Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Amor constante más allá de la muerte.

Una guía para la lectura del hermoso poema de Quevedo.
by

ana andrés

on 17 October 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Amor constante más allá de la muerte.

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera:

mas no de esotra parte en la ribera
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido,

su cuerpo dejará, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.
Empieza el poema de forma contundente, con abundancia de 'r' (aliteración) y un doble hipérbaton (anteposición del verbo en la oración y del infinitivo en la perífrasis).
Este refuerzo sonoro y sintáctico intensifica la idea
de cierre, de final, que paradójicamente abre el poema, y la de fuerza contundente que la tercera persona ejercerá en el futuro.
Cerrar podrá
La aparición del 'yo', aunque muy temprano en el texto, aparece atenuada, porque se produce a través del posesivo (mis), porque es metonímica (no todo yo, sino sólo mis ojos) y porque no actúa como sujeto de la oración, sino como CD que recibe
-pasivamente- la acción del otro.
mis ojos
Otro elemento central en este inicio de texto; el encabalgamiento abrupto entre el adyacente y el núcleo (postrera/sombra) refuerza las ideas transmitidas por ambos (la de final, que nos remite a 'cerrar' y la de amenazante oscuridad)
El sujeto de esta primera oración es, parece claro, una metáfora de la muerte, que resulta levemente humanizada por el propio hecho de ser sujeto activo.
la postrera sombra
Nuevo adyacente de 'sombra', esta vez como oración de relativo, en la que destaca que
Se mantiene el futuro, pero esta vez en modo subjuntivo, con las connotaciones de irrealidad que éste aporta.
La persona verbal sigue siendo la tercera, insistiendo en la faceta activa de la muerte.
La polisemia del verbo 'llevar' permite interpretar el verso de formas distintas (el blanco día me conduce hacia la sombra, la sombra se me llevará un blanco día o la sombra vendrá para robarme el día...)
La nueva aparición del 'yo', esta vez a través del pronombre átono 'me'
La contraposición entre la sombra y el blanco día, a través de sus connotaciones (oscuridad/luz; pesadumbre/alegría...)
De esta contraposición resulta que, ya que 'sombra' parece una metáfora de la muerte, 'día' será metáfora de la vida.
que me llevare
el blanco día;
cerrar podrá
podrá desatar
mis ojos
esta alma mía
la postrera sombra
hora
que me llevare
el blanco día
a su afán ansioso
lisonjera
El paralelismo simétrico entre las dos mitades del primer cuarteto parece bastante completo.
y
podrá desatar
Contrastan las connotaciones negativas de la perífrasis que introduce el cuarteto (cerrar podrá) y las positivas de esta (podrá desatar), que nos habla de liberación, de una suerte de nacimiento...
esta alma mía
El contraste entre 'cerrar' y 'desatar' parece invitarnos a contraponer también 'mis ojos' y 'esta alma mía'; surge así la idea de la dicotomía entre el alma y el cuerpo.
La muerte será entonces una sombra, un final, sólo para el cuerpo. Para el alma, en cambio, aparece como una liberación deseada.
hora
Destaca la neutralidad de las connotaciones de 'hora'; la muerte no aparece ya como una sombra amenazante al final del camino, sino como un mero instante, tal vez un tránsito.
a su afán ansioso
lisonjera
La hora es lisonjera, amable, agradable para el afán ansioso de mi alma.
¿Y ese afán? ¿Es que mi alma ansía la muerte para escapar de la prisión del cuerpo? ¿O está de algún modo anticipando el amor, la pasión, la llama a la que se referirá más tarde?
mas no
Se inicia el segundo cuarteto con una conjunción adversativa que nos anticipa los límites de un poder que hasta ahora se nos había hecho ver como absoluto.
La muerte
cerrar
mis ojos
desatar
mi alma
y
podrá
mas no (podrá)
de esotra parte
en la ribera
Este complemento circunstancial tiene varios efectos:
Cambia la perspectiva espacial. En el primer cuarteto, la voz poética estaba claramente situada del lado de la vida; en este momento ha cruzado ya al otro lado y desde allí, desde la muerte, llama a la vida "esotra parte"
La 'ribera' es una alusión mitológica al río Leteo o a la laguna Estigia, que son entre los griegos aguas del hades que han de cruzar los difuntos y que, entre otros efectos, provocan el olvido total de la vida que se ha vivido.
La mención de la ribera es también la primera aparición del agua, que será en este cuarteto un elemento de oposición con la llama, el fuego ¿la vida?¿la pasión amorosa?
dejará
El núcleo de la adversativa nos plantea una duda. ¿Cuál es su sujeto? ¿Sigue siendo la muerte, bajo sus dos disfraces (sombra y hora)?¿O es el alma, que aún habiendo sido desatada se llevará consigo el recuerdo de su amor?
la memoria
El CD 'la memoria' confirma la alusión al Leteo, cuyas aguas hacían olvidar.
La superposición de mitologías clásica y judeo-cristiana produce aquí un curioso efecto. El cuerpo -metonimizado en 'mis ojos' se quedará al otro lado del río. No así el recuerdo.
en donde ardía
En esta subordinada de lugar continúa la ambigüedad:
Si pensamos que el sujeto es el alma , ¿nos indica este sintagma que el alma 'ardía' en la memoria? ¿O que 'ardía' en la vida?
¿O se refiere el circunstancial a 'esotra parte', indicándonos que 'la memoria' 'ardía' en la ribera del Leteo correspondiente a la vida?
Otro elemento destacable es el tiempo verbal. Por primera vez aparece el pasado, con lo que surge el contraste muerte-futuro/vida-pasado.
Vemos que la variedad de interpretaciones posibles es algo más que un rasgo ocasional. Se trata de un rasgo de estilo, propio del barroco y, particularmente, de Quevedo, que deberíamos recoger en las características generales del poema.
Una guía de lectura del poema
Amor constante más allá de la muerte orientada al comentario de texto.

Este segundo cuarteto parece estar, como el primero, estructurado en dos partes. El primero se articulaba a través de la conjunción copulativa (podrá cerrar - y - podrá desatar). Este segundo está gramaticalmente construído por yuxtaposición, hay sin embargo un componente conceptual causal (no dejará -la memoria- PORQUE -mi llama sabe nadar).
nadar
En función de CD, este infinitivo nos remite a la órbita de 'ribera', y por lo tanto al paisaje de contrastes que nos dibuja el poema en el espacio donde entran en contacto la vida y la muerte.
sabe
Otro tiempo verbal, ahora el presente.
No parece entrar en la oposición futuro/pasado que habíamos señalado antes, sino que se trata de un uso gnómico, que abarca por lo tanto el pasado y el futuro, la vida y la muerte.
mi llama
El 'yo' sigue apareciendo indirectamente, a través del posesivo.
Pero esta vez la función del sintagma sí es la de Sujeto; el papel de la voz poética ha pasado de pasivo -sujeto a las acciones de la muerte- a activo.
Semánticamente, 'llama' orbita con 'ardía', contraponiéndose a 'ribera' y 'nadar'.
'Mi llama' parece, pues, una metáfora pura cuyo término real sería 'vida', 'alma' o, más claramente, 'memoria'.
Su campo connotativo nos habla de la pasión amorosa (el fuego del amor).
el agua fría
Seguimos en el campo asociativo del Leteo (con 'ribera' y 'nadar').
El tema subyacente en esta parte del texto es la victoria del 'yo' sobre la muerte. El 'agua fría' es una nueva caracterización para esta última.
Los versos 7 y 8 están escritos en paralelo, nos presentan la misma idea de dos formas distintas, más simbólica la primera, más abstracta la segunda.

Mi llama -- sabe-- nadar -- el agua fría
y
(Mi llama) -- (sabe) -- perder el respeto -- a ley severa
Si los cuartetos describen la lucha del 'yo' contra la muerte, en el primero es ella la que lleva la voz cantante. No es así en el segundo
Llegados a este punto, las connotaciones de ambos contendientes se han ampliado.
El yo
La muerte
mis ojos
esta alma mía
la memoria
mi llama
la postrera sombra
(la) hora lisonjera
el agua fría
ley severa
En cuanto a los tercetos, la mayoría de los críticos suele hacer una lectura correlativa.
Alma a quien todo un dios prisión ha sido
su cuerpo dejará, no su cuidado;

Venas que humor a tanto fuego han dado
serán ceniza, mas tendrá sentido;

Medulas que han gloriosamente ardido
polvo serán, mas polvo enamorado.
El yo
Caracterización a través de una oración de relativo en pasado
Verbo principal (futuro) más complemento directo (connotaciones negativas; dominio de la muerte)
Coordinada de sentido adversativo, también en futuro.
(Connotaciones positivas; el yo consigue rescatar una parte)
Alma
Venas
Medulas (médulas)
a quien todo un dios prisión ha sido,
que humor a tanto fuego han dado,
que han gloriosamente ardido,
su cuerpo dejará,
serán ceniza,
polvo serán,
no su cuidado;
mas tendrá sentido;
mas polvo enamorado.
Alma
Es la segunda vez que aparece esta palabra en el poema. No podremos evitar recordar que para ella la muerte venía caracterizada positivamente, como liberadora.
a quien todo un dios
prisión ha sido
El 'dios' es una referencia mitológica a Cupido, a Amor.
Si unimos ese 'dios' con 'gloriosamente' y con el bíblico "polvo eres y en polvo te convertirás", encontraremos también en estos versos mitología judeo-cristiana.
Esta oración admite una doble interpretación: dios ha sido la prisión del alma (el alma ha sido prisionera del amor) o el alma ha sido la prisión de todo un dios.
venas
Hemos considerado este elemento como metonimia del 'yo'; conviene señalar sin embargo que es bastante inusual dar a la persona el nombre de partes como 'venas' o 'médulas'.
que humor
a tanto fuego han dado
La referencia a las 'venas' se carga de sentido a través de la oración de relativo.
Las 'venas' han aportado el combustible (humor) para el fuego (tanto fuego) amoroso.
'Humor' significaba "cada uno de los líquidos de un organismo vivo", con lo que la referencia a la sangre a través de su hiperónimo resulta evidente.
'Fuego' enlaza con términos como 'ardía' o 'llama', aunque la confirmación de que estos términos están asociadas a la pasión amorosa no se verá totalmente confirmado hasta la última palabra del poema.
medulas
Hemos considerado este elemento como metonimia del 'yo'; conviene señalar sin embargo que es bastante inusual dar a la persona el nombre de partes como 'venas' o 'médulas'.
que han
gloriosamente ardido
Es interesante el hipérbaton que se produce simplemente por inserción de un adverbio de modo en medio de la forma verbal.
Hemos mencionado ya las connotaciones religiosas del término 'gloria', aunque la lectura más evidente es la profana.
En ambas lecturas encontraríamos contraste semántico entre el adverbio y el verbo. En la religiosa el contraste gloria/arder nos llevaría a la contraposición cielo/infierno. En la lectura profana, al amor como contraste de gozo y sufrimiento -del mayor gozo y el mayor sufrimiento-, tradicional en el tratamiento poético del amor cortés heredado por renacentistas y barrocos.
Hemos mencionado también la asociación semántica de 'arder' con 'llama' y 'fuego'.
su cuerpo dejará,
Encontramos en esta oración varios aspectos interesantes, aunque todos han sido mencionados anteriormente:
La dicotomía alma/cuerpo
La referencia al primer cuarteto (podrá desatar esta alma mía)
Contraste entre el pasado de la previa oración de relativo (a quien todo un dios prisión ha sido- pasado, tiempo de la vida) y la principal en futuro (el tiempo de la muerte)
no su cuidado
Hemos mencionado ya el matiz adversativo (pero) de esta oración yuxtapuesta.
En cuanto al sentido de 'cuidado', podríamos hacer una interpretación bastante paradójica (¿Con la muerte el alma se separará del cuerpo pero no dejará de cuidarlo?) si no tenemos en cuenta que el 'cuidado' es la preocupación amorosa, el sentimiento amoroso, otro nombre, en suma, para el propio amor.
Hemos señalado también el matiz de afirmación del 'yo', de victoria, aunque sea parcial, sobre la muerte que tienen estas tres adversativas con las que concluye el poema.
serán ceniza,
Tiempo futuro (ya hemos señalado las implicaciones)
Aparece además aquí una relación temporal y causal entre el pasado (han dado humor a tanto fuego) y el futuro (serán ceniza)
Nuevo elemento para el campo asociativo 'llama', 'fuego', 'arder'.
Siguen estando claros tanto el sentido adversativo (esta vez explícito a través de la conjunción 'mas') como el de afirmación del yo.
No es tan evidente sin embargo el sujeto de esta adversativa. ¿Qué es lo que tendrá sentido? ¿El hecho de que las venas se conviertan en ceniza? ¿El 'fuego' amoroso en el que han ardido? ¿El "yo", "la vida" "los valores humanos" que parecen ser el objeto de toda esta reafirmación, el término real de estas metáforas? ¿O todos ellos a la vez?
mas tendrá sentido
polvo serán
Uso del futuro.
Pulvis es, et in pulverem reverteris.
mas polvo enamorado
la muerte
postrera sombra
hora
podrá
cerrar
mis ojos
desatar
mi alma
mas no
dejará
la memoria
de esotra parte en la ribera
en donde ardía
y
(porque)
mi llama
sabe
nadar
el agua fría
perder
el respeto
a ley severa
y
Este último verso cierra y culmina el poema. Recoge la variedad de matices que hemos intentado desgranar, como si a través de él el resto del texto se ordenase, apuntase en una misma dirección.
Quizá este sea uno de los motivos por el que 'Amor constante más allá de la muerte' es considerado uno de los poemas más hermosos escrito en lengua española.
La estructura conceptual de los cuartetos
vendría a ser, después de lo que hemos visto,
más o menos ésta:

Toda esta explicación no ha pretendido ser
más que una guía para que hagas una lectura
pormenorizada del poema.
Vuelve a leerlo ahora, e intenta disfrutarlo.
Full transcript