Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El nombre de la rosa

No description
by

Rafa Ortiz

on 27 February 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El nombre de la rosa

3. Sinopsis
Es la Edad Media y corre el invierno de 1327, bajo el papado de Juan XXII. El franciscano Guillermo de Baskerville y su discípulo Adso de Melk, llegan a una abadía benedictina ubicada en los alpes italianos y famosa por su impresionante biblioteca con estrictas normas de acceso.
Guillermo debe organizar una reunión entre los delegados del Papa y los líderes de la orden franciscana, en la que se discutirá sobre la supuesta herejía de la doctrina de la pobreza apostólica, promovida por una rama de la orden franciscana: los espirituales. La celebración y el éxito de dicha reunión se ven amenazados por una serie de muertes que los supersticiosos monjes, a instancias del ciego bibliotecario Jorge de Burgos, consideran que siguen la pauta de un pasaje del Apocalipsis.
Guillermo y Adso, evadiendo en muchos momentos las normas de la abadía, intentan resolver el misterio descubriendo que, en realidad, las muertes giran alrededor de la existencia de un libro envenenado, un libro que se creía perdid el segundo libro de la Poética de Aristóteles. La llegada del enviado papal e inquisidor Bernardo Gui inicia un proceso inquisitorial de amargo recuerdo para Guillermo, que en su búsqueda ha descubierto la magnífica y laberíntica biblioteca de la abadía.
El método científico de Guillermo se ve enfrentado al fanatismo religioso representado por Jorge de Burgos, el anciano bibliotecario que mantiene oculto el libro, quien tras la discusión con Guillermo comienza a devorar las páginas envenenadas del libro. En el forcejeo para recuperar el libro de manos del bibliotecario una lámpara cae accidentalmente, iniciando un incendio que arrasa con la biblioteca y la abadía entera.
4. Personajes
Entre los personajes principales tenemos:
1- William de Baskerville:
es un monje franciscano que acude a la abadía en representación de su congregación, es un hombre con muchos conocimientos, culto e instruido. El monje es interpretado por Sean Connery.
2- Adso de Melk
: es un novicio franciscano cuya educación estaba a cargo de William, así mismo es el narrador de la película. El personaje es interpretado por Christian Michael Leonard Slater.
3- Bernardo Gui:
es el inquisidor papal, con poderes de juzgar actos de herejía a cualquiera que discutiera una sentencia suya.
4- Jorge:
el bibliotecario, era un monje de muy avanzada edad, ciego, dirigía la biblioteca a su gusto y antojo.
5- El abad:
dirige la abadía sin compromiso alguno.
6- Salvatore:
el jorobado representa la deformidad hecha persona, monje y ayudante de Remigio.
7- La mujer:
Campesina del pueblo junto a la abadía; de la cual Adso se enamora y jamás logra averiguar su nombre.
2. Contexto
El contexto de la película al estar basado en la novela es el mismo que el de esta.
En su anterior obra teórica, Lector in fabula, Eco ya reseñaba en una llamada a pie de página la «polémica sobre la posesión de bienes y la pobreza de los apóstoles que se planteó en el siglo xiv entre los franciscanos espirituales y el pontífice». En dicha polémica destacó el polémico pensador franciscano Guillermo de Ockham, quien estudió la controversia entre los espirituales y el Papado sobre la doctrina de la pobreza apostólica, principal para los franciscanos, pero considerada dudosa y posiblemente herética tanto por el Papado como por los dominicos. La figura intelectual del nominalista Guillermo de Ockham, su filosofía racional y científica, expresada en lo que se ha dado en llamar la «Navaja de Ockham», es considerada parte de las referencias que ayudaron a Eco a construir el personaje de Guillermo de Baskerville, y determinaron el marco histórico y la trama secundaria de la novela.
5. Temas
- El anticristo:

- Homosexualidad:

- La Filosofía:

- La Religión:

- La mujer:
6. Curiosidades
- TÍtulo

- Estructura y narrador

- Intertextualidad

- Eco y Borges

- La ciudad de Dios

- Análisis de frases
7. Conclusiones
En esta película se muestra con cierta claridad la vida monástica durante el predominio de la Iglesia Católica en el siglo XIV. Claramente el poder de esta iglesia era enorme, y aliado con el Sacro Imperio Romano Germánico, este poder era multiplicado.
El pueblo medieval carecía de conocimiento, y provocaba que éste fuera manipulado muy vilmente por los nobles y el clero. Hasta hace muy poco en la historia el pueblo puede acceder al conocimiento si las personas quieren, aunque no estamos muy seguros de cuanta información podamos llegar a recibir, y si hay aún mas oculta por ahí.
Actualmente, para nuestra fortuna, las religiones no son tan importantes como solía serlo en la época medieval. Decimos esto debido a que por las religiones ha habido grandes conflictos, que, a pesar de que estén aun presentes en otras zonas del mundo, cada día son menos.
No debemos hacer vista gorda tampoco al conflicto de Medio Oriente, que sabemos perfectamente que el sufrimiento de ambos pueblos es tremendo, y este es el caso donde los fundamentalismos en nuestra época se prueban estúpidos y sólo sirven para la destrucción del prójimo.
De todas formas, tenemos que efectuar una crítica a la película, mostrando una fealdad exaltada de los monjes… Excepto los protagonistas y los personajes más importantes. Se nota mucho esa estigmatización. Sin embargo, la trama es extremadamente buena, con el corte policial que le da Umberto Eco se hace una película bastante adictiva, para verlo de una vez y sin cortes.
Para concluir y finalizar, hay que destacar y decir que esta obra es una excelente referencia para saber con exactitud sobre la vida de los monasterios católicos medievales, sin embargo, aún no podemos dar por verdadero todo los antecedentes que se exponen en ella. Vale mucho más seguir investigando y llegar cada día a la precisión histórica mayor, y no quedarse pegado con una sola versión, como la escolástica lo hacía.
ÍNDICE
1. Introducción.
2. Contexto.
3. Sinopsis.
4. Personajes.
5. Temas.
5.1. El anticristo.
5.2. Homosexualidad.
5.3. Filosofía.
5.4. Religión.
6. Curiosidades.
6.1. Título.
6.2. Estructura y narrador.
6.3. Eco y Borges.
6.4. La ciudad de Dios.
6.5. Análisis de frases.
7. Conclusiones.
8. Bibliografía.
El nombre de la rosa
"Nome della rosa"

1. Introducción
El nombre de la rosa es una novela histórica de misterio escrita por Umberto Eco y publicada en 1980.
Ambientada en el turbulento ambiente religioso del siglo xiv, la novela narra la investigación que realizan fray Guillermo de Baskerville y su pupilo Adso de Melk alrededor de una misteriosa serie de crímenes que suceden en una abadía de los Apeninos ligures.
El nombre de la rosa ganó el premio Strega en 1981 y el Premio Médicis Extranjero de 1982, entrando en la lista «Editors Choice» de 1983 del New York Times.
El gran éxito de crítica y la popularidad adquirida por la novela llevó a la realización de una versión cinematográfica homónima, dirigida por el francés Jean-Jacques Annaud en 1986, con Sean Connery como el franciscano Guillermo de Baskerville y un adolescente Christian Slater encarnando a su pupilo Adso.
La película consiguió un total de 16 premios en distintos festivales y concursos internacionales, los más destacados de los cuales fueron:
-El César de la Academia francesa a la mejor película extranjera en 1987.
-Dos Premios BAFTA británicos: uno para Sean Connery como mejor actor y otro para Hasso von Hugo por el mejor maquillaje en 1988.
Guillermo de Ockam
Contexto histórico
La película se desarrolla en un monasterio medieval en el Norte de Italia. Esta etapa se conoce como Edad Media o el Medioevo, un término convencional que se utiliza para referirse al período de la historia europea que abarca desde el colapso de la civilización romana en el siglo V hasta fines del siglo XV.
El nombre Edad Media se deba a los eruditos humanistas de los siglos XV y XVI, que se refirieron a esta época como Medium Aevo (Medievo), pues se veían a sí mismos como los líderes del renacimiento, exponentes de una nueva mentalidad, de una cultura y de una civilización que desde su punto de vista habían estado en la oscuridad, después del declive de la cultura grecorromana en Occidente.
La Edad Media está marcada por la emergencia de Europa como unidad sociocultural, el ascenso y posterior declive de una distintiva civilización cristiana y el casi conseguido intento de la iglesia de funcionar a la manera de un estado mundial, sucediendo así al desaparecido Imperio romano.
Se inicia un proceso de urbanización, se establecen monasterios y centros de peregrinación y hay una gran explosión del comercio..
Europa en la Edad Media.
El cristianismo no podía ser practicado hasta que en el año 313, el emperador Constantino, promulgo el edicto de Milán, en el cual concedió libertad de cultos.
En esta etapa, la filosofía no era considerada la madre de las ciencias, sino que era considerada como sierva del cristianismo, debido a que los intentos de encontrar respuestas racionales a ciertos interrogantes, era considerado pecado y cosa de brujos, por lo cual se había creado, “La Santa Inquisición”, que era un organismo que se dedicaba al saneamiento de la cultura, evitando que ciertos títulos literarios fueran leídos (como en el caso de la película) y que los responsables de estas cosas o de medicinas del tipo homeopáticas, por ejemplo, fueran castigados a la muerte por medio de la hoguera, esto también fue denominado, “caza de brujas”, ya que la acusación oficial hacia esta gente era de brujería.
Personajes históricos
-Ubertino da Casale (1259- c. 1330)
fue un religioso franciscano italiano, líder de los espirituales de la Toscana. En la novela es presentado como amigo de Guillermo.
-El italiano Miguel de Cesena
, (1270-1342), fue general de la orden franciscana y teólogo. Líder de los franciscanos «espirituales», que estaban enfrentados al papa Juan XXII en la disputa sobre la pobreza evangélica.
-Bernardo Gui o Bernardo Guidoni (1261/1262-1331)
fue un religioso dominico francés, inquisidor de Toulouse entre 1307 y 1323. En la novela es presentado como inquisidor y líder de la delegación papal, némesis de Guillermo de Baskerville.
-Bertrand du Pouget
(en italiano Bertrando del Poggetto) (c. 1280-1352) fue un diplomático y cardenal francés. Aparece como legado papal.
-Jerónimo de Cafa
o Girolamo di Caffa en el original italiano, no es otro que Jerónimo de Cataluña, franciscano y primer obispo de Cafa, en Crimea.
5.1. El anticrito
En la película es varias veces nombra la figura del diablo como protagonista de los hechos malévolos. La visión y la forma con la que se representa es la tradicional de la época en la que se lleva a cabo la acción, la Edad Media.
En primer lugar y en base al capítulo primero “El tono de la vida” del libro "E
l otoño"
de la Edad Media, estableceré ciertos rasgos del hombre medieval, rasgos que expliquen e lcomportamiento del hombre al enfrentar situaciones que incluyan temas como el demonio, o mejor aún la representación de este como animal.Huizinga ciertamente realiza una excelente caracterización del hombre de finales de la Edad Media ; entre otras características Huizinga establece:
• El hombre siente cierta “represión, temor frente a las penas del infierno, del terror a los diablos, las brujas…”.
• El hombre sentía cierto goce al ver y ser participe de ciertos actos malignos.
• El color negro para el hombre de la Edad Media, poseía una exacerbada connotación maléfica o pavorosa,
Con lo anterior podemos apreciar dos situaciones:
1- La estigmatización del color negro, como color maléfico, que guarda una estrecha relación con lo oculto, con el demonio.
2- El gran temor del hombre al enfrentarse al demonio, esto viene a reafirmar esa cierta opresión que sentía el hombre frente al encuentro con el diablo.
Si tomamos todos los rasgos anteriores, podríamos afirmar plenamente que el hombre medieval fue muy sensible al abordar el tema de cómo se presentaba el demonio.

¿Representantes del demonio en la tierra los animales?
Ciertamente la superstición, que forma parte de la cultura, ha estigmatizado a ciertos animales como representantes del demonio en la tierra. Como no mencionar los típicos ejemplos del gato negro, el cuervo, o las ratas, representados en la película como muestra del mal, que hasta la actualidad sigue vigente, aunque con menor fuerza. Pensar que una simple característica fisonómica, era confundida por los medievales, como un atisbo de que ese animal poseía una estrecha relación con el demonio, formaba parte del pensamiento generalizado.
Demonio medieval cristiano. Capitel del palacio real de Estella.
5.3. La Filosofía
La primera resonancia filosófica es la búsqueda inductiva de Guillermo de Baskerville de las pruebas que conduzcan al asesino es una recreación literaria de Guillermo de Ockham, uno de los filósofos más polémicos de su tiempo, y que tuvo problemas de diversa índole ante las autoridades eclesiásticas por ejercer la libertad de pensamiento. En el personaje interpretado por Sean Connery empieza a asomarse toda una nueva forma de pensamiento, que logrará su punto más alto en la modernidad: pensamiento que no se construye sobre la autoridad ni sobre la revelación sino sobre los argumentos racionales elaborados a partir de las pruebas obtenidas empíricamente. Toda la ciencia moderna aparece prefigurada en Guillermo y su particular modo de investigar los asesinatos de la abadía. Tiempos de crisis, por tanto, los que aparecen en la película: pensamientos que comienzan a superarse y otros que nacen lentamente, amenazados por los peligros más diversos. Crisis y choque que se deja notar en otro de los hilos argumentales de la película: el enorme conflicto interno de la Iglesia católica ante una orden naciente, los franciscanos, de lo cual hablaremos a continuación. En estos se refleja la incapacidad de soportar la crítica, de admitir que alguien piense distinto. La misma intolerancia que provocará que un libro pueda llegar a matar.
Un tercer momento, los obstáculos al libre pensamiento y el libre acceso a la cultura: ese para nosotros perdido libro de Aristóteles, quemado en las llamas de la ignorancia y el autoritarismo vacío, sin fundamento. ¿Acaso vivimos en tiempos muy alejados de las situaciones que describe la película? ¿Qué ideas, filosóficas.
¿Cual es para Guillermo el conocimiento lo universales o las cosas singulares?
Para Guillermo el conocimiento pleno son las cosas singulares. La justificación se encuentra en lo que el mismo dijo: la intuición de lo singular, porque a pesar de que el conocimiento universal sea más que necesario, solo cuando se compara e identifica acertadamente este conocimiento (mediante un razonamiento previo) con “cosas singulares” se garantiza que tenemos la capacidad de acercarnos cada vez más a la verdad, es de algún modo la teoría llevada a la práctica y una supuesta conclusión del conocimiento que permite el progreso gradual de su aplicación. El hecho de que Guillermo considere que dicho conocimiento no se basa en los universales contradice la filosofía de Platón, ya que según él, el conocimiento pleno reside en lo universal, es decir, en las ideas; nosotros para poder alcanzarlas debemos pasar del mundo sensible (donde todo se percibe a través de los sentidos, el mundo de las cosas particulares que carecen de consistencia), al mundo ininteligible, (el de las ideas, donde cada idea es única, eterna e inmutable, para ello debemos desvincularnos de los sentidos).
Sin embargo el pensamiento de Guillermo se asemeja más a la filosofía de Aristóteles, la cual nos dice que el conocimiento empieza por la observación de lo particular y se eleva hasta lo general a través de la abstracción (se va prescindiendo de los elementos singulares de las cosas, que dependen de sus aspectos materiales, quedándonos solo con los elementos universales) de lo particular. Aunque Aristóteles recalca la importancia de lo singular sin considerarlo primordial, el pensamiento de Guillermo es más compatible con la filosofía de este que con la de Platón, ya que ambos coinciden en que el fin del ser humano es la felicidad y esta se obtiene a través de la razón, de hecho en un determinado momento de la novela, Guillermo nos describe la satisfacción al ver el “caballo Brunelo” y comprobar que la aplicación de sus conocimientos lo llevaron a acertar en la resolución del caso que se le había encomendado.
5.5. La mujer
La mujer en este tiempo medieval se encuentra asociada al demonio, inclinada a lo perverso.La mujer era muda de manera literal ya que no tenía vos ni voto, solo servía para refocilar,para ser sometida a cambio de favores carnales.
El principal problema que nos encontramos a la hora de definir la Historia de las Mujeres en la Edad Media, es su ausencia en las fuentes escritas, por lo que no es fácil rastrear sus actividades diarias, sus posicionamientos o pensamientos sino que lo poco que sabemos es a través de los escritos masculinos, como el de la novela de Umberto Eco de la cual se obtiene la película que estamos tratando, "
El nombre de la rosa".
A pesar de esta dificultad, hoy en día conocemos a grandes figuras como Leonor de Aquitania, Juana de Arco o Christine de Pisan.
Es realmente difícil determinar si hubo una evolución o un retroceso en la situación de la mujer en la Edad Media. Fueron diez siglos en los que la sociedad, la cultura y las costumbres sufrieron muchas variaciones. Por ejemplo, España comenzó el siglo VIII con tres religiones conviviendo: la judía, la musulmana y la cristiana, que son, además, tres formas distintas de pensar, entender, definir y construir a la mujer.
Si avanzamos en el tiempo, nos encontramos con una Europa - incluida España- cristiana, en la que la Iglesia va tomando poco a poco parcelas de poder; entre ellas, las referidas a la moral. Este orden se ve reforzado por un sistema social muy rígido, marcado únicamente por el nacimiento, donde las diferencias de clase son claras. Estos dos elementos, junto con la proliferación de obras que tratan sobre el carácter femenino, definirán la posición de la mujer a lo largo de la Edad Media.
La Iglesia tenía reservadas para la mujer dos imágenes que pretendía instaurar como modelo en una sociedad cada vez más compleja, que había que dirigir con mano de hierro si se quería controlar. La primera de ellas es la de Eva, que fue creada con la costilla de Adán y propició la expulsión de ambos del Paraíso. La segunda es la de María, que representa, además de la virginidad, la abnegación como madre y como esposa. Ambas visiones pueden parecer contradictorias pero no es sino la impresión general que tenemos de la época: lo ideal frente a lo real.
5.4. Religión.
El tema religioso en la pelicula queda marcado por el conflicto interno de la Iglesia. El conflicto que presentan Humberto Eco, el escritor, y Jean Jacques Annaud, el director de cine, tiene como primer protagonista a la Iglesia, a la teología, a la inquisición, a los dominicos, a los franciscanos y los benedictinos.
Para 1327 el mundo occidental ya era cristiano, católico, apostólico y romano. Es decir que el cristianismo era la religión oficial de los Estados europeos allá y acullá.
Y por tanto, ya no se trataba de la Iglesia de los primeros tiempos, de las catacumbas, sino de Roma y de un papado que había acumulado enormes riquezas, monopolizaba el saber, tenía una enorme influencia sobre el poder temporal y controlaba las mentes y las vidas de las personas, en especial de los campesinos siervos.
La herejía
Y he aquí que debe dilucidarse si la rama espiritual de los franciscanos ha caído en la herejía. El asunto lo debe aclarar una reunión de delegados del Papa bajo la presidencia de la Santa Inquisición, es decir, de los dominicos. Las dos órdenes estaban enfrentadas desde hacía tiempos. Los primeros defendían la pobreza y la vida de servicio al lado de los humildes. Los segundos dirigían la inquisición.
La herejía le costaba la vida al hereje, en medio de terribles suplicios. Pero en la película, los homicidios de frailes benedictinos distraen al inquisidor de su verdadera intención de hacer que se purgue el descarrío de los franciscanos, Y continuamente colocan a de Baskerville en el peligro de ser tratado como hereje.
Porque la persecución de herejes se ensaña contra lo que parece posesión demoníaca. No en vabo el fraile mentalmente limitado resulta en el potro del tormento.
Las órdenes religiosas y la vida monacal
El escenario escogido, una abadía benedictina, muestra las costumbres de la vida monacal de Siglo XIII. El día se dividía según el Libro de las Horas y por lo tanto, entre el Oficio, la oración y la contemplación, el trabajo material para proveer los medios de subsistencia de la comunidad, y la copia de libros de la biblioteca con destino a los letrados del mundo.
Las órdenes religiosas representaban uno de los problemas más serios de la época. Tanto, que hubo que dedicarles un concilio y reglamentar que:
"Para que una excesiva diversidad de religiones (es decir, de reglas y de fundaciones religiosas) no conduzca a una seria confusión en la Iglesia de Dios, prohibimos firmemente que en el futuro se funden nuevas religiones; y quienquiera que desee convertirse a una nueva religión, tome alguna de las ya aprobadas. Igualmente, aquellos que deseen fundar una casa religiosa en el futuro, adopten la regla e institución de las religiones ya aprobadas. Prohibimos también que nadie presuma tener la condición de monje en diversos monasterios y que ningún abad presida varios monasterios."
Eso rezaba el canon 13 del Concilio Lateranense, convocado por el Papa Inocencio III.
La Abadía
La abadía benedictina de San Michele de la Chiusa, más conocida como Sacra de San Michele, es una extraordinaria construcción que envuelve la cumbre rocosa del monte Pirchiriano. Comenzada en los últimos años del siglo X, fue desarrollada entre los siglos XI y XIV y luego cayó en un cierto abandono. Hoy, tras una importante restauración, se ha convertido en el símbolo del Piamonte.
Situada en un lugar estratégico, el centro de la Via Francigena, que comunica Canterbury y el Mont Saint Michel con Roma, sus 1.000 metros de altura sobre la altiplanicie turinesa explican que fuera el lugar que eligieron los longobardos para enfrentarse al ejército de Carlomagno. La entrada es imponente; sobre la puerta hay 42 metros de edificio, y tras ella, una empinadísima escalera rodeada de tumbas a cuya derecha se alza un enorme pilar que sostiene el suelo de la iglesia, 20 metros por encima. Mientras ascendíamos la Escalinata de los Muertos, el guía señala enfáticamente: "En este lugar domina el silencio de los siglos".
La iglesia está precedida por el Portal del Zodiaco, una delicada obra del Maestro Nicholaus del siglo XII, y tiene frescos con escenas pintorescas, como la dormitio de María, o uno que hay bajo el viejo coro que cuenta la historia y la leyenda de la fundación del santuario: ángeles y palomas transportando vigas desde el monte Caprasio hasta la cumbre del monte Pirchiriano.
La Escalinata de los Muertos, el Portal del Zodiaco y la biblioteca. Tres detalles de un conjunto que desata la imaginación del visitante y ayuda a fijar el escenario de una gran novela.
1º Orden religiosa:
Fraciscanos
El fundador de la orden de los franciscanos fue San Francisco en el año 1209 y su ideal era que sus discípulos guiaran al mundo hacia Cristo a través de la pobreza evangélica, la completa negación de sí mismos y la humildad. Además, san Francisco abjuró de la codicia y la violencia, del poder prepotente y dominador. Su carisma profético se enmarcó en la no-violencia activa. Según él, sólo es posible vivir en plenitud la paternidad de Dios cuando se reconoce a cada prójimo como hijo del padre común. Creía por tanto en la igualdad entre los hombres. La orden de san Francisco creció aceleradamente porque buscaba expresamente imitar la forma de la primitiva Iglesia y llevar en todo la vida de los apóstoles. A finales del s.XIII se habían fundado en Europa más de 1.200 conventos con cerca de 30.000 hermanos.
Pero los tiempos van cambiando. Cambian los roles de la sociedad, los de la Iglesia, y la Orden franciscana se ve obligada a adaptarse a estos cambios, lo que hará que se alejen de sus ideales:
-De la fraternidad itinerante se pasa a ocupar espacios estables que se terminarán convirtiendo en conventos.
-La limosna, admitida por san Francisco sólo como medio subsidiario,pasa a ser el recurso principal: la orden se hace mendicante.
-El proceso de clericalismo de la Orden se instaura por varias bulas del Gregorio IX y de Inocencio, en las que se dice que “ninguno sea recibido en la orden a menos que sea clérigo y con suficiente conocimiento de gramática o lógica, y, si es lego, de tal condición que su entrada produzca mucha edificación en el clero y en el pueblo”.
Así, con un grupo dedicado al estudio y otro a la obra, surgen diferencias entre los frailes, además de obligar a la orden a llevar una administración más compleja:
-Títulos de posesión, capitales pecuniarios disponibles, necesidad de urgir judicialmente los legados testamentarios…
-Se acepta el uso del dinero y su administración.
-Diferencias internas: los catedráticos, los predicadores y los superioresobtendrán un trato diferente con privilegios.Con la Orden alejada de los ideales de san Francisco, surgen en 1245 nuevas corrientes franciscanas: Los Conventuales y los Rigoristas, también llamados Espirituales: radicales que defendían un ideal de pobreza absoluta.
Los franciscanos iban con los pies descalzos, pues sólo se ponían sandalias de madera, y vestían el traje de la gente pobre de aquel tiempo, burdo ropaje de lana color de castaña, con un capucho, por eso también los llaman capuchinos, y, en vez de cinturón, una cuerda con varios nudos. << Que tengan confianza en la limosna y no se avergüencen de recibirla, decía san Francisco, porque el Señor se hizo pobre por nosotros.
Representante Franciscano: Guillermo de Baskerville
2º Orden religiosa:
Benedictinos
La Orden de San Benito (en latín: Ordo Sancti Benedicti), (O.S.B.) es la orden religiosa, perteneciente a la Iglesia Católica Romana, dedicada a la contemplación, fundada por Benito de Nursia, que sigue la Regla dictada por éste a principios del siglo VI para la abadía de Montecassino. Benito de Nursia contribuyó decididamente a la evangelización cristiana de Europa, por lo que es patrón de Europa.
Actualmente la Orden está extendida por todo el mundo, con monasterios masculinos y femeninos. En 2005, la Confederación benedictina contaba con 349 abadías y prioratos, y 7876 monjes, 4350 de ellos sacerdotes.
San Benito de Nursia era un abad que vivió como ermitaño durante tres años. Al cabo del tiempo decide fundar la orden benedictina con el fin de construir monasterios autosuficientes y acabar con la vida atrevida de sus compañeros.
Siguiendo su ejemplo e inspiración, diversos fundadores de órdenes religiosas han basado la normativa de sus monasterios en la Regla dejada por Benito, cuyo principio fundamental es Ora et labora, es decir, Oración y Trabajo.
Los monasterios benedictinos están siempre dirigidos por un superior que, dependiendo de la categoría del monasterio, puede llamarse prior o abad; este es escogido por el resto de la comunidad. El ritmo de vida benedictino tiene como eje principal el Oficio Divino, también llamado Liturgia de las Horas, que se reza siete veces al día, tal como San Benito lo ordenó. Junto con la intensa vida de oración en cada monasterio, se trabaja arduamente en diversas actividades manuales, agrícolas, etc., para el sustento y el autoabastecimiento de la comunidad.
En la Edad media, entre los siglos XX y XII, proliferaron en Europa monasterios y nuevas corrientes monásticas como: los Camaldoli, Valleumbrosa, los Silvestrinos, Monte Oliveto y el Císter.
En la Edad Media los monjes benedictinos llevaban camisa de lana y escapulario. El hábito o vestidura superior es negro, por lo que el pueblo los llamó los monjes negros, en oposición a los cistercienses, que llevan túnica blanca y escapulario negro, denominados los monjes blancos.
Representante benedictino; Miembros de la abadía
3º Orden religiosa:
Dominicos
Es una Orden religiosa de la Iglesia católica fundada en 1214 por santo Domingo de Guzmán en Toulouse (Francia). Su denominación completa es Orden de los Hermanos Predicadores, aunque sea más conocida por el nombre de dominicos que reciben sus miembros. Aceptada verbalmente por el papa Inocencio III, su aprobación fue confirmada por Honorio III en 1216. Su finalidad era la de contrarrestar las herejías de aquel tiempo, por medio de la predicación, la enseñanza y los ejemplos de austeridad. El Papa también les otorgó toda una serie de privilegios, tales como el derecho a predicar y a escuchar confesiones en cualquier lugar, sin tener que solicitar una autorización al obispo de la diócesis local. Ya en 1205, Domingo había percibido la necesidad de crear una orden como ésta, para poder así convertir a los albigenses. Fue también por estas fechas cuando decidió dedicar su vida a la evangelización de los heréticos y los analfabetos.
Santo Domingo de Guzmán fue conocido por su entrega a la oración, Su lucha interminable por predicar la verdad y contagiar su fe, siempre defendió la predicación del cristianismo desde la pobreza, y para poder predicarlo afirmaba, que primeramente había que vivirlo, y el estudio de sus frailes porque para poder responder a las preguntas de sus contemporáneos, era necesario haber estudiado y reflexionado en profundidad la Escritura y el Evangelio (también es un asunto de inteligencia), luchó por implantar la comunidad cristiana en ciudades universitarias, etc. Se dice de él, que fue un trabajador irreprochable, practicaba lo que predicaba con fuerza y claridad (la verdad y la salvación de Dios), era sensible, culto, inocente, puro y bondadoso y amaba la doctrina del evangelio y la vida apostólica. Siempre estaba dispuesto a oír confesiones y a consolar a los afligidos, visitar a los ancianos y curar a los enfermos, es decir, un seguidor inagotable de Dios y un gran ejemplo a imitar.
entro de los símbolos pertenecientes a la persona, tenemos: la aureola y el nimbo entorno a la cabeza de Sto. Domingo da un significado de santidad. Desde su nacimiento, se le han atribuido numerosas imágenes y símbolos como por ejemplo: la luna, la estrella, luz, estrella de la mañana, estrella vespertina, estrella en el bautismo y estrella fulgurante.
Santo Domingo eligió un determinado “hábito talar” para distinguir sus frailes de la Orden de Predicadores, de las Órdenes monásticas ya existentes. Escogió el hábito blanco y negro, común para todos.
-Blanco para dos piezas interiores: túnica y escapulario-capucha.
-Negro para el exterior: capa-capucha.
Representane dominicano: Inquisidor y Bernardo Gui.
La inquisición mediaval
El término Inquisición o Santa Inquisición hace referencia a varias instituciones dedicadas a la supresión de la herejía mayoritariamente en el seno de la Iglesia católica. La herejía en la era medieval muchas veces se castigaba con la pena de muerte, y de ésta se derivan todas las demás. La Inquisición medieval se fundó en 1184 en la zona de Languedoc (en el sur de Francia) para combatir la herejía de los cátaros o albigenses. En 1249 se implantó también en el reino de Aragón (fue la primera Inquisición estatal).
Aunque el procedimiento inquisitorial como medio para combatir la herejía es una práctica antigua de la Iglesia católica, la Inquisición episcopal, primera fórmula de la Inquisición medieval, fue establecida en 1184 mediante la bula del papa Lucio III Ad abolendam, como un instrumento para acabar con la herejía cátara. El castigo físico a los herejes había sido dispuesto con anterioridad por Federico II Hohenstaufen, la institución de la Inquisición se dio para detener los abusos que estos procesos podrían sufrir por parte del poder civil. Mediante esta bula, se exigía a los obispos que interviniesen activamente para extirpar la herejía y se les otorgaba la potestad de juzgar y condenar a los herejes de su diócesis.
En 1231, ante el fracaso de la Inquisición episcopal, denominada así porque no dependía de una autoridad central, sino que era administrada por los obispos locales, Gregorio IX creó mediante la bula Excommunicamus la Inquisición pontificia o Inquisición papal, dirigida directamente por el Papa y dominada las por órdenes mendicantes, especialmente los dominicos. El hecho de que religiosos bajo el control directo del Papa tuvieran a su cargo los tribunales, fue un freno a su expansión, ya que algunos obispos no querían ver limitado su poder en una diócesis por la presencia de estos organismos papales.
En 1252, el papa Inocencio IV autorizó en la bula Ad extirpanda el uso de la tortura para obtener la confesión de los reos. Se recomendaba a los torturadores no se excedieran hasta el punto de mutilar al reo o finiquitarlos. Las penas eran variables. Los que se negaban a abjurar, "herejes relapsos", eran entregados al brazo secular para la ejecución de la pena de muerte.
5.2. Homosexualidad
A pesar que la homosexualidad estaba abiertamente prohibida y condenada dentro de la vida monástica, algunos monjes mostraban señales de homosexualidad claros. En la película William de Baskerville se refiere a “caricias poco naturales” entre dos monjes en sus primeras conclusiones frente al Abad.
Mientras que entre los siglos X y XII Europa vivió un cierto clima de aceptación con los homosexuales, la situación cambio a partir del siglo XIII. El contacto cultural entre cristianos y musulmanes era constante y cada vez más permeable. En el inicio de la Edad Media la homosexualidad es
aceptada con algunas excepciones. Se desarrolla una “subcultura” gay, existe una iteratura para y hecha por gays. No es hasta el siglo XIII cuando se empieza a legislar contra los homosexuales y las relaciones gays en casi toda Europa. Seguramente en contraposición con el Islam.
Pese a la dura represión de la época, tal y como hemos visto en la Película, los casos seguían dándose incluso en el ámbito religioso, dándose también escenas donde se mutilaban a sí mismos monjes que llevaban a cabo actos homosexuales.
Uno de los ejemplos más claros de homosexualidad en
El nombre de la rosa
, es el del bibliotecario Berengario.
Otros comportamientos de los monjes
-Caridad:
los monjes en la obra se muestran como unos mezquinos, que sólo mantenían la riqueza para ellos y no ayudaban al pueblo extremadamente pobre que rodeaba la abadía.
-Riqueza:
la abadía era mucho más rica que el pueblo que le rodeaba. Estos monjes poseían objetos de altísimo valor, como por ejemplo, los libros, que en esa época eran de un costo invaluable, por el hecho del trabajo que hacía el copista. La riqueza de la Iglesia era muy discutida en ese tiempo, incluso entre las órdenes cristianas.
-Fe
: para los monjes, el análisis del fondo y forma de su fe era importantísimo. Esto se demuestra con el debate dado en la película relacionado con la riqueza de Cristo y la riqueza de la Iglesia.
-Temor:
para los monjes benedictinos de la abadía, su apego a Dios estaba basado en el temor a él. Para Jorge de Burgos, la risa era capaz de hacer desaparecer el temor, y por ende, la fe, por eso era tan peligrosa la sátira.
Conocimiento:
en la obra estaba presente el debate sobre la riqueza de la Iglesia en general, según las sagradas escrituras. Casi todas las órdenes religiosas tenían un patrimonio bastante alto, sobre todo los enviados del papa y los inquisidores.
La presencia e influencia de Aristóteles
La trama de la película gira en torno a un libro perdido parcialmente, “La Poética” de Aristóteles, pero la presencia del filósofo griego es mayor. De hecho, su importancia en Occidente gracias a Tomás de Aquino supuso la ruptura del paradigma platónico-agustiniano, de cuño idealista, para que se abriese paso una nueva actitud: el análisis a partir de lo físico –como muestra atinadamente Rafael en su célebre cuadro– frente al idealista Platón, que señala hacia las elevadas ideas puras. Sin embargo, los aristotélicos lo convirtieron en pensamiento terminado, doctrina oficial y escolasticismo. Por eso Guillermo dice amar a Aristóteles, pero teme a los aristotélicos y debe esconder los instrumentos de observación.
La navaja de Ockham
La navaja de Ockham (a veces escrito Occam u Ockam), principio de economía o principio de parsimonia (lex parsimoniae), es un principio metodológico y filosófico atribuido al fraile franciscano, filósofo y lógico escolástico Guillermo de Ockham (1280-1349), según el cual:
"
en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta".
Esto implica que, cuando dos teorías en igualdad de condiciones tienen las mismas consecuencias, la teoría más simple tiene más probabilidades de ser correcta que la compleja.
En ciencia, este principio se utiliza como una regla general para guiar a los científicos en el desarrollo de modelos teóricos, más que como un árbitro entre los modelos publicados. En el método científico, la navaja de Ockham no se considera un principio irrefutable, y ciertamente no es un resultado científico. «La explicación más simple y suficiente es la más probable, mas no necesariamente la verdadera», según el principio de Ockham. En ciertas ocasiones, la opción compleja puede ser la correcta. Su sentido es que en condiciones idénticas, sean preferidas las teorías más simples. Otra cuestión diferente serán las evidencias que apoyen la teoría. Así pues, de acuerdo con este principio, una teoría más simple pero de menor evidencia no debería ser preferida a una teoría más compleja pero con mayor prueba.
6.1. Título
Según cuenta el autor en Apostillas, la novela tenía como título provisional La abadía del crimen, título que descartó porque centraba la atención en la intriga policíaca. Su sueño, afirma, era titularlo Adso de Melk, un título neutro, dado que el personaje de Adso no pasaba de ser el narrador de los acontecimientos. Según una entrevista concedida en 2006, El nombre de la rosa era el último de la lista de títulos, pero «todos los que leían la lista decían que El nombre de la rosa era el mejor.
El título se le había ocurrido casi por casualidad, y la figura simbólica de la rosa resultaba tan densa y llena de significados que, como dice en Apostillas: «ya casi los ha perdido todos.» Para Eco, esa carencia de significado final debida al exceso de significados acumulados respondía a su idea de que el título «debe confundir las ideas, no regimentarlas.»
Al enigma del título se unía el del verso en latín que cerraba la novela. A este respecto, el autor explica en Apostillas que, aunque el lector hubiese captado las «posibles lecturas nominalistas» del verso, esa indicación llegaría en el último momento, cuando el lector habría podido ya escoger múltiples y variadas posibilidades. Responde acerca del significado del verso, diciendo que es un verso extraído de una obra de Bernardo Morliacense, benedictino del siglo xii que compuso variaciones sobre el tema del ubi sunt, añadiéndoles la idea de que de todas las glorias que desaparecen lo único que restan son meros nombres.
6.2. Estructura y Narrador.
Según narra la introducción, «Naturalmente, un manuscrito», El nombre de la rosa está basada en un manuscrito que fue a parar a manos del autor en 1968, Le manuscript de Dom Adson de Melk, un libro escrito por un tal «abate Vallet» encontrado en la Abadía de Melk, a orillas del Danubio, en Austria. El supuesto libro, que incluía una serie de indicaciones históricas bastante pobres, afirmaba ser una copia fiel de un manuscrito del siglo xiv encontrado en la Abadía de Melk.
A partir de esa base, la novela reconstruye con detalle la vida cotidiana en la abadía y la rígida división horaria de la vida monacal, que articulan los capítulos de la novela dividiéndola en siete días, y estos en sus correspondientes horas canónicas.
La historia está narrada en primera persona por el ya anciano Adso, que desea dejar un registro de los sucesos que presenció siendo joven en la abadía. En Apostillas, Eco comenta una curiosa dualidad del personaje: es el anciano de ochenta años que narra los sucesos acaecidos en los que intervino Adso, el joven de dieciocho años. «El juego consistía en hacer entrar continuamente en escena al Adso anciano, que razona sobre lo que recuerda haber visto y oído cuando era el otro Adso, el joven.
La voz narrativa es pues una voz pasada por múltiples filtros; tras el ineludible filtro de la edad y de los años pasados por el personaje, la introducción de la novela explica que el texto original de Adso de Melk es registrado por J. Mabillon, a su vez citado por el abate Vallet, de quien el autor tomaría prestada la historia. Según explicó Eco en Apostillas, este triple filtro vino motivado por la búsqueda de una voz medieval para el narrador, apercibiéndose de que finalmente «los libros siempre hablan de otros libros y cada historia cuenta una historia que ya se ha contado».
6.3. Intertextualidad
El nombre de Adso ha sido considerado un tributo a Simplicio, un personaje del Diálogo sobre los principales sistemas del mundo de Galileo Galilei (Ad simplicio, «para Simplicio») y se ha señalado la similitud con el personaje del Dr. J. H. Watson, compañero de Sherlock Holmes, a quien el protagonista, Guillermo de Baskerville, alude por su nombre.
En la novela se realiza una exposición del método científico y el razonamiento deductivo, usados hábilmente por Guillermo para resolver el misterio, recordando en ocasiones su actuación tanto a Sherlock Holmes como a Guillermo de Ockham (c. 1280/1288 – 1349), franciscano y filósofo escolástico inglés, pionero del nominalismo, considerado por algunos padre de la epistemología y de la filosofía modernas en general.
También se alude al libro II de la Poética de Aristóteles, que se perdió aparentemente durante la Edad Media y del que nada se conoce, aunque se supone (y la novela así lo señala) que trataba sobre la comedia y la poesía yámbica. Es el libro que en la novela causa la muerte de varios monjes.
6.4. Eco y Borges
La figura de Jorge Luis Borges circula por El nombre de la rosa encarnada en el personaje de Jorge de Burgos, ambos son ciegos, «venerables en edad y sabiduría», ambos de lengua natal española.
Eco quedó fascinado por Borges desde los veintidós o veintitrés años, cuando un amigo le prestó Ficciones (1944) allá por 1955 o 1956, siendo Borges todavía prácticamente un desconocido en Italia. Precisamente en Ficciones se halla recogido La biblioteca de Babel, cuento del escritor argentino aparecido anteriormente en El jardín de senderos que se bifurcan (1941); se han señalado varias coincidencias entre la biblioteca de la abadía, que constituye el espacio protagonista de la novela, y la biblioteca que Borges describe en su historia: no sólo su estructura laberíntica y la presencia de espejos (motivos recurrentes en la obra de Borges), sino también que el narrador de La biblioteca de Babel sea un anciano librero que ha dedicado su vida a la búsqueda de un libro que posee el secreto del mundo.
También en el título se encuentran reminiscencias borgianas; en El golem (1964) Borges escribía, en el mismo sentido que el verso final de la novela que «el nombre es arquetipo de la cosa», y «en las letras de rosa está la rosa».
Esquema del laberinto
Umberto Eco
Jorge Luis Borges
6.5. La ciudad de Dios
Según Gonzalo Soto Posada, Eco aplica en El nombre de la rosa una de las figuras de la retórica clásica, el adynaton, e interpreta la novela como una inversión de La ciudad de Dios de San Agustín, escrita entre el 412 y el 426, en la que se enfrenta el concepto de «Ciudad Celestial» con la «Ciudad Pagana». En La ciudad de Dios los caballeros del bien construyen la Ciudad de Dios y valores como la vida, la paz, el amor, la justicia... Los caballeros del mal destruyen ese proyecto, e inundan la tierra de muerte, guerra, odio, injusticia. En la novela de Eco, los caballeros del bien, representados por Jorge de Burgos son los asesinos y los destructores, mientras Guillermo de Baskerville, el supuesto hereje, es un constructor, perseguido por Burgos y sus secuaces.
Este enfrentamiento ideológico gira alrededor de un libro, el segundo de la Poética de Aristóteles, manuscrito que se supone desaparecido en la Edad Media, y en el que supuestamente el filósofo realizaba una defensa de la comedia y el humor como posibilidad de cuestionar los absolutos establecidos. El personaje de Burgos representa aquí una ortodoxia autoritaria, aferrada al pasado, paradigma del «Yo soy el camino, la verdad y la vida» cristiano, enfrentado a Baskerville, que personaliza la cultura de la risa, la que cuestiona la ortodoxia, el que proclama «Yo busco la verdad», considerando que nada es definitivo y que todo debe ser reinterpretado y contemplado con un sano escepticismo.
Primer folio de un manuscrito de 1470 de La ciudad de Dios (De Civitate Dei) de San Agustín
6.6 Análisis de frases.
“Un sacerdote no debe reír…”
El Fraile Jorge dice esto por sus creencias. Como hemos dicho anteriormente, la risa para él significaba la abolición del temor, y sin temor no había necesidad de un dios, y esto traería un caos tremendo al mundo conocido. Los hombres de Dios no podían mostrar semejante muestra de estupidez y vulgarismo, al menos, para él.

“El conocimiento es un espíritu maligno.”
El conocimiento puede llevar al acometimiento de acciones manipuladoras y en beneficio de sí mismo de una manera tremendamente avariciosa. Es el caso de aquellos líderes sociales de cualquier índole que fueran corruptos. Sólo los más ricos podían tener mucho conocimiento, y si este se divulgaba en el pueblo, las barreras jerárquicas de antaño se romperían fácilmente.

“La mujer es perversa por naturaleza…” “La mujer es más amarga que la muerte.”
La mujer era mirada en menos en ese entonces, concebida sólo para la reproducción, y hasta hace muy poco esa situación aun se daba en nuestro país. En otras partes del mundo lamentablemente esto sigue. La belleza de la mujer lleva a despertar las pasiones físicas del hombre, los cuales pueden cometer errores garrafales o conducir a su muerte. Los monjes, por supuesto, tenían muchas dificultades para controlar sus necesidades carnales.

“…El objetivo de esta Abadía es la preservación del conocimiento y no su búsqueda, porque no hay progreso en la historia del conocimiento sino, continua y sublime recapitulación.”
En esta época donde la filosofía escolástica dominaba el pensamiento intelectual del norte de Italia es claro que ellos creían en que la sabiduría del mundo estaba ya escrita en los libros antiguos, y por sobre todo, en las Sagradas Escrituras (Biblia). En la obra se pronuncian fragmentos de textos de sabios árabes, lo que nos indica que la biblioteca tenía un corte escolástico.
8. Bibliografía
http://www.filmaffinity.com/es/film288865.html
http://html.rincondelvago.com/el-nombre-de-la-rosa_umberto-eco_13.html
http://es.slideshare.net/melvinrg95/el-nombre-de-la-rosa-15493900
http://es.scribd.com/doc/57206630/La-filosofia-medieval-a-traves-de-El-nombre-de-la-rosa#scribd
http://auladefilosofia.net/2012/04/09/clara-vivas-rubio-el-nombre-de-la-rosa-y-la-filosofia-antigua-y-medieval/
http://www.arteguias.com/mujeredadmedia.htm
http://es.slideshare.net/rraTatuajes/representacion-del-diablo-en-la-edad-media
http://es.wikipedia.org/wiki/El_nombre_de_la_rosa#Intertextualidad
http://cuadernodelzipa.blogspot.com.es/2005/10/el-nombre-de-la-rosa-la-iglesia-la.html
http://elpais.com/diario/2008/02/09/viajero/1202594890_850215.html
http://www.la-historia.com.ar/historia_edadmedia107y108.php
http://html.rincondelvago.com/orden-dominicana.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Inquisici%C3%B3n#Inquisici.C3.B3n_medieval
http://www.academia.edu/4946894/La_homosexualidad_en_la_Edad_Media
http://html.rincondelvago.com/el-nombre-de-la-rosa_jean-jacques-annaud_5.html
http://www.centrocp.com/el-nombre-de-la-rosa/
http://es.wikipedia.org/wiki/Navaja_de_Ockham
http://spanish.skepdic.com/navajaoccam.htm
La biblioteca
Los benedictinos se dedican a tejer el hilo de la sabiduría. Ahí, en su biblioteca. En el eterno copiar los libros. Algunos de los cuales, claro, estaba prohibido leer. Porque podían inducir a la duda y a la negación de la doctrina.
Quién iba a pensar que el secreto estuviera allí. Y que tuviera el nombre de Aristóteles, el filósofo antiguo más caro a la edad media, el maestro de Santo Tomás de Aquino.
Un libro de páginas envenenadas, escrito con una tinta que ennegrece la lengua de los frailes muertos, que tuvieron la fea costumbre de mojarse el dedo con la lengua para pasar las páginas. Un libro así tiene que tener un contenido también terrible.
Todo se aclara cuando de Baskerville logra entrar a la biblioteca. Al laberinto del saber, ordenado según las regiones del mundo conocido. Y he aquí el libro, de Aristóteles, decíamos. ¿Tal vez nos daría el conocimiento del motor inmóvil? ¿O la fórmula de la piedra filosofal?.
Pero no, toda esa serie de asesinatos se debía nada más y nada menos que a un tratado sobre la risa: La Comedia, de Aristóteles. Que hubo que proteger con veneno para evitar que la alegría corrompiera a los frailes.
El nominalismo ockhamista y la crisis de la Escolástica
En el siglo XIV hay un conflicto cada vez más acusado: la vinculación entre el poder político y el religioso (Emperador y Papa) se deteriora para siempre. Además, el Imperio comienza a desmembrarse en territorios que reclaman independencia. En el seno de la Iglesia la situación no es mejor: estalla el Cisma de Occidente.

En este contexto, una serie de pensadores someten a crítica los supuestos y afirmaciones fundamentales que sostenían la filosofía y teología medievales. Ha llegado el momento de alumbrar algo nuevo. Es la llamada via modernorum frente a la via antiqua. Esta última remite a las escuelas del pasado (la Escolástica), que siguen con los mismos temas de los siglos anteriores; son los tomistas, agustinistas, etc. Los moderni, por su lado, son los que abren una nueva vía que desembocará en la modernidad. Son los nominalistas, a cuya cabeza se sitúa Guillermo de Ockham.

Si tuviéramos que resumir las principales líneas de su pensamiento, y hacerlo en relación a El nombre de la rosa, podríamos centrarnos en los siguientes cuatro grandes ejes temáticos:
Las relaciones entre fe y razón
Agustín de Hipona (354-430) había establecido el sometimiento absoluto de la razón a la fe, lo que matizó en el siglo XIII Tomás de Aquino: hay verdades racionales autónomas, aunque no puedan entrar en contradicción con las de la revelación. Aquino no llegó a aceptar la teoría de la doble verdad, introducida en Occidente por Averroes. Pero Ockham sí dio un paso más allá: hay verdades de la razón que no son verdades de la fe; no se excluyen, pero tampoco se limitan. En la película esto es un tema que, aunque parece estar al fondo de los acontecimientos, es central: Guillermo de Ockham/Baskerville ahonda en las verdades racionales, quiere averiguar el enigma con leyes de este mundo, quiere observar, medir, inferir, analizar con reglas y procedimientos de este mundo, desde el empirismo y la razón.
El nominalismo y la cuestión de los universales
La filosofía anterior concebía los conceptos universales teniendo una existencia independiente del mundo físico (Agustín de Hipona) o con cierta base en el mundo material (Tomás de Aquino). Sin embargo, Ockham sostenía que no hay fundamento extramental para los conceptos universales, es decir, que su base es únicamente la semejanza entre los individuos. Así, el concepto “hombre” no es verdadero porque todos los hombres posean la misma esencia, sino porque los hombres se parecen entre sí, y damos el mismo nombre a lo que es similar. Los conceptos universales son, pues, realidades de carácter lingüístico, signos, nombres (de ahí el nominalismo). A lo largo de toda la película hay interpretación de signos, lectura de signos: la tarea del sabio es buscar la verdad que los signos indican. El propio título de la obra es un signo: no conocemos la rosa, lo que sea esencialmente la rosa, sino tan solo su nombre. Tampoco Adso conoció nunca el nombre de su campesina.
El principio de economía
Probablemente es el elemento más conocido y característico de la filosofía ockhamista. Es también llamado “la navaja de Ockham”, y sostiene que no hay que multiplicar los entes sin necesidad, esto es, que no hay que suponer más que lo estrictamente necesario para la explicación de cualquier realidad. Este principio será un eje desde el que toda ciencia trabaje en adelante, y servirá para eliminar toda adherencia metafísica, digresión inútil o palabrería hueca para quedarnos con lo estrictamente necesario. La ciencia caminará hacia el conocimiento por el camino más corto en busca de un saber riguroso.

Ya ha sido explicado en el punto de filosofía con el título
"LA NAVAJA DE OCKHAM "
En conclusión, Ockham no fue en rigor ningún científico, no inventó ni hizo descubrimientos, pero sus ideas están en la base de la modernidad y la ciencia de los siglos siguientes, que no ignoran principios tan elementales como el principio de economía o la teoría de la doble verdad.
Full transcript