Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Piratas de textos - Henry Jenkins

No description
by

Patricio Díaz

on 22 June 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Piratas de textos - Henry Jenkins

Piratas de textos
Henry Jenkins
Fan estereotipo
Para entender la construcciones discursivas peyorativas que se hace acerca de los fans es necesaria la categoría de gusto que trabaja Bourdieu
Los conceptos de «buen gusto», «conducta apropiada» o «calidad estética»
no son innatos ni universales
, sino que tienen su raíz en la experiencia social y
reflejan los intereses de unas clases concretas.
Aquellos que comparten estos gustos les parecerán «naturales» precisamente porque están conformados por nuestras primeras experiencias como miembros de un grupo cultural concreto, reforzadas por los intercambios sociales y racionalizadas a través de nuestro contacto con la educación superior y otras instituciones básicas que recompensan la conducta apropiada y los gustos correctos.
El gusto se convierte así en uno de los medios a través de los cuales se mantienen las distinciones sociales y se forjan las identidades de clase
. Aquellos que poseen «de forma natural» unos gustos apropiados «merecen» tener una posición privilegiada dentro de la jerarquía institucional y cosechan los mayores beneficios del sistema educativo, mientras que los gustos de los otros son considerados «poco refinados» y subdesarrollados. Las diferencias de gusto determinan no sólo unas formas de cultura deseables y otras no deseables, sino también unas formas deseables y no deseables de identificarse con los objetos culturales, unas estrategias de interpretación y unos estilos de consumo deseables y no deseables.
Pero el gusto siempre está en crisis
, nunca puede permanecer estable, porque se ve desafiado por la existencia de otros gustos que suelen parecerles igual de«naturales» a sus defensores. Los límites del «buen gusto», por tanto, deben ser vigilados constantemente. Los gustos apropiados deben separarse de los inapropiados.
La aversión estética trae consigo toda la fuerza de la excomulgación moral y el rechazo social. El «mal gusto» no es simplemente indeseable; es inaceptable.
El concepto estereotipado del fan es una proyección de las preocupaciones sobre la violación de las jerarquías culturales dominantes.
La transgresión de los fans del gusto burgués y la alteración de las jerarquías culturales dominantes garantiza que sus preferencias sean vistas como anormales y amenazadoras por aquellos que tienen un interés personal por mantener estos estándares.
La cultura de los fans desdibuja límites al tratar los textos populares como si merecieran la misma atención y reconocimiento que los textos canónicos
. Las prácticas de lectura (análisis detallado, exégesis elaborada, relectura repetida y prolongada, etc.) que son aceptables para abordar un texto de «calidad seria» parecen aplicarse de forma perversa a los textos más «disponibles» de la cultura de masas.
La cultura de los fans supone un desafío a la «naturalidad» y conveniencia de las jerarquías culturales dominantes, un rechazo a la autoridad del autor y una violación de la propiedad intelectual
Las prácticas interpretativas de los fans difieren de las que fomenta el sistema educativo y las que prefiere la cultura burguesa no simplemente en las elecciones de sus objetivos o en el grado de su intensidad, sino a menudo en los tipos de habilidades lectoras que emplean, en las maneras en las que los fans abordan los textos.
Desde la perspectiva del gusto dominante, los fans parecen ser unos lectores preocupantemente incontrolados, indisciplinados, impenitentes y sin escrúpulos. No impresionados por la autoridad institucional y los conocimientos concretos, afirman su derecho a hacer sus propias interpretaciones, a ofrecer valoraciones y a elaborar cánones culturales. Los fans, que no se inmutan ante las concepciones tradicionales de propiedad literaria e intelectual, asaltan la cultura de masas reivindicando sus materiales para sus propias finalidades, reelaborándolos como base para sus propias creaciones culturales e interacciones sociales.
Para Jenkins (basandose en De Certeau) los fans son lectores que se apropian de los textos culturales y
los releen de una forma que sirve a sus intereses
, espectadores que transforman la experiencia de mirar TV en una cultura participativa rica y compleja.
Los fans son un modelo del tipo de pirateria textual que De Certeau asocia con la cultura popular
. Sus actividades plantean importantes cuestiones sobre la capacidad de los productores de los medios para limitar la creación y circulación de significados.
Los fans constituyen su identidad cultural mediante la apropiación y modificación de las imágenes de la cultura popular.
Los fans afirman de forma activa su dominio sobre los textos producidos en masa que proporcionan la materia prima para sus propias creaciones culturales u la base para sus interacciones sociales. En el proceso,
los fans dejan de ser un simple público de los textos populares para convertirse en participantes activos en la construcción y circulación de significados textuales.
Piratería de De Certeau
Lectura activa como piratería
Incursión impertinente en el terreno literario que sólo se apropia de aquello que se le antoja útil o placentero al lector. Esta piratería caracteriza la relación entre escritores y lectores como una lucha en curso por la posesión del texto y por el control de los significados. Economía escrituraria que se basa en el dominio de los productores de textos e interpretes institucionalmente autorizados y que reprime las múltiples voces de la oralidad popular, para regular la producción y circulación de significados.
En este modelo se supone que el lector debe servir como destinatario más o menos pasivo del significado del autor. Cualquier desviación se considera un fracaso en la comprensión de lo que el autor intentó explicar.
Los interpretes autorizados de formación específica están por sobre el conocimiento práctico del lector cotidiano.
De Certeau teoriza sobre la resistencia popular, nos habla de como las clases subordinadas eluden o escapan al control institucional, como los significados populares se originan por fuera de las prácticas interpretativas oficiales.
Lectura popular
Serie de avances y retrocesos, tácticas y juegos con el texto. Bricolaje cultural a través del cual los lectores fragmentan textos y los vuelven a reunir de acuerdo a su propio proyecto, rescatando los materiales encontrados para dar sentido a su propia experiencia social.
Los fans actúan desde una posición de marginalidad cultural y debilidad social, al igual que los otros lectores de textos populares, no tiene acceso directo a los medios de producción comercial cultural y solo disponen de recursos limitados para influir en la industria del entretenimiento. Lo que es significativo de los fans es que estos constituyen una comunidad de consumidores especialmente activos y que se hacen oír. Su actividades se centran en este proceso de apropiación cultural.
Los consumidores son usuarios selectivos de una inmensa cultura de los medios de comunicación, cuyos tesoros, aunque corrompidos, encierran una riqueza que pueden extraer y pulir para otros usos.
Aclaraciones
Relación Fan - Productor
Conflicto que amenaza con interrumpir en cualquier momento el placer que los fans obtienen creando y haciendo circular sus propios textos basados en el universo ficticio de otra persona. A pesar de no tener acceso a los medios de comunicación y estar expuestos a la hostilidad de la industria, los fans disponen de maneras de maneras de reivindicar la imaginería mediática para sus propias finalidades.
La expresión piratería de De Certeau, nos recuerda poderosamente los intereses potencialmente opuestos de los productores y los consumidores, de escritores y lectores. El concepto refleja las diferencias de poder que hay entre los terratenientes y los piratas, pero también reconoce las distintas formas en que los fans tienen de escapar a las restricciones legales de sus placeres y de desafiar los intentos de regular la producción y circulación de significados populares.
Es una
teoría de la apropiación
no un sinónimo de
mala lectura
.
La noción de piratería
Ésta es justamente mantiene la jerarquía tradicional que confiere un estatus privilegiado al autor por sobre el lector.
Se distingue del modelo de codificación-decodificación de Hall.
No existe un mundo de lectores dominantes, negociadores y opositores, sino uno en que los lectores
revisan constantemente su relación con la obra de ficción y reelaboran sus significados de acuerdo con sus intereses más inmediatos.
Los lectores no siempre son resistentes
No todas las lecturas resistentes son necesariamente progresistas
. Las personas no siempre admiten sus condiciones de alienación y subordinación.
Afirmar que los fans privilegian su propio significado por encima de los productores
no quiere decir que hagan lecturas oposicionales
. Es más, los fans eligen determinado producto mediático justamente tienen hay un grado de compatibilidad entre la construcción ideológica del texto y los compromisos ideológicos de los fans. Por tanto siempre hay cierta afinidad entre los significados producidos por los fans y los textos originales.
La cultura popular
No es ni completamente corrupta no completamente autentica, sino más bien
profundamente contradictoria, caracterizada por un doble movimiento de contención y de resistencia que inevitablemente existe en su interior
. La recepción popular esta llena de elementos arcaicos y progresistas al mismo tiempo (Hall).
El interés que tienen los estudios culturales en los fans y sus textos reside en saber hasta que punto las ambigüedades de los significados producidos popularmente reflejan la existencia de
grietas en la ideología dominante
, puesto que estos construyen su cultura en los huecos y márgenes de los textos que circulan en el mercado.
Piratas y también Nómadas
Lectores nómadas
Otra idea clave sobre la cultura de los fans.
No simplemente son piratas sino también nómadas.
Siempre en movimiento, ni en un lugar ni en otro,
no están limitados por la propiedad permanente sino que avanzan constantemente hacia otro texto
, apropiándose de nuevos materiales, construyendo nuevos significados.
Las audiencias no deberían verse como formadas por un texto o género concreto, sino como
agentes que flotan libremente y que construyen narraciones, historias, objetos y prácticas a partir de fragmentos de construcciones culturales previas.
Para saber sobre las audiencias hay que
investigar la multitud de conexiones que los sujetos siempre variables y fluidos establecen entre fragmentos, discursos y prácticas ideológicas.
La cultura de los fans de los medios de comunicación, puede entenderse no como un interés exclusivo por tal serie o género, al contrario, estos
obtienen placer estableciendo conexiones entre una gran variedad de textos.
Leen tanto intertextual como textualmente y su placer procede de la yuxtaposición que crean entre el contenido de un programa y otros materiales culturales.
Diferencias con De Certeau
De Certeau
Distinción Escritura - Lectura
La escritura tiene una
materialidad
y una
permanencia
que la cultura del lector pirata es incapaz de igualar.
Significados producidos por el lector
Temporales y pasajeros, producción apresurada, mientras se desplaza nomadicamente de un lugar a otro.
Se originan en respuesta a unos preocupaciones inmediatas. Se descartan cuando ya no son útiles.
Estrategia

Operaciones llevadas a cabo desde una posición de fuerza, utilizando la propiedad y la autoridad que pertenecen exclusivamente a los terratenientes literarios.
Táctica
Pertenecen a la población en constante movimiento de los desposeídos, que ganan velocidad y movilidad, pero sin lograr estabilidad.
La fuerza táctica y la vulnerabilidad estratégica de leer reside en su capacidad para crear una cultura estable o permanente.
Los lectores tienen libertad de movimiento a costa de perder recursos para luchar desde una posición de poder y autoridad.
La táctica nunca puede superar a la estrategia. El estratega no puede evitar que el táctico vuelva a la carga.
Estas afirmaciones pueden aplicarse en líneas generales a la producción de sentido pasajera de la lectura popular,
pero no parecen encajar con el fenómeno de los fans de los medios.
Los lectores no están aislados
La lectura que hacen los fans es un proceso social a través del cual las interpretaciones individuales toman forma y se refuerzan a través de los debates con otros lectores. Estos debates amplían la experiencia más allá del consumo inicial.
Los fans producen
No consumen únicamente historias prefabricadas, también inventan sus propias historias y novelas en fanzines, posters artísticos, canciones, videos, etc.

Desdibujan los límites entre productores y consumidores, espectadores y participantes, lo comercial y lo artesanal.
Los grupos de fans convierten en una cultura participativa que transforma la experiencia del consumo en la producción de nuevos textos y de hecho en una nueva cultura y una nueva comunidad.
Conclusión
Los Fans de los medios de comunicación
Reúnen todas las condiciones para convertirse en una
cultura permanente
.
A diferencia de los lectores de De Certeau, los fans
guardan lo que han producido a través de materiales pirateados de la cultura de masas.

Esta materialidad convierte la cultura de los fans en un lugar fructífero para estudiar las tácticas de la apropiación popular y de la piratería de textos.
No solo poseen retales prestados y que han hurtado de la cultura de masas, sino
una cultura propia construida a partir de las materias primas semióticas que proporcionan los medios de comunicación.
Full transcript