Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

SEXUALIDAD, GENERO Y CULTURA

No description
by

Nathalie Piedrahita Ramirez

on 22 April 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of SEXUALIDAD, GENERO Y CULTURA

SEXUALIDAD, GENERO Y CULTURA

SEXO Y GENERO
El sexo apunta a los rasgos fisiológicos y biológicos de ser macho y hembra, el género a la construcción social de las diferencias sexuales. Así, el sexo se hereda y el género se adquiere a través del aprendizaje cultural.

Esta distinción abre una brecha e inaugura un nuevo camino para las reflexiones respecto a la constitución de las identidades de hombres y mujeres. (Stoller, 1969)

POSTURAS MASCULINIDAD Y FEMINIDAD
MASCULINIDAD Y FEMINIDAD
PRACTICAS SEXUALES
UBERSEXUALES

Ser Ubersexual, más que una tendencia es una cuestión de carácter uno que no lo marca los abdominales, un carácter que realza la masculinidad siendo fiel a la personalidad y la esencia de cada uno.

DEBATES DE LO HEGEMONICO
MASCULINIDAD Y FEMINIDAD: IDENTIDAD Y PRACTICAS SEXUALES EN DIFERENTES CONTEXTOS HISTORICOS Y CULTURALES
“Hacerse hombre”, como “hacerse mujer”, equivale a un proceso de construcción social en el que a lo masculino y femenino le corresponden una serie de rasgos, comportamientos, símbolos y valores, definidos por la sociedad en cuestión, que interactúan junto con otros elementos como la etnia, la clase, la sexualidad o la edad y que se manifiestan en un amplio sistema de relaciones.

Los estudios de hombres y mujeres, de masculinidad y feminidad, van a plantear, en primer lugar, que es un constructo histórico y cultural, de modo que lejos del determinismo biológico o la mirada etnocéntrica tendente a la universalización de una particular forma de ser hombre, las concepciones y las prácticas sociales en torno a este concepto varían según los tiempos y lugares.

No hay un único y permanente modelo de masculinidad o feminidad válido para cualquier grupo social o para cualquier momento. Es más, incluso en una misma sociedad las masculinidades son múltiples.

Definidas diferencialmente según criterios como la edad, la clase social o la etnia, al igual que pueden cambiar a lo largo del trayecto vital de una misma persona.

El género es la construcción cultural de lo considerado propio de cada sexo. Así, en nuestro contexto cultural existe el género femenino (lo propio de las mujeres) y el género masculino (lo propio de hombres). De este modo, existen aptitudes, habilidades, trabajos, colores, olores, vestimentas, comportamientos, sentimientos, etc., categorizados culturalmente como femeninos o masculinos, es decir, atribuidos.

los mecanismos culturales y sociales utilizados para demostrar que “se es un hombre de verdad” varían notablemente en función de la época histórica, la clase social, la etapa evolutiva y la cultura de referencia especialmente por la forma de entender la contraposición entre lo masculino y lo femenino. Asimismo guarda una relación directa con el sistema de producción, los valores y las normas que cada cultura considera deseables.

Así, se puede ser hombre y ser miedoso, tierno, coqueto, débil, pacífico, paternal, cuidadoso, etc., sin ser por ello tachado de niño, de mujer o de homosexual

A título de ejemplo, Aristóteles consideraba a las mujeres como seres inferiores e igualaba la humani- dad plena con la masculinidad.
El hombre fue concebido como portador de la actividad y la mujer de la pasi- vidad y de la recepción.

La masculinidad-feminidad como rasgo de personalidad determina en parte, el comportamiento de las personas. Dado que este rasgo de personalidad se refiere a características que en algún momento histórico fueron asociadas con el sexo, de acuerdo a grupos específicos;
La sociedad y la cultura juegan un papel importante en el comportamiento y en el desarrollo de la personalidad.

FEMINEIDAD Y MASCULINIDAD EN LA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO

Además de la diferenciación entre trabajo de hombre y trabajo de mujer, otras desigualdades están presentes en el discurso de la división sexual del trabajo. Hirata (2002) advierte que aunque las mujeres tengan mejor acceso al mercado de trabajo, se puede decir que las desigualdades de salarios, de condiciones de trabajo y de salud no disminuyeron y que la división del trabajo doméstico no se modificó sustancialmente, a pesar del mayor desarrollo profesional por parte de las mujeres.

De este modo, se nota que la estructura social influye sobre la división sexual del trabajo, reproduciendo el discurso vigente y considerando a mujeres y hombres como polos opuestos, olvidando que el género debe ser tomado como una construcción social, en la cual el sujeto se construye como masculino y femenino en un determinado espacio y tiempo.


En ese sentido, el feminismo busca una transformación radical de la sociedad, donde no exista una maternidad impuesta, una feminidad o masculinidad excluyentes, un amor ilusorio y violento, una heterosexualidad impositiva, una feminización de la pobreza y sobre todo relaciones humanas exclusivamente de subordinación y dominación.

FEMINISMO
La perspectiva de genero, se trata así de crear nuevas construcciones de sentido para que hombres y mujeres visualicen su masculinidad y su femineidad a través de vínculos no jerarquizados ni discriminatorios.

Una mujer como "ayuda", con ese espíritu afable y apacible sobre el cual se basa, es un buen apoyo, ideal con el que se puede cumplir las obligaciones, atender las tareas, y enfrentar las dificultades.
Un hombre, según Dios lo creó, en su masculinidad es esencial para el bien de la familia, de la iglesia, y la sociedad. Pues es ese líder que siempre se necesita, que tiene un corazón para proveer y proteger, con un espíritu sencillo, valiente y humilde.

MASCULINIDAD Y FEMINIDAD SEGUN LA BIBLIA
Bourdieu (2000) : El cuerpo de la mujer como capital simbólico, en tanto objeto de apropiación y deseo, como cuerpo para el otro. La mujer se debate así entre dos representaciones sociales disociadas entre sí, la maternidad a ella asignada y el erotismo que remite a la mujer a una condición primigeniamente sexual/genital.
Para Lagarde (1997),la feminidad está atravesada por una dimensión óntica de ser para otros, que es donde adquiere sentido vital y reconocimiento de sí, por su contribución a la realización de los demás.

CONCEPTOS SOCIALES DE SER MUJER
El Corán presenta dos visiones en cuanto al rol de la mujer:

Ambas enfatizan la igualdad de las mujeres y los hombres ante Dios en cuanto a sus deberes religiosos (incluido creer en Dios y en su mensajero, rezar, ayunar, pagar zakat (caridad), realizar el hajj (peregrinaje a La Meca/ Medina)) y coloca a las mujeres "bajo" el cuidado de los hombres (o sea los hombres son responsables desde un punto de vista financiero de sus esposas).

MUJER EN ISLAM
PERSPECTIVA DE GENERO
TEORÍAS DE GÉNERO SOBRE MASCULINIDAD

Lo que hacemos en el mundo es un reflejo de lo que sabemos acerca de él. Y lo que sabemos depende de cómo llegamos al conocimiento, es decir cuando pensamos en el cambio deberíamos empezar por pensar sobre el pensamiento. Bawden y Macadam.

La psicología y sus estudios sobre construcción de la identidad y del deseo en hombres y mujeres.
La biología y sus intentos por explicar comportamientos a partir de la diferencia genética y hormonal.
La religión y sus esfuerzos por traducir al lenguaje humano el orden presuntamente establecido por Dios.
Las ciencias humanas y sociales, y sus exploraciones sobre la construcción cultural de las relaciones de género en la práctica concreta y en el nivel del discurso (Connell, 1995).

MASCULINIDAD Y RELACIONES DE GÉNERO


Conservadora
Pro feminista
De los derechos del Hombre
Espiritual o mito-poética
Socialista
De grupos específicos

KENNETH CLATTERBAUGH (1997)
PERSPECTIVAS DE ANÁLISIS

Masculinidad Hegemónica
Masculinidad Subordinada
Complicidad
Marginación

MICHAEL KIMMEL (1992)

CARACTERISTICAS DE LA
MASCULINIDAD.

*HETEROGENEIDAD
*DINAMISMO
*NECESIDAD DE AFIRMACIÓN CONSTANTE

DESDE GRECIA ANTIGUA
Los términos culturalmente construidos de femineidad y masculinidad son mutuamente dependientes de las diferencias asignadas socialmente.

Ella es un “no hombre”, el opuesto negativo del principio masculino, pero también un recuerdo esencial de lo que el varón es.


Linton (1942) ya señala que todas las personas aprenden su estatus sexual y los comportamientos apropiados a ese estatus. Dentro de esa línea se concebía a la masculinidad y a la femineidad como estatus instituidos que se vuelven identidades psicológicas para cada persona.

A partir del concepto estatus:
Margaret Mead, cuestiona el llamado carácter ¨natural¨ de las diferencias entre hombres y mujeres, demostró que no todas las sociedades están organizadas de la misma forma (de manera patriarcal) y que la distribución de roles no estaba distribuida al igual que las sociedades occidentales.

Desde el carácter Natural
Determinan a los hombres (conductas instrumentales) y las mujeres a (conductas expresivas) con respecto a su forma de ser:
Conductas instrumental, son: fuerza, orientación al logro, Asertividad.
Conductas expresivas: La expresividad, la modestia, cariño, preocupación por la calidad de vida, etc.

Bem (1974) hasta (Lippa,2001)
Es una construcción simbólica que reglamenta y condiciona la conducta objetiva y subjetiva de las personas.
Es la sociedad quien asigna roles diferenciadores a mujeres y hombres, determinando la conformación de los papeles femeninos y masculinos, así como la conducta de los individuos dentro del entramado social, rigiendo sus formas de pensar, actuar, analizar y de conformarse con lo que supuestamente le ha tocado a cada cual.

Como construcción simbólica:
Desde los años setenta desde la psicología se defendió que se podían tener en dosis elevadas ambos tipos de características (Androginia).
La masculinidad y la feminidad son dos conjuntos de habilidades comportamentales y de competencias interpersonales independiente del sexo usamos para relacionarnos con los demás.

DESDE LA PSICOLOGIA
La diferencia primordial entre el hombre y la mujer es poseer o no el falo.

Sentencia de Freud “La anatomía es destino”.

En 1933, en la conferencia La feminidad , Freud ratifica la confusión de los términos masculino y femenino; pero sigue considerando una relación, aunque insuficiente, entre lo masculino y lo activo y lo femenino y lo pasivo.

DESDE EL PSICOANALISIS

La madre omnipotente, deseada y temida del narcisismo y por otra la clásica mujer castrada, carente, dependiente, receptiva y pasiva, prototípica del psicoanálisis.

La feminidad se escinde aquí entre la mujer-madre y la mujer objeto de deseo...

FREUD Y LA DUALIDAD FEMENINA
La construcción de genero aprendida desde la niñez ha marcado una diferencia de superior e inferior.

Ha promovido en la cultura una percepción desde el patriarcado.

En esta educación se han generado construcciones como que la mujer es quien debe preocuparse por los demás antes que por ella misma.

Desde una Construcción social
No se nace mujer: se llega a serlo , constituyó otro aporte en la conformación del concepto género, pues en ella se alude al carácter constructivista de los aprendizajes que adquiere el individuo desde su nacimiento y durante toda su vida.

Simone de Beauvoir (1949)
La legitimación del poder y la dominación de los femenino se ha ido realizando durante siglos de la manera más sutil: miles de mecanismos, de actitudes y de lenguajes han sido instrumentos válidos utilizados para conseguir la interiorización por parte de la sociedad de los estereotipos más alienantes.
Full transcript