Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Exclusión Social y Pobreza

No description
by

Juan Carlos Nuñez Silva

on 28 April 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Exclusión Social y Pobreza

Exclusión Social y Pobreza
Docente:
Juan Carlos Núñez Silva
Trabajador Social
Máster Intervención Psicosocial
Máster Investigación en Psicología Social
Universidad Autónoma de Barcelona

Análisis: ¿Quienes son los excluidos?
Concepto básicos
de Pobreza
CLACSO:
Absoluta
Las definiciones varían considerablemente, pero por lo general domina la idea de la satisfacción de las necesidades fisiológicas del individuo. Las definiciones sobre pobreza no hacen referencias al contexto social o las reglas sociales y, por lo general, se alude a las necesidades físicas básicas de subsistencia (CLACSO, 2009).
La pobreza absoluta es la que ostentan aquellos individuos que no son capaces de satisfaccer sus necesidades básicas de susbsistencia.
"Las definiciones de pobreza absoluta suelen caracterizarse por establecer nociones prescriptivas basadas en las “afirmaciones” hechas por los expertos acerca de las necesidades mínimas de la población" (CLACSO, 2009).
La Declaración de Copenhague de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, define:

“La pobreza absoluta es una condición caracterizada por la severa carencia de necesidades humanas básicas, que incluyen alimento, agua potable, instalaciones sanitarias, salud, vivienda, educación e información. No depende sólo del ingreso, sino también del acceso a servicios sociales” (ONU, 1995).
Amartya Sen sostenía que “existe un núcleo irreductible en la idea de pobreza. Si hay evidencias de hambre e inanición, entonces hay pobreza, independientemente de cualquier situación relativa”. Ejemplos de este núcleo absoluto son las necesidades de “satisfacer requirimientos nutricionales, […] impedir las enfermedades evitables, tener un techo, estar vestido, poder viajar, recibir educación […] vivir sin vergüenza” (Sen, 1983).
Por su parte, Townsend (1985) argumenta, sin embargo, que este núcleo absoluto es relativo a cada sociedad. Los requerimientos nutricionales dependen de los tipos de trabajo de la población durante diferentes períodos históricos y distintas culturas. Las enfermedades evitables dependen del nivel de la tecnología médica. La idea de vivienda es relativa no sólo al clima sino también a los fines que cada sociedad destina.
Sen, refutando plantea:

“este carácter absoluto no significa permanecer constante en el tiempo, ni invariabilidad entre diferentes sociedades, ni un énfasis en alimentación y nutrición. Este enfoque es más bien una manera de juzgar la privación de una persona en términos absolutos (en el caso de estudios sobre la pobreza, en términos de ciertos niveles absolutos mínimos específicos), más que en términos puramente relativos comparados con los niveles disfrutados por otros en una sociedad”.
Se distingue la definición de pobreza absoluta adoptada por la OECD (por sus siglas en inglés, Organization for Economic Cooperation and Development) como “un nivel de necesidad mínima por debajo del cual las personas se consideran pobres, para fines de interés social y gubernamental, y que no cambia en el transcurso del tiempo” (1976).
Administrativa
En los Estados de Bienestar, los ancianos, los discapacitados, los desempleados, las madres solteras, los grupos de bajos ingresos y las familias numerosas, entre otros, se han constituido en los focos de ayuda pública.
La ayuda consiste en ingresos monetarios mediante un sistema de transferencia de ingresos provenientes del Estado o del gobierno local (CLACSO, 2009).
Los grupos receptores de ayuda son clasificados como necesitados, pobres, desfavorecidos, merecedores de ayuda o pobres válidos y, así,
cobran visibilidad. Las categorías varían, como también lo hacen los criterios para la asignación de las ayudas. Por tanto, el estado benefactor crea categorías y clasificaciones de la pobreza.
Sin embargo, subyace la idea de que aquellas personas receptoras de algún tipo de beneficio social son más pobres que el resto de la población o, al menos, son más pobres que cierto segmento de la población, lo que justificaría la clasificación de su grado de pobreza.
Contextual
En el análisis contextual de la pobreza, el mundo de los que no son pobres, sus instituciones y su papel en la creación, preservación y reducción de la pobreza son tan importantes como el mundo aislado de los pobres. Dentro de esta perspectiva, la interacción entre los pobres y los no pobres es una cuestión considerada fundamental. La pobreza existe en tanto es creada y configurada por el mundo no pobre y sus instituciones.
Esta perspectiva no ha sido muy considerada en las investigaciones sobre la pobreza, ocultando de esa manera las causas y procesos que intervienen en la producción y persistencia de la pobreza.
Crónica
Término promovido por la organización Aide à Toute Détresse-Quart Monde.

Ésta entiende que la “pobreza crónica [se produce] cuando la falta de seguridad básica afecta simultáneamente varios aspectos de las vidas de las personas, cuando es prolongada y cuando compromete gravemente las oportunidades de las personas para recuperar sus derechos y para reasumir sus responsabilidades en el futuro inmediato” (Informe Wresinski del Consejo Económico y Social de Francia, 1987, citado en Duffy, 1995).
El Banco Mundial utiliza el término de un modo distinto. Éste utiliza datos de ingreso y consumo para distinguir, en el seno de un país, diferentes grupos, por ejemplo, los nuevos pobres (las víctimas directas del ajuste estructural) de los que se encuentran en el “umbral de la pobreza” (aquellos que están en el límite de la pobreza y que caen debajo de este debido a medidas denominadas de ajuste estructural) y de los “pobres crónicos” (aquellos que eran extremadamente pobres antes de que comenzara el ajuste) (Wratten, 1994).
Ajuste Estructural
El Banco Mundial (BM) implementó en 1979 los préstamos de ajuste estructural como una medida transitoria destinada a los países en desarrollo que afrontaban problemas en su balanza de pagos o tenían un gran endeudamiento externo.
A partir de la crisis de la deuda en 1982, un grupo cada vez más numeroso de países en desarrollo altamente endeudados no tuvieron más alternativa que adoptar los Programas de Ajuste Estructural (PAE), contrayendo préstamos que imponían condiciones económicas y políticas muy inflexibles.
Los PAE eran diseñados, según el BM, para reestructurar las economías “mal ajustadas” de los países en desarrollo lo que, supuestamente, establecería las bases para futuras mejoras en el bienestar social.
Exigía que el país receptor aceptara y adoptara medidas de “estabilización” promovidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Por lo general, la condicionalidad de la estabilización requería alcanzar metas de crecimiento impulsadas por el incremento de las exportaciones (a menudo exportaciones agrícolas a expensas de la agricultura de subsistencia), recortar el gasto público, limitar el endeudamiento, devaluar la moneda, privatizar organismos estatales y liberalizar la economía, entre otras medidas. Los resultados directos e indirectos de muchas de estas medidas afectaron negativamente a los pobres.
De Combustibles
Los combustibles, empleados para la calefacción, la limpieza o la preparación de alimentos, son considerados artículos necesarios para la subsistencia.
De ese modo, una carencia de combustible, por falta de recursos o de titularidades, es un indicador importante de pobreza y una parte fundamental de la experiencia de la misma. El término “pobreza de combustible”, utilizado principalmente en el Reino Unido (Cooper, 1981; Boardman, 1991).
De la Niñez
UNICEF define la pobreza de la niñez como aquella en la cual “los niños y las niñas que viven en la pobreza sufren una privación de los recursos materiales, espirituales y emocionales necesarios para sobrevivir, desarrollarse y prosperar, lo que les impide disfrutar sus derechos, alcanzar su pleno potencial o participar como miembros plenos y en pie de igualdad de la sociedad” (UNICEF, 2005).
Middleton (1997) considera que la pobreza infantil debe ser definida y medida independientemente de la pobreza de los adultos, de las familias o del grupo doméstico.
Hace esta diferencia entre la pobreza infantil y la de los adultos porque consideran que el impacto de períodos de pobreza extrema en los niños –aunque sean lapsos breves– puede producir daños físicos y psíquicos permanentes, detener o malograr su crecimiento y limitar las oportunidades para su realización personal, incluyendo los roles futuros que se espera que ocupen en la familia, la comunidad y la sociedad
(CHIP, 2004; UNICEF-IRC, 2005).
La Convención Internacional de los Derechos del Niño (CIDA,2004) establece que los niños tienen derechos que son independientes y equiparables a los de los adultos. Por lo tanto, aquellos aspectos de la pobreza infantil que violan derechos de los niños, por ejemplo, el acceso a la educación primaria, deben ser medidos de manera independiente de la pobreza de los adultos o de la pobreza familiar. Más aún, las mediciones de la pobreza infantil deberían ser específicas según la edad, para reflejar el hecho de que las necesidades de los niños cambian conforme su a crecimiento y su desarrollo. Es necesario ir más allá de mediciones de pobreza basadas en el ingreso y gastos de consumo de los hogares y ver tanto los efectos de un ingreso familiar bajo en los niños, como los efectos de prestaciones inadecuadas de servicios para ellos (Mehrotra et al., 2000; PNUD, 2004).
Las estimaciones globales de privaciones severas en la satisfacción de necesidades humanas básicas en los niños (Gordon et al., 2003) muestran que:
Casi una tercera parte de los niños en el mundo habita en viviendas de más de cinco personas por habitación o con piso de tierra.
Más de la mitad de mil millones de niños (27%) no cuenta con facilidades sanitarias.
Más de 400 millones de niños (19%) utilizan fuentes de agua no potables (abiertas) o tienen que caminar más de quince minutos para acceder a fuentes de agua.
Entre los niños de 3 a 18 años, aproximadamente uno de cada cinco no cuenta con radio, televisión, teléfono o periódicos en su casa.
Entre los niños menores de 5 años en el mundo, un total de 16% sufre de desnutrición severa. Casi la mitad de ellos viven en el sur de Asia.
El 13% del total de niños del mundo, 275 millones, no han sido vacunados contra ninguna enfermedad o han sufrido alguna enfermedad causante de diarrea, y tampoco han recibido atención o tratamientos médicos.
En el grupo de niños de entre 7 y 18 años de edad (más de 140 millones) uno de cada nueve niños sufre de privación educacional severa –nunca ha ido a la escuela–, lo cual manifiesta una carencia severa de educación formal.
Estructural
Las perspectivas estructurales de la pobreza la explican sobre la base de las estructuras sociales o económicas.
Por lo general, se entiende a la pobreza como el resultado de los patrones de desigualdad (incluyendo clase, raza, género y desigualdades geográficas), como así también de las estructuras de poder, incluyendo las estructuras económicas, políticas y de elite.
En el marco de la economía global, los países en desarrollo pueden considerarse en una posición de desventaja estructural, también denominada dependencia estructural.
Dos Perspectivas
La primera es cercana a los estudios anglosajones sobre el desarrollo y consiste, principalmente, en enfoques econométricos y análisis de “sustento”.

El foco está puesto sobre la pobreza crónica y se la entiende como la falta de acceso a ingresos y recursos básicos. Los pobres crónicos son aquellos que sufren pobreza durante largos períodos de tiempo, cuyos niños seguramente seguirán siendo pobres, y son además los menos beneficiados por el crecimiento económico y las iniciativas de desarrollo nacional e internacional.

Esta perspectiva, muy influyente en investigación
sobre pobreza en África y América Latina.
La segunda perspectiva analiza a la pobreza como un fenómeno multidimensional y estructural. La pobreza estructural es resultado de
procesos de largo plazo de desigualdad, exclusión persistente, concentración del poder económico, falta de acceso a recursos políticos, así como de violaciones sistemáticas a los derechos humanos, sociales y políticos básicos.
Un grupo de investigadores de Tailandia ha asociado la pobreza estructural con la privación de los derechos a los recursos –acceso a tierra, agua, medios de comunicación, toma de decisiones políticas, así como el derecho a la autoexpresión cultural cotidiana (Hassarungsee y SAWG, 2001).
Dos factores contribuyen a esta falta de acceso:
La gestión centralizada de los recursos por parte del Estado, cuyos principales objetivos son la generación de ganancias y la especulación de la propiedad;
La pérdida por parte de los pobres de su poder de negociación y de su acceso a la toma de decisiones políticas en áreas que afectan sus vidas.
Si la pobreza estructural refleja una estructura política opresiva, la desaparición de la opresión por medio de una distribución equitativa de recursos a toda la población y sectores deberá restablecer el equilibrio (Sachs, 1993).
Extrema
Entre las distintas definiciones, se la asocia con insatisfacción de necesidades mínimas de subsistencia (Commission on Human Rights, 1994), con la negación de titularidades básicas (Hunt, 1994) y con la experiencia de exclusión. El Banco Mundial define la pobreza extrema en términos de un ingreso menor a los 275 dólares anuales.
Para Boltvinik (1990; 1991), la pobreza extrema alude a la situación de aquellos hogares que, aun cuando destinan todo su ingreso a la alimentación, no pueden satisfacer sus necesidades en este rubro.
Femenina
Tanto en los países llamados “desarrollados” como en los denominados “en desarrollo”, las mujeres tienen mayores posibilidades que los hombres de sufrir la pobreza (Scott, 1984; George, 1988; Daly, 1989; Payne, 1991).
Según Payne (1991), “durante el transcurso de sus vidas, las mujeres son más vulnerables tanto a la pobreza como a la privación, existen más mujeres que hombres que viven en condiciones de pobreza y privación en cualquier momento en el tiempo”.
Esto está vinculado principalmente con la división sexual del trabajo, según la cual los hombres perciben un salario familiar adecuado, mientras que las mujeres no.
Si por lo general la pobreza es el producto de una incapacidad para generar recursos suficientes para la satisfacción de las necesidades, en el caso de las mujeres esto es una consecuencia de la división sexual del trabajo (Payne, 1991; Glendinning y Millar, 1992). Esta división circunscribe a las mujeres al ámbito del hogar, mientras que a los hombres les está asignado el mercado laboral. Una de sus consecuencias es la dependencia económica de las mujeres con respecto a los hombres.
“en términos de los hogares pobres, las madres solteras y las ancianas solas padecen de pobreza porque no hay un hombre con un alto poder adquisitivo o con una pensión del cual sostenerse, al mismo tiempo que los subsidios estatales son otorgados en montos bajos, ya que asumen la existencia de ese sostén masculino (...)
(...) Además, hay restricciones en las oportunidades para que las mujeres no dependan de la asistencia estatal o de las bajas pensiones, debido al rol asignado a la mujer para que permanezca en el hogar, acepte salarios bajos y atienda a los niños frente a la escasez y el costo de formas alternativas para el cuidado de los niños” (Payne, 1991).
Payne (1991), sostiene que en las situaciones de mujeres pobres no puede suponerse que los ingresos aportados por los hombres sean repartidos necesariamente de forma equitativa entre hombres y mujeres en el seno de los hogares.
Relativa
La pobreza relativa concibe a la pobreza en términos de su relación con estándares existentes en la sociedad.
Distancia económica

El término implica que la población pobre que no tiene control sobre recursos es significativamente diferente a los demás en la sociedad.
El estudio de ingresos de luxemburgo, por ejemplo, mide la pobreza como una proporción del ingreso promedio disponible per cápita (Smeeding et al., 1990).
“Existe una conexión inevitable entre pobreza y desigualdad: algunos grados o dimensiones de desigualdad […] conducirán a las personas a estar por debajo de los niveles mínimos aceptables en esa sociedad. Este aspecto de ‘distancia económica’ es lo que constituye la pobreza” (O’Higgins y Jenkins, 1990).
El término fue introducido en el estudio de ingresos de luxemburgo para describir la situación de las personas cuyo ingreso está por debajo del 50% del ingreso medio (Smeeding et al., 1990).
Townsend se refiere a la pobreza como una forma de privación relativa: “la ausencia o insuficiencia de las dietas, comodidades, estándares, servicios y actividades que son comunes o habituales en una sociedad” (Townsend, 1979: 915).
La pobreza relativa tiene dos elementos fundamentales.

El primero es el supuesto de que la pobreza está socialmente definida.

El segundo elemento es el uso de métodos comparativos para determinar la pobreza mediante la comparación y contraste respecto de otras personas no pobres en la sociedad. De ese modo, la pobreza es identificada con la desventaja y la desigualdad.
Rural
Los grupos con mayor probabilidad de padecer pobreza rural son: los pequeños agricultores, los sin tierra, los pueblos indígenas, los pescadores pequeños y artesanales, los refugiados y personas desplazadas y los pastores nómadas. Los hogares encabezados por mujeres también representan un grupo vulnerable: se estima que en los 114 países en desarrollo existen 76 millones de mujeres jefas de hogar, en hogares pobres que representan 377 millones de personas.
Una clasificación de cinco tipos de la pobreza rural fue desarrollada por el IFAD (Fondo Internacional de las Naciones Unidas para el Desarrollo Agrícola), basada en una investigación realizada en Filipinas, Somalía, Oriente Próximo y África del Norte.
Pobreza intersticial. Enclaves de pobreza, en contextos de poder, riqueza y propiedad de bienes, caracterizados por su privación y enajenación de los bienes materiales. Esta situación dificulta la transferencia de recursos hacia los pobres rurales, ya que los mismos son apropiados por los no pobres, debido a esta situación de enclave y la diferencia de acceso a los recursos.
Pobreza periférica. Este tipo de pobreza es la que se localiza en áreas marginales, principalmente entre los pequeños agricultores y los sin tierra, sobre todo en tierras altas de algunas regiones y en tierras agrícolas marginales. Se caracteriza por privación material combinada con aislamiento y enajenación.
Pobreza traumática o esporádica. Es aquella causada por calamidades naturales o sociales, como las guerras, sequías, inundaciones, plagas y desplazamientos laborales que pueden producir pobreza ocasional con serias incidencias de desnutrición. Los pueblos nómadas son particularmente vulnerables a este tipo de pobreza. Sin embargo, también las calamidades naturales y sociales afectan a todo tipo de población, en todas partes del mundo, siendo una de las principales causas de la pobreza mundial.
Pobreza por hacinamiento. Este tipo surge generalmente a partir del crecimiento poblacional en áreas de alta productividad agrícola que mantienen a grandes poblaciones rurales. En Bangladesh y en la parte oriental de la India, este tipo de pobreza está fuertemente concentrada en áreas de alta densidad de población rural.
La pobreza por hacinamiento se caracteriza por privación material y enajenación de los medios de subsistencia.
Pobreza endémica. Es aquella causada por baja productividad y una base de recursos pobre, que resultan en: bajos ingresos, desnutrición y problemas de salud. En África y en el Oriente Próximo, los grupos más vulnerables a la pobreza endémica son los pequeños agricultores, pescadores artesanales y pastores. Las características de la pobreza endémica son el aislamiento, la enajenación de los medios de subsistencia, la falta de tecnología y la carencia de activos.
Subjetiva

De acuerdo a Hagenaars y Van Praag (1985), la elección de enfoque entre pobreza “absoluta” y “relativa” restringe arbitrariamente el problema de acuerdo a la percepción del investigador. De hecho, dentro de ambos enfoques se requiere de juicios de valor, como por ejemplo, la fracción de la media o de la mediana de ingresos donde se sitúa la línea de pobreza (en el método relativo), o la canasta de bienes que satisface requerimientos nutricionales mínimos (en el método de costo de necesidades básicas).
Por contraste, los autores señalan que el método subjetivo está libre de esas “arbitrariedades”, ya que en él la definición de pobreza está dada por la población y no por quien realiza el estudio. En este método estaría implícito, entonces, el supuesto de que “cada individuo por sí mismo es el mejor juez de su propia situación” (van Praag et.al., 1980).
"La Pobreza Subjetiva puede ser entendida como la percepción de pobreza que tiene un sector de la población que, si bien sus ingresos les permiten ubicarse por encima de la línea de pobreza, se sienten y definen a sí mismos como ‘pobres’ por no poder acceder a un conjunto de bienes y servicios que consideran de gran importancia en sus vidas (...) (Giarriza, 2007).
(...) Ese tipo de pobreza se considera subjetiva porque es la persona quien se siente y define a sí misma como ‘pobre’, a pesar de cubrir con sus ingresos una canasta de consumo que le garantiza el acceso a bienes y servicios esenciales para su subsistencia. Lo que muestra esa percepción de pobreza, es que esa gente busca algo más que la supervivencia" (Giarrizzo, 2007).
Otros conceptos relevantes:
Poder
El poder es, para algunos, la capacidad para dirigir, orientar o influir la conducta de otros, quienes a veces aceptan o se adaptan a esa dirección, orientación o influencia, sin que necesariamente ello implique sumisión.
Según Ham y Hill (1993) existirían diferentes visiones que justifican
diversas formas en que se ejerce el poder.
Elitismo
Es una visión particular del poder que cree que este debe estar concentrado en pocas manos.
Corporativismo
Es una forma de poder que supone que las jerarquías sociales están basadas en representaciones estamentales que se cree que son superiores a otras.
El pluralismo es una creencia que afirma que el poder está relativamente difundido en forma más o menos equitativa entre distintos grupos rivales.
La falta de poder de los pobres es importante para entender tanto la situación de vulnerabilidad a la explotación que sufren, como así también su desventaja relativa para cambiar sus condiciones.
Canasta Básica
de Alimentos
Se trata de un valor estimado de un conjunto de alimentos básicos que en ocasiones incluye otros bienes básicos no alimentarios y que está estandarizado de acuerdo a parámetros tales como el porcentaje del gasto en alimentos para un cierto tipo de hogar, con una cantidad determinada de integrantes.
En cada país se define una CBA para un individuo promedio (o para un individuo promedio en cada hogar) en base a dietas básicas observadas en encuestas de ingreso y gastos de los hogares, así como en los requerimientos nutricionales recomendados en términos de edad, peso y talla, sexo y tipo de actividad.
Línea
de Pobreza
Se considera que una línea de pobreza es un umbral, en términos de ingreso o de riqueza, por debajo del cual las personas pueden ser consideradas “pobres”.
Es posible diferenciar entre líneas de pobreza medidas en términos prescriptivos y aquellas identificadas sobre la base de la observación empírica o de la valoración de necesidades.
El Banco Mundial ha fijado un umbral de pobreza en 372 dólares al año ($238 Mil), que se cree está basado en una valoración precisa de las necesidades. Esta cifra anual es el resultado de multiplicar por doce la cifra arbitraria de 31 dólares mensuales ($ 19.840), que a su vez surge de otra cifra fijada en un dólar diario ($ 640).
Las líneas de pobreza son vistas generalmente como indicadores de pobreza, más que como mediciones precisas, puesto que la falta de ingreso no es una medición suficiente de la pobreza.
En estos casos, la aplicación de líneas de pobreza resulta cada vez más compleja. Por otra parte, la experiencia muestra que, mientras más sensible es el instrumento de medición, mayores son las dificultades para su aplicabilidad.
En Chile se construyen indicadores de pobreza y pobreza extrema estimados por Ministerio de Desarrollo Social a partir de la información de la Encuesta Casen utilizando el método de ingresos o indirecto.
A diferencia del método de NBI, este método utiliza el ingreso como indicador de la capacidad de satisfacción de las necesidades básicas, de modo que estos mínimos se establecen en términos de un cierto nivel de ingreso. Así, la línea de pobreza es el ingreso mínimo establecido por persona para satisfacer las necesidades básicas y la línea de pobreza extrema es el mínimo establecido por persona para satisfacer las necesidades alimentarias.
Línea de Pobreza Extrema: Ingreso mínimo establecido por persona para satisfacer las necesidades alimentarias. Corresponde al costo mensual de una canasta básica de alimentos por persona, cuyo contenido calórico y proteico permite satisfacer un nivel mínimo de requerimientos nutricionales y que además refleja los hábitos de consumo prevalecientes. El valor de la canasta básica difiere entre las zonas rural y urbana.
LP = k • CBA
La composición de la canasta básica de alimentos fue estimada a partir de la información de gasto de los hogares de la IV Encuesta de Presupuestos Familiares realizada por el INE entre diciembre de 1987 y noviembre de 1988 en el Gran Santiago. Los precios utilizados para establecer el costo de esta canasta son los recolectados por el INE para calcular el Indice de Precios al Consumidor (IPC) y su valor es actualizado de acuerdo a la evolución de los mismos.
Full transcript