Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

La Universidad en la sociedad del conocimiento

Reflexiones sobre los retos y desafíos de la Universidad en la sociedad del conocimniento
by

jaime alejandro rodriguez ruiz

on 5 December 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of La Universidad en la sociedad del conocimiento

Universidad
y Sociedad del
Conocimiento

Conclusión
Formando para la
ciberciudadanía

Destinatarios
Destinadores
Sujeto
Objeto
Ayudantes
Oponentes
Formación del
ciberciudadano
hipermediador
hipermediaciones
Sociedad del conocimiento
Espacio del conocimiento
Saber flujo + trabajo transacción(Lévy)
Ciberdemocracia
Universidad red + Universidad
de la excelencia (Brea)
PostUniversidad (Piscitelli)
En suma, las universidades del siglo XXI establecerán múltiples y distintos tipos de vinculaciones con la sociedad que las circunda. Quizás un día se las clasifique por su “conectividad” al sistema distribuido de producción de conocimiento. Aunque todavía ocupan un lugar privilegiado en este sistema, las estructuras existentes son demasiado inflexibles para dar cabida a las modalidades de producción que están surgiendo o a las demandas que impondrá un grupo más diverso de “estudiantes”. Los estudiantes saben que su éxito personal depende de poder encontrar el lugar que les pertenece en la naciente sociedad del conocimiento. El problema es que éste ya no es el campo de juego exclusivo de las universidades. Y aquí está el peligro, o ¿es quizás la oportunidad?

Gibbons Michael. (1998). Pertinencia de la educación superior en el
siglo XXI.
Docente Universitario
Ciberciudadano
"Mal del sur" +
"Mal del este" +
"Viaje a occidente"
Visión ego-céntrica
Resistencias y barreras
(Fumero)
Mal del norte
La mercancía pretende dirigir el espacio del conocimiento. Superficialidad de la sociedad del espectáculo, del pensamiento ahogado en los medios, en la publicidad, en la tecnociencia; desterritorialización sin freno, locura de las multitudes y de la velocidad, sin recuperación subjetiva; expansión por todas parte del norte: solo se sabe abandonar el norte para ir al este, se oscila entre el estado y el capital o se vira hacia el sur, al deseo de dominio total de la tierra
Lévy: Seamos francos: el Espacio del saber no existe. Es en el sentido etimológico una utopía. No se realiza en ningún lugar. Pero si no es realizado, ya es virtual, en espera de surgir. O más bien, ya está presente, pero ocultado, dispersado, travestido, mezclado, empujando rizomas aquí y allá. Emerge en manchas, en líneas de puntos,
en filigranas, centellea sin haber aún constituido su autonomía, su irreversibilidad.
No se trata únicamente del conocimiento científico. El saber, en el sentido en que lo entendemos aquí, es un saber-vivir o un vivir-saber, un saber coextensivo a la vida.
El Espacio del saber está habitado, animado por intelectos colectivos – colectivos que usan la imaginación _ en reconfiguración dinámica permanente. Los intelectos colectivos inventan lenguas mutantes, construyen universos virtuales, ciberespacios donde se buscan formas de comunicación inauditas.
BIENVENIDOS
AL SIGLO XXI
Pero existen ya
muchos signos...
MUCHAS GRACIAS
Jaime Alejandro Rodríguez
jarodri@javeriana.edu.co
Lévy: En el siglo XXI podemos hacer tres constataciones:
1. Se da una aceleración de la velocidad de aparición y renovación de los saberes y destrezas.
2. Cambia la naturaleza del trabajo. Trabajar se convierte cada vez más en aprender; en transmitir saberes y producir conocimientos.
3. Emerge el ciberespacio como soporte de tecnologías intelectuales que amplifican, exteriorizan y modifican numerosas funciones primitivas humanas: memoria (bases de datos, hiperdocumentos, ficheros numéricos de todas clases), imaginación (simulaciones), percepción (sensores digitales, telepresencia, realidades virtuales), razonamientos (inteligencia artificial. Modelización de fenómenos complejos.Lévy:
Los retos de la cibercultura
RETOS Y DESAFIOS
La inteligencia colectiva
La post universidad
El espacio del conocimiento:
un proyecto por desarrollar
Las dificultades
Los 4 espacios antropológicos
Sistemas de proximidad propios del mundo humano, dependiente de técnicas, significaciones, lenguaje, cultura, convenciones, representaciones y emociones
Tierra: lenguaje (oral), técnica y formas de organización (tribus), nomadismo. Modos de conocimiento: mitos y ritos: participación en el cosmos, nombre (posición en la tierra), identidad
Territorio: (neolítico, agricultura, ciudad, estado, escritura), sedentarismo, domesticación; modo de conocimiento derivado de la escritura, comienza la historia, conocimiento sistemático, hermenéutica, vínculo con una entidad territorial, entonces dirección (posición en el territorio)
Mercado, a partir del siglo xvi, apertura del mercado mundial. Principio organizativo. El flujo: todo se organiza para que fluya: energía, materias primas, capitales, mano de obra, informaciones, desterritorialización = subordinación de territorios a los flujos económicos. No se trata de controlar fronteras como de controlar flujos: industria, ciencia experimental, tecnociencia (investigación en función de la innovación económica), la identidad y el vínculo social, se dan por la profesión (posición en el espacio mercantil)
Conocimiento e inteligencia colectiva: capacidad de aprendizaje rápido e imaginación colectiva: aumento de la velocidad de evolución de conocimientos, masa de personas llamadas a aprender y producir y aparición de nuevos instrumentos (ciberespacio), instrumentos para filtrar información pertinente (rss), para realizar aproximaciones según significaciones y necesidades subjetivas (personalización), para localizarnos dentro del flujo de información y reconocer a los demás en función de los intereses, las competencias, los proyectos, los medios y las identidades mutuas (2.0, 3.0)
Inteligencia que busca el reconocimiento y el enriquecimiento mutuo de las personas
Repartida en todas partes. Nadie los sabe todo, todos saben algo
Valorizada constantemente
Coordinada en tiempo real: permite a los miembros participar de conocimientos, significaciones, acontecimientos, decisiones y acciones
Que conduce a una efectiva movilización de competencias
Tratar de aplicar la lógica molecular de la IC en campos (bordeau) tan fuertemente marcados por el habitus y los juegos del lenguaje (Lyotard) como el de la la investigación científica
El espacio del conocimiento: un nuevo nomadismo
El espacio del nuevo nomadismo, espacio del conocimiento: más allá de organigramas de poder, de las fronteras de las disciplinas, de las estadísticas comerciales: un espacio dinámico, vivo. de la humanidad, en proceso
Nos estamos volviendo de nuevo nómadas (Lévy), el paradigma cuántico está a la espera (Villaveces), sin embargo todavía nos comportamos territorialmente
Ntics e inteligencia colectiva
La implantación del modo de producción socialmente distribuido está siendo facilitada por las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, éstas están permitiendo la creación (consolidación) de una inteligencia colectiva (nadie sabe todo, cualquiera sabe algo): análisis de problemas, intercambio de conocimientos y tomas de decisión colectivos.
Los avances de las prótesis cognitivas de base numérica transforman nuestras capacidades intelectuales, como la harían mutaciones genéticas: las nuevas técnicas de comunicación por mundo virtuales replantean de manera diferente los problemas del vínculo social
El proyecto de inteligencia colectiva valoriza la técnica, no por ciega fascinación, sino porque ella abre el campo de acción. Las competencias y dispositivos técnicos son preciosos por dos razones, primeramente como productos, cristalización y memoria de la actividad humana y después como instrumentos potenciales de aumento de las capacidades de conocer, de sentir, de actuar y de comunicar, como interfaz entre lo posible y lo factible
Tecnologías de la inteligencia: tecnologías moleculares (web 2.0); se oponen a las tecnologías molares que toman las cosas al por mayor, de manera entrópica, las moleculares dirigen los objetos y los procesos, se separan de la masificación, filtran, actúan a nivel de micro estructuras (materia: nanotecnologías; vida: genoma; informática: ciberespacio)
Tecnologías de soporte
de la inteligencia: Kerchove
de la cooperación: Rheingold
de la recombinación: CAE
IC y Web 2.0: intercreatividad
Desafíos
“Encontramos hombres de mercancías o de territorialidad que temen el establecimiento de un espacio del intelecto colectivo. Estos ignoran que no existe competencia posible entre los espacios. Al impedir al Espacio del conocimiento volverse autónomo, privan a los circuitos mercantes y a los territorios de una extraordinaria fuente de energía”
“Los hombres imprevisores que se resisten a la autonomía de los intelectos colectivos, y que son incapaces de desplegar su ser en varios espacios, son como la gente brutal denunciada en la fábula: al matar la gallina de los huevos de oro, se empobrecen a sí mismos"
¿Cómo incorporar y dominar estas tecnologías de modo que este potencial (conectividad: Kerchove, ampliar la cooperación: Rheingold, desarrollar la creación colectiva: Casacuberta) se realice y no se amplíen las inequidades (o se desarrollen los riesgos de una intimidad colonizada: Rheingold)?
Imaginar, hacer posible,
hacer factible, hacer viable
Grupos de la IC: redes,
comunidades de práctica
En el ambiente de la IC, los grupos ya no son considerados como fuentes de energía que puede ser trabajada, ni como fuerzas a explotar, sino como inteligencias colectivas que elaboran o reelaboran sus proyectos y sus recursos, afinan continuamente sus competencias, buscan indefinidamente el enriquecimiento de sus cualidades.
El grupo molecular evoluciona a temperatura ambiente, sin rupturas brutales, reorganizándose en tiempo real, minimizando los atrasos, plazos y fricciones
“El conocimiento de la comunidad pensante ya no es un conocimiento de la generalidad de los hombres, pues es ya imposible que un solo ser humano, o incluso un grupo, domine todos los conocimientos, todas las competencias, es un conocimiento colectivo en su esencia, imposible de recoger en un solo ser”.
“Cómo coordinar las inteligencias, las experiencias, las competencias, las sabidurías y las imaginaciones, más allá de jerarquías burocráticas, las monarquías mediáticas y las redes internacionales de la economía: inventar nuevos procedimientos de pensamiento y de negociación: el futuro necesario: la humanidad inventando herramientas que le permitan constituirse en colectivo inteligentes"
Ciberespacio y cibercultura no son ya sólo dos neologismos, son dos términos que han alcanzado un consenso importante en el mundo académico para nombrar las nuevas realidades culturales que han empezado a emerger tras la extensión, el uso y la apropiación de de las llamadas nuevas tecnologías de la información y la comunicación
Lévy: el ciberespacio es una cierta manera de usar la infraestructura tecnológica actual que apunta a un tipo particular de relación entre personas. Como práctica de comunicación interactiva, recíproca, comunitaria e intercomunitaria, constituye un horizonte del mundo virtual vivo, heterogéneo e intotalizador en el que cada ser humano puede contribuir y participar.
Lévy: El ciberespacio soporta las tecnologías intelectuales que amplifican, exteriorizan y modifican numerosas funciones primitivas humanas: la memoria (bases de datos, ficheros, hipertextos), la imaginación (simulaciones), la percepción (telepresencia, realidades virtuales), los razonamientos (inteligencia artificial) y que favorecen nuevas formas de acceso a la información y nuevos estilos de razonamiento. Con el ciberespacio surgen géneros de conocimientos inéditos, criterios de evaluación inéditos y nuevos actores en la producción de conocimiento
Cibercultura = conjunto de las técnicas (materiales e intelectuales), de las prácticas, de las actitudes, de los modos de pensamiento y de los valores que se desarrollan conjuntamente con el crecimiento del ciberespacio y a favor de la inteligencia colectiva (entendida ésta como la puesta en sinergia de las competencias, de los recursos y de los proyectos, la constitución y el mantenimiento de las memorias comunes, la activación de modos de cooperación flexibles y transversales, la distribución coordenada de los centros de decisión).
Con la cibercultura se expresa la aspiración de construir un lazo social que no se basaría en las pertenencias territoriales ni en las relaciones institucionales, sino en la reunión alrededor de intereses comunes, en el juego, en el hecho de compartir conocimiento, en el aprendizaje cooperativo, en los procesos abiertos de cooperación.
La cibercultura se define como el entretejido de tres figuras. La interconexión generalizada, la emergencia de las comunidades virtuales y la extensión de la inteligencia colectiva. Cada una de las tres figuras, forma la condición necesaria de la siguiente: no hay comunidades virtuales sin interconexión, no hay inteligencia colectiva a gran escala sin virtualización o desterritorialización de las comunidades en el ciberespacio. La interconexión condiciona la comunidad virtual que es una inteligencia colectiva en potencia
Reconocer las implicaciones culturales del nuevo entorno socio técnico, visualizar y medir el grado de mutación de valores que tiene lugar en este nuevo ambiente, realizar balances críticos y promover los valores emergentes se vuelve una condición necesaria para su comprensión y consolidación.
cibercultura
mutaciones de la cultura
Prácticamente todos los aspectos de la cultura empiezan no sólo a sufrir la influencia de esta nueva condición sociocultural, sino que empiezan a mutar, a desplazarse hacia lugares inéditos
el libro como forma comunicativa hegemónica se debilita y debe encontrar maneras de resistir al embate de otras formas comunicativas tan potentes como la información electrónica y el hipertexto
surge la necesidad de visualizar nuevas pedagogías que atiendan la realidad de los jóvenes que, siguiendo a Rocío Gómez, están apropiándose mejor que los adultos de los nuevos repertorios tecnológicos
que estas tecnologías movilizan nuevas formas de relación del hombre con su mundo interior y exterior, permiten incrementar las capacidades de comunicación, construyen formas de registro inéditas, de la experiencia; tienen modos de control potencialmente descentralizados, estimulan formas nuevas de solidaridad y de política, constituyen ambientes amigables de creación, producción y diseño; propician formas de saber en las cuales el mapa emerge mientras la acción ocurre; los errores se asimilan en ese saber/hacer que funciona de forma aleatoria, compleja y en ocasiones hasta desordenada
más que instrumentos, constituyen ambientes educativos, donde potencialmente podemos integrar, correlacionar y desarrollar competencias intelectuales, lenguajes y sistemas notacionales conquistados por las historias sociales e individuales de las personas. Nos son instrumentos que se agregan al mundo social, pero tampoco son simples objetos pasivos sobre los que recae la acción humana, sino que operan como verdaderos agentes sociales
Pero claro, no todo es color de rosa
La perspectiva puramente optimista y determinista de una sustitución de los viejos valores y prácticas puede esconder asuntos tan preocupantes como la verdadera capacidad social para garantizar la “alfabetización” en las nuevas mediaciones y para evitar nuevas fragmentaciones
Requerimos por eso una “alfabetización múltiple”, esto es, estrategias de formación de lectores preparados para una lectura abierta a diversos formatos (imágenes, texto electrónico, multimedia): debemos prepararnos para una metalectura
Debe evitarse el peligro de una sustitución total: se debe evitar un totalitarismo tecnológico y para ello lo mejor es preparar valores concomitantes, esto es, valores que acompañen los procesos y muy especialmente el planteamiento de una renovada visión humanista de la llamada cibercultura.
De ahí que las palabras de Gómez Zuluaga sean tan pertinentes:
Pero contra cualquier tecnooptimismo, debemos recordar que si la máquina no nos encuentra suficientemente enriquecidos interiormente, la máquina no hará sino saquearnos y dejarnos finalmente vacíos. Ningún dispositivo técnico es capaz por sí mismo, sin producción humana que lo preceda y acompañe, de crear y generar producción social, en tanto ninguna técnica tiene significación intrínseca, sino solamente el sentido que le dan múltiples actores. Los nuevos repertorios tecnológicos requieren de formas humanas de acompañamiento y andamiaje, vínculos sociales entre pares, relaciones educativas escolares y no escolares, redes culturales, organizaciones comunitarias, movimientos sociales, etc
Así, observamos que las tensiones en la reconfiguración de la universidad se producen porque la educación se desarrolla anacrónicamente en salones del siglo XIX, con profesores del XX y con estudiantes del siglo XXI ¿Cuál es entonces nuestra reflexión crítica al respecto? ¿En qué medida dicha reflexión puede conducirnos a transformar o resignificar nuestras prácticas y aun más nuestra visión de la educación y del sentido y propósito de la universidad?

Luis Enrique Quiroga
Full transcript