Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Test de la Casa

No description

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Test de la Casa

TEST DE LA CASA Angie Osorio
Cristhian Ramírez
Ruth Ibáñez FICHA TÉCNICA Nombre: Test de la Casa

Autor: Dra. María Dolores López Pérez

Administración: Individual

Duración: El tiempo que se necesite

Aplicación: Niños, Adolescentes y Adultos

Significación: Evaluación de las funciones del ego, conflictos de personalidad, autoimagen, percepción familiar.

Material de aplicación: Una hoja blanca, un lápiz y si el niño quiere puede utilizar colores y borrador.

Objetivo: Evaluar los rasgos más importantes de la personalidad a partir del trazo del dibujo de una casa. La casa se relaciona simbólicamente con “todas las pieles sucesivas que nos envuelven, el seno maternal, el cuerpo, la familia, el hogar, el universo. En el dibujo de la casa se proyecta la propia personalidad, como se siente uno mismo, pero también como se relaciona con los demás; la casa provoca asociaciones con la vida hogareña y las relaciones interfamiliares. Impresiónes generales sobre el dibujo Es fundamental ver el dibujo de una forma global, sin ideas preconcebidas, antes de analizar sus partes y sentir qué impresión nos produce, la cual se puede interpretar literalmente. Los dibujos hablan en situaciones en la que las palabras no lo hacen Por ejemplo, dibujo claro, alegre, preciso, armonioso= persona clara, alegre, precisa, armoniosa. Lo mismo ocurre con un dibujo confuso, caótico, sucio, vivaz, animado, alegre, con movimiento, monótono, falto de vida, inexpresivo, ordenado, metódico, rígido, pobre, vacío, extraño, tosco, creativo, simple, abigarrado etc. Consideraciones de ejecución para tener en cuenta: PRECIPITADO Asimilación y comprensión veloz. Superficialidad e imprecisión. RAPIDO Ganas de vivir, entusiasmo, confianza, seguridad. Rapidez y facilidad de ideación. Suele tener una visión objetiva de la vida, facilidad de contacto y relación, actividad y dinamismo. Puede llegar a ser impaciente e irreflexivo, falto de precisión, le gustan los desafíos. LENTO Persona con dificultades para ponerse en marcha, para activarse. La persona tiende a darle largas a los asuntos, manifestación pasiva de agresividad. Si comienza varias veces puede reflejar inseguridad. Es frecuente en estructuras obsesivas. MUY LENTO Falta de vitalidad. Reflejos lentos y tardos. Si esté bien realizado denota observación, concentración y precisión. Si está mal ejecutado, torpeza, dificultades de asimilación y comprensión, retraso mental. Situación en la hoja de papel Alto: Consciencia, trascendencia e intelectualidad. Bajo: Lo materia, fisico, erotico, sensible. Hasta llegar al centro, que es el emplazamiento normal para los dibujos, el niño va pasando por una evolución. En su fase de garabateo, el niño no tiene límites para su trazo y con suma frecuencia rebasa los bordes de la hoja... Hasta los nueve años, el uso de las zonas inferiores, con la línea del suelo es relativamente mayor, poco a poco se expande hacia las zonas altas y a partir de los 12 años, cuando se adquiere la madu¬rez, el emplazamiento predominante es el centro. En general el espacio significa: ...poco a poco se van diferenciando áreas dibujables de otras que se respetan en blanco, desarrollándose entre ambas un equilibrio estético. Derecha: extraversión, proyectos de futuro. Emplazamiento centrado: seguridad. Un descerraje del dibujo nos remite a alguna una ínaptación: Hacia la izquierda: nos remite al pasado, con lo afectivo, con la postergación de necesidades, donde el otro cuenta más que el Yo. Introversión. Inhibición de impulsos.

Hacia \a derecha: se asocia con el.padre, con el Superyó, con la satisfacción inmediata de las necesidades. Extraversión. Impulsividad.

Hacia arriba: se vincula con la realidad que se desea, con lo ideal, con lo que está en el aire.

Hacia abajo: señala las pulsiones, lo. firme, sólido y concreto. Considerando el trabajo desarrollado Armónico y Proporcionado. Distinción y claridad de ideas Torpe e Irregular, indica confusión. Disfunción psíquica Simple y escueto. Agilidad de concepción, dinamismo. Sequedad y aridez interior. Tipo monigote. Puede ser rechazo. Predominio de la razón sobre el sentimiento. Infantil, normal en niños. Adultos torpeza, infantilismo, ligero retraso. Incompleto, sin terminar. Inseguridad, introversión, aislamiento. Ansiedad. Deforme, rígido. Conflicto en la zona deformada. Dificultad de contacto. Muy elaborado, complicado. Introversión personalidad que se cierra. Mucha elaboración mental poca efectividad Original, artístico. Fluidez, inteligencia. Fuerte personalidad. Original, exótico extraño. Huida de lo normal, de la realidad. extravagancia,exhibicionismo. Siguiendo esta idea, planteamos nueve casillas para la interpretación del emplazamiento del dibujo: A B C D E F G H I A. Izquierda - arriba: regresión, dependencia, relaciones fusionadas con la familia introyectada, más que con la familia real. B. Izquierda - centro: introversión, el pasado, la inclinación hacia la madre, al! plano familiar, aunque también puede ser temor, huida del futuro. Inhibición, timidez, dependencia materna, un cierto encerrarse en sí mismo, difícil socialización o comunicación con los demás. Necesidad de un medio protector. C. Izquierda - abajo: introversión unida a una visión negativa de sí mismo, con temor hacia el mundo exterior. Dificultades de socialización. Si se desborda a la izquierda, apego a una madre que no satisface. D. Centro - arriba: alegría, optimismo, euforia. La intelectualidad, la trascendencia e! idealismo y la espiritualidad son temas de su interés. En ciertos casos puede interpretarse como una huida de la realidad o como una fuerza compensadora para luchar contra sus sentimientos, de insuficencia especialmente cuando el dibujo tiene la apariencia de estar aplastado "por la falta de papel" E. Centro - centro: tendencia a conciliar sus deseos con la realidad. Autocontrol, reflexión, predominio de la razón sobre el sentimiento, frialdad, pasividad, excesiva prudencia; Sujetos que tienden a apoyarse en hábitos un tanto sistemáticos. F. Centro - abajo: predominio de lo material y lo instintivo. Cuanto más abajo, será más probable qué se encuentre en un estado de depresión anímica que le produce inseguridad e inadaptación. G. Derecha - arriba: mayor identificación con el ambiente social que con la familia prmaria, deseos de independencia no siempre realizados. Excesiva fantasía. H. Derecha - centro: representa el porvenir, el más allá, el futuro, el contacto con los demás, la generosidad, la agresión, la iniciativa y el valor. Irreflexión sentimental. Las relaciones con la figura paterna. A veces huida de una madre qué infunde seguridad. I. Derecha-abajo: persona optimista e interesada, con fuertes tendencias instintivas. A veces cierto pesimismo. Buena dosis de realismo. Además de las nueve casillas mencionadas pueden presentarse dos casos especiales: Inferior, al borde del papel: cierta necesidad de apoyo y sostén, temor a la acción independien¬te y falta de segundad. Esta posición, muy significativa en adultos con un estado de depresión e inseguridad, es muy frecuente en niños hasta la edad de nueve años. En toda la hoja: necesidad de revestir importancia, deseos de ponerse en evidencia y llamar la atención de manera excesiva: Maníaco, tendencia a la imposición de sus criterios por encima de todo. TAMAÑO El tamaño indica la relación entre el sujeto y su entorno, puede dar una idea de su autoestima y de su autoexpansividad: Muy grande (mayor de 60% de la hoja o cuando se escapa del papel): orgullo, vanidad, engreimiento, deseos de impresionar, ambición, megalomanía, narcisismo, inmadurez/compensación de sentimientos de inferioridad, de tensión y de inhabilidad. Independencia de criterio. Grande (más de 50% de la hoja, ocupa casi toda la superficie del papel): extraversión y comunicación, visión global de las cosas, energía, expansión, vitalidad, confianza en sí mismo, gran imaginación, aspiraciones elevadas, culto de la propia personalidad. Normal (entre 25 y 50% de la hoja): aceptación de sí y de los propios límites, deseo de ser normal y semejante a otros; ganas de desarrollar la seguridad en sí mismo, la comunicación y la flexibilidad; capaz de una visión global de conjunto sin perder la visión de detalle; proporción y medida en la visión de! mundo circundante. Pequeño (entre 10 y 25% de la hoja): introversión, repliegue y concentración; inhibición de los impulsos; espíritu de síntesis, detallista y meticuloso; objetividad y profundidad; sobriedad y concisión; sentido de la observación; inexacta valoración de sí mismo, bien por sencillez o modestia, bien por sentimientos de inferioridad y de inseguridad; falta de confianza en sí mismo; timidez; tendencia a ia obsesividad. Muy pequeño (menos de 10% de !a hoja): cansancio, inhibición; minuciosidad y capacidad de especialización; observación penetrante; aislamiento y abandono; fijación en los pequeños detalles perdiendo la visión de conjunto, a veces el tamaño muy pequeño se relaciona con la angustia. PROYECCIÓN DEL DIBUJO En general, que en un dibujo exista movimiento es un signo de madurez. La proyección es en cierto modo el símbolo de hacia dónde nos dirigimos en nuestra vida, hacia dónde mirarnos: Izquierda: vida interior, repliegue defensivo contra el ambiente. Alejamiento, introversión. Estático: los trazos están estáticos, sin ningún tipo de proyección; pueden reflejar indecisión en e! momento vital que está atravesando o equilibrio entre su pasado y su futuro. Convencionalismo y rutina, cierta inflexibiiidad. Derecha: defensa contra el ambiente fámiliár, ganas de avanzar, de dirigirse hacia un fúturo que supone mejor que el presente. Persona entusiasta y apasionada. Arriba: Idealismo, huida de la realidad hacia la fantasía. Abajo: estado de ánimo cansado. Si llega al borde del papel denota depresión. Contrapuestas: en general muestran luchas o conflictos de tendencias opuestas. Dibujo situado a derecha, proyección hacia la izquierda: Deseos de frenar un natural apsionado e irreflexivo, de tener cordura y freno, buisqueda de caracteres razonable. Gesto de nostalgia, de volver a sentir la union con el origen, con la madre. Dibujo situado a la izquierda, proyección hacia la derecha: el sujeto está luchando por ser más sociable, por romper ataduras y atavismos, por alcanzar logros personales contra sus propias deficiencias reconocidas. La simetría de un dibujo-hace alusión a la proporción adecuada entre sus partes y a su armonía respecto del eje de la verticalidad. Alrededor de los cinco años, el niño encuentra la verticalidad y a partir de ese momento va situando sus dibujos, sus figuras, en torno de ese eje. SIMETRIA Con grandes fallos, figuras torpes y mal hechas: inadecuación de los sentimientos di seguridad en la vida emocional. Falta de simetría, figuras más o menos armónicas: es un signo de tipo histeroide, también se da en los hipomaníacos. Exceso de simetría: cuando en un dibujó encontramos excesó derigidez, hemos de interpretarlo como una defensa contra lo reprimido o contra un ambiente hostil, donde la energía psíquica está estancada. Deseo de perfección anormal, obsesivos, compulsivos. Agresividad mal contenida. Sin grandes fallos de simetría: parece tener capacidad de obtener sentimientos de seguridac en su vida emocional. Naturalidad, espontaneidad, fluidez. Líneas rectilíneas: claridad, objetividad, sentido de la observación, organización y método, constancia, dominio de sí mismo.

Rayos: imaginación, falta de objetividad y de organización, actividad voluntaria, iniciativa; a veces dispersión, expansión,

Rectas inclinadas: análisis, receptividad, constancia.

Rectas horizontales: actividad mental, análisis, sentido de la observación, organización y método, constancia, dominio de sí mismo, Paciencia. Un punto: afirmación de sí mismo, pulsión sexual.

Puntos: falta de confianza en sí mismo, falta de decisión, patología.

Línea recta: sentido de la observación, capacidad de síntesis, confianza en sí mismo, decisión, actividad mental.

Ángulos: impulsividad, energía, vitalidad, falta de adaptación, de comprensión, de paciencia.

Líneas rectas en picos: oppsicionismo, rebeldía, agresividad.

Líneas en zigzag: ambivalencia entre atacar y defenderse. Cuadrado o rectangulo: claridad, objetividad, realidad, síntesis, constancia, dominio de sí mismo, falta de expansión, prudencia, paciencia.

Cuadrícula: exceso de análisis, falta de claridad, de síntesis, de confianza en sí mismo, falta de decisión y de iniciativa.

Triángulo: falta de objetividad, falta de adaptación, de comprensión, de expansión, de paciencia, de sociabilidad, de dominio de sí mismo; símbolo de la virilidad.

Línea curva simple: emotividad, sensibilidad, adaptación, benevolencia, comprensión, sociabilidad. Líneas onduladas: emotividad, sensibilidad, falta de energía, adaptación, benevolencia, com-prensión, sociabilidad, comunicación positiva con el entorno.

Línea tipo nube: imaginación, originalidad, falta de actividad voluntaria y de energía.

Líneas espirales: emotividad, sensibilidad, adaptación, altruismo, benevolencia, comprensión, expansión, paciencia, sociabilidad.

Líneas curvas múltiples (por ejemplo, el círculo, el óvalo): movimiento de protección, narcisismo, aislamiento, emotividad, falta de confianza en sí mismo, receptividad, falta de al¬truismo, falta de expansión, falta de sociabilidad.

Flecha: actividad voluntaria, dominio de sí mismo, energía, iniciativa, falta de adaptación, de benevolencia, prudencia y paciencia.

Aspas y asteriscos: síntesis, confianza en sí mismo, decisión, iniciativa, energía.

Líneas que son abstracciones o garabatos o trazos inútiles en general: implican una falta de control, signo de patología. Forma del Trazo Predominio de líneas rectas: lógica y abstracción. Fuerza, vitalidad, introversion, predomino de la razón sobré el sentimiento; Claridad de ideas, carácter dominante, autoritario, impositivo. Sequedad y frialdad de sentimientos; peligro de crueldad. Buena capacidad de organización e iniciativa. Predominio de líneas curvas: intuición, empatia, sentido estético. Persona afectiva, dulce, sensible, con carácter conciliador que trata de limar asperezas; suele tener tacto en sus relaciones con. los demás. De buena memoria e imaginación; gracia y expresividad, extraversión. A veces, falta de confianza en sí misma. El equilibrio entre formas circulares y líneas verticales refleja un buen balance y control de la impulsividad. Aparición de ángulos: espíritu de lucha, dureza en el trabajo. Firmeza, energía y decisión. Actividad que raya en dinamismo. Notable capacidad de resistencia, constancia en lo emprendido. Individualismo, intransigencia y rigidez. En ocasiones, corresponde a una persona que protesta, irritable y con espíritu de contradicción. Ángulos con presión insuficiente: carácter muy susceptible, peligro de impertinencia, obstinación a corto plazo, terquedades pasajeras. Deseo de que los demás se adapten a nuestros caprichos y necesidades. PRESIÓN Temblorosa: nerviosismo, temor, inseguridad. Muy propio de personas seniles.

Presión insuficiente: voluntad de escaso rendimiento por falta de fuerzas. Introversión, ansie¬dad, fatiga. Ideas poco firmes, indecisión, descontento.

Presión fina: delicadeza en el contacto con los demás; impresionabilidad con gran emotividad natural, carácter retraído con peligro de alejarse de la realidad. Negación de los propios impulsos que le lleva a tener problemas de voluntad. Falta de energía, iniciativa y decisión. Suavidad en las formas y excesiva adaptabilidad. Presión firme: vitalidad física excelente, mezcla de introversión y extraversión. Voluntad capaz de esfuerzos razonados y persistentes. Buena salud. Un Yo que está desarrollando defensas sanas, si va unido con la flexibilidad del dibujo. Presión excesiva: fortaleza física excelente. Extraversión y comunicación con el medio. Confianza en sí mismo, materialismo y realismo. Sensualidad y sibaritismo. Constancia, decisión, iniciati¬va, energía, expansión. En ocasiones, agresividad y brutalidad. A veces, puede existir una compensación entre la presión y el tamaño; así dibujos con presión débil y trazo tembloroso están compensados con un gran tamaño y, viceversa, podemos encontrar figuras de tamaño muy pequeño compensadas con una presión fuerte y un trazo continuo. CONTINUIDAD DE LAS LINEAS Línea continua con rigidez: tendencia a la extraversión, comunicación con los demás. Lógica y agilidad en la comprensión de Los demás, empatía. Continuidad y constancia en el trabajo. Peligro de rutina, asociado con la inferioridad. Dificultades para la captación intuitiva. Obsesiones. Línea continua con relajación: mezcla de intuición y lógica. Se da la extraversión y la introver¬sión, abstracción y comunicación, dinamismo y agilidad, persistencia racional y fundamentada en lo emprendido. Si está en la parte inferior, inseguridad, también espíritu gregario. Líneas sueltas: introversión, vida interior y aislamiento, capacidad intuitiva, dificultades de comprensión lógica, inspiración, multiplicidad de ideas. Dificultades de realización práctica. Escasa persistencia o continuidad en afectos y trabajos. Peligro de dispersión de pensamiento. Falta de sentido práctico. Líneas porosas: persona permeable al ambiente, inseguridad en sí mismo; sensibilidad algo excesiva; impresionable, rayando en sugestionable; incertidumbre, ansiedad, falta de aplomo. • Líneas entrecortadas: Ocultación, negación, humor variable; sujeto que mostrara muchas resistencias en un proceso terapéutico. Angustia psíquica. Análisis de los elementos de contenido del dibujo de la Casa Los elementos de contenido son aquellos que se encuentran sólo en esa representación, algunos de ellos son esenciales para que se dé la representación casa; y otros no esenciales, de cuya presencia se puede prescindir. Las paredes van evolucionando en fundamentalmente cuatro aspectos:

Rectitud: a medida que el niño va adquiriendo dominio sobre el trazo, éste se vuelve más preciso, desaparecen las líneas inclinadas y, por tanto, la sensación de derrumbe de la casa. Proporción: a los cinco y seis años, las paredes son enormes en comparación con puertas y ventanas, cuerpo de casa muy grande, puerta y ventanas muy pequeñas. Con la edad, las paredes se van volviendo acordes con las ventanas y la puerta, con lo cual texto adquiere un tamaño adecuado. Si se pintan otros objetos, éstos también pueden no guardar proporción con el entorno; por ejemplo, pintar un pájaro mucho más grande que la casa. Esta combinación de elementos grandes y pequeños sin que guarden relación de proporción entre ellos aparece esporádicamente en niños de aproximadamente siete años y la tendencia es a desaparecer totalmente con la edad. Perspectiva: ésta aparece a partir de los nueve años y la consigue o la busca 30% de los niños. La línea recta vertical, a la derecha y sobre el tejado, da cuenta del fracaso en la adquisición de la profundidad, de la perspectiva; aparece en todas las edades hasta la madurez. PAREDES Detalles: a partir de los siete años aparecen los detalles en las paredes, plantas trepadoras (17%), balcones (12%) y alrededor de los ocho años, el señalamiento de ladrillos (16%). La fortaleza e integración de las paredes, se relaciona directamente con la fortaleza de! Yo y de la personalidad; las paredes son lo que separa el espacio interior del espacio exterior, los límites entre el afuera y el adentro; cuando esos límites no son fuertes y precisos, el Yo se está desintegrando. Su posición normal es paralela a la hoja de papel. Se dibuja en 99% de los casos. Paredes según trazo Paredes delgadas: fragilidad del Yo.

Reforzadas: control.

Doble perspectiva: regresión.

Paredes a lo horizontal: presiones del entorno, a las que es muy suseptible. Problemás-que interfieren en su grado óptimo de eficacia.

Paredes a lo vertical: contacto pobre con la realidad. Satisfacciones en la fantasía. Cuadrado: problemas afectivos.

Indicación del material de construcción: estructuras parecidas a ladrillos. Si está meramente indicado es un signo positivo de solidez constitucional; pero si el trazo aparece de manera reiterativa, recargada, es patológico y obsesivo.

Fachada con numerosos detalles: flores que trepan, balcones; indica cierta autocomplacencia.

Pilares: deseos de solidez.

Paredes con construcciones adosadas: problemas de identidad Suelo Se relaciona con el contacto con la realidad y las necesidades de seguridad. Se dibuja en 95% de los casos: Sin suelo: falta de apoyo, de estabilidad, sentimientos de inseguridad, dificultad pan establecer compromisos y lazos duraderos.

Suelo firme: seguridad, tendencia a la estabilidad.

Suelo con muchos traaos: se impone una norma persona!, necesidad de un ideal.

Suelo continuado a ambos lados: primitivismo.

Suelo en onditas: dulzura. Suelo en forma de nube: contacto con la realidad incierto, tenue.

Suelo como hierba picuda: agresividad.

Suelo ascendente: ardor, entusiasmo. Distancia de los otros, dificultades de adaptación

Suelo descendente: voluntad débil, falta de firmeza.

Suelo por encima de las paredes: evasión de la realidad, actitud pasiva y meditadora, utiliza a los demás para satisfacer sus propias necesidades.

Suelo por debajo de la casa: falta de contacto con el mundo. Tejado Ausencia de techo: debilidad mental y personas que carecen de fantasía.

Tejado en una sola línea: individuo constreñido.

Tejado reforzado por la presión o por la repetición de líneas: Sujetos que se defienden ante la amenaza de que la fantasía escape a su control (neuróticos-ansiosos)

Tejado no adaptado a las paredes: signo de patología neurológica, psicótica o de debilidad mental.

Techo pequeño: pobreza de recursos intelectuales, poca creatividad. Techo grande: refugio en la fantasía para buscar satisfacciones emocionales.

Techo con ondulaciones: necesidades dé intercambiar afecto.

Techos muy grandes: persona que vive retraída en su fantasía.

Techo que incluye toda la casa: vive una vida fantaseada. Frecuente signo de psicosis.

Techo con mucho énfasis: introversión, fantasía.

Tejado que sobrepasa las paredes: madurez intelectual, dominio de la voluntad sobre las pulsiones.

Tejado con aleros: suspicacia. Tejado en bóveda: primitivismo.

Tejado triangular: tendencia a evitar la dificultad.

Material del techo indicado: si es normal, es un signo de madurez; si es excesivo por el refuerzo o la repetición, obsesión.

Elementos accesorios: como antenas de televisión, relojes, canalones, goteras, agujeros, veletas, etcétera, son en general un signo de inteligencia y madurez.

Varios tejados: buena inteligencia.

Varios tejados superpuestos (tipo pagoda): siente sobre sí el peso de la cultura y de sus antepasados. Chimenea Chimenea Es un símbolo fálico si posee rasgos especiales. Una chimenea bien representada puede significar un buen equilibrio afectivo, donde la sexualidad está integrada normalmente. Está presente en 80% de los dibujos. Sobre el techo y en el centro: búsqueda de equilibrio, de estabilidad.

A la izquierda: más dependencia, más conservador.

A la derecha: más independencia que en el centro, más innovador.

Inclinada: inmadurez afectiva, problemas de inseguridad.

Situada en el tejado, no sobre el tejado: es poco frecuente en niños. Problemas sexuales probablemente relacionados con la idea de penetración.

Chimenea agrandada o chimenea central: exhibición, símbolo fálico.

Chimenea muy pequeña: sentimientos insatisfactorios en el hogar. Dudas acerca de su masculinidad. Inhibición en el área sexual. Chimenea inestable: inseguridad en su propia identificación sexual. La ansiedad de castración se subraya también en el dibujo de la casa, cuando la chimenea está pintada lateralmente y sólo se conecta mínimamente con la pared.

Chimeneas ostentosas o peculiares: pueden remitir a sujetos con graves problemas sexuales (delincuentes sexuales).

Chimeneas sin parte superior o como cortadas en diagonal: más frecuentes en el sexo femenino y en niños que todavía no han madurado (pequeños y débiles).

Indicación del material de la chimenea: curiosidad sexual. Presencia de tejadillo sobre la chimenea: es un signo de inteligencia y de buena adaptación afectiva.

A Tejadillo especialmente resaltado tapando el fluir de la chimenea: control sobre sus propios sentimientos afectivos o sexuales.

Transparentes, a través de ellas se ve el techo: dificultades de adaptación a la realidad.

Volcadas o cayéndose de! borde del techo: inseguridad en su identificación sexual.

Bidimensionadas pero colocadas en una casa tridimensional: cierta regresión en el área sexual. Dos chimeneas: ambivalencia.

Muchas chimeneas: realiza esfuerzos viriles compensatorios. Ambivalencia hacia los padres que produce una ambivalencia ante la identificación sexual.

Una enorme chimenea alargada: esfuerzos viriles compensatorios.

Chimenea con forma fálica y punta redondeada: necesidad de compensar su masculinidad.

Chimenea destacada por la presión de la línea: manifestación de virilidad hacia el exterior porque no se siente seguro de ella en su interior.

Prominente emplazamiento: necesidad de reafirmar su masculinidad. Humo Significa el calor del hogar y el-afecto familiar, la calidez emocional. Lo más frecuente en niños, es que el humo esté presente siempre que hay una chimenea representada; con la madurez se adquiere flexibilidad y la relación chimenea-humo no es tan rígida. Ausencia de humo: falta de calidez en el hogar o ausencia de vida interior.

Humo soplando en dos direcciones: gran distorsión de la realidad. Ambivalencia.

Humo muy abundante: tensiones interiores considerables.

Humo denso: se relaciona con una atmósfera emocional cargada.

Humo muy denso: conflicto. Cuando es denso y sale profusamente, puede indicar la tensión interna del individuo, turbulencias en la situación familiar o ambas cosas a la vez.

Humo con el centro en blanco: persona poco clara en ¡a expresión de sus sentimientos.

Humo hacia arriba: actitud idealista.

Humo hacia La izquierda: actitud regresiva.

Humo hacia la derecha: presión ambiental. Puerta Puerta ausente: aislamiento patológico.

Puerta pequeña: inadecuación y recelo en los contactos sociales, inaccesibilidad, alejamiento interpersonal e inhibición de la capacidad de relación social; indecisión, sujeto tímido y temeroso.

Puerta que no toca el suelo: necesidad de mantener la personalidad inaccesible y establecer las relaciones dentro de sus propios términos.

Puerta grande o muy alta: dependencia de los otros.

Puerta cerrada: defensividad.

Puerta con postigos: inhibición.

Puerta abierta: necesidad de cariño, actitud excesivamente confiada.

Puerta con escalones: inhibición. Más de una puerta principal: desencuentro entre los padres y ambivalencia.

Una puerta principal y una o varias secundarias: gusto por la posesión.

Puerta en semicírculo: intuición, feminidad.

Puerta rectangular: masculinidad.

Representación del pomo: es un signo de madurez y a partir de los 11 años está representado en 97% de los dibujos.

Puerta sin pomo: cierta dificultad en los contactos con los demás.

Puerta con pomo: persona que facilita el acceso a las personas con las que se relaciona. Pomo situado a la izquierda: se separa de la norma en sus contactos afectivos.

Pomo situado a la derecha: acepta la norma en sus relaciones interpersonales.

Presencia de detalles: cartel, campana, aldaba, una lámpara o luz, son signos de madurez e inteligencia, de cuidar los detalles en sus relaciones con los demás. Ventanas Ausencia de ventanas: infantilismo, problemas afectivos.

Ventanas pequeñas (menos de 1/5 de la pared): inaccesibilidad y distancia en las relaciones sociales.

Ventanas muy grandes: oralidad, dependencia, conflictos con la sexualidad.

Ventana sin vidrios, sólo con agujeros abiertos: se siente vulnerable ante la atmósfera emo-cional que lo rodea y mal defendido o protegido contra ella; es conflictivo en las relaciones de grupo.

Ventanas con cristales: hostilidad. Ventanas con persianas: cuando las ventanas están cerradas, expresa la necesidad de apartarse de los demás y una extrema desconfianza a entablar relaciones con ellos; son sujetos con cierto grado de ansiedad que se manifiesta como "tacto" en las relaciones sociales.

Ventanas con cortinas: inhibición, evasividád. Delicadeza en el trató con los demás. Feminidad.

Ventana con flores: necesidad de relaciones cálidas y afectivas.

Ventanas abundantes (más de cinco): fijación en los orificios. Exhibicionismo. Contactos superficiales y múltiples.

Ventanas de diferente tamaño: inmadurez. Ventanas a lo ancho: se siente sometido a la realidad de normas sociales.

Ventanas a lo largo: su apertura hacia los demás suele estar dirigida por la fantasía y la irrealidad.

Ventana única: no necesita de los demás y establece pocos contactos y los que en tabla son profundas.

Ventanas abiertas: control deficiente delego.

Ventanas más grandes arriba que abajo: fantasías hostiles, inadecuada integración.

Ventana en el tejado, con rejas: temor de que la fantasía escape al control. Agujeros, ojos de buey: sentimientos de culpa, conflictos por elaborar positivamente.

Contorno de las ventanas destacado o reforzado: fijaciones orales si son ventanas grandes y anales, si tas ventanas son pequeñas.

Ventanas pegadas al borde de las paredes: actitud de dependencia muy infantil

Indicación de postigos o cierres: persona que pone los objetos buenos dentro de sí y los
malos fuera; rasgos paranoides.

Dibujos tras las ventanas: extraversión, sociabilidad.

Balcones: ostentación, creatividad.

Accesorios (como flores): feminidad, necesidades afectivas. Elementos no esenciales Sendero El camino o sendero aparece a partir de los nueve años, con una frecuencia de 14%. Puede significar un camino para acceder a la casa, pero también para huir del conflicto. En general, se interpreta como control y tacto en los contactos con los otros. Suele estar representado en 75% de los dibujos. Camino muy ancho y que se estrecha mucho en la unión con la casa: intento de tapar el deseo de permanecer aislado con una aparente pero superficial amistad.

Pintar dos caminos: ambivalencia.

Sendero que no llega a la puerta: necesidad de mantener a los otros alejados de un contacto emocional más íntimo.'

Sendero roto o imposible (vertical): desconfía de los móviles ajenos.

Sendero largo y estrecho: inhibición. Si éste llega a la puerta, le cuesta establecer relaciones, pero luego los vínculos pueden ser duraderos.

Senderos que no coinciden con la puerta: barreras para no alcanzar metas, para no terminar lo que empieza a hacer.

Senderos con muchas bifurcaciones: expresan patología. Si no llegan a ninguna parte, se suelen dar en personas que se sienten abandonadas. En general, si hay dificultades para salir de su casa o de sí mismo, el camino será estrecho y tortuoso. Si siente que no hay salida, el camino estará cerrado y no llevará a ninguna parte. Si no hay represiones, el camino será ancho y abierto. Accesorios Cuando están presentes indican superioridad intelectual, originalidad, creatividad, espontaneidad. También inadecuación a la norma. Son muy poco frecuentes elementos como buhardillas, piscinas o terra¬zas, antenas de televisión, pararrayos u otros elementos mecánicos. Escaleras en el interior de la casa: distancia, lejanía. Dibujadas en el interior de la casa,, se dan con poca frecuencia; algo más común son las escaleras que dan acceso a la puerta de la casa.

Garaje: se relaciona con la representación de un hermano al que se desea suplantar o donde el mismo sujeto se siente suplantado.

Desván, sótano: representa lo irracional, lo pulsional.

Buhardilla: se localiza en el tejado, lugar de los recuerdos albergados, de los proyectos intelectuales.

Goteras: suspicacia, esfuerzo por encontrar un nuevo estímulo, por superar algo.

Basura: sentimientos de hostilidad y agresividad; puede indicar alguna fijación en la etapa anal. Ausencia de entorno

En casa centrada: normal, se atiene a la consigna.

Encasa muy grande: narcisista, egocéntrico, centrado en sí mismo.

En casa pequeña en hoja vacía: aislamiento, vacío, se da en psicóticos. Árbol: necesidad de afirmarse, lucha interior; con frutos, necesidad de compensación.

Viento dibujado: mundo infantil, broma, sentido del humor.

Nubes: deseos de evasión, ansiedad, como una amenaza.

Agua: símbolo maternal.

Lluvia: presiones importantes del entorno. Madre perfeccionista que crea una atmósfera triste y monótona.

Nieve: falta dé calor familiar.

Tormenta o rayo: padre agresivo y destructor.

Cerca alrededor de la casa: necesidad de protección, falta de confianza en sí mismo y descon¬fianza de los demás. La línea del cielo: se considera como tal una raya, azul en la mayoría de los casos, que atraviesa el papel de lado a lado en la zona superior; aparece en educación infantil en 18% de los dibujos, asciende a 44% en primaria y desciende en secundaria a 10% para desaparecer totalmente. Un proceso inverso llevan las nubes, que no aparecen en estas edades de 5 y 6 años y que a partir de los siete años están presentes en 14 % de los dibujos y en los tres últimos cursos de primaria, de 8 a 12 años en 35%.

Línea del suelo: aparece como un elemento con una frecuencia estable aproximadamente en 38%, excepto a los seis años que sube a 72%. A los seis años hay un aumento claro de dibujos enmarcados por la línea del cielo y la línea del suelo. Línea a lo ancho: puede ser simplemente una línea o representar el cielo. Denota una situación agobiante para la persona, que teme esa carga y quiere controlar la situación o tiene la sensación de que puede ser imposible hacerlo. Madurez, inteligencia.

Montañas redondeadas: senos maternales, frustración a nivel oral. Necesidades de dependencia, buena adaptación al medio.

Flor: delicadeza, feminidad, preocupación sentimental.

Muchas flores: profunda inseguridad.

Cielo oscuro de noche: sexualidad. Sol: se relaciona con los afectos y también con el padre; en el centro de la página, se relaciona con un padre dominante; a medio asomar, presencia insuficiente del padre. El sol también puede interpretarse como un signo de dependencia.

Estrellas: conflicto entre la realidad y lo ideal.

Arcoiris: bóveda protectora.

Animales: pulsiones, instintos.

Pájaros que vuelan: optimismo, ambición y deseo de escapar de las limitaciones. Pájaros en general: necesidad de contacto de caricias.

Gatos y perros: necesidad de compañía.

Animales agresivos: necesidad de expresar rabia o de defensa.

Personas: deseos de contacto, conflicto.

Coche o vehículos en general: deseos de afirmación, gustan de confort, dinamismo, impacien¬cia, interés por la mecánica.

Oíros objetos: dependencia, necesidad de apoyo, Yo débil. Significado del color Los colores pueden ser cálidos, fríos o neutros. Los colores cálidos son: Rojo: fuerza vital, energía, emoción,, amor, entusiasmo, sexualidad. Negativamente representa hostilidad y agresividad. Los niños y los psicópatas suelen elegirlo. 4 Rosado: puede indicar algo que ya está en vías de solución.

Naranja: incertidumbre. Sensualidad con mezcla de agresividad.

Amarillo: entusiasta, abierto y más emotivo que la mayoría. Espontaneidad, alegría de vivir. Negativamente representa dependencia, necesidad de seguridad, ganas de llamar la atención, la envidia, la ironía, lo cáustico, la desconfianza.

Morado: indeterminación, ambivalencia. Sensación de que uno tiene que cargar con ello. Desaliento, pesimismo, atrapamiento. Pasión intelectualizada, dominante y dominada. Es un color muy poco utilizado. Buck (1964) lo asocia con los paranoides. Los colores fríos son: Azul: sensibilidad, hondura de sentimientos, sublimación, adaptación, capaz de controlar sus emociones. Negativamente, frialdad, dureza, intelectualización.

Celeste: distancia, alejamiento, contemplación.

Verde oscuro: estima de sí mismo. Crecimiento, nueva vida, esperanza en el porvenir, confianza; dotes de mando. Negativamente, lo monótono, lo vulgar, lo trillado, estar siempre en busca de soluciones mejores.

Verde amarillento: falta de vitalidad, debilidad física o psicológica. Los colores neutros son: Marrón: sentimientos de presión.

Marrón oscuro: confort, seguridad. Contacto con la naturaleza, salud. Negativo, deseo a toda costa de hacerse admirar, de tener éxito.

Marrón claro: deterioro, esfuerzos por recuperar la salud.

Gris: melancolía, monotonía, pasividad, ausencia de pasión. Negativo, rechazo del compromiso,

Negro: suele ser un grito de socorro. Desvalorización, renuncia, intransigencia, amenaza, temor; las sombras negras suelen interpretarse como negativas. Color elegido por los suicidas.

Bíanco: como ausencia de color puede reflejar sentimientos reprimidos. Inhibición, control de sí mismo, austeridad. Superposición de colores: consiste en que después de haber pintado con un color, se colorea con otro encima para cubrirlo indica que las emociones expresadas a través del primer color están siendo vencidas por los sentimientos asociados con el segundo.

La interpretación de los colores, por tanto, puede amplificar todo lo interpretado hasta aquí. Considerando la Perspectiva Casas Planas: Así son la mayoría de los dibujos de los niños hasta los nueve años, en que comienzan los intentos de perspectiva. Se distinguen entre las planas – planas, en las que las paredes están constituidas por un único cuadrado y casa planas, serían las casas fachada, pero con dos espacios delimitados por sus paredes. Casas bidimensionales: puede darse en la estructura de la casa, generalmente en el lateral de la misma, cuyas líneas adquieren una forma ascendente y siguen paralelamente a las líneas del tejado. Casas tridimensionales: Casas con profundidad, los elementos dibujados están pintados para conseguir efecto visual de profundidad utilizando las tres dimensiones. Se supone haber adquirido un grado de madurez adecuado. Considerando la posición del dibujante respecto de la casa Casas vistas desde arriba (a vista de pájaro): La visión desde arriba es poco frecuente y en general se combina con la visión de frente. Esta combinación bien elaborada es un signo de inteligencia y madurez, ya que el niño no consigue esta combinación hasta la edad de 10 años aproximadamente, cuando ya es capaz de tener una representación conceptual y abstracta. Rechazo de los valores familiares y tradicionales. Sentimientos de superioridad compensatorios junto con actitudes de rebeldía ante estos valores. Casas vistas desde abajo: la visión del dibujo de la casa desde abajo se dan en escasos sujetos, por lo que refleja algo muy individualizado de esa persona. Se puede interpretar como signo de inhibición, desvalorización y una baja autoestima. Casas vistas de frente: Una gran mayoría de personas sitúa la casa en el mismo plano que ellos. Signo de normalidad. Casas vista a distancia: aislamiento e inaccesibilidad. Sensación de imposibilidad de sentirse cómodo con aquellos con quieres vive. Casas representadas por un croquis: Es algo muy raro. Es un síntoma de huida. Estructuras de la Personalidad ESTRUCTURA PSICÓTICA ESTRUCTURA BORDER ESTRUCTURA OBSESIVA ESTRUCTURA NORMAL O MADUREZ En esta etapa estructurante el sujeto trabaja por la adquisición de los límites, por diferenciar entre el Yo y el no Yo.

Presenta dibujos sencillos, vacíos esquemáticos, aislados y con un entorno pobre; generalmente no están centrados, se sitúan en la izquierda o arriba y su tamaño es excesivamente pequeño o con desbordamientos En esta etapa estructurante el sujeto trabaja con la incorporación de objetos, juzga la realidad en términos de que si algo le proporciona satisfacción debe incorporarse; o si le produce tensión debe rechazarse. Trabaja por llenar el vacío interior. Dependencia-independencia. No confía en sus propios juicios frente a los demás.

El principal indicador de conflicto es la omisión de elementos esenciales. El sujeto trabaja por encontrar su identificación sexual, por asumirse como hombre o mujer. Los dibujos se caracterizan por tener la perspectiva adquirida, por la ausencia de indicadores de conflicto graves y por la identificación de elementos masculinos o femeninos, según el autor del dibujo. En las mujeres hay predominio de líneas curvas, suele existir entorno, ventanas, muchas veces cortinas. En los hombres hay predominio de líneas rectas, son dibujos más rígidos más simétricos y equilibrados, también mas escuetos y el entorno ausente. Posición personal en la triangulación edípica, se caracteriza por la flexibilidad y la multiplicidad de las defensas que la convierten en una persona adaptable.

En esta etapa los dibujos han adquirido la tridimensionalidad; el emplazamiento es centrado; el tamaño normal; existe simetría pero sin rigidez; la presión del trazo es firme; las paredes son rectas y firmes y el suelo también; número de ventanas entre 3 y 5; y si hay sendero está correctamente ubicado.
Full transcript