Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

17. SEGURIDAD EN LA DESTRUCCIÓN DE EXPLOSIVOS

No description
by

Daniela Bermeo

on 28 April 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of 17. SEGURIDAD EN LA DESTRUCCIÓN DE EXPLOSIVOS

17.2. MÉTODOS DE DESTRUCCIÓN DE EXPLOSIVOS
• Combustión.
• Detonación.
• Disolución (por procedimientos químicos)

Para la elección del método más apropiado en cada caso, se deben tener en cuenta una serie de factores condicionales tales como: características topográficas de la zona, tipo de explosivo, cantidad de explosivo, etc.
17.6.1. ALMACENAMIENTO
Antes de la destrucción de los productos explosivos, éstos deben estar guardados en una zona reguladora debidamente autorizada.
La ubicación y capacidad de esta zona guardará las normas sobre distancias de seguridad y además respetará las incompatibilidades de almacenamiento entre explosivos iniciadores y rompedores.
17.1. INTRODUCCIÓN
La destrucción de los explosivos, los accesorios explosivos y los residuos de ambos, entendiéndose por tal su descomposición de forma que no pueda producirse su regeneración, es una operación particularmente delicada, independientemente de la cantidad de explosivo de la que se trate, que requiere un conocimiento profundo de la materia o el asesoramiento de un técnico, especialista en explosivos, que dirija los trabajos y establezca las medidas de seguridad necesarias en cada caso.
17.2.1. COMBUSTIÓN
Este método, también conocido como quema o incineración, tiene un inconveniente debido al peligro que puede suponer la transformación involuntaria del proceso de combustión en una detonación y de acuerdo con ello se deberán tomar determinadas precauciones de seguridad, tales como:

• Limitar la cantidad de explosivos que se destruirán por combustión.
• Mantener las distancias adecuadas a los lugares habitados y a las vías de comunicación, así como a los operarios que realizan la operación.
• Iniciar la combustión con medios apropiados.
17. SEGURIDAD EN LA DESTRUCCIÓN DE EXPLOSIVOS
17.6.2. EQUIPOS DE PROTECCIÓN PERSONAL
Los operarios estarán equipados con las prendas de protección siguientes:

• Ropa ignífuga.
• Calzado de seguridad antiestático (botas en caso de lluvia) con suela protegida contra perforaciones.
• Gafas de seguridad.
• Ropa de abrigo o impermeable (según condiciones climáticas).
• Guantes de cuero.

En ocasiones también puede ser recomendable utilizar:

• Cinturón antilumbalgia.
• Pantalla de protección para proyecciones.
• Protector auditivo.
17.7. FORMACIÓN
Los operarios que realicen tareas de destrucción de explosivos estarán debidamente instruidos e informados sobre los productos que se eliminarán y cuando sea pertinente, con la cualificación exigible sobre los métodos de destrucción. De este modo podrán llevar a cabo sus tareas de forma segura y estarán preparados en caso que se presenten circunstancias extraordinarias.
17.2.2. DETONACIÓN
En algunos casos, la detonación o explosión puede resultar el método más aconsejable para la destrucción de explosivos y residuos de explosivos, por su rapidez y su técnica conocida, segura y relativamente simple de aplicar. No obstante, es preciso considerar que con la utilización de este método se pueden ocasionar problemas en el entorno que deberán ser valorados antes de su ejecución, principalmente onda aérea, pudiendo ser apreciable en forma de ruido y vibraciones en cristales y estructuras.
17.2.3. DISOLUCIÓN (PROCEDIMIENTO QUÍMICO)
Se entiende por procedimiento químico aquel que consigue, mediante una reacción química controlada, unos compuestos resultantes finales que no sean explosivos.
La destrucción por este método, exclusivamente debe hacerse con un gran conocimiento de los productos implicados y en cantidades limitadas, siendo realizado por los fabricantes de los productos que son los que mejor conocen las ventajas e inconvenientes en cada caso.
Este método resulta en la práctica muy poco utilizado.
17.3. VOLUMEN DE PRODUCTOS
El volumen del material que se puede destruir de una vez está condicionado por varios factores que deberán analizarse en cada caso y entre los que se encuentran los siguientes:

• Tipo de explosivo.
• Distancias entre lechos.
• Orografía del terreno.
• Distancias a viviendas, carreteras, etc.
• Distancia a la defensa para el personal.
17.3.1. COMBUSTIÓN
Con este método se destruirán como máximo 2,5 kg netos de explosivo en cada pila, estando éstos separados un mínimo de 6 metros.
La distancia entre pilas será calculada según la fórmula siguiente,
𝑑=4,4²√Q
17.3.2. DETONACIÓN
La cantidad de este explosivo que se desea destruir por este método condiciona las distancias de seguridad recomendables aunque dichas cantidades podrán ser mayores bajo condiciones particulares que amortigüen la onda, etc.
17.3.3. POR PROCEDIMIENTOS QUÍMICOS
Las cantidades que se destruirán por este método requieren el pertinente estudio previo.
17.4. MÉTODOS DE TRABAJO
La totalidad de las operaciones de destrucción deberán atenerse a los mismos cuidadosos procedimientos de contabilidad y de registro que se siguen para el almacenaje y para la entrega de los explosivos de uso normal. Las cantidades y los tipos de material que se destruyen deberán estar debidamente registrados.
17.4.1. POR COMBUSTIÓN
Los métodos de trabajo para una operación segura de destrucción por combustión recogen las siguientes recomendaciones:
• La combustión sólo deberá ser llevada a cabo por personal entrenado y experimentado.
• La zona de combustión deberá estar localizada de forma que una posible detonación no cause problemas. Podrá estar rodeada de defensas naturales o artificiales, si el caso lo requiere y las distancias de seguridad lo aconsejan. No deberá haber piedras sueltas, objetos metálicos (que no pertenezcan a las instalaciones del quemadero) o hierba alta.
• A la zona de combustión deberá realizársele una limpieza de una forma regular. (...)
17.4.2. POR DETONACIÓN
Las recomendaciones de seguridad para este método de destrucción de explosivos incluyen lo siguiente:
• Antes de la detonación se deberá tener en cuenta las posibles proyecciones de los fragmentos de las partes met álicas del detonador.
• El terreno donde se efectúe la destrucción por detonación deberá estar lo más limpio posible (exento de piedras, maleza, etc.) de modo que se eviten los posibles peligros de proyecciones peligrosas e incendios.
• En el caso de que este tipo de destrucción se utilice habitualmente, será preciso un estudio detallado del entorno y de la repercusión sobre el mismo de las detonaciones.
17.5. DISTANCIAS DE SEGURIDAD
Con independencia del sistema de destrucción que se adopte, por detonación o por combustión, deben considerarse unas distancias de seguridad tanto respecto a zonas habitadas y vías de comunicación como en lo relativo al lugar de refugio del personal que realiza la destrucción.
17.6. MEDIDAS PREVENTIVAS
La operación de destrucción siempre deberá considerarse como una operación de riesgo sobre la que hay que renovar la formación, permanentemente, a los operarios encargados de su realización. Nunca debe olvidarse que la destrucción es, en muchas ocasiones, más peligrosa que la fabricación del artículo en sí, y ha sido origen de múltiples accidentes, llegando en algunos casos a ser mortales.
Es conveniente recordar siempre que:
• Los explosivos y sus accesorios están diseñados para ofrecer seguridad en su almacenamiento, transporte y uso, siempre y cuando se manejen de conformidad con el consejo experto que el fabricante y la industria de explosivos proporcionan al usuario.
• La destrucción de explosivos es una operación poco habitual en la que deben extremarse las precauciones rutinarias aplicadas en la utilización normal de los explosivos.
• Exceptuando casos aislados en los que se destruyen explosivos útiles, en la mayoría de los casos, las destrucciones son de explosivos o accesorios inservibles cuyas características pueden estar modificadas y, por tanto, pueden presentar riesgos mayores a los habituales.
• Una de las causas más frecuentes de accidentes cuando se procede a la destrucción de explosivos se produce en parte por una actitud despreocupada en relación con estas operaciones.
• Si los explosivos que se desea destruir se encuentran en condiciones defectuosas, deberá acudirse al asesoramiento de un experto.
La combustión se puede aplicar a la destrucción de materiales explosivos y accesorios tales como:

• Pólvora negra en pequeñas cantidades y con una atención especial ya que se enciende fácilmente y arde muy rápido.
• Explosivos rompedores (explosivos gelatinosos, TNT, etc.) en pequeñas cantidades y a cielo abierto.
• Mecha lenta, con la precaución de sacarla del carrete antes de quemar.
• Cordón detonante, con la precaución de no quemar nunca en los carretes y siempre tiene que extenderse.
Detonación a cielo abierto o al aire

La detonación de pequeñas cantidades de explosivos a cielo abierto es el procedimiento más simple. Este método se realiza sobre una zona especialmente destinada para ello pudiendo emplearse siempre que el lugar esté aislado y tenga las dimensiones suficientes.
Detonación en un barreno

La incorporación de cantidades limitadas de los explosivos que se quiere eliminar a un barreno en una voladura en serie es un método seguro de destrucción, siempre que se respeten estrictamente, tanto la limitación de cantidades, como las medidas de seguridad. Para ello, los explosivos se cargarán en la parte superior de la carga estándar del barreno y se volarán con el resto de la serie.
El lugar de refugio deberá elegirse de modo que presente una adecuada protección contra eventuales proyecciones.
Como mínimo la formación deberá incluir:

• Las directrices generales en cuanto a prevención de riesgos de los trabajadores que trabajan con explosivos y sus accesorios.

• Los procedimientos específicos relacionados con la eliminación de explosivos. Esta parte debe incluir formación in situ para garantizar que los operadores estén plenamente familiarizados con todas las disposiciones y equipos de seguridad, procedimientos de emergencia y su efecto en el entorno.
Full transcript