Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Esquema proceso sucesorio

Juicios Universales
by

on 19 February 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Esquema proceso sucesorio

Proceso sucesorio - Código Civil de Costa Rica
Apertura
Es la primera etapa del proceso sucesorio. La demanda puede ser promovida por toda aquella persona que tenga interés legítimo. (Ordinal 915 del Código Procesal Civil). Las presuntas personas herederas encabezan la lista de las personas interesadas; entre ellas, los padres, cónyuge supérstite, hijos e hijas. A falta de todos ellos, también están legitimados los hermanos y las hermanas del causante. Igualmente las personas sucesoras por representación, los nietos y las nietas del fallido. Además, el sucesorio puede ser abierto por una persona acreedora del causante o cualquier persona, física o jurídica que deba plantear una demanda contra la sucesión.
Además de los requisitos legales, quien promueve el escrito inicial debe aportar la documentación idónea. Las presuntas personas herederas tienen la facultad de ceder sus derechos, todo lo cual se debe considerar en el auto de apertura.

Comprobación
Quien promueve una sucesión debe comprobar los siguientes aspectos:
a) Fallecimiento. La defunción, en forma definitiva, se acredita con la certificación del fallecimiento debidamente inscrito en el Registro Civil. La declaratoria de presunción de muerte tiene ese mismo efecto 218. No obstante, para apertura del sucesorio, se admite cualquier documento provisional; por ejemplo, la hoja amarilla extendida por el hospital o médico, un obituario publicado en el periódico. En este supuesto, se debe presentar la certificación del fallecimiento inscrito para la declaratoria de
personas herederas.
b) Presuntas personas herederas. La comprobación de las presuntas personas sucesoras, se emuestra con las respectivas certificaciones de matrimonio o de nacimiento. En las sucesiones legítimas, conforme al numeral 572 del Código Civil, es indispensable acreditar la condición de padre y madre del o de la causante, del o de la cónyuge y de los hijos e hijas, con las certificaciones respectivas. Si alguna de esas presuntas personas herederas falleció, igualmente se debe probar esa circunstancia. También es necesario cuando se trata de personas herederas por representación,
cuyo vínculo con el o la causante se debe probar219. Distinto sucede con las y los sucesores testamentarios, quienes ya están designados directamente por la persona testadora.
c) Patrimonio del sucesorio. En el escrito inicial o, dentro del plazo respectivo, se procede al inventario de los bienes del sucesorio. Solo es posible incluir los que pertenecen al o a la causante, pues es el patrimonio que se distribuirá entre las y los herederos. Tratándose de inmuebles y
vehículos, se debe aportar certificación del Registro donde conste que están inscritos a nombre de la persona difunta. En bienes no inscribibles –televisores, joyas, computadores– no se requiere de ningún de documento para demostrar que son del o de la causante, en tanto la posesión vale por el título220. Basta el inventario. Cuando se incluyen acciones, se deben aportar los títulos originales a nombre del fallido y, además, se debe adjuntar certificación del registro de accionistas donde se indique que esos títulos están inscritos a su favor. Son imprescindibles ambos requisitos. Se advierte que resulta totalmente inadmisible inventariar los bienes inscritos o pertenecientes a la sociedad anónima, aun cuando la o el causante es el único socio. Son dos patrimonios distintos y, en la sucesión, solo se pueden inventariar las acciones, siempre y cuando se cumplan esos dos requisitos.
d) Existencia del testamento. En este escrito inicial, se exige indicar si se tiene o no conocimiento de la existencia de un testamento. Para ese efecto, se debe aportar constancia del archivo notarial.
Inventario y avalúo
El inventario y avalúo se consideran, en conjunto, como la segunda etapa del proceso sucesorio. Lo importante es verificar la existencia de ambos actos, con lo cual se supera esta fase.
Inventario
En el escrito inicial, se exige un inventario provisional. No obstante, se puede
presentar de una vez como el definitivo. En el primer supuesto, conforme al
numeral 922 del Código Procesal Civil, el inventario completo se debe presentar
dentro de los quince días siguientes a la aceptación del cargo de albacea, quien es la persona administradora de esos bienes. (Precepto 548 del Código Civil). Para cumplir con esa tarea, debe residir dentro del país. De lo contrario, no podría ser nombrada. Entregado el inventario, debe presentar un plan de administración y rendir informes mensuales.
Avalúo
El párrafo final del artículo 922 del Código Procesal Civil señala: El avalúo de
los bienes sucesorios se hará mediante el dictamen de un perito que nombrará
el tribunal. Los peritos deberán reunir que establezcan las leyes respectivas. Es prohibido nombrar en esos cargos a los empleados y funcionarios judiciales.
A pesar de lo imperativo de la norma, la jurisprudencia ha admitido sustituir
el avalúo pericial por el valor registrado de los bienes. La tesis aplica solo en
inmuebles, vehículos y acciones inventariadas. Se tiene como avalúo el monto
certificado por la municipalidad respectiva, el indicado en el Registro sobre el
automotor y la suma nominal de la acción. Para admitir la sustitución, se requiere el acuerdo de todas las personas herederas mayores de edad –no se permite cuando hay menores– y que la abogada o el abogado director del sucesorio también lo consienta, pues podría afectar el cálculo de sus honorarios. Fuera de esos supuestos, en todos los demás bienes inventariados, es preciso nombrar a una persona perita para el avalúo. Se debe presentar antes de la junta de de personas herederas, donde se pondrá en conocimiento de las y los sucesores. No se debe dar audiencia por tres días, en tanto no es un medio probatorio. Solo se tiene por presentado, el cual se conocerá en la junta de personas herederas. (Numeral 925 ibídem). Como lo indica esa disposición legal, solo se dará audiencia por cinco días cuando se presenta después de celebrada la junta de personas herederas. Si no hay objeción, se tiene por aprobado. De lo contrario, se improbará, y el albacea deberá gestionar un nuevo avalúo.
Declaratoria
En la declaratoria de personas herederas, lo primero es distinguir las directas de las indirectas o por representación. En las sucesiones testamentarias, las directas son las designadas expresamente por el o la causante en el testamento. En la legítima, según inciso 1º del numeral 570 ibídem, son directas los padres, el o la cónyuge supérstite y los hijos e hijas. Las personas herederas indirectas o por representación rigen en las hipótesis de premuerto, indignidad declarada en firme y la renuncia expresa. En síntesis, el auto debe contener:
1. Transcurrido el emplazamiento.
2. Se identifica el o la causante.
3. Se indican las personas herederas directos, ya sean testamentarias
o legítimas. Deben estar con vida, salvo lo relativo a la sucesión de
posmuerto.
4. Se indican las personas herederas por representación, identificándolas
por premuerto, indigno o renunciante.
5. Si alguna de las personas sucesoras cedió sus derechos, se hace la
advertencia. No es correcto designar como persona heredera a la o al
cesionario. Se declara persona heredera al o a la cedente, mencionada la
cesión.
6. En los testamentarios, se incluye a los legatarios.
7. Al final, siempre se consigna la frase: sin perjuicio de terceros con igual
o mejor derecho.
Junta de herederos
Corresponde a la cuarta fase del procedimiento sucesorio. Se encuentra regulada en el ordinal 926 del Código Procesal Civil.
Requisitos
Para llevar a cabo la junta de herederos se requieren los siguientes aspectos:
1. Exista auto firme donde se hayan declarado personas herederas.
2. Se haya publicado el edicto, en cual se cita a las y los sucesores a la hora y fecha señaladas. 3. A partir de la publicación del edicto, debe transcurrir un plazo mínimo de ocho días y el máximo de treinta días.
4. Deben estar presentes dos o más de las personas interesadas. La junta se podrá suprimir por convenio de todos las personas herederas e interesadas, en cuyo escrito debe constar ese consentimiento y los acuerdos
exigidos en el citado precepto. Incluso, se autoriza ese trámite aun cuando
existan menores de edad, siempre y cuando el Patronato Nacional de la Infancia
lo apruebe, y las personas representantes de los y las menores suscriban los
acuerdos.
Contenido
En la junta de herederos, debidamente convocada, se someten a votación los siguientes puntos:
1. Designación de persona albacea propietaria223.
2. El inventario.
3. El avalúo.
4. Los reclamos o créditos legalizados.
La junta consiste en someter a votación esos extremos. El juez o la jueza no toma ninguna decisión, solo los votos de los y las presentes. También se pueden recibir por escrito. Una vez concluida la junta, mediante resolución fundamentada, el juzgado deberá pronunciarse sobre todos y cada uno de los puntos sometidos y deberá aprobarlos por mayoría. Si existe duda, le corresponde al juez o a la jueza analizar el conteo de votos, todo de acuerdo con las reglas del numeral 926 ibídem.
Partición
Es la quinta y última etapa del proceso sucesorio. Es el momento de pagar todos
los gastos –honorarios de la persona perita, albacea y profesional en derecho– y cualquier otro reclamo aprobado contra el o la causante. El patrimonio restante,
se deberá distribuir entre las y los herederos declarados.
Full transcript