The Internet belongs to everyone. Let’s keep it that way.

Protect Net Neutrality
Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Diarios de viaje, cuadernos, memorias.

No description
by

Jaie Michelow

on 8 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Diarios de viaje, cuadernos, memorias.

Diarios, cuadernos y memorias:
Literatura arqueológica de mujeres
partícipes de viajes de investigación. XIX Congreso Nacional de Arqueología, Arica 2012.
Jaie Michelow. Escenario La literatura arqueológica tradicional está compuesta de informes de laboratorio, monografías, papers, tesis, grandes compendios de prehistoria, siendo durante la mayor parte del s.XX un catálogo de apreciaciones y resultados.

Un tema, por lo general ausente, ha sido el recuento de los procesos, de los factores no académicos que afectan la toma de decisiones en la investigación y de los fracasos que ocurren también en las grandes aventuras.

Para encontrar la riqueza de estos detalles, debemos buscar en otras fuentes, volviéndonos a otros géneros literarios y descubriendo nuevas manos que empuñan la pluma. Había una vez... En los inicios del s.XX, antes que se desarrollara la arqueologíaacadémica en Chile, el territorio nacional fue objeto de interés para especialistas e instituciones extranjeras.

Figuras como M. Uhle, R. Latcham, S. Lothrop, y posteriormente D. Bullock, G. Le Paige, G. Mostny y J. Bird (entre mucho otros) ayudaron a dar forma a la prehistoria chilena.

Para acceder al estudio de materiales y sitios arqueológicos, algunos de estos investigadores debieron organizar largos viajes a lugares remotos, que se volvieron verdaderas aventuras. En ciertos casos, ellos no estaban solos, viajaban acompañados de sus esposas, quienes además de brindar valiosa ayuda en las tareas cotidianas, escribieron diarios y cartas, llenas de detalles personales, que son hoy una fuente interesante de información biográfica, etnográfica y arqueológica. había una vez dos mujeres,
que viajaron a Chile sin saber que encontrarían allí... Eleanor
Bachman Lothrop
[1901-1963] Nació en Boston a comienzos de siglo. Miembro de una familia afluente, fue educada según las expectativas de la época para una señorita de sociedad.

Se casó con Samuel Kirkland Lothrop y viajó a Chile en 1929 en su luna de miel.

Sus memorias de este viaje, así como de otros, a Guatemala y Panamá, fueron publicadas en el libro "Throw me a bone: what happens when you marry an archaeologist" [1948] en la categoría de "anécdotas de viaje". Eleanor en Chile El viaje se desarrolló en el marco de una comisión científica del Museum of the American Indian, Haye Foundation,
New York.

Después de pasar por Valparaíso y Santiago, la primera parada arqueológica fue Taltal, donde S. Lothrop debía revisar los contextos del controversial Paleolítico de Taltal.

En La Serena la pareja excavó un gran cementerio y tuvieron los primeros conflictos con la comunidad local.

La tercera parada del viaje fue Temuco, donde debían comprar piezas etnográficas y S. Lothrop realizó observaciones antropológicas.

Finalmente, emprendieron el regreso desde Chiloé después de completar un año de viaje. Margaret en Chile Margaret McKelvy Bird
[1909 - 1996] Educada en Bryn Mawr, Margaret era parte de la alta sociedad de Nueva York. Conoció a J. Bird en 1931 y se casaron en 1934.

Ella asumió con entusiasmo la vida que implicaba el trabajo de su esposo, realizando dos grandes exploraciones en el primer año de matrimonio: un primer viaje a Labrador y una aventura de 3 años en Chile.

Luego, ellos realizarían juntos numerosos viajes a Perú y Chile, excavando Palli Aike, Cueva Fell, Huaca Prieta, Arica, Pisagua, Taltal y Coquimbo.

Margaret trabajó en forma voluntaria en la División de Antropología del MNHN de New York por cerca de 60 años. El primer viaje a Chile se inicia en Valparaíso y Santiago, antes de llegar a Puerto Montt, donde J. Bird compra el "Hesperus", barco que los llevará hacia el sur.

Las tareas incluyen observación del paisaje, descripción de grupos indígenas, etno-arqueología, recolección de muestras y prospección arqueológica.

Una vez en los canales australes comienza la etapa de excavación. Margaret participa activamente en todas las tareas realizadas.

Durante todo el viaje ella escribe cartas a su familia, las cuales serían editadas en forma póstuma por su hijo Harry. Tareas Arqueológicas - Prospección supervisada
- Excavación supervisada
- Excavación responsable
(primer nivel de confianza)
- Catalogación
- Registro de campo y de viaje

Proceso de aprendizaje continuo
y sin fin... Roles asumidos El rol principal asumido por ambas mujeres en forma explícita es el de esposa, ellas comparten los intereses de sus maridos sin haberlos buscado por sí mismas y se casan con el hombre y su carrera.

Tanto Eleanor como Margaret cuentan con habilidades sociales propias, las cuales ayudan en la gestión y éxito de las empresas de sus esposos.

La pluma femenina es detallista, cualitativa y modesta, en la medida que no maquilla los intentos y los fracasos en pro de los resultados. Agradecimientos A Matthew Bird, por recordar no sólo el cariño, sino los aportes de su abuela.
A Mr. Harry Bird, por permitirme acceso a imágenes y textos del archivo familiar.
A R. Campbell, C. Huidobro y P. Urzúa por sus aportes y colaboración.
A todos quienes escriben recuerdos que quizá serán compartidos. Comentarios... Reflexiones El oficio arqueológico se define no sólo por la práctica,
no sólo por el saber, sino en el saber reconocido.

Es el eco de la comunidad disciplinar el cual juzga el mérito de los diferentes aportes. Este juicio es plástico y cambia con el tiempo. Somos capaces de rescatar figuras del olvido, de re-evaluar la prehistoria
de la arqueología misma.

Busquemos en los lugares
impensados... Memorias y diarios como información
cruda -- debe ser procesada para considerarse "arqueológica".

Aporte de datos inéditos, complementarios y que ponen en contexto las investigaciones en largas campañas.

Registro intuitivo de acontecimientos, que constituyen condicionantes de la investigación.
Full transcript