Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Introducción a la Psicología

No description
by

Valentina Campos Pérez

on 11 March 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Introducción a la Psicología

Introducción a la Psicología

Semejanzas entre Filosofía y Psicología
Ambas tienen como objeto de estudio el ser humano.
En la antigüedad (con Platón y Aristóteles) la Psicología era considerada la rama de la Filosofía que se ocupaba de estudiar al ser humano, en particular, su alma.
Filosofía y Psicología
Durante la segunda mitad del siglo XIX, la Psicología adopta el método de las ciencias y se separa de la Filosofía.
Pero, ¿qué es el ser humano?
¿Animal racional?
¿Animal político?
¿Ser libre?
“Se admite que hay tres cosas por las que los hombres se hacen buenos y virtuosos, y esas tres cosas son la naturaleza, el hábito y la razón (…) Los otros animales viven primordialmente por acción de la naturaleza, si bien algunos, en un grado muy pequeño, son también llevados por los hábitos; el hombre, en cambio, vive también por acción de la razón, ya que es el único entre los animales que posee razón; de manera que en él estas tres cosas deben guardar armonía recíproca entre sí. Los hombres, en efecto, obran con frecuencia de manera contraria a los hábitos que han adquirido y a su naturaleza a causa de su razón, si están convencidos de que algún otro camino de acción les es preferible.” (Aristóteles, Política)
“Lo que está muriendo en nuestros días no es la noción del hombre, sino un concepto insular del hombre, cercenado de la naturaleza, incluso de la suya propia. Lo que debe morir es la autoidolatría del hombre que se admira de la ramplona imagen de su propia racionalidad [...] Ante todo, el hombre no puede verse reducido a su aspecto técnico de homo faber, ni a su aspecto racionalístico de homo sapiens. Hay que ver en él también el mito, la fiesta, la danza, el canto, el éxtasis, el amor, la muerte, la desmesura, la neurosis, la aleatoriedad. El auténtico hombre se halla en la dialéctica sapiens-demens.” (E.Morin, El paradigma perdido: el pasado olvidado. Ensayo de bioantropología)
“Es evidente que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político… Y la razón por la que el hombre es un animal político en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gregario es algo evidente. La naturaleza, en efecto, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje [...] Es particular propiedad del hombre ser el único animal que tiene percepción del ben y del mal, de lo justo y de lo injusto, y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado.” (Aristóteles, Política)
"Así hallamos en la naturaleza del hombre tres causas de discordia. Primera, la competencia; segunda, la desconfianza; tercera, la gloria. La primera causa impulsa a los hombres a atacarse para lograr un beneficio; la segunda, para lograr seguridad; la tercera, para ganar reputación (...) Con todo ello es manifiesto que durante el tiempo en que los hombres viven sin un poder común que los atemorice a todos, se hallan en una condición o estado que se denomina guerra; una guerra tal que es la de todos contra todos" (Hobbes, Leviatán)
“Estoy condenado a ser libre. Lo cual significa que [...] no somos libres de dejar de ser libres [...]. Para la realidad humana, ser significa elegirse. El hombre está enteramente abandonado, sin ayuda alguna, a la insostenible necesidad de hacerse “ser” hasta en el menor detalle… El hombre no podría ser libre en unos casos y esclavo en otros: o es siempre y todo entero libre, o no es nada.” (J.P. Sartre, El ser y la nada)
“Los hombres se equivocan al creerse libres, opinión que obedece al solo hecho de que son conscientes de sus acciones e ignorantes de las causas que las determinan. Y, por tanto, su idea de “libertad” se reduce al desconocimiento de las causas de sus acciones, pues todo eso que dicen de que las acciones humanas dependen de la voluntad son palabras, sin idea alguna que les corresponda” (Spinoza, Ética)
“Con nadie convive más el hombre, y hasta su muerte, que con un desconocido. El individuo es el ser más remoto a sí mismo (…) Vivimos con un desconocido que nos tortura: es la certeza del no sabernos (…) El hombre es un ser que vive y convive con un desconocido.”

La ciencia tiene un carácter explicativo-comprensivo.
Full transcript