Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

pros y contra de la legalización de las drogas

No description
by

Dahiana Garcia Galeano

on 18 September 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of pros y contra de la legalización de las drogas

legalización de las drogas
legalización total y legalización regulada
PRO DE LAS DROGAS

CONTRA
¿por que ilegal?
ilegalización de la marihuana
La legalización de las drogas es uno de los modelos propuestos por activistas e instituciones por derechos individuales para la modificación de las leyes que prohíben tenencia, consumo, suministro y/o producción de sustancias adictivas. El argumento central está basado en el derecho fundamental que cada persona tiene a elegir cómo quiere llevar su vida, lo que incluye la obligación del Estado de respetar la decisión del ciudadano sobre las sustancias que decida utilizar o consumir. Otros partidarios de esta medida basan su defensa en la creencia de que sería un medio importante para erradicar las mafias relacionadas con el narcotráfico
Las mafias se debilitan, pero no desaparecen: la legalización del negocio podría acabar con los inmensos ingresos que de este negocio llega a las organizaciones criminales, pero no acabaría con ellas, es más, cabe la posibilidad que como buenos hombres de negocios, las mafias simplemente decidan diversificar a otros sectores de la economía ilegal. Las mafias son un problema de aplicación de la ley y debilidad estatal, no de que existan actividades prohibidas, por eso, la legalización no puede verse como la panacea al atender la cuestión global del crimen organizado.
Nuevos, y no menos complejos, desafíos: la legalización cambiaría del enfoque coercitivo al preventivo, pero esto no supone una simplificación del problema; atender adictos es tan complejo como luchar porque no tengan acceso a las drogas. De igual manera, el mayor y más fácil acceso a las sustancias, aunque con seguridad no lleve a un aumento apocalíptico del consumo como algunos creen, si mejorará las posibilidades de muchas personas de acceder y eventualmente convertirse en adictos. El Estado y la sociedad, sea cual sea el enfoque que siga, no podrá lavarse las manos del problema tan fácilmente.

Esta posición pide el fin de la prohibición de la distribución o venta y el uso personal de drogas actualmente prohibidas. Los sistemas varían desde la legalización total, que eliminaría completamente todas las formas de control gubernamental, a diversas formas de legalización regulada donde las drogas estarían legalmente disponibles bajo un sistema de control del gobierno lo que implica:
etiquetado legal sobre dosis y advertencias médicas
restricciones a la publicidad
limitaciones de edad
restricciones en la cantidad comprada en un tiempo
requisitos sobre la forma en que ciertas drogas que se deban suministrar
licencias de usuario especial para comprar drogas en particular
Reducir las fuentes de financiación de las mafias y grupos terroristas: la mayoría de las organizaciones criminales internacionales se financian, de una y otra forma, con la producción, tráfico y venta de las drogas ilícitas; desde las mafias colombianas y mexicanas, hasta los talibanes afganos. Si el negocio pierde su estatus de ilegalidad, las ingentes ganancias se reducirían muchísimo y el comercio de drogas perdería su lucrativa clandestinidad.
Mejorar las posibilidades de controlar y atender a los adictos: así como se hace con el tabaco o el alcohol, si la producción y comercialización de drogas fuera legal, los gobiernos podrían controlar no solo la calidad del producto, sino monitorear y atender con mayor facilidad a adictos y consumidores.
Posibilitar la tributación del negocio: por supuesto, como con todo negocio legal, el Estado podría recolectar impuestos sobre la producción y venta de la droga. En efecto, se conseguirían con toda seguridad muy buenos ingresos sobre este comercio multimillonario.
Enfoque preventivo sobre coactivo: finalmente, está el asunto de la posibilidad de consumir como parte de las decisiones individuales tomadas en el marco de la libertad de las personas. Esto es más complejo de lo que parece, sin embargo, es claro que un enfoque sobre el consumo más preventivo (que facilitaría la legalización) que coactivo, sería menos invasivo y restrictivo de las libertades individuales de los ciudadanos.
2. Afectaría gravemente la economía dedicar al cultivo de droga –es decir, algo que va a arruinar la salud y la vida de la población– tierras que podrían dedicarse a cultivos alimentarios y/o medicinales.

3. Legalizar la marihuana no detendría la violencia; sólo serviría para enriquecer a unos cuantos terratenientes que ya se frotan las manos pensando en las ganancias que obtendrán.

4. Más del noventa y nueve por ciento de adictos a la cocaína y heroína deben ésta adicción a que un día cedieron a la tentación de enajenarse y se permitieron probar la marihuana. Y una vez atravesado ese umbral, siguieron experimentando con drogas cada vez más fuertes. La marihuana es puerta de entrada a adicciones más graves.

5. Mucha gente que hoy no se atreve a probar la marihuana porque está prohibida lo haría si fuera legal. Pronto no sólo adultos, sino jóvenes, adolescentes y aún niños, estarían consumiéndola, empezando su triste camino de adicción y destrucción.

6. Si, aunque está prohibido, en las esquinas se venden a los automovilistas cigarros de tabaco, también se venderán cigarros de mariguana. ¡Ahora no sólo tendremos que cuidarnos de los ebrios que manejan, también de los ‘marihuanos’! Y cuando se incrementen los accidentes viales, ¿las autoridades instalarán ‘marihuanímetros’ junto a los ‘alcoholímetros?’.

7. Las estadísticas prueban que un impresionante porcentaje de delitos se cometen bajo el influjo de la droga, en especial, de marihuana. Las cárceles están llenas de delincuentes que no hubieran cometido ningún ilícito si no se hubieran drogado.
¿Por qué es ilegal consumir marihuana si múltiples estudios han confirmado que sus efectos son menos dañinos que los del consumo de tabaco para el organismo humano y que sus consecuencias sociales son notablemente menos negativas que las del consumo de alcohol? ¿Por qué se prohíbe el cultivo de esta planta si está comprobado que puede aportar múltiples beneficios desde un plano medicinal, hasta la manufactura de productos imprescindibles como el papel, la ropa, o incluso proveer de elementos necesarios para la construcción y la gastronomía?
Pros y contra de la legalizacion de
las drogas
Full transcript