Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

"El banco fijo y la mesa colectiva"

No description
by

Mariana Villarreal Bove

on 21 October 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of "El banco fijo y la mesa colectiva"

En el sistema de Herbart se estabiliza el sistema pedagógico fragmentario del siglo XIX. Dicho autor busca crear primera vez una "ciencia de la educación", aunque da al vocablo un sentido que no es el actual. Es decir, afronta el problema de hacer de la educación un sistema de ideas y prácticas con valor totalmente objetivo, prescindiendo de intuiciones o vocaciones individuales.
La educación esta condicionada por los elementos físicos e históricos de un momento o medio dados. De aquí que la educación esté más vinculada a la historia que lo que están otras manifestaciones del espíritu.
La Pedagogía Tradicional; Herbart
Hay una diferencia de ritmo entre el pensamiento y la práctica de la educación.

El pensamiento puede ser - y generalmente es - revolucionario, la práctica es lentamente evolutiva.
Para lograrlo se basa en la psicología.
Julio Castro
2do año A (magisterio)
Pedagogía
"Un símbolo de la Pedagogía Tradicional"
"Los niños en la escuela deben permanecer sentados, en silencio, escuchando al profesor" El profesor, en cambio, debe representar la actividad: dosificará y coordinará elementos siguiendo un método adecuado para tejer, con competencia y propiedad, la red de representaciones que deberá ir formando en el espíritu del alumno. Para el maestro herbartiano, el niño no tiene intereses, solo tiene representaciones que actúan, unas con más fuerzas que otras, y que lo impulsan e determinado sentido.
Corresponde a un estudio corporativo de dos tipos de mobiliario escolar. Pero el tema no se reduce sólo a eso: tanto el banco como la mesa colectiva, corresponden a dos etapas del desarrollo de la pedagogía. Es más: ambos son consecuencia concepciones pedagógicas distintas y en cierto modo opuestas.


Así el maestro es todo.
"El banco fijo y la mesa colectiva"
Si el banco fijo representa como dice Dewey, el elemento símbolo de la pedagogía tradicional, la mesa colectiva puede representar, de mismo modo, las tendencias generales de la nueva educación.
Cada época influye en la educación y, más precisamente, la razón del tema está en desequilibrio entre la época actual y algunas supervivencias de tiempos ya idos.

Si se analiza el movimiento pedagógico en lo que tiene de dinámico, de "devenir", se percibe de inmediato que es un capítulo del proceso histórico.
Busca una interpretación del alma humana, de su estática y su dinámica, y aprovecha éstas para crear el proceso educativo. Algunos de sus rasgos más característicos:
El alma es una unidad invisible.
El alma en su origen es como un tabla rasa. No tiene originariamente ideas innatas, ni facultades. Pero en ella tienen asiento las representaciones y el juego de éstas.
Poseedor del maravilloso secreto de lo que pasa en el aula del educando, irá orientando, dosificando, imponiendo las representaciones que crea convenientes, establecidas según un plan científico.
Al niño, "sentado y en silencio"...
... no le restará cosa que escuchar.
Resalta aquí, la actividad del educador y la pasividad del educando. De aquí también que el ideal de convivencia sea:
EL EDUCANDO SENTADO Y SILENCIOSO MIENTRAS ESCUCHA AL EDUCADOR
La Pedagogía de Herbart es la "Pedagogía del Banco Fijo"
La disciplina se caracterizó por la quietud y el silencio, y se adoptó el mobiliario de clase de acuerdo a ese fin. Pero, como además, la enseñanza se reducía oír y contestar, en medio de actividades exclusivamente intelectualistas, hubo necesidad de lograr el ambiente propicio para lograr, lo más ordenadamente posible, esa quietud.
Por otra parte, una de las características de la escuela tradicional fue su cerrado individualismo; ni trabajos en grupos ni realizaciones que no surgieran del esfuerzo propio y personal.
Esto tuvo a su vez, como consecuencia, el ideal del aislamiento. El niño, además de estar callado y quieto, debía estar solo.
Un individualismo exacerbado precedía el espíritu de la escuela.
"Pedagogía Liberal Progresista" Libaneo.
Sostiene la idea de que la escuela tiene por función preparar los individuos para el desempeño de papeles sociales, de acuerdo con las aptitudes individuales.
Para eso los individuos necesitan aprender a adaptarse a los valores y normas vigentes en la sociedad.

En la tendencia tradicional, los contenidos, los procedimientos didácticos, la relación docente - alumno no tiene relación con la cotidianeidad del alumno y mucho menos con las realidades sociales.

El papel de la escuela consiste en la preparación intelectual y moral de los alumnos para asumir su posición en la sociedad,

Los contenidos de la enseñanza son los conocimientos y valores sociales acumulados por las generaciones adultas y transmitidas por los alumnos como verdades.

Es posible reconocerla en la definición de educación de Durkheim:
"Es la acción ejercida por las generaciones adultas sobre las que aun no están maduras para la vida social. Tiene por objeto suscitar y desarrollar en el niño: cierto número de estados físicos, intelectuales y morales, que le reclaman la sociedad política en su conjunto el medio social al que está particularmente destinado"
Durkheim, Emilie.
La enseñanza dictada por el maestro mediante un dogmatismo que no admitía críticas, imponía, por último, al niño el rol de un recipiente pasivo y silencioso. El maestro trataba de "llenarlo" con su sabiduría mágica.
Para lograr el ambiente adecuado , se creó un instrumento adecuado perfectamente ajustado al fin perseguido, ese instrumento fue ...
...
el banco de clase.
La Pedagogía Tradicional en el Uruguay
Puede decirse que hasta la reforma, no hubo verdadera preocupación pedagógica en el país.
La introducción a la ciencia de la educación se inició con la primera conferencia de Varela en 1868.
Con el triunfo de la reforma aparecen, bien diferenciadas ya, dos tipos de criterio pedagógico: el práctico y el científico.
Para el maestro práctico no había otra fuente de conocimiento que la experiencia de la clase, de donde inevitablemente desembocaba en la rutina.
Para el científico, en cambio, la educación era, además de un arte, una ciencia teórica. Sin embargo pueden distinguirse entre los científicos dos corrientes: una orientada por el criterio de José Pedro Varela y la otra por el Dr. Francisco Berra.
Varela respondía al espíritu americano, donde el spenciarismo ya había hecho escuela y el pragmatismo apuntaba Berra en cambio, era racionalista puro.
"Así el hombre es hijo de la educación (...) La educación desarrolla en él las fuerzas físicas intelectuales y morales en el sentido de la utilidad y el mayor bien posibles".
José Pedro Varela.
Si consideramos a Paulo Freire...


...es posible caracterizar las relaciones educador - educando dominantes en esta tendencia como de naturaleza fundamentalmente narrativa, discursiva y disertante.

Narración o disertación que implica un sujeto (el que narra) y objetos pacientes, oyentes (los educandos)
Referirse a la realidad como algo detenido, estático, dividido y bien comportado o en su defecto, hablar o disertar sobre algo completamente ajeno a la experiencia existencial de los educandos deviene, realmente, la suprema quietud de esta educación.

La narración, cuyo objeto es el educador, conduce a los educandos a la memorización mecánica del contenido narrado. Más aún, la narración los transforma en "vasijas", en recipientes, que deben ser "llenados" por el educador.

Cuanto más vaya llenando los recipientes con sus "depósitos" tanto mejor educador será. Cuanto más se dejen "llenar" dócilmente, tanto mejor educandos serán.
De este modo la educación se transforma en un acto de depositar en el cual los educandos son los depositarios y el educador quien deposita.
En ella, el educador aparece como su agente indiscutible, como su sujeto real, cuya realidad indeclinable es "llenar" a los educandos con los contenidos de su narración. Contenidos que sólo son retazos de la realidad, desvinculados de la totalidad en que se engendran y en cuyo contexto adquieren sentido.
En vez de comunicarse, el educador hace comunicados y depósitos que los educandos reciben pacientemente, memorizan y repiten.
Tal es la concepción "bancaria" de la educación, en el que el único margen de acción que se ofrece a los educandos es el de recibir los depósitos, guardarlos y archivarlos. Margen que sólo les permite ser coleccionistas o fichadores de cosas que archivan.
La concepción tradicional de la educación es denominada por Freire como la concepción "bancaria". De la no superación de la contradicción educando - educador, resulta:
1
Que el educador es siempre quien educa; el educando el que es educado.
2
Que el educador es quien disciplina; el educando, el disciplinado.
3
Que el educador es quien habla; el educando, el que escucha.
4
Que el educador es quien percibe; el educando, sigue la prescripción.
5
Que el educador elige el contenido del programa; el educando, lo recibe en forma de "depósito".
6
Que el educador es siempre quien sabe; el educando, el que no sabe.
7
Que el educador es el sujeto del proceso; el educando su objeto.
Una concepción tal de la educación hace del educando un sujeto pasivo y de adaptación.
La educación debe comenzar por la superación de la contradicción educador - educando.

En la concepción "bancaria" que estamos criticando , para la cual la educación es el acto de depositar, de transferir, de transmitir valores y conocimientos, no se verifica ni puede verificarse esta superación
Integrantes;
Camila Delgado
Sofía Sellanes
Mariana Villarreal
Laura Suárez
Alumnas 2ºA (magisterio) 2015.
Sofía Sellanes.
Mariana Villarreal
Camila Delgado
Laura Suárez
Full transcript