Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

El estilo Barroco

El estilo conocido como Barroco representa los cambios sociales y políticos acaecidos en Europa (y sus colonias) en el siglo XVII y XVIII
by

Catalina Echavarria

on 23 September 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of El estilo Barroco

El Barroco
El Barroco, un término que fue inicialmente utilizado por los detractores del estilo que precedió el Renacimiento; encierra un significado despectivo asociado a grotesco, absurdo, ridículo y desproporcionado.
A pesar de lo anterior, dicho estilo permeó diferentes campos artísticos como la literatura, la música, la arquitectura, la escultura y la pintura. Cabe resaltar que las diferentes formas que adoptó el barroco corresponden con el contexto social, económico y especialmente religioso en el cual surgieron.
Los siglos XVII y XVIII, en los cuales se ubica el mencionado estilo, se caracterizaron por su turbulencia política, económica y religiosa. La teoría heliocéntrica era ampliamente aceptada y difundida tras la expansión europea en África, y la recientemente conocida América. Fueron precisamente el espíritu científico, la racionalidad, y la Reforma las fuerzas que mayor debate suscitaron en esta época. Las marcadas diferencias económicas e ideológicas entre el Norte, centro y sur de Europa, evidentes en las luchas de poder entre católicos y protestantes, fueron los factores determinantes de los acusados contrastes del Barroco.
La preocupación por el uso de los colores, y la luz es una de las características comunes del Barroco. En las expresiones barrocas italianas, españolas y francesas, la exagerada ornamentación (rimbombante y recargada) alude a temas "divinos": las representaciones religiosas, la realeza, la mitología, y las escenas heroicas; en contraste con el barroco flamenco, austro-germano e inglés, marcadamente más sobrio en formas y colores, cuyos temas centrales fueron escenas cotidianas de la vida de las crecientes ciudades: los oficios, la ética del trabajo protestante, y las austeras festividades entorno a los centros de comercio. También en las colonias americanas de ultramar surgieron manifestaciones artísticas cercanas al Barroco, que reproducían las formas del estilo español y portugués en temas principalmente religiosos con miras a la conversión de los nativos americanos, combinando el imaginario indígena con el misticismo católico.
El Barroco es el estilo que sobresale tras el Renacimiento, y es gracias a este particular estilo que movimientos como el Neoclasicismo y el Romanticismo encuentran el punto de partida en el siglo XIX.
Roma, Italia
Italia, cuna del Barroco.
Roma es la mayor exponente de este estilo, pues la Contrarreforma era inminente y el arte fue usado como propaganda para la difusión de la fe católica. Sus mayores exponentes fueron Amerighi da Caravaggio y Gian Lorenzo Bernini. Muchos de los grandes artistas barrocos de otros países vivieron en Roma para aprender y desarrollar el estilo, que se caracterizaba por los recargados ornamentos, la emotividad de las figuras y los temas marcadamente religiosos.
España: Madrid, Sevilla y Santiago de Compostela
Las sobrias y austeras fachadas del Renacimiento español, dan paso a la riqueza decorativa del Barroco mediados del siglo XVII. Este estilo coincidió con el denominado "Siglo de Oro" de la pintura española, sus mayores exponentes fueron Diego Velázquez y Francisco de Zurbarán. Los monarcas españoles utilizaron la pintura y la escultura como herramientas de difusión de la fé católica, invirtiendo las riquezas traídas de América en la consolidación de la iglesia y mantenimiento del status quo.
Paris, Francia
Francia se convierte en el centro de poder... y del derroche y la ostentación, el medio ideal para el florecimiento del barroco denominado rococó, un estilo particular del barroco cortesano en el cual predominan los temas amorosos, la mitología, los desnudos y las escenas heróicas, los artistas representantes de este estilo fueron Louis Le Val, Jules Hardouin- Mansart, y Claude Perrault. Las obras arquitectónicas encargadas por los despilfarradores monarcas (lo que más tarde les costaría la cabeza). La obras arquitectónicas de este período, se encuentran entre las más visitadas del pías galo en la actualidad.
Berlin, Dresden, Viena; Sacro Imperio Romano Germánico (Alemania y Austria)
El Barroco alemán se considera tardío, pues las guerras intestinas por la Reforma hicieron que el estilo llegase depurado y simplificado, comparado con el italiano, francés o español. El invento de la imprenta fue fundamental para la difusión de las ideas luteranas y calvinistas, el protestantismo es una religión racional, alejada de la emoción barroca tradicional, a pesar de lo cual algunos arquitectos y artistas italianos encontraron mecenas dispuestos a subvencionar sus obras. Los artistas alemanes y austriacos más destacados de este período fueron: Andreas Schülter, Matthäuse Pöppelmann, Lukas von Hildebrandt, y Johann Bernhard Fischer von Erlach (arquitecto del Palacio Schönbrunn, llamado el "Versalles austriaco").
Bruselas, Amberes, Brujas; Bélgica
La adopción de las teorías luteranas por parte de los comerciantes flamencos fue decisiva en las representaciones artísticas de artistas como Peter Paul Ruebens y Anton van Dyck. Los artistas se especializaron en los retratos nobiliarios y las representaciones de la vida diaria (escenas de festivales austeros al aire libre, el ejercicio de los oficios o naturaleza muerta).
Amsterdam, Delft; Holanda
El barroco holandés es similar al belga, dada la complejidad de las relaciones entre ambos territorios, hoy políticamente separados. El Protestantismo es determinante en las expresiones artísticas de Rembrandt y Jan Varmeer. En sus obras se muestran escenas de la vida cotidiana en paisajes urbanos, el rol de las mujeres en la sociedad costumbrista, y la importancia de la ciencia; temas alegóricos al espíritu luterano de la Reforma.
En Inglaterra, el Barroco permitió el rompimiento con los estilos góticos y renacentistas. En contraste con el barroco francés e italiano, el inglés se caracterizó por su austeridad y formas menos recargadas. El impacto de la Restauración en la sociedad inglesa, repercutió significativamente en la baja difusión del estilo en el territorio británico. Los más grandes exponentes de este estilo fueron Christopher Wren y Sir Jhon Vanbrough
Oxford, York, y Londres; Inglaterra
México, Lima, Quito, Bogotá, Rio de Janeiro: Las Colonias Americanas

Los ecos del barroco alcanzaron los territorios de ultramar de España y Portugal. El afán por conquistar la fe de los nativos americanos, influyó profundamente en la arquitectura colonial. Las ornamentadas iglesias, el uso desmesurado del dorado, y las rimbombantes decoraciones, pretendían deslumbrar a los recién conversos para abrazar la religión católica, traída por los misioneros. A medida que las riquezas materiales abandonaban el continente en los galeones, las principales capitales latinoamericanas se poblaban de iglesias y catedrales ricamente decoradas de acuerdo a la moda española. Las representaciones sagradas incluían también un elemento ecléctico que transformaba figuras y sitios ceremoniales sagrados (ídolos, cementerios indígenas, o montañas) en objetos de culto católico (como el Niño Jesús de Huanca, objeto de adoración incaica precolombina que sostiene en sus manos un sagrado corazón y medio aguacate -imagen derecha-). Los mayores representantes del barroco americano fueron Cristóbal de Villalpando, Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos, y Juan Rodríguez Juárez.
Full transcript