Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

El Papel de Luis XVI en la Revolucion Francesa

No description
by

rosario gonzalez

on 30 October 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El Papel de Luis XVI en la Revolucion Francesa

Meses más tarde, del 5 al 6 de octubre, cuando las mujeres en los mercados de París protestaban contra el alto precio y la escasez del pan se unieron a los revolucionarios que exigían reformas políticas liberales y una monarquía constitucional para Francia y también a una multitud agitada de Parisinos, fue sitiado el palacio de Versalles. El 6 de octubre de 1789, después de que esta muchedumbre asaltara el palacio, Luis XVI fue obligado a trasladarse con su familia a otro palacio en el mismo centro de París, el de las Tullerías; y fingió aceptar la Constitución de 1790, que contenía la reforma del Estado Francés, quedando Francia como una monarquía constitucional. La Constitución establece que la soberanía reside en la nación y ya no en el rey; proclama la libertad de pensamientos y de prensa, y la libertad religiosa, también suprime la nobleza y las distinciones hereditarias, las ordenes de caballería y establece el libro acceso a los oficios y funciones que hasta ahora se reservaban a la nobleza o que se heredaban.
Rumores acerca del rey y la posible supresión de la Asamblea Nacional provocaron, el 14 de julio de 1789, la toma popular de la prisión de la Bastilla, que era símbolo del poder real represivo ya que fue usada por los reyes como prisión estatal ; convirtiéndola en un símbolo importante del movimiento republicano francés .
Luis XVI intentó en seis ocasiones realizar reformas, estableciendo un impuesto equitativo que sustituyera a la talla heredada del feudalismo. La nobleza de toga del Parlamento de París y la corte de Versalles se negaron a tales reformas, haciendo al rey tener que presentar sus propuestas ante una Asamblea de Notables para discutir la situación financiera del país.

El monarca, al principio, apoyó los intentos efectuados por sus ministros Jacques Turgot y ,más tarde, Jacques Necker para aliviar los problemas financieros de Francia provocados por el apoyo francés a los colonos en la guerra de independencia americana, que había llevado al país al borde de la quiebra. Mientras tanto, las acusaciones de frivolidad, el derroche continuo y un escandaloso comportamiento por parte de la reina Maria Antonieta desacreditaban y deshonraban aún más a la monarquía.


El Papel de Luis XVI en la Revolución Francesa
La fuga se descubrió a las ocho de la mañana. Al principio, algunos intentaron hacer creer que el rey había sido raptado por contrarrevolucionarios, pero a mediodía se descubrió que Luis había dejado un documento en el que explicaba las razones de su huida. Las autoridades reaccionaron ordenando el arresto de cualquier persona que intentara abandonar el reino.
Tras ser capturado en Varennes, se produjo la suspensión de la realeza y una aguda polémica sobre la conveniencia de mantener a Luis XVI en el trono.
Volvió a reinar en 1791, con unos poderes tan escasos que él mismo tramó intrigas para llevar el país hacia la anarquía, lo que produjo que la oposición de los revolucionarios a la monarquía se hiciera cada vez más intensa y agresiva.

Acostumbrados al lujo y a la libertad de movimientos que gozaban en Versalles, Luis y su familia, especialmente su esposa, se vieron recluidos en unos apartamentos relativamente pequeños, rodeados por el tumulto de la ciudad y debiendo soportar la presencia constante de la Guardia Nacional, que más que protegerlos parecía a veces vigilarlos. Para muchos partidarios de la vieja monarquía, aquello parecía un arresto domiciliario.
La prueba definitiva llegó el 19 de abril de 1791, cuando los reyes decidieron salir de París y se vieron envueltos por una multitud que les impidió partir e incluso los cubrió de insultos.
Tras el incidente, el rey no se recató en declarar públicamente que era un prisionero; y en privado, incitado por su esposa, comenzó a planear su huida a Bélgica en busca de ayuda extranjera.

Luis XVI nació en Versalles el 23 de agosto de 1754. En 1770, se casó con Maria Antonieta, hija del emperador y la Emperatriz de Austria, un casamiento destinado a consolidar una alianza entre Francia y Austria. En 1774, Luis sucedió a su abuelo, Luis XV, como rey de Francia.
Francia estaba en plena bancarrota, y se esperaba que la asamblea aprobara un nuevo impuesto que afectara también a los nobles y al clero, quienes hasta el momento eran inmunes a los impuestos.
La asamblea, formada principalmente por nobles arruinados por la exigente vida cortesana y que dependían de sus privilegios para mantenerse en ella, se negó a la reforma y fue disuelta el 25 de mayo.
Pero poco después, para evitar el agravamiento de la crisis, Luis acordó convocar los 'Estados generales' para tratar de aumentar los impuestos de nuevo.
El tercer estamento,es decir el pueblo, estaba furioso por la negativa de Luis XVI ante la convocación simultánea de los tres estamentos y se quejaba de los enormes privilegios que detentaban el primer y el segundo estamento, ya que, al tener votos por estamento, estos últimos se ponían de acuerdo.
Por eso, el 9 de julio de 1789, el tercer estamento se proclamó Asamblea Nacional declarando que, en sí mismo, tenía el derecho de representar a la nación.

El 6 de octubre de 1789, después de que una muchedumbre asaltara el palacio de Versalles por los altos precios y la escasez del pan, Luis XVI fue obligado a trasladarse con su familia a otro palacio en el mismo centro de París, el de las Tullerías; y fingió aceptar la Constitución de 1791.
El 10 de agosto de 1792, el palacio de las Tullerías fue asaltado y un mes después se proclamó la República,, mientras la familia real era encerrada en el Temple en Paris. Luis XVI sería juzgado ante la Asamblea y declarado culpable de “conspiración contra la libertad pública y de atentado contra la seguridad nacional”. El 21 de enero de 1793, fue condenado a muerte y ejecutado en la guillotina y ,meses más tarde, su esposa María Antonieta también fue ajusticiada.



El plan consistía en escapar de noche y viajar de incógnito hasta la actual frontera con Bélgica (entonces posesión austríaca). Allí, el rey lanzaría una proclama para denunciar los abusos de la Revolución.
Full transcript