Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Tipos de cortejo

No description
by

katherine Barragán

on 5 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Tipos de cortejo

CORTEJO Proceso de selección y atracción de otro individuo con el fin de establecer una relación intima, la cual suele implicar amor, sexo, compromiso, cohabitación, matrimonio o reproducción. Por lo general el cortejo es realizado por el macho. Mientras que las citas son suele ser algo netamente ocasional en la mayoría de las culturas occidentales, en muchas sociedades tradicionales, el cortejo es una actividad estructurada con reglas muy específicas y formales. En algunas sociedades, los padres o la comunidad eligen potenciales compañeros para sus hijos o miembros de dichas comunidades respectivamente. Tipos de cortejo en diferentes especies Hippocampus kuda. La reproducción de los caballitos de mar es una de las más curiosas del reino animal. Los caballitos de mar buscan pareja para aparearse toda su vida. El ritual de apareamiento comienza con un cortejo. El macho inicia una danza alrededor de la hembra produciendo chasquidos con el cráneo y tanto el macho como la hembra cambian de color. La pareja se oculta entre los corales, esponjas o algas y se sujetan con la cola. Luego se aventuran a dejar su escondite para flotar con las colas entrelazadas por el fondo de mar. Después de un tiempo, la hembra estira el cuerpo apuntando con la cola hacia abajo y la nariz hacia la superficie. En este momento, el macho retrae la cola y comienza a succionar y bombear agua por una bolsa del vientre. Después de enjuagar la bolsa, el macho estira el cuerpo y une su vientre al de la hembra. La pareja se engancha cuando la hembra pone su órgano desovador, o tubo para depositar los huevos, en la bolsa del macho. Por este tubo sale de la hembra una serie de huevos grandes y pegajosos en forma de pera que se depositan en la bolsa. Una vez que los huevos están seguros en la bolsa, el macho libera el esperma para fecundarlos. Después de que todos los huevos han pasado a la bolsa, el macho desciende al fondo marino meneándose de un lado al otro para asentar los huevos en el fondo de la bolsa. El cortejo de un águila: Las águilas reales se emparejan para toda la vida, pero antes de hacerlo, se preparan de una forma sabia y alucinante.
El cortejo se inicia a la edad de 3 a 4 años. El macho empieza buscando un nido antes de empezar a buscar a las hembras. Busca la roca más alta de una montaña o la rama más alta del árbol más alto, lleva allí comida, lo deja todo preparado y una vez que el nido esté listo, sale a buscar pareja.
En su búsqueda de pareja empieza por volar alto y en círculos. Realiza danzas aéreas para marcar su territorio y a la vez lucirse ante su "hembra". Sus danzas aéreas llaman la atención de todas las hembras, pero también de otros machos que no se quedaran tranquilos. Algunas veces dos machos, luchando por su territorio, se cogen de las patas y se lanzan en picada en su lucha por saber quién es el más fuerte, caen y no se sueltan hasta que uno de ellos suelte primero las garras y se retire sin lastimarse, así el águila macho logra marcar su territorio. El águila hembra, no acepta sólo al más fuerte, ella le pone algunos obstáculos que el macho deberá pasar antes de aceptarlo como pareja, pues estas aves se emparejan para toda la vida, y ella necesita la seguridad de que él podrá cuidar de ella, toda una vida. Así que parte de las pruebas que el macho debe pasar están:
El vuelo en picada: Ella empieza a subir lo más alto que puede con su vuelo y el macho interesado la persigue hasta el nivel más alto, una vez que ella llega a su altura máxima, empieza a volar en círculos, mientras el macho continúa atrás de ella. Estando volando en círculos, ella se lanza al vacío y empieza a caer en picada, el macho empieza así, su vuelo en picada. Ambos caen en picada a cientos de kilómetros por hora, mientras más haya sido la altura, más veloz será la caída. Así al estar a sólo dos metros del suelo, la hembra levanta vuelo y si el macho es hábil, levantará vuelo con ella, así quedará comprobado que es un macho capaz de levantar vuelo a pesar de las caídas que pueda tener, pasando así su primera prueba. Probando la caza: Una vez que la hembra levanta vuelo, va en busca de un tronco de un árbol seco, el cual levanta con sus patas y reteniéndolo empieza su vuelo nuevamente hacia las alturas donde pertenece. El macho continúa detrás de ella mostrándole no sólo su interés sino demostrándole también que la seguirá hasta poder tenerla para siempre. Cuando la hembra ha llegado a los más alto, suelta el tronco que tenía en las garras y espera que el águila macho pueda llegar a cogerlo en sus garras antes de que el tronco llegue al suelo, comprobando así que será un buen cazador y proveedor para su nido. Muchos jóvenes novatos que quieren pulirse en esta prueba dejan caer las ramas sin entender que haberlo hecho deja trunco su cortejo y la hembra se va en busca de otro macho en quien pueda confiar su vida y bienestar. Pero al macho que puede alcanzar el tronco en el aire, es aquel que la hembra permitirá tener a su lado por el resto de su vida.
Probando la caza. Una vez que la hembra levanta vuelo, va en busca de un tronco de un árbol seco, el cual levanta con sus patas y reteniéndolo empieza su vuelo nuevamente hacia las alturas donde pertenece. El macho continúa detrás de ella mostrándole no sólo su interés sino demostrándole también que la seguirá hasta poder tenerla para siempre. Cuando la hembra ha llegado a los más alto, suelta el tronco que tenía en las garras y espera que el águila macho pueda llegar a cogerlo en sus garras antes de que el tronco llegue al suelo, comprobando así que será un buen cazador y proveedor para su nido. Muchos jóvenes novatos que quieren pulirse en esta prueba dejan caer las ramas sin entender que haberlo hecho deja trunco su cortejo y la hembra se va en busca de otro macho en quien pueda confiar su vida y bienestar. Pero al macho que puede alcanzar el tronco en el aire, es aquel que la hembra permitirá tener a su lado por el resto de su vida. Pavo real: El macho de pavo real es de color azul brillante, con una cola compuesta por más de 100 plumas, con un ocelo, de 2 metros de longitud cada una. En cambio, la hembra tiene la cola corta y es de color blanco.Para cortejar a la hembra, el macho abre su cola como un abanico y emite un canto característico.
Hay muchos factores que considerar, como el color de cuerpo, las plumas de las cabezas. Además los machos llaman a las hembras y se exhiben. Incluso escogen una posición estratégica frente a la luz del sol para que sus colores destaquen más el número de ocelos, semejantes a ojos del plumaje de la cola de los pavos reales macho condiciona su éxito a la hora de conquistar a las hembras. Cuanto menos ocelos exhibe un macho, más probable es que sea rechazado. las hembras pueden atribuir la escasez de manchas a que el macho es aún demasiado joven, o a que tiene la cola pequeña, e incluso a que no goza de buena salud.
Los pavos reales utilizan su cola en los rituales de apareamiento y cortejo. Pueden abrirla en un espectacular abanico que se extiende desde la parte dorsal del animal hasta tocar el suelo en cada lado. Se dice que las hembras eligen a sus compañeros en función del tamaño, color y calidad de estas extravagantes colas. Chimpancès: los chimmpancés son capaces no sólo de aprender unos de otros, sino también de usar esta información social para crear y mantener tradiciones locales. La investigación demuestra que el modo en el que los chimpancés se acicalan unos a otros depende de la comunidad a la que pertenecen.el acicalamiento ceremonioso de manos unidas y brazos alzados podía ser un fenómeno cultural, como lo son las variadas formas de saludarse que tenemos los humanos dependiendo de la cultura a la que pertenecemos. Sin embargo, esta hipótesis se basaba principalmente en observaciones que indicaban que algunas comunidades de chimpancés realizan el citado acicalamiento ceremonioso y otras no. La hipótesis no contaba con observaciones de si hay o no diferencias entre las comunidades que sí realizan el acicalamiento ceremonioso. Por otra parte, se asumió tiempo después que lo recogido en las observaciones iniciales pudo ser el resultado de diferencias en factores genéticos y/o ecológicos entre las comunidades de chimpancés, lo que descartaría la interpretación de que los chimpancés exhibían diferencias "culturales" entre las comunidades de chimpancés que sí realizan el mencionado acicalamiento ceremonioso, existen diferencias sutiles pero estables en los estilos que ellos prefieren. El cortejo humano Al contrario que el mono, el hombre adulto puede recuperar en la pareja la intimidad de que disfrutó siendo niño. El lazo que establece con ella es mucho más que una simple asociación, son más que socios, los cónyuges quieren compartirlo todo: "están enamorados".El cortejo humano, o sea, las pautas de aproximación sexual que dan lugar al emparejamiento (y apareamiento) es el más largo de la naturaleza. Sus principales etapas han sido resumidas: 1. Mirada al cuerpo
2. Mirada a los ojos
3. Intercambio vocal
4. El brazo en el hombro
5. El brazo en la cintura
6. La boca en la boca: el beso
7. La mano en la cabeza
8. La mano en el cuerpo
9. La boca en el pecho
10. La mano en el sexo
11. El sexo en el sexo Matrimonios arreglados en Japón En Japón existe un tipo de cortejo llamado Omiai, en el cual los padres pagan a un "nakodo" para elegir los compañeros mas potenciales para sus hijos y despues se convierte en un intermediario entre los padres y los jovenes.
"Nakodo" por lo tanto posee un conocimiento importante de los logros educativos de cada cónyuge potencial, el estado socioeconómico y antecedentes familiares con el fin de que éste pueda decidir si son lo ideal o mal emparejados.
Cuando el "nakodo" decide que es un buen partido, una reunión se dispone entonces entre el hombre y la mujer, los padres de ambos están normalmente presentes en la primera reunión. Después de la primera reunión, la pareja va a salir y decidir si deben o no casarse.
Full transcript