Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Relaciones Humanas Como Funcion.

No description
by

Iris Obregon Ramirez

on 19 July 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Relaciones Humanas Como Funcion.

1. Relaciones Humanas
Como Función.
El hombre puede satisfacer sus necesidades al estar integrado a un grupo social, si viviera aislado no tendría ninguna posibilidad ya que el ser humano es sociable por naturaleza y siempre estará tratando de perfeccionar los vínculos que le han de permitir mantener las buenas relaciones, para esto; deberá de estar atento a sus sistemas de comportamiento y dispuesto a revisar sus actitudes.

Nuestras relaciones no tienen un radio limitado si no que es total (hogar, trabajo, etc.), pero todos están vinculados y determinan nuestra vida social, cuando está totalmente integrada.

Nuestro bienestar y prestigio dependen de la manera de establecer nuestras relaciones con quien estamos vinculados.

Para poder propiciarlo lo haremos con el análisis de nuestro sistema de comportamiento ya que todas las actitudes deben de ser revisadas, teniendo en cuenta que;”todo cambio de actitudes lleva al abandono de prejuicios y debe hacerse siempre con bases éticas”.
1.1. El Hombre y Sus Relaciones
1.2. Los Objetivos De Las
Relaciones Humanas
Valorar y comprender a cada una de las personas por que no todos somos iguales ni tampoco tenemos el mismo nivel de educación.

Ayudar a las personas a obtener lo que desean, luego ellas te ayudaran a obtener lo que tú deseas por ejemplo: ingeniero – obrero, enfermero – paciente. Está demostrado que todos necesitamos de todos.

El relacionarse con los demás nos ayuda a entender que no se trata de uno mismo sino de la persona con la que nos comunicamos.

Nos ayuda a entender que por mucho que trabajemos, por más agradables que seamos, no llegaremos lejos sino podemos trabajar en equipo o con los demás. Es muy importante la participación de los miembros del equipo por que genera sinergia, consenso y enlace.

Cambiar algunos de los aspectos de la conducta que resultan inadecuados para sí mismo.
Modificar favorablemente la actuación hacia los demás.
Ser más justo y tolerante consigo mismo, como con los otros.
Recibir más justicia y tolerancia.
Experimentar mayor respeto por los semejantes.
Lograr más consideración ajena.
1.3. La Mecanica De Las
Relaciones Humanas
1.4. La Importancia De Las
Relaciones Humanas
Es importante conocer que no todo es la palabra también tiene que ver el Razonamiento (algo que sabemos), la Emoción (algo que sentimos) y Acción (algo que hacemos).

Relaciones Humanas
Iris G. Obregon Ramirez
2.Comunicación, Personalidad, Auto evaluación.
2.1. Comunicación.
La comunicación es la habilidad para transmitir información, emociones e ideas por medio de símbolos. La comunicación se constituye en un acto o proceso con enlace amplio e ilimitado. La comunicación cumple con tres funciones útiles al hombre:

*Le proporciona una interpretación del mundo.

*Le define una posición respecto a otros sujetos.

*Le ayuda a poseer y transformar su realidad.

La comunicación es uno de los fines más importantes del lenguaje y siempre se establece entre dos o más interlocutores, con el propósito de transmitir un mensaje informativo.

Se dice que hay una comunicación cuando hay entendimiento y hay falta de comunicación cuando pareciera ser que "hablamos idiomas distintos". La comunicación resulta del proceso de intercambio de mensajes.


2.1.1. La Comunicacion Con Nuestros Sementes.
No se debe hablar sin descanso, lo que equivale una descortesía hacia los demás, y menos acompañar nuestra charla con gestos que revelan un aspecto pretencioso.
Poseer tacto es no hacer preguntas indiscretas, lo que nos hará parecer excesivamente curiosos y disgustar a nuestro interlocutor; por otra parte, ciertas preguntas denotan falta de delicadeza.
La persona de tacto tiene consideración con el amor propio de los demás en forma natural y sencilla, no hiriendo sus sentimientos con respecto a su talento, éxito o posición social y económica.
Los buenos modales y la forma de tratar a las personas se rigen por pautas de conducta, que son claves para cohesionar los grupos sociales y fomentar una buena comunicación entre los miembros de la sociedad.
El buen trato hacia los demás consiste esencialmente en conducirnos de palabra y de obra, de modo que los demás se queden encantados de nuestra presencia y de nuestro trato
Formas en que como podemos tratar a nuestros semejantes :
Respetar todas las condiciones sociales, considerando la dignidad y el valor intrínseco del hombre.
Respetar el carácter, el amor propio, las opiniones, las inclinaciones, los caprichos, los usos y costumbres, y aun los defectos físicos y morales de todas las personas.
Adaptarse con naturalidad en todas las situaciones sociales.
Elegir siempre la mejor oportunidad para cada acción y cada palabra, de manera que jamás se produzcan en los demás impresiones desagradables.
Evitar palabras molestas, observaciones, faltas de delicadeza, descorteses o demasiado personales.
2.1.2. Lenguaje, elemento esencial
El lenguaje es un instrumento básico para los humanos. Del mismo modo que observando una herramienta nos hacemos una idea de sus posibilidades funcionales, igualmente analizando el lenguaje, es posible caer en la cuenta de lo que podemos realizar mediante su empleo e incluso establecer sus límites de eficacia. El lenguaje es sin duda un instrumento fabuloso, nos permite utilizar la razón, una capacidad característica nuestra por la que nos calificamos de racionales, sin embargo la irracionalidad también se muestra en el lenguaje humano, mas de lo que pudieramos pensar a priori.
Nos tenemos que enfrentar a la vida, y por tanto al conocimiento, con un instrumento limitado en el que la racionalidad se manifiesta, pero también la irracionalidad, en el que la ambigüedad es una propiedad básica del instrumento, y en el que hemos podido comprobar la existencia de unos límites que probablemente nunca podremos atravesar.
Este instrumento nos transmite visiones borrosas de la realidad. Es importante considerar que tener una seguridad total en este tipo de imágenes es un error, por tanto debemos guardar una cierta duda y procurar incrementar nuestro grado de información a partir de otras perspectivas. Así hacemos en el acto de mirar un cuadro, donde la proximidad nos puede dar una visión más cercana de las partes, pero la lejanía nos ofrece otra clave en la que veamos una imagen global y más completa, otra dimensión de la información a nuestra disposición.
En todo momento estamos acostumbrados a establecer distintas Relaciones Humanas, siendo esto indispensable como Individuos en Sociedad, formando parte de distintos Grupos Sociales desde edades tempranas, comenzando por ejemplo en la Educación Inicial a interactuar con otros individuos de nuestra misma edad (Compañeros de Escuela) como también a respetar las órdenes de adultos más allá de nuestra familia.
Para poder relacionarnos es necesario que el individuo sea capaz de establecer una Comunicación y no solo esto sino también con sus acciones pudiendo ser de índole verbal como también no-verbal (mediante señas o gestos) siendo la forma en la que nos relacionamos con un sujeto emitiendo un Mensaje y recibiendo una respuesta, e iniciando un intercambio de información que puede tener distintos tenores dependiendo de la necesidad que tengamos para realizar tal Relación Humana, pudiendo variar desde una simple atención hasta implicar las cuestiones Afectivas y Sentimentales.
2.1.3. La necesidad de saber escuchar
El saber escuchar involucra muchos aspectos que debemos saber manejar a fin de optimizar resultados positivos en nuestro comportamiento y en nuestras interrelaciones de tal manera que se manifieste un clima positivo, genere confianza, respeto, interés, atención.
Son muy diversos los beneficios que los especialistas han identificado de saber escuchar:
Las personas que muestran mayor interés, son los más interesantes, los mejores interlocutores y quienes obtienen mas éxito en la vida. La gente que no sabe escuchar suele poseer un ámbito de intereses muy limitado y, con frecuencia, reduce las posibilidades de su desarrollo profesional y su capacidad de satisfacción personal.
Si se interesa en los temas que interesan a aquellos con los que dialoga, extraerá al menos tres ventajas:
La primera ventaja cuando se sabe escuchar es que eleva la autoestima de la persona que habla.
La segunda ventaja es que usted podrá ampliar su vocabulario indirectamente.
La tercera ventaja es que, quienes saben escuchar con atención, aprenden de forma indirecta.
Consideremos las “10 Reglas de la Buena Escucha de Keith Davis”, que son las siguientes:

1- Deje de hablar.
Usted no puede escuchar si está hablando.

2- Hacer que el que habla se sienta cómodo.
Ayúdelo a sentirse que es libre de hablar.

3- Demuéstrele que desea escucharlo.
Parezca y actúe como si estuviera sinceramente interesado. No lea la correspondencia mientras le hablan.

4- Elimine y evite las distracciones.
No se distraiga jugando con pedazos de papel, escribiendo, etc.

5- Trate de ser empático con el otro.
Trate de ponerse en su lugar, de manera que Ud. pueda comprender su punto de vista.


6- Sea paciente.
Dedíquele el tiempo necesario, no interrumpa.

7- Mantenga la calma y su humor.
Una persona colérica toma el peor sentido de las palabras.

8- Evite discusiones y críticas, sea prudente con sus argumentos.
Esto pone al otro “a la defensiva”, tiende a predisponerlo.

9- Haga preguntas.
Esto estimula al otro y muestra que usted está escuchando, además de ayudar a desarrollar otros temas. (Esta es otra de las características de los negociadores exitosos, preguntar mucho).

10- Pare de hablar.
Esto es lo primero y lo último. Todas las otras reglas dependen de esto. Ud. no puede ser un buen escucha mientras esté hablando.
Los modernos medios de comunicaion.
Es uno de los medios más populares y principales del mundo actuales, se estima queen cada casa por lo menos habrá untelevisor, gracias a las actualizaciones que nosha brindado el desarrollo de la tecnología.
Es otro medio importante en la sociedad debido a que existe hace años, fue uno de los primeros medios de comunicación creados por el ser humano y de los más populares en su época.
Medio de comunicación muy útil porque se utiliza a largas distancias, puede ser útil tanto como para comunicar algo, dar importantes avisos, entre otros… en los últimos tiempos se ha convertido en el aparto más común entre las personas.
Es el medio más popular que existe actualmente, es el medio que todos utilizamos día a día, lo utilizan todo tipo de personas ya que es fácil, rápido y confiable.
2.2. La personalidad.
2.2.1.La persona.
2.2.2. La formación de la personalidad.
2.2.3.Aspectos distintivos de la personalidad.
2.2.4. Como modificar
la personalidad?
2.2.5. La importancia practica del conocimiento de nuestra personalidad.
El Ser humano es persona y el ser humano tiene personalidad. Persona es un concepto filosófico que remite al sujeto humano único, irrepetible y que se siente lo mismo a lo largo de su existencia.
El término persona proviene del término griego prosopon, que hace referencia a la máscara o careta que se colocaban en escena los actores; la transposición latina personare, también se refería a la careta que se utilizaba para incrementar el volumen de la voz. Así, el primer uso del término persona fue en el mundo del teatro; después se extenderá al mundo de la filosofía, del derecho, etc ...

Personalidad es un concepto de orden psicológico: cada persona tiene su propia personalidad, va construyéndola día a día. Es la fisonomia total, actual y cambiante de una persona concreta; es un conjunto dinámico que integra pluralidad de aspectos como los temperamentales, los de carácter y otros.
Es un proceso en el cual fuerzas biológicas y culturales se integran y hacen que el organismo funcione como una totalidad unitaria. El nacimiento es sólo un paso pues toda nuestra vida es un continuo proceso. La formación de la personalidad puede resumirse en tres aspectos:

Desarrollo del yo como identidad
Es el tema central de la personalidad, puesto que nos identificamos a través del mecanismo del yo. Un recién nacido no se diferencia de absolutamente nada que lo rodee y conforme el tiempo comienza a hacer una distinción del yo y del no yo a través del aprendizaje. El primer paso es el reconocimiento de su cuerpo como algo distinto de los objetos y las personas que lo rodean. Con el tiempo surge la percepción del yo psíquico como el correr, caminar, explorar, descubrir y acumular experiencias y a los tres años el niño distingue él yo del tu pero aún no la noción del nosotros.
Desarrollo de la conciencia moral

La conciencia moral es la función de la personalidad que consiste en comprender los impulsos, las tendencias y las acciones propias con el sistema de normas morales que han sido aceptadas como válidas por una sociedad. Es una capacidad que requiere de una motivación del aprendizaje para su desarrollo. La conciencia moral juega un papel importante en la formación de la estructura de la personalidad . La conciencia actúa para suprimir o reprimir ciertos impulsos. Para lograr estas tareas produce acciones punitivas, como la sensación de remordimiento y sentimiento de culpabilidad
Al tratar de explicar qué es la personalidad, indicábamos que contiene elementos de origen hereditario y ambiental. Estos elementos o factores constitutivos de la personalidad son:

Ø La constitución física
Ø La temperamento
Ø La inteligencia
Ø El carácter moral

Todo ser humano al nacer posee una personalidad "potencial", en cuanto a que tiene los elementos básicos de la misma. Esta potencialidad comenzará a ser realidad cuando se inicie el desarrollo de ciertas características y capacidades, como trabajo intelectual, creatividad, conducta intencional y valores éticos, entre otras, que indican que los diversos elementos de la personalidad están funcionando con cierto nivel de organización.
Y se puede hablar de personalidad estructurada cuando el individuo logra dinamizar de forma integrada y con autonomía estos aspectos básicos, lo que le llevará a tener una conducta y un pensamiento característicos.

Una personalidad estructurada dará origen a una identidad firme y sólida.O en otros términos el logro de una identidad personal requiere haber conformado una personalidad estructurada adecuadamente en sus aspectos esenciales.
La personalidad no tiene una estructura inmóvil, sino que está sometida a ciertos cambios en función de los estímulos externos y, sobre todo, de las experiencias que vamos acumulando a lo largo de la vida. Entendemos entonces la personalidad como algo dinámico, capaz de sufrir diversas modificaciones. Durante la infancia y la adolescencia resulta mucho más fácil introducir transformaciones en la personalidad, ya que ésta no se ha configurado plenamente, con lo que todo tipo de influencias ejercen un mayor poder sobre ésta. Es evidente que es más fácil cambiar cuanto más joven se es, lo que no impide que se puedan realizar cambios a edades más avanzadas, aunque muchas personas crean que a su edad ya es imposible cambiar.
Un patrón de conducta se establece mediante la repetición de un cierto tipo de comportamiento como forma de resolver situaciones similares. Por ejemplo, hay personas cuyos patrones de conducta se han estructurado utilizando exageradamente los mecanismos psicológicos de huida o evitación. Si saben que tienen que enfrentarse a una situación en la que no se saben desenvolver adecuadamente, o que les va a generar ansiedad (una situación social, ambiental, etc.), reaccionan evitándola, aun a sabiendas de que, a medio o largo plazo, les ocasionará un perjuicio personal. Si, de forma inesperada, se ven envueltos en una de estas situaciones pueden reaccionar mediante mecanismos de huida, escapando de esa situación, con lo que a corto plazo se sienten aliviados.
Un cambio de personalidad supone el abandono de estos mecanismos patológicos para ser sustituidos progresivamente por otros más adecuados. En el ejemplo anterior estas personas deben intentar enfrentarse a estas situaciones de forma decidida y comprobar cómo, en muchos casos, son capaces de superarlas, lo que además incrementará su seguridad en sí mismos. La persona aprende entonces a enfrentarse y asumir las dificultades propias de su existencia, que pueden constituir una fuente de maduración y superación personal. Los cambios de personalidad son más fáciles de lograr cuando al sujeto se le plantean de una forma concreta los objetivos psicológicos que necesita alcanzar, a la vez que se facilitan técnicas o instrumentos psicológicos que le ayuden a conquistar los objetivos propuestos.
En ésta se halla las relaciones entre la personalidad y los procesos cognoscitivos.
En efecto, bajo el influjo del psicoanálisis y de las teorías constitucionalistas de los temperamentos, se ha propendido a identificar la personalidad como un sistema de procesos o disposiciones de naturaleza oréctica, esto es, afectivos y motivacionales, dejando en segundo plano el cometido que en la regulación de la conducta ejercen las estructuras cognoscitivas.
En su obra Persona, Carácter y Personalidad, el profesor W. Arnold (1969) ha sugerido cómo en la medida en que la personalidad es una plasmación empírica de la noción de persona, es incorrecta la marginación de las estructuras regulativas superiores que caracterizan la actividad de ésta. Si es de todo punto indiscutible que la motivación, el temperamento y otras formas de orexis desempeñan un cometido estable en la organización individual de la conducta, no lo es menos, bajo ningún respecto, que el carácter que el sujeto se construye día a día con sus decisiones personales -de las que es el resultado biográfico- depende también de la inteligencia y otras estructuras cognoscitivas.
Tratándose de la personalidad de una persona, resultará en verdad extrañísimo que la regulación cognoscitiva del comportamiento estuviera siempre supeditada a las pulsiones de las tendencias y los instintos.
2.3.
Full transcript