Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Obsolescencia Programada

No description
by

Irene Resino

on 20 November 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Obsolescencia Programada

Irene Resino. Obsolescencia Programada. Definición. Se denomina obsolescencia programada u obsolescencia planificada a la determinación, la planificación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa de servicios durante la fase de diseño de dicho producto o servicio, éste se tome obsoleto, no funcional, inútil o inservible. Consecuencias. El potencial de la obsolescencia programada es considerable y cuantificable para beneficiar al fabricante, dado que en algún momento fallará el producto y obligará al consumidor a que adquiera Producto, ya sea del mismo productor o de un competidor, factor decisivo también previsto en el proceso de la obsolescencia programada. La obsolescencia programada se utiliza en una gran variedad de productos. Existe el riesgo de que el consumidor se percate de este hecho y decida recurrir a la competencia y basen su elección en durabilidad y buena calidad del producto. ¿Por qué existe la
obsolescencia programada? Para la industria, la obsolescencia programada estimula positivamente la demanda al alentar a los consumidores a comprar de forma artificialmente acelerada nuevos productos si desean seguir utilizándolos. La obsolescencia programada se utiliza en una alta diversidad de productos.
Tipos de obsolescencia programada. Cuando el producto se avería de forma programada o premeditada y deja de efectuar la utilidad para la cual está diseñado, por ejemplo: una impresora que se avería a las 1000 copias o 5 años de vida.
Obsolescencia
Funcional. Obsolescencia de Diseño. Aquella que vuelve obsoleto a un bien de consumo porque ha dejado de estar de moda. Por ejemplo los colores, formas y materiales de la ropa que hablan sobre la temporada en la que fueron adquiridos. Esta forma de obsolescencia puede ser aplicada a cualquier bien.
Obsolescencia
Tecnológica. Es cuando el producto queda obsoleto dado a que su tecnología está desfasada. Podemos, mayoritariamente ver este tipo de obsolescencia en productos electrónicos, como televisiones, equipos de sonido o teléfonos móviles.
Ciclo de la Obsolescencia Programada. Obsolescencia Funcional. Uno de los aparatos electrónicos de uso habitual falla y cuando el dueño lo lleva a reparar, en el servicio técnico le dicen que le sale más rentable comprarse uno nuevo que arreglarlo. Usualmente, el precio de la mano de obra, las piezas estropeadas y el montaje suele costar un poco menos que adquirir uno nuevo, por ello normalmente el usuario suele desechar el producto averiado y comprarse uno nuevo.
Obsolescencia de Diseño. Acumulamos productos antiguos que dejan de estar de moda y de ser de nuestro deseo. Al final, acabamos deshaciéndonos de estos productos, que son funcionales pero pasados de época, y compramos otros que efectúan la misma función pero su diseño esta de moda.
Obsolescencia Tecnológica. Cuando un producto, funcione o no, da muchas menos prestaciones menos de otros del mercado. Entonces nos deshacemos de el para conseguir lo último en tecnología. Bombilla del Parque de Bomberos. Esta bombilla lleva 100 años luciendo, concretamente 110 años. Se instaló inicialmente en el parque de bomberos de Livermore, en California.
Construida por la Shelby Electric Company, esta bombilla incandescente ostenta el récord mundial de durabilidad de una bombilla, comprobada y certificada en diversas ocasiones por agentes externos tan variopintos como la compañía General Electric o el World Record Guinness Commitee.
Full transcript