Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Copy of Tema 8

Sistema Venezolano de Derecho Internacional Privado
by

Fernanda Larreal

on 25 July 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Copy of Tema 8

TEMA 8
SISTEMA VENEZOLANO DE DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO
ESQUEMA

1.El inicio de la codificación civil
2.Los estatutos personal, real y mixto en la legislación civil venezolana.
3.El hibridismo antagónico entre los artículos 8 y 26 del Código Civil.
4.Interpretaciones de juristas contemporáneos
Tatiana B. De Maekelt
Daniel Guerra Iñiguez
Juan María Rouvier
5.Análisis de los estatutos en la Ley de Derecho Internacional Privado
6.Interpretación actual del artículo 8 del Código Civil
1. El inicio de la Codificación Civil
Desde los comienzos del siglo XIX, nuestro país comenzó a demostrar un interés especial por el Derecho Internacional Privado. Esto se refleja en la participación de Venezuela en:

El Congreso de Panamá, convocado por el Libertador en 1824
En el Congreso de Lima 1877 cuyo resultado fue el primer Tratado de Derecho Internacional Privado
La Convocatoria del Congreso Boliviano que se celebró en Caracas en 1911 y en el cual se incluyó el tema referente a la Ejecución de Actos Extranjeros, que culminó con la aprobación del primer tratado, ratificado por Venezuela, en materia del Derecho Procesal Internacional.
También es muy significativa la participación de Venezuela en las discusiones del Tratado de Derecho Internacional Privado, aprobado con el nombre de su principal proyectista, Antonio Sánchez de Bustamante y Sirven, por la VI Conferencia Internacional Panamericana, celebrada en La Habana, Cuba, en 1928.

Venezuela ratificó el Código Bustamante en 1932 con 44 reservas especiales
A partir del año 1975 comienza la nueva fase de la codificación interamericana.
En este proceso Venezuela es uno de los países más activos.
A partir del año 1984, nuestro país ha ratificado doce convenciones interamericanas y dos protocolos adicionales. A estos deben agregarse cinco convenciones de La Haya y dos de las Naciones Unidas.

La mayor parte de las convenciones se refiere a la cooperación judicial internacional, poderes para ser utilizados en el extranjero, tramitación de exhortos, evacuación de pruebas en el extranjero, prueba e información acerca del derecho extranjero, así como la eficacia de la sentencia extranjera.
También encontramos en la jurisprudencia la aplicación de convenciones sobre arbitraje comercial internacional, derecho aplicable a los contratos internacionales, adopción internacional, restitución internacional de menores y otras. Lo más importante es que se ha creado plena consciencia de la prelación de fuentes y de la necesidad de aplicar, en los casos con elementos foráneos, en primer lugar, los convenios internacionales.
El sistema interno venezolano de conflicto de leyes, como la mayoría de los ordenamientos jurídicos latinoamericanos, nace primordialmente bajo la influencia de dos factores que lo acompañan a lo largo de su evolución:

La recepción del Código Napoleón con su estructura estatutaria y, posteriormente, de la escuela italiana de Mancini; y el apego al territorialismo del Código de Andrés Bello.

Efectivamente, las disposiciones internas de esta materia aparecen en el primer Código Civil Venezolano, en 1862, y guardan extraordinaria similitud con el artículo 3 del Código Napoleón.
Nuestro Primer Código Civil, fue el de 1862, obra del Dr. Julian Viso, consagro en materia de Derecho Internacional Privado, los principios estatutarios, doctrina que estuvo vigente hasta el día 06 de Febrero de 1999, fecha en la cual entro en vigencia La Ley de Derecho Internacional Privado.
El Sistema Venezolano fue fundamentalmente estatutario, aun cuando debido a las interpretaciones que de él hicieron:
El Poder Judicial
La Cancillería
Congreso Nacional
Doctrina Civilistas y Procesalistas Venezolanos
Se presentaba como estatutario territorialista, y este error de interpretación nos llevo a incluir dentro del estatuto real, numerosas materias que corresponden al estatuto personal.
En nuestro País la regla era aplicar la Ley Venezolana a cualquier relación de Derecho Internacional Privado, aplicando la Ley Extranjera sólo cuando una disposición expresa de la Ley Venezolana lo ordenaba, la aplicación de la Ley Extranjera se hacía por vía de excepción, lo cual fue un error, porque con ello se reforzó la posición equivocada de aplicar la noción del orden público internacional a través del cual se evitaba hacer la aplicación del derecho extranjero, aun en los casos en que ese derecho era ordenado por la Ley Venezolana
Las Principales normas que integraban el Sistema Venezolano de Derecho Internacional Privado, estaban contenidas en el Código Civil y el Código de Procedimiento Civil
Código Civil
Art. 4, 8, 9, 10, 11, 26
Código de Procedimiento Civil
Art. 8
Es de hacer notar que tanto el CC, como el CPC, así como el CCom, existen otras normas como la CRBV, la Ley de Extranjeros y su Reglamento, que tratan materias de Derecho Internacional Privado
La interpretación territorialista dada a nuestro sistema antes de febrero de 1999, tuvo su fundamento legal en el articulo 8 del Código Civil el cual establece:

"La autoridad de la Ley se extiende a todas las personas nacionales o extranjeros que se encuentran en la República"

Este articulo aunado a la norma 10 que regula el estatuto real, en virtud del cual los bienes muebles e inmuebles que se encuentran en Venezuela se rigen por las leyes venezolanas dio motivo a que muchos juristas venezolanos le dieran al Sistema Venezolano una interpretación territorialista
Muchos juristas venezolanos sostuvieron esta posición territorialista, a todas luces inaceptables, entre ellos están:
Anibal Dominici, fue un eminente civilista quien en su tratado Comentarios al Código Civil, estudio el Código de 1896, es el mas destacado representante de la corriente territorialista
Ramón Feo, se presenta francamente territorialista en su obra Estudios sobre el Código de Procedimiento Civil Venezolano"
El ilustre jurista zuliano Orangel Rodriguez, es otro autor patrio que se inclina a la doctrina territorialista en su obra Teoría Critica de las Bases del Derecho Internacional Privado
Ahora bien, la otra corriente es la científica tuvo su antecedente en la Obra de Luis Sanojo en su obra Instituciones de Derecho Civil
Francisco Gerardo Yanez,
Lorenzo Herrera Mendoza recogió en su medulosa monografía la Escuela Estatutaria en Venezuela y su Evolución hacia la territorialidad
Proyecto Arcaya.
El Dr. Pedro Manuel Arcaya, redactó un proyecto de Ley de Aplicación de Derecho internacional Privado, el cual fue presentado a la Junta Codificadora 1912
El Proyecto estaba contenido en 100 artículos divididos de la siguiente manera:

Titulo Preliminar
Disposiciones Generales
Titulo Primero De las Personas
Titulo Segundo De los bienes las herencias y las donaciones
Titulo Tercero De las Obligaciones
Titulo Cuarto De los Procedimientos
2. Los estatutos personal, real y mixto en la legislación civil venezolana.
El primer Código Civil de Venezuela, incorpora los tres estatutos en los artículos:

8 (actualmente 9) ESTATUTO PERSONAL
9 (actualmente 10) ESTATUTO REAL y
11 (actualmente 11) ESTATUTO MIXTO
En 1881 se repiten las formulas contenidas en el Código de 1862, con la modificación que incluyo la actual parte final del articulo 26 (Estatuto personal)
Estatuto Personal
El artículo 8 del Código Civil de 1862 regula, mediante una norma unilateral, el estado y capacidad de los venezolanos que se someten a la ley venezolana. No se señala expresamente cuál es la ley competente para regir el estado y la capacidad de los extranjeros.
Sanojo, al comentar los Códigos de 1867 y 1873, vio en el silencio del legislador una laguna de la ley y procedió a llenarla declarando aplicable al estado y capacidad de los extranjeros su respectiva ley nacional.
Sólo en 1880 el codificador incluye la disposición contenida en el actual artículo 26 del Código Civil (con poca modificación desde su redacción originaria) que permite aplicar al estado y capacidad de los extranjeros su ley nacional.
Estatuto Real
Los Códigos Civiles de 1862 y 1867 someten los bienes inmuebles situados en Venezuela, a la ley venezolana y los bienes muebles a la ley del domicilio de su propietario.
Los Códigos de 1873 y 1880 sólo se refieren a los bienes inmuebles y los regulan por la ley del lugar de su ubicación (Lex rei sitae). Sobre los bienes muebles existe un silencio total. Las causas de este silencio han sido motivo de distintas interpretaciones, la más veraz, probablemente, es la que lo atribuye a cierta reserva de someter también los bienes muebles a la ley de su ubicación, de acuerdo con la doctrina europea imperante.
En los Códigos 1896, 1904, 1916, 1922, 1942 y 1982 ambas categorías de bienes se rigen por la ley del lugar de su ubicación.
Hoy en día el artículo 16 de la Ley de Derecho Internacional Privado, el factor de conexión es el domicilio y no la nacionalidad como se tenía antes.
Este artículo deroga, en virtud de lex posterior, todas las disposiciones de la legislación venezolana que establecen la aplicación de la nacionalidad como factor de conexión en cuanto a la existencia, estado y capacidad de las personas, como sucede en los articulo 9 y 483 del CCom.
Se deroga el articulo 9 y 26 (parte final) del Código Civil Venezolano
Un ejemplo de ello, el artículo 27 de la Ley de Derecho Internacional Privado, deroga el articulo 10 del Código Civil
Estatuto Mixto
El Código de 1862 menciona la exigencia de documento público para ciertos actos y somete su forma a la ley del lugar de su otorgamiento.
El Código de 1867regula la forma y solemnidades de los contratos, testamentos y todo instrumento público por la ley del lugar de su otorgamiento.
Los Códigos de 1873 y 1880 repiten la solución referente a la forma de los actos y consagran la aplicación de la ley venezolana a los actos celebrados por los venezolanos en el extranjero ante autoridad venezolana competente.
En los Códigos de 1896 y 1904 se extiende este derecho a los extranjeros domiciliados en Venezuela y en los sucesivos 1916, 1922, 1942 y 1982 no se hace distinción alguna entre venezolanos y extranjeros.
El artículo 37 de la Ley de Derecho Internacional Privado regula el Derecho aplicable a la forma de los actos jurídicos a través de tres factores de conexión aplicables en forma facultativa.
El primero de ellos, corresponde a la regla locus regit actum, (ley del lugar de la celebración del acto)
El segundo somete la forma de los actos a la ley que rige el contenido del acto y
El tercero, al domicilio del otorgante o domicilio común de sus otorgantes.
Con ello se prevé una solución novedosa que ha tenido considerable relevancia en el Derecho comparado
3. El hibridismo antagónico entre los artículos 8 y 26 del Código Civil
La armonía existente en el derogado sistema venezolano de DIPr. resultaba afectada por el contenido del artículo 8 del Código Civil, el cual tiene existencia intacta desde 1862 y sólo se cambió la palabra «habitantes» por la expresión «personas nacionales o extranjeras que se encuentren en la República», para no excluir de su aplicación a los extranjeros en tránsito.

Art. 8: «La autoridad de la Ley se extiende a todas las personas nacionales o extranjeras que se encuentren en la República».
Influencia del Código Civil chileno de 1855. Andrés Bello: influenciado por teorías territorialistas anglo-holandesas. El sistema es sencillo:
La ley territorial tiene preeminencia salvo que exista disposición expresa sobre ciertas materias que dispusieran lo contrario.
De manera que los casos no regulados por las normas de Derecho Internacional Privado, debían regularse por el Derecho territorial (Derecho venezolano) y de esta manera no se presentarían lagunas.
SANOJO: no siguió este esquema y entendió, al comentar el Código Civil de 1873, a pesar del territorialismo derivado del origen histórico del artículo, que los extranjeros se rigen por la ley nacional y los bienes muebles considerados en su universalidad, por la ley del domicilio del propietario.

En 1880 aparece el segundo aparte del artículo 26 que consagra la aplicación de la ley personal a los extranjeros, contradiciéndose así, el territorialismo del artículo 8.
En 1897 aparece el artículo 8 del Código de Procedimiento Civil el cual permite la aplicación supletoria de los principios generales del Derecho Internacional Privado y por lo tanto de las leyes extranjeras permitidas por ese Derecho.

4.Interpretaciones de juristas contemporáneos

Tatiana B. De Maekelt: El Derecho Internacional Privado actual debe nutrirse de la metodología plural, sin descartar vía alguna para resolver supuestos con elementos de extranjería; tendrán vigencia métodos generales, tales como la codificación internacional e interna y el método de Derecho Comparado.

Si estas normas ordenan la aplicación del derecho extranjero, el juez deberá obedecer su mandato. Esta interpretación ha permitido, no sin obstáculos, el desarrollo más congruente del Derecho Conflictual. La dificultad principal la constituía la existencia misma del “hibridismo antagónico” del sistema venezolano, como llamó Lorenzo Herrera Mendoza al divorcio entre la personalidad y territorialismo.
Daniel Guerra Iñiguez: No deja dudas es del carácter estatutario del sistema de Derecho Internacional Privado Venezolano, para el estado y capacidad de las personas se rigen por la ley del domicilio del individuo; en sucesiones la ley del domicilio; en bienes muebles e inmuebles, la ley de la ubicación y, en las formas, el manejo a través de la locus regit actum.
Juan María Rouvier: En varios trabajos realizados por el había sostenido la convivencia de sustituir el sistema de la nacionalidad por el domicilio, mas conforme a las necesidades del venezolano, en efecto en su obra "El Sistema Venezolano de Derecho Internacional Privado" manifestó:
"Por otra parte, es necesario modificar el régimen relativo al Estado y la capacidad de las personas y establecer de una vez por todas, el sistema del domicilio, en sustitución de la nacionalidad, pues para países como el de nosotros, que somos de inmigración, el mejor sistema es el domicilio"

5. Análisis de los estatutos en la Ley de Derecho Internacional Privado
Estatuto Personal: es aquel que se refiere al estado y capacidad de las personas, esta establecido en el articulo 16 de la Ley de Derecho Internacional Privado

Estatuto Real: es aquel que se refiere a las cosas, bienes, derechos reales. Se encuentra establecido en el articulo 27 de la Ley de Derecho Internacional Privado
Estatuto Mixto: Es aquel que se refiere a las formas y solemnidades de los actos, se encuentra establecido en el articulo 37 de la Ley de Derecho Internacional Privado
6. Interpretación actual del artículo 8 del Código Civil

La doctrina se ha preocupado por encontrar una interpretación congruente al artículo 8 del Código Civil.
Lorenzo Herrera Mendoza consideró aplicables los términos del artículo 3 del Código Napoleón a las normas de orden público. Esta interpretación no fue totalmente convincente, por cuanto, la calificación de una norma como de orden público corresponde al legislador y no al intérprete.
Buscando otras vías, notables internacionalistas venezolanos Joaquín Sánchez-Covisa y Gonzalo Parra-Aranguren interpretaron la norma que obliga a aplicar el derecho venezolano a todos los habitantes del territorio de la República, como una afirmación general de la unidad del ordenamiento jurídico que incluye también al Derecho Internacional Privado, de prioritaria aplicación en los casos con elementos extraños.

Apoyados en el contenido territorial del artículo 8 del Código Civil, los tribunales venezolanos se preocupaban poco por sus normas de conflicto que conducían a la aplicación del derecho extranjero.
El artículo 8 del Código Civil continuaba siendo una efectiva barrera para la aplicación del ordenamiento jurídico extranjero o, por lo menos, como una justificación "válida" para no aplicarlo.

Señala Maekelt que a esta situación se añade la escasez de tratados internacionales sobre la materia, así como la falta y la dispersión de normas de Derecho Internacional Privado (Venezuela sólo había ratificado el Código Bustamante y el Acuerdo Boliviano sobre Ejecución de Actos Extranjeros) en el Código Civil, en el Código de Comercio, en el de Procedimiento Civil y en algunas leyes especiales, lo cual dificultaba la solución de casos con elementos extraños.

Era ESENCIALMENTE ESTATUTARIO Y DE CORTE MANCINIANO, pues desde 1862, fecha en que aparece el primer Código de la era republicana, hasta su derogatoria consagró las reglas estatutarias clásicas y mantuvo el factor de conexión nacionalidad.
* Tenía su base en los artículos 8 del Código de Procedimiento Civil y 9, 26, 10, 11 y 8 del Código Civil.
* Las normas de Derecho Internacional Privado eran escasas y estaban dispersas en el Código Civil y otras leyes especiales.

La Ley de Derecho Internacional Privado trata de:
Eliminar los problemas causados en el sistema venezolano por la escasez y dispersión de normas, la adopción del factor de conexión nacionalidad para regir el estatuto personal y el hibridismo antagónico que plantea el artículo 8 del Código Civil.
Adaptar el sistema venezolano de Derecho Internacional Privado a la realidad social del país y a los avances consagrados por la codificación convencional, interamericana y de La Haya, y por la codificación nacional extranjera más reciente.
En general, la Ley de Derecho Internacional Privado venezolana adopta el MÉTODO ANALÍTICO ANALÓGICO propuesto por SAVIGNY, manteniendo de esta manera el esquema estatutario.

Ley de Derecho Internacional Privado
Estructura
Capítulos: 12
Disposiciones Generales (art. 1 al 10)
Domicilio (art. 11 al 15)
Personas (art. 16 al 20)
Familia (art. 21 al 26)
Bienes (art. 27 al 28)
Obligaciones (art. 29 al 33)
Sucesiones (art. 34 al 36)
Forma y prueba de los Actos (art. 37 al 38)
Jurisdicción y Competencia (art. 39 al 52)
Eficacia de las Sentencias Extranjeras (art. 53 al 55)
Procedimiento (art. 56 al 62)
Disposiciones Finales (art. 63 al 64)
Full transcript