean acusados por la Cámara de Representantes, serán juzgados por el Consejo de Administración.

3.- Dirigirse al Gobierno central por medio del Gobernador general para proponerle la derogación y modificación de las leyes del Reino vigentes, para invitarle a presentar proyectos de ley sobre determinados asuntos, o para pedirle resoluciones de carácter ejecutivo en los que interesen a la colonia.  Las Cámaras insulares tienen facultad para acordar sobre todos aquellos puntos que no hayan sido especial y taxativamente reservados a las Cortes del Reino o al Gobierno central, según el presente Decreto o lo que en adelante se dispusiere, con arreglo a lo preceptuado en el Artículo 2 adicional. En este sentido, y sin que la enumeración suponga limitación de sus facultades, les corresponde estatuir sobre cuantos asuntos y materias incumben a los Ministerios de Gracia y Justicia, Gobernación, Hacienda y Fomento, en sus tres aspectos de Obras públicas, Instrucción y Agricultura.
Les corresponde, además, el conocimiento privativo de todos aquellos asuntos de índole puramente local que afecten principalmente al territorio colonial; y en este sentido podrán estatuir sobre la organización administrativa, sobre división territorial, provincial, municipal o judicial; sobre sanidad marítima y terrestre, sobre crédito público, Bancos y sistema monetario. Estas facultades se entienden sin perjuicio de las que sobre las mismas materias correspondan, según las leyes, al Poder ejecutivo colonial. Articulo 37 La negociación de los tratados de comercio que afecten a la isla de Puerto Rico, bien se deban a la iniciativa del Gobierno insular, bien a la del Gobierno central, se llevará siempre por éste, auxiliado en ambos casos por Delegados especiales debidamente autorizados por el Gobierno colonial, cuya conformidad con lo convenido se hará constar al presentarlos a las Cortes del Reino. El Gobierno supremo de la colonia se ejercerá por un gobierno general, nombrado por el rey, a propuesta del Consejo de Ministros. En este concepto ejercerá como Vicerreal Patrón las facultades inherentes al patronato de Indianas; tendrá el mando superior de todas las fuerzas armadas de mar y tierra existentes en la isla; será Delegado de los ministerios de estado, Guerra Marina y Ultramar; le estarán subordinadas todas las demás Autoridades de la isla, y será responsable de la conservación del orden y de la seguridad de la colonia. Articulo 52 “La organización municipal es obligatoria en todo grupo de población superior a mil habitantes.
Los que no lleguen a esa cifra podrán organizar los servicios de carácter común por convenios especiales
Todo municipio legalmente constituido estará facultado para estatuir sobre la instrucción publica, las vías terrestres, fluviales o marítima, la sanidad local, los presupuestos municipales y para nombrar y separar libremente sus empleados.” Articulo 63 “Todo ciudadano podrá acudír a los Tribunales cuando entienda que sus derechos han sido violados o sus intereses perjudicados por los acuerdos de un municipio o de la diputación provincial. El ministerio fiscal, si a ello fuera requerido por los agentes del Poder ejecutivo colonial, perseguria igualmente ante los tribunales las infracciones de ley o las extralimitaciones o facultades cometidas por los Adyuntamientos y Disputación”. Los contratos referentes a servicios públicos comunes a las Antillas y a la Península que estén en curso de ejecución continuarán en la forma actual hasta su terminación, y se regirán en un todo por las condiciones del contrato.

Sobre los que aun no hubieran empezado a ejecutarse, pero estuvieran ya convenidos, el Gobernador general consultará al Gobierno central o a las Cámaras coloniales, en su caso, resolviéndose de común acuerdo entre los dos Gobiernos la forma definitiva en que hubieren de celebrarse. Artículos transitorios Articulo 1 A fin de llevar a cabo con la mayor rapidez posible y con la menor interrupción de los servicios la transición del sistema actual al que se crea por este Decreto, el Gobernador General, cuando considere llegado el momento oportuno, previa consulta al Gobierno central, nombrará los Secretarios del Despacho a que se refiere el artículo45 y con ellos conducirá el Gobierno interior de la Isla de Puerto Rico hasta la constitución de las Cámaras insulares. Los Secretarios nombrados cesarán en sus cargos al prestar el Gobernador general juramento ante las Cámaras insulares, procediendo el Gobernador acto continuo a sustituirlos con los que a su juicio representen dela manera más completa las mayorías de la Cámara de Representantes y del Consejo de Administración. Praxedes Mateo Sagasta Reina Maria Cristina Luis Muñoz Rivera Introducción Conclusión La Carta Autonómica de 1897 significo para Puerto Rico un mayor grado de gobierno propio, y a la vez, representación efectiva en las Cortes españolas por medio del sufragio universal. El documento fue para los autonomistas de Puerto Rico alcanzar una economía económico- administrativa estableciendo su deseado gobierno autonómico, que aunque de corta duración no fue superado por el actual sistema de gobierno consagrado por la Constitución de Puerto Rico de 1952, que instaura el Estado Libre Asociado bajo la soberanía de Estados Unidos y cuyas facultades autonómicas dejan mucho por desear. Además la Carta Autonómica hubiese conducido a Puerto Rico a alcanzar prontamente su plena independencia. Antes de que se aprobara La Carta Autonómica en Puerto Rico los dirigentes locales del movimiento de independencia del pueblo de Yauco, organizaron otra revuelta, que se conocía como la "Intentona de Yauco." Cuando llego a oídos de autoridades españolas estos actuaron para parar lo que fue la ultima rebelión en nuestra Isla. Esta revuelta fue una de las causas para que el gobierno Español aprobara un gobierno autonómico en Puerto Rico. Pero aunque la rebelión no llego a su fin, si pudo lograr su objetivo, pues con la ayuda de Luis Muñoz Rivera el 25 de noviembre de 1897 se aprobó La Carta Autonómica en Puerto Rico. Poco después se fundó el Partido Autonomista Ortodoxo.
Full transcript