Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Alfabetización Inicial

No description
by

Jorge Omar Maciel

on 2 June 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Alfabetización Inicial

Alfabetización Inicial
Profesora: Alicia Barreto

Alumnos:

Cáceres, Marcela
Escalante, Yamila
Maciel, Omar
Maciel, Miriam
Ramírez, Pamela
Vargas, Benjamina
Lengua
Alfabetización
Metáforas de la Alfabetización
-La palabra “alfabetización”, es empleado en un sentido metafórico en muy diversas expresiones tales como “alfabetización tecnológica”, “alfabetización musical” “alfabetización científica”, “ecológica’’, “informática, “tele-alfabetización”.
-La explicación del sentido figurado de la alfabetización que se expresa en las metáforas puede encontrarse a partir del epígrafe del primer capítulo del ensayo sobre alfabetización científica y tecnológica de Gérard Fourez (1997), que dice: “Desde hace algunos años, sobre todo en los países anglosajones y en los países del norte de Europa, la expresión alfabetización científica y tecnológica ( Scientific and Technological Lite racy) está de moda.

Se trata de una metáfora que alude a la importancia que ha tenido la alfabetización a fines del siglo pasado; la expresión designa un tipo de saberes, de capacidades o de competencias que, en nuestro mundo técnico-científico, corresponderá a lo que fue la alfabetización en el siglo pasado’’ ( F o u r e z ,1997)

Interrogantes
¿Qué se entiende por alfabetización?

Metáforas de la Alfabetización

La dicotomía alfabetización / analfabetismo

Niveles de alfabetización

La Alfabetización funcional. Normas mínimas

la Alfabetización avanzada.

Alfabetización vs. analfabetismo. El analfabetismo en los países en desarrollo y en las sociedades letradas. Grupos urbanos.

Modelos de alfabetización.

Desescolarización y alfabetización crítica. Alfabetización critica y poder.

Especificidad de la alfabetización.

La década de alfabetización. Breve Reseña.



Profesorado de Educación Primaria
Alfabetización Inicial
¿Qué se entiende por alfabetización?





- La alfabetización se entiende como un largo proceso que comprende todo el desarrollo humano, que cambia en las culturas y en la historia; y tiene mucho que ver con la escuela, sobre todo si dicha alfabetización se contextualiza en el entorno escolar; pero que también depende de la sociedad y de la política.
Definiciones:
-Su definición no es una cuestión meramente académica sino que tiene otros alcances cuando se reconoce que la política afecta a la definición de la alfabetización y que, a su vez, la definición afecta a la política. Para algunos “la definición de alfabetización determina el nivel de involucramiento y, en consecuencia, el nivel de financiamiento de la educación básica” (Venezky, 1990).
- En el año 1987 en la Universidad de Pennsylvania se había realizado un simposio donde Richard Venezky decía que el vocablo “l i t e r a c y” (equivalente a “alfabetización’’ en castellano) es “una de esas clases de términos autopositivos, como ‘libertad’, ‘justicia’, ‘felicidad’, que asumimos por su contenido y cualidades necesarias en nuestra cultura.
-Por su parte, en el Diccionario de Alfabetización de la Asociación Internacional de Lectura (Harris y Hodges, 1995:140) se enumeraron treinta y ocho “tipos de alfabetización”, que se refieren a habilidades de leer, niveles de lectura y escritura, niveles de comprensión, dimensiones funcionales sociales y culturales,. “Capacidad de leer el mundo’’, como lo propone Paulo Freire.
-El vocablo “alfabetización”, que se encuentra en los diccionarios de lengua castellana, incluido el de la Real Academia, lo define como “acción y efecto de alfabetizar”, y “alfabetizar”, como “poner por orden las le tras” o “enseñar a leer”.
-En el diccionario publicado por el diario Clarín (1997) y asesorado por la Academia argentina de Letras se encuentra el sustantivo “alfabetización” con dos acepciones:
1) “enseñanza de las primeras letras”.
2) “acción para combatir el analfabetismo”.
-Las opiniones brindadas por los autores consideran imposible emitir una definición única de la alfabetización.

-La palabra “alfabetización”, es empleada en un sentido metafórico en muy diversas expresiones tales como “alfabetización tecnológica”, “alfabetización musical” “alfabetización científica”, “ecológica’’, “informática, “tele-alfabetización”.
-La explicación del sentido figurado de la alfabetización que se expresa en las metáforas puede encontrarse a partir del epígrafe del primer capítulo del ensayo sobre alfabetización científica y tecnológica de Gérard Fourez (1997), que dice: “Desde hace algunos años, sobre todo en los países anglosajones y en los países del norte de Europa, la expresión alfabetización científica y tecnológica ( Scientific and Technological Lite racy) está de moda.

Se trata de una metáfora que alude a la importancia que ha tenido la alfabetización a fines del siglo pasado; la expresión designa un tipo de saberes, de capacidades o de competencias que, en nuestro mundo técnico-científico, corresponderá a lo que fue la alfabetización en el siglo pasado’’ ( F o u r e z ,1997)

-Para definir mejor la alfabetización conviene analizar el término igualmente relativo de su Opuesto, el analfabetismo.

-Los términos asimétricos de “letrado/iletrado’’ (o alfabetizado/analfabeto), que datan de la segunda mitad del siglo XVI, se anticipan en varios siglos al término “literacy’’ (alfabetización) aparecido en el léxico inglés casi al final del siglo XIX.
-En la Edad Media, ser letrado significaba saber leer, mínimamente, latín. No comprendía la escritura, que era una técnica compleja y reservada a los “copistas’’.A partir de los cambios tecnológicos que produjo el uso del papel y de los renovados instrumentos de escritura y sus consiguientes cambios, se consideraba letrada a una persona que podía leer –o mejor dicho descifrar– la lengua nativa.
-El término moderno “alfabetizado” o “letrado” (“literate” en inglés) connota un nivel bajo del conocimiento y uso de la lectura y la escritura. Cuando se hace referencia a los que ponen en juego las habilidades superiores que intervienen en la lectura –por ejemplo, para leer a los grandes autores de la literatura–, se agrega modificadores como “alfabetizados avanzados” o altamente alfabetizados’’.
-Nuevas investigaciones históricas, sobre las “revoluciones de la lectura” (Cavallo y Chartier, 1998:52) consideran la importancia de “la identificación de las grandes diferencias que, a largo plazo, se fueron ahondando entre los lectores y las lectoras”. Estas investigaciones han reconocido las diferencias entre modelos como el cortesano, el monástico, el escolástico, el moderno y, aunque más preocupados por los usos y sus formas, no deja de tener presencia la asimetría entre las dos tendencias de la alfabetización: una selectiva y otra popular.

Niveles de Alfabetización
-Durante la primera guerra mundial, cuando se comprueba que los reclutas podían leer y escribir pero en un nivel que no les permitía cumplir sus funciones como soldados efectivos, se origina en Estados Unidos el concepto de a l f a b e t i z a c i ó n f u n c i o n a l.
-Más tarde, con motivo del programa de la UNESCO para eliminar el analfabetismo en el mundo, con la colaboración de la OEA para América Latina, William Gray (1957) publicó una primera clasificación de los niveles de alfabetización en su clásico libro “La enseñanza de la lectura y de la escritura”.

la Alfabetización Funcional
-La alfabetización funcional se proponía que el alumno fuera capaz de leer y escribir un párrafo en su lengua vernácula y escribir una carta con todos los requisitos formales. Para lograrla, se necesitarían tres años de educación formal.

-Las normas mínimas comprendían técnicas rudimentarias para leer un pasaje fácil y firmar con su propio nombre para resolver algunas necesidades de la vida cotidiana, ejercer los derechos cívicos y adquirir algún prestigio en las comunidades con mayoría de iletrados.

LA ALFABETIZACION AVANZADA. Nuevos niveles y “alfabetización avanzada”

-En las cuatro décadas transcurridas desde esa categorización se han producido cambios en cuanto a la alfabetización y han variado los criterios para definir los niveles, debido a la gran complejidad ocupacional en la sociedad post-industrial; los materiales ocupacionales (manuales, instructivos, memos, etc.), que están escritos en un nivel más alto que el requerido por la alfabetización funcional; la acumulación de información y la dificultad para su procesamiento; la renovación de información que requiere ese procesamiento; los cambios en los textos y su lecturabilidad cada vez más difícil.
-En nuestro país, dos investigaciones dirigidas por la Dra. Kovacci demostraron que los alumnos que ingresan a la carrera de Letras en la UBA muestran grandes falencias en la producción de textos escritos y en la comprensión de la lectura.
-Ante estos hechos se propician cambios en los alcances de la alfabetización y sus equivalencias escolares. La pregunta principal es ¿cuál es la alfabetización requerida para vivir en una sociedad post-industrial compleja?,
-Desde su laboratorio en la Universidad de Harvard, J. S. Chall (1990) sugiere los siguientes niveles:
1) por debajo del nivel funcional, que comprende desde el completamente iletrado hasta el que sólo lee etiquetas y signos.
2) nivel funcional, que permite leer textos simples, tales como artículos fáciles de revistas y el “periódico local”.
3) lectura avanzada, que permite leer textos escritos de manera abstracta, con capacidad de resolver problemas procesando una información compleja. En efecto, la alfabetización “avanzada’’, tal como la define Chall, no deja de ser un grado más alto de la alfabetización funcional.

ALFABETIZACION VERSUS ANALFABETISMO. EL ANALFABETISMO EN LOS PAISES “EN DESARROLLO” Y EN LAS SOCIEDADES LETRADAS. Grupos urbanos.

Analfabetismo versus alfabetización
- En los países desarrollados se considera virtualmente eliminado el analfabetismo.
El analfabetismo en los países“en desarrollo”

-Las cifras ponen de manifiesto la heterogeneidad que existe en el mundo globalizado con respecto al alcance de la alfabetización, teniendo en cuenta que ésta se toma como uno de los indicadores del desarrollo de los países.


-La alfabetización femenina es especialmente relevante en este aspecto. Numerosos estudios consideran que la alfabetización de la madre es, para estos efectos, más importante que la del padre (Greaney, 1996).
El analfabetismo en las sociedades letradas
-Otros son los problemas que surgen cuando se trata del analfabetismo en las sociedades letradas, ya sea en los –o letrado– y el analfabeto.
-En las sociedades letradas, raramente se aplica el concepto de analfabetismo y alfabetización en sus respectivos extremos, ya que dependen del quantum que se define según los niveles en cada país y cada época.
- Es frecuente el uso de “lectores pobres” en oposición a “buenos lectores”. Pero el concepto de funcionalidad cambia según la evolución de la cultura del trabajo.
- Ryan (1995), dice que “nos damos cuenta de que todos somos analfabetos de una u otra manera’’, podemos leer la página de un libro pero no podemos comprender una página con estadísticas; Estos autores analizan objetivamente, en la sociedad letrada, cómo se manejan los adultos analfabetos o los “lectores pobres”, que están en el difuso límite de la alfabetización/ analfabetismo.
-Algunos opinan que “en nuestros días se puede obtener información sin tener que leer, gracias a la televisión y a la radio”, o que no han aprendido su oficio por los libros sino “a través del contacto y la interacción con personas experimentadas”.

MODELOS DE ALFABETIZACION.

-Con respecto a los enfoques que se aplican para investigar e interpretar la alfabetización se reconocen los modelos que Street (1984) identifica como “autónomo” e “ideológico”.

Modelo autónomo: considera a la alfabetización asociada al progreso, la civilización, la libertad individual, la movilidad social. Es el modelo comúnmente asociado a la Práctica escolar que, tradicionalmente, se ha ocupado con preferencia de los aspectos formales, a veces mecánicos de la escritura y de los métodos y que, en todo caso, ha cedido ante las influencias de una psicología y una lingüística sin compromisos con los problemas sociales y culturales.

Modelo ideológico: reconoce explícitamente que la práctica de la alfabetización no es neutral sino que, en todos los casos, es producto de una cultura, de las estructuras de poder de una sociedad y de las instituciones en que se adquiere: la familia, la escuela, la iglesia, las organizaciones populares. Este modelo se halla implícito en la apreciación de los historiadores que reconocen que “cualquiera que sea la definición, la extensión de la alfabetización y del analfabetismo refleja condiciones sociales, económicas y educacionales”. Consideran también que “al cubrir todo el desarrollo humano y no solamente la infancia, el desarrollo de la alfabetización es tomado como un fenómeno histórico, vinculado a la historia particular de las sociedades y a las transformaciones dentro de las sociedades”.



Modelo co-constructivista: Al respecto, dicen: “El analfabetismo, tanto como la alfabetización, es una co-construcción formada en el curso de las transacciones entre la cultura y el individuo, a menudo mediada por aquellos (padres, maestros, medios) que ayudan a hacer la cultura más comprensible”.

DESCOLARIZACION Y ALFABETIZACION CRÍTICA. Alfabetización crítica y poder.


-Kleiman, considera que las prácticas dominantes en la escuela “pueden ser consideradas como prácticas cuyos efectos contribuyen a la separación de dos diferentes grupos sociales: los que han sido alfabetizados y los que no lo han logrado” (Kleiman,1998:188). Y que la alfabetización tradicionalmente asociada con la escuela ha ayudado a perpetuar la línea indeleble de la sociedad dividida en clases.

-Pone en duda la hipótesis general de los efectos cognitivos de la alfabetización, especialmente cuando esa alfabetización ha sido adquirida en la escuela.

-Entre sus conclusiones, al identificar los puntos críticos causantes de la violencia simbólica en la escuela, destaca su descontextualización con respecto a la identidad de los participantes en sus relaciones sociales. Y, les recomienda a aquellos que enseñan a leer y escribir pero que “no están comprometidos con los movimientos populares”, “crear contextos donde la escritura sea la respuesta a una necesidad práctica y material: en otras palabras, donde el aprendizaje de la lectura y la escritura no sea una cosa en sí” (1988: 213-215).
La contextualización de la escuela sería, así, el complemento de la alfabetización desescolarizada, como único medio de abandonar sus objetivos estrechos y pasar al examen crítico de las implicaciones sociales y de las necesidades y propósitos de los alumnos como miembros de una sociedad letrada.
No se trata de remover los enfrentamientos de los partidarios de la escuela pública con los que propiciaban la “desescolarización” a favor de una alfabetización en movimientos populares o la posición aún más extrema de la “contra escolarización”. Tampoco de renovar las polémicas acerca de la escuela como dominio de la violencia simbólica. Grande y extendida ha sido la discusión a través de la cual se desplegaron nuevas posiciones, a veces muy contrapuestas, que enriquecieron la teoría de la educación. Corresponde reconocer la importancia de la alfabetización que también se adquiere fuera de la institución escolar como un hecho de la realidad sociocultural, sin que se debilite la defensa de la escuela y de la educación sistemática como una necesidad de la cultura organizada, que ha persistido a través de la historia con rasgos que le son propios aunque se adaptan a las variaciones culturales que ocurren en el espacio y en el tiempo. Y sin eludir, a la vez, las responsabilidades del Estado a través de la instrucción pública en la alfabetización de las grandes mayorías. En este caso, el término de “desescolarización” no significa lo mismo.
Alfabetización crítica y poder

-Kleinman, cuya pertenencia a la pedagogía crítica se anticipa en el título del ensayo que aquí se comenta, es fiel a su antecesor, reconocido como uno de los más conspicuos fundadores de ese movimiento y, más específicamente, de la alfabetización crítica(Green, 2001:9).
-Freire comenta las relaciones entre la alfabetización y el poder que él formuló, diciendo que la alfabetización no ofrece ninguna garantía de poder: “Es una condición necesaria pero no suficiente. Tenerla, no garantiza nada pero no tenerla significa estar sistemáticamente excluido del poder Económico y cultural”.


ESPECIFICIDAD DE LA ALFABETIZACION.

-Kleiman destaca el mérito de algunas investigaciones que han demostrado la diferencia que existe entre los niños que en su primera edad han sido socializados solamente mediante el lenguaje oral, cuando los padres tienen un bajo nivel de escolaridad y los que, por el contrario, tuvieron la oportunidad de interactuar con el lenguaje escrito gracias a la mediación de los padres, ya fueran universitarios, maestros o intelectuales en general.

- Greaney menciona varias investigaciones que demuestran cuán importante s la contribución del hogar para desarrollar las primeras etapas de la alfabetización (1996:13).

-Son investigaciones que han sugerido cambios en los criterios sobre el cuándo y el cómo de la iniciación en la lectura y la escritura Braslavsky, 2000).

-Por otra parte, investigaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo de Europa (OCDE) comprueban una alta correlación entre el nivel de escolaridad de los padres y el fracaso escolar.


-Siguiendo las orientaciones del socio-constructivismo o co-constructivismo se ensayan múltiples estrategias para entretejer las experiencias del aprendizaje cotidiano en el medio social con el aprendizaje sistemático y organizado de la escuela donde el maestro, en sus transacciones con el niño, participa activamente para co-construir su alfabetización (Moll, 1995).

11- LA DECADA DE ALFABETIZACION. Breve reseña

- Si bien es cierto que la “alfabetizacion” adquirió su identidad a fines del siglo XIX junto con las primeras leyes de educación pública, en el año 1950 se estimaba que la mitad o más de la mitad de la población mundial era analfabeta.
-Según los historiadores, se inicia la “edad de oro” después de la segunda guerra mundial a partir de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la convención de los Derechos del Niño y en gran medida por los esfuerzos del Sistema de Naciones Unidas se inicia un importante decrecimiento del analfabetismo.
-En 1970 se registran mejores cifras de matriculación escolar, pero en la “Declaración Mundial de la Educación para Todos” que tiene lugar en 1990, en Jomtiem, Tailandia, se manifiesta que todavía existen más de 100 millones de niños y niñas que no tienen acceso a la enseñanza primaria; que más de 960 millones de adultos –dos tercios de ellos mujeres–, son analfabetos y que el analfabetismo funcional es un problema importante en todos los países, tanto industrializados como en desarrollo.
-La “Alfabetización para Todos” implica políticas activas y esfuerzos colectivos para que las personas y grupos alfabetizados hagan uso efectivo de ese conocimiento (Naciones Unidas, 2000).


Gracias por la atención
Fin
Full transcript