Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

COMUNICACIÓN CON MI HIJO ADOLESCENTE

Comunicación de los padres con su hijo/a adolescente. Claves para una buena comunicación.
by

Juan Antonio Vicente

on 12 February 2017

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of COMUNICACIÓN CON MI HIJO ADOLESCENTE

COMUNICACIÓN CON MI HIJO ADOLESCENTE
(Claves)

No son extraterrestres
Escucha a tu hijo
"Haz lo que digo no lo que hago"
no sirve

Charla con frecuencia con ellos
Escoger bien las batallas
Si eso se consigue, la relación con el adolescente se vuelve mucho más fácil. Y una buena relación con sus padres también logrará que la autoestima, la responsabilidad y el desarrollo de la personalidad de chicas y chicos sea mucho más sano.
La adolescencia es típica de los humanos
Los adolescentes no son extraterrestres, aunque haya veces que sus padres los vean como tales. Son seres humanos pasando por un momento complicado de su existencia, el tránsito entre la infancia y la edad adulta.
Ese periodo tiene algunas características, como los cambios repentinos de humor, que a veces complican la relación con ellos. Pero esa no debe ser una razón para que los padres se den por vencidos.
No sólo eso, durante la adolescencia, chicas y chicos necesitan la presencia de sus padres, sus consejos, su opinión y su guía. Para conseguir ocupar ese importante papel en las vidas de sus hijos, los padres deben
lograr que la comunicación con los adolescentes sea clara.
“No me escucha” y “No me hace caso” son dos de las frases más frecuentes de los padres de adolescentes sobre sus hijos. La tercera sería “no le entiendo”. Pero conseguir que tu hijo adolescente te entienda es posible, incluso es fácil. Aunque en un primer momento te parezca una idea increíble, lo cierto es que la comunicación con los adolescentes puede ser muy sencilla. Lo único necesario es tener en cuenta una serie de conceptos y también, elaborar una estrategia.
Escucharlos sirve para entenderlos y entenderlos es fundamental para que la comunicación entre ambos sea clara.
Algunos padres se quejan de que sus hijos no escuchan.
Para saber qué es lo que está pasando lo primero que deberían hacer es preguntarse si a su vez ellos están escuchando a sus hijos.
Escuchar lo que piensan ayudará mucho a los padres a saber cómo son sus hijos, si pasan por un momento bueno o malo, si necesitan más apoyo emocional o cualquier otro tipo de ayuda.
Si nos empeñamos en que los hijos hagan lo contrario de lo que nosotros hacemos estamos enviándoles mensajes contradictorios. Ser un ejemplo para ellos facilita mucho las cosas.
Pasar tiempo con los hijos adolescentes es también muy necesario para que la comunicación con ellos mejore. Dedicarles tiempo y hablar con ellos aunque sea de cosas sin importancia: deportes, moda, películas o cualquier cosa banal sirve para reforzar los lazos y genera confianza mutua.
Dejemos entonces que vista como quiera pero centrémonos en que aprenda disciplina.
Una máxima en la relación con los adolescentes, y en general en la vida, podría ser que es imposible conseguir todo lo que se quiere.
Por eso es importante seleccionar muy bien lo que queremos de nuestros hijos adolescentes. Elegir cuidadosamente aquellas batallas que queremos librar con ellos.
Si estamos continuamente corrigiéndolos o exigiéndoles cambios en su actitud, no vamos a conseguir nada.
Sin embargo si focalizamos en cosas realmente importantes es mucho más seguro que podremos lograr victorias.
Por ejemplo, puede que su forma de vestir no nos guste pero seguro que es más importante que sea disciplinado.
DISCIPLINA
Fuente de conflictos
Ser positivos
Es bueno que los padres muestren reconocimiento hacia sus hijos adolescentes cuando estos se comportan bien
Reconocerlo con nuestros hijos adolescentes cuando ocurra,
explicarles
por qué ha pasado e intentar que no vuelva a ocurrir, nos acercará al adolescente y permitirá a este entender que puede rectificarse.
Hablar con ellos sobre cualquier conflicto
Hay veces que los padres estamos demasiado cansados y eso nos lleva a tomar decisiones precipitadas e injustas.
También
hay que permitir que ellos se expresen
. Por eso tras un mal comportamiento lo ideal es
hablar de ello
y dejar que el chico o la chica nos
expliquen la razón
de él.
Una escucha atenta
, sin prejuicios es el punto de partida para lograr una comunicación empática.

Una comunicación empática requiere que escuchemos con toda nuestra atención, sin emitir juicios de valor.

Escuchar de este modo requiere centrar nuestra atención en el mensaje que nos da la otra persona y no precipitarse intentando dar consejos, tranquilizarla o explicarle nuestro punto de vista.

La empatía
es la capacidad de sintonizar con los sentimientos de los demás. Ser empático no es tanto pensar igual como
sentir igual
en una situación concreta…
Prepara lo que quieres decir
EXPRESIONES DE LOS PADRES Y SU IMPACTO EN EL HIJO/A
En la comunicación empática con otras personas introducir al inicio de la frase: “Siento que…” permite un mayor acercamiento a la otra persona. En situaciones de discrepancia o conflicto expresar tu punto de vista desde “Siento que…”, es mucho menos agresivo que si se expresa como “Creo que…” o “Pienso que…”. El primero está vinculado al sentimiento y la emoción, los segundos a la razón.
En el caso de la relación padres/hijos, puede ser aconsejable intervenir en forma de pregunta para que sea el hijo el que anticipe posibles soluciones al problema que tiene. Eso permitirá ganar más adherencia a la solución que el hijo le da al problema, que si es el padre el que le dice la solución a su problema. Entiendo que la misión de los padres (como la del entrenador), es intentar llegar a un acuerdo sobre la solución que propone su hijo, y a un plan de acción concreto pactado entre las partes y que pueda evaluarse.
Cuando llega el momento de tener
conversaciones importantes
con los adolescentes es imprescindible que los padres tengan muy claro qué es lo que quieren conseguir con esa conversación y cuáles son sus argumentos para defenderlo.

Para reforzar las ideas muchas veces es
muy útil escribirlo antes
, eso sirve para ordenar mejor lo que se va a discutir. Incluso a veces es bueno que cuando les pedimos algo concreto a los hijos adolescentes, se
lo demos por escrito
, así también ellos lo pueden recordar cuando lo necesiten.

En estos momentos conviene que, como adultos que somos, caigamos en la cuenta de que
pueden surgir situaciones que nos alteren
. Tenemos que estar preparados para que, cuando vayamos a perder los nervios, seamos capaces de pactar un aplazamiento temporal. Siempre es mejor posponerlo unas horas que hablar "en caliente".

En la relación diaria con los adolescentes es
siempre importante mantener la calma
, por ellos y también por nosotros.

Comprender más allá de las palabras
: Atender a la comunicación no verbal (gestos, posturas) nos puede ayudar a transmitir un estilo empático y así ampliar nuestra capacidad de vincularnos con los demás.
Éstos son algunos consejos a tener en cuenta:
Tener la cabeza y el cuerpo orientados hacia nuestro hijo/a ayuda a mantener la atención.
Evitar cruzar los brazos ya que es una actitud cerrada que se podría traducir como “no estoy disponible”.
No ocultar las manos (en bolsillos o debajo de la mesa) sino mantenerlas a la vista, gesticulando de manera moderada, transmite la idea de que no tenemos actitudes encubiertas.
Mirar con atención pero sin invadir y mostrar una sonrisa atenuada que indica predisposición para escuchar.

Comprender el problema
: Hacer preguntas abiertas del estilo: ¿Qué es lo que te preocupa? ¿Me podrías dar un ejemplo? ¿Cómo te hace sentir esta situación? Cuéntame qué te sucede. ¿Cuándo comenzó este problema? ¿Por qué te sientes de ese modo?

La finalidad de estas preguntas es
ampliar la información para comprender el problema
y posibilitar que las personas se explayen con libertad y confianza. Se inician con palabras como: dónde, cómo, cuándo, por qué.
Comprender a quien me trae el problema
: Este punto implica no tomarme nada como algo personal sino simplemente tratar de entender lo que el otro siente y necesita. Si no nos ponemos en el medio, podemos lograr una comunicación más auténtica y comprensiva.

Desarrollar la empatía nos servirá para regular nuestras emociones, aceptar diferentes puntos de vista y lograr niveles profundos de comunicación. Será un camino para la superación personal que hará más gratificantes e interesantes nuestras tareas.

Paso 6
: El paso final se da cuando padres e hijo/a confirman cualquier convenio que hayan tenido. Planeo asegurarme de que no haya después malentendidos poniendo por escrito los acuerdos y compartiéndolos con nuestro hijo/a. Además nos aseguraremos de que el plan tiene indicadores medibles que permitan una evaluación y un seguimiento.
PASOS EN UNA NEGOCIACIÓN ENTRE PADRES E HIJOS/AS
Paso 1
: Supuesto el hecho de que me conozco a mí mismo, antes de hablar, analizo los posibles puntos de roce con mi hijo/a. Mi objetivo será estar atento a los momentos en los que un enfado puede echar por tierra la comunicación y por tanto la negociación. Por otro lado procuraré comprender los sentimientos de mi hijo/a en ese momento para realizar una comunicación empática.
Paso 2
: Espero compartir mis metas y objetivos con mi hijo/a. Al mismo tiempo, espero conocer las metas y objetivos de él/ella. Durante este paso procuraremos que el clima sea de cooperación y confianza mutua.
Paso 3
: Analizo los temas específicos a tratar y los estudio todos antes de que las negociaciones empiecen, y de que sean estas las que determinen si me sería ventajoso delimitarlos o combinarlos. Una vez hecho esto, puedo tratarlos uno por uno.
Paso 4
: Una vez definidos y analizados los temas a tratar, es esencial encontrar, en conversación con nuestro hijo/a, las áreas de desacuerdo o conflicto. Solamente cuando se haya hecho esto será posible resolver las diferencias de tal manera que resulte aceptable para ambos.
Paso 5
: Una vez aclaradas las diferencias la clave del éxito en cualquier negociación es el momento en que ambas partes evalúan de nuevo sus posiciones y determinan el nivel de concesión que les resulta aceptable. Durante este paso planeo recordar el principio de dar y recibir.
¿Somos un equipo? Manual práctico de liderazgo deportivo. Juan Antonio García Herrero. Perfil en Facebook
About.com adolescentes
Cinco claves para entenderte con tu hijo adolescente. Fórmulas para conseguir una comunicación clara. Por Victoria Toro.
www.monografias.com "Los seis pasos de la negociación"
"La adolescencia nos hizo humanos" REDES en rtve.es
MINDSET "La actitud del éxito" Carol S. Dweck
Referencias bibliográficas
Vamos a ver este vídeo
https://edpuzzle.com/media/54e44458eaff856e1e402a26
MINDSET
"Nuestra capacidad de crear y aprender no tiene fronteras"
Podemos desarrollar nuestro cerebro, cualidades y talentos con esfuerzo y aprendizaje.
Nuestra inteligencia y talento pueden cambiar.
MENTALIDAD DE CRECIMIENTO
MENTALIDAD FIJA
Tenemos que transmitir a nuestros hijos mensajes que le hagan crecer en su mentalidad de crecimiento.
Puedes aprender cualquier cosa si quieres hacerlo.

Cuando estés frustrado o frustrada INSISTE

RÉTATE

Cuando te equivoques APRENDE

Inténtalo más duro

Inspírate en las personas con éxito

Tu esfuerzo y actitud lo determinan todo.
Calvin and Hobbes. 1995
Full transcript