Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Los Incas: hijos del sol

No description
by

Ariel Concha

on 2 August 2016

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Los Incas: hijos del sol

Los Incas: hijos del sol
Atahualpa y Huascar
Guerra Civil entre ambos
Cuzco, el ombligo del mundo
Angostas callejuelas empedradas separaban las canchas, recintos cerrados por altas murallas. Una puerta central daba acceso al patio rodeado de cuartos adosados a los muros laterales. Las ventanas, si las había, era trapezoidales. En el interior de las piezas no se observaba mobiliario. Puesto que los incas descansaban y dormían sobre el piso.
El Ejército Imperial: base de las conquistas
Como los incas eran una minoría dentro del imperio, el ejército estaba formado por guerreros pertenecientes a otros pueblos, quienes, sirviendo en él, cumplían obligaciones tributarias impuestas por el Estado. Los jefes superiores eran de linaje incaico.
El trabajo, forma obligatoria de tributar
Las faenas tributarias consistían en servicios regulares, que afectaban a toda la población casada
menor de 50 años
, y en que trabajos extraordinarios, requeridos en ciertos momentos, con fines específicos, y que atañían sólo a un grupo de la comunidad. Sus formas de expresión más características fueron la
minka
y la
mita
.
Topa Inca Yupanqui (1471-1493)
Antes de suceder a su padre, había, en nombre de éste, emprendido campañas de conquistas que le llevaron hasta Quito; luego se apoderó del reino chimú y de los valles costeros hasta nazca.
Origen Legendario
El dios Sol, apiadándose de los hombres que vivían como animales, sin orden y en permanente lucha, decidió enviar a sus hijos Manco Cápac y Mama Ocllo con el objeto de que los civilizasen.
Origen Histórico
Efectivamente los incas arribaron al Cuzco, alrededor del siglo XII d.C. y, muy probablemente, procedentes de algún lugar cercano a la cuenca del Titicaca.
Huayna Cápac (1493-1525)
Conquistó nuevos territorios dando firma al imperio conocido por los españoles. Las fronteras de éste se extendían desde Quito al río Maipo en Chile, y desde la costa a la Cordillera de los Andes.
Lago Titicaca, con una vara de oro
Otra versión señala que en Pecarectampu había una colina con tres pequeñas cuevas; de la central emergieron cuatro hermanos: Manco Cápac, Ayar Auca, Ayar Cachi y Ayar Uchu, acompañados de cuatro hermanas: mama Ocllo, mama Huaco, Mama Cora y mama Raua, mientras que de las cavernas laterales salían los demás componentes de los diez ayllús incaicos.
Pachacuti Inca Ypanqui (1438-1471)
, primer monarca sobre el cual no se tiene dudas de su existencia. Tras lograr la decisiva victoria sobre los chancas, pudo iniciar la ocupación de nuevas tierras.

Extendió el dominio de su pueblo hacia el norte, sur y
occidente del Cuzo
Sometió a los habitantes de la región aledaña al lago Titicaca

Es considerado como el verdadero creador del Cuzco, cuyo plano habría sido delineado por su propia mano.
Ordenó la construcción de enormes terrazas y la creación de la fortaleza de
Sacsachuamán
Estructuró el imperio
Dictó leyes e impuso el tributo en trabajo para cultivar las tierras estatales, trazar caminos, levantar puentes, labrar las minas y, por sobre todo, integrar los ejércitos.
Una vez ungido emperador intentó penetras en las selvas al oriente de sus dominios, esfuerzo que no tuvo éxito.
Enfrentó un levantamiento de los lupacas y los collas hasta el río Choapa.
A él le correspondió efectuar el primer censo del imperio, dividiendo la población en unidades
decimales agrupadas por edades.
Se cree que fue él quien amplió el imperio inca hasta el Maule, donde se encontró con los promaucaes.
Dividió entre su hijo legítimo,
Huáscar
, y su regalón
Atahualpa
, con quien residía en Quito, ciudad donde Huayna Cápac pasó los últimos años de su vida.
Falleció víctima de una epidemia de viruelas
Llegada de Francisco Pizarro
Captura de Atahualpa
Muerte de Huascar
Muerte de Atahualpa
Cuatro caminos, perfectamente resguardados por vigilantes que controlaban la entrada y la salida de gente, conducían hacia las cuatro regiones o suyus denominadas
Chinchaysuyu
(norte),
Collasuyu
(sur),
Antisuyo
(este) y
Contisuyo
(oeste). Ellas dieron origen al nombre de
Tahuantinsuyu
, o imperio de los cuatro suyus.
El imperio integró una contrastada geografía y culturas. A regiones
áridas
y desérticas como las
costeras
se oponían
frías sierras
que culminaban en estériles páramos; entre ambas se desarrollaban
fértiles valles
templados, verdaderos graneros del maíz andino; hacia el
este
, la
selva
conformaba una frontera natural que los incas apenas pudieron explorar. Los cálidos valles orientales proporcionaban la preciada coca.
El cuzco se hallaba dividido en dos mitades: la de arriba,
Hanan Cuzco
, y la de abajo,
Hurin Cuzco
. Allí se alzaba el templo al sol,
Coricancha
, antecedido por una monumental plaza, la Intipampa, sede de las más importantes festividades y ceremonias incaicas. En su interior se veneraba a
Inti
, representado por un enorme
disco de oro
.
Chasquis y Tambos
Utilizando las sendas y caminos existentes, crearon una extensa red vial que unió todo el imperio. Puentes colgantes permitían el acceso hasta las más escarpadas regiones. Junto a ellos, cada cierto trecho, levantaron
tambos
o
posadas
donde los viajeros podían
descansar
y proveerse de alimentos. Estos
caminos del inca
eran recorridos por rápidos mensajeros, los
chasquis
, por medio de quienes se enviaban órdenes o recibían informaciones acerca del estado y sucesos de las provincias imperiales.

Como armas ofensivas utilizaban porras, compuestas por un mango de madera en cuyas parte superior se inscrustaba una piedra o una estrella de metal, hachas, generalmente con forma de T; lanzas, con puntas de piedra o metal; hondas o dardos arrojadizos. Para la defensa portaban escudos de cuero, yelmos de madera y petos de algodón.
Preferían combatir cuerpo a cuerpo, en espacios abiertos, animados por el sonido de trompetas de concha: Durante la lucha proferían insultos y recordaban sus más comentadas hazañas. otras veces debían asaltar las fortalezas o puracas que servían de último baluarte a las poblaciones atacadas.
Los mitimaes: colonos y guardias fronterizos.
Para introducir las costumbres incaicas en las regiones recién conquistadas, se trasladaba hacia ellas los mitimaes, verdaderos pedagogos compulsivos, quienes se encargaban de enseñar el quechua y de propagar la religión solar y los sistemas de trabajo imperiales. Además, actuaban como guardianes, evitando sublevaciones en contra del Estado incásico.
Minka era el sistema de trabajo empleado para laborar las tierras del Estado y de la Iglesia. En él participaban todos los hombres y mujeres casados, sin necesidad de requerimientos previos. Mientras prestaban sus servicios se les alimentaba y festejaba con productos almacenados en las
colcas
. De ellas se extraía también semillas y herramientas. Cada tributario aportaba, pues, sólo su trabajo.
La mita era el sistema empleado para ejecutar servicios complementarios como faenas mineras, construcción de edificios públicos, caminos y puentes, mantención de éstos y de los tambos, servicio militar, etc. El monarca fijaba la cantidad de hombres que debía aportar cada pueblo. El
curaca
(jefe del ayllú) procedía a establecer turnos a fin de que todos los tributarios participasen en la tarea encomendada. Nunca sobrepasaba los tres meses al año, y luego era reemplazado por otro. Al mitayo se le proporcionaban alimentos, vestimentas y herramientas mientras cumplía su servicio.


El ayllu: base de la estructura social incaica
En el mundo andino, mucho antes de ser dominado por los incas, el núcleo social y político de cada pueblo era el ayllu, lo conformaban grupos de familias emparentadas entre sí por la común descendencia de un antepasado mítico o la proveniencia de un mismo lugar.
El fundador del ayllu era adorado e invocado para que derramara protección y bendiciones sobre sus integrantes. Si el creador había realmente existido, conservaban su cuerpo momificado, rindiéndole, cada cierto tiempo, cultos ceremoniales.
El ayllú poseía tierras, ganados, pastos y bosques, ejerciendo sobre ellos una propiedad colectiva. Toda persona, por el solo hecho de nacer en él, tenía acceso a los bienes comunitarios, distribuidos por el jefe entre las diversas familias en forma proporcional a sus miembros.


Este derecho implicaba, sin embargo, asumir, también, obligaciones: participar en los trabajos comunales y cooperar en las festividades religiosas. Sobre esta estructura tradicional, el imperio incaico colocó a un curaca, funcionario estatal perteneciente al propio ayllu, quien ejercía el poder en nombre del emperador.
Organización Social
Atahualpa y Huascar
Guerra Civil entre ambos
Cuzco, el ombligo del mundo
Angostas callejuelas empedradas separaban las canchas, recintos cerrados por altas murallas. Una puerta central daba acceso al patio rodeado de cuartos adosados a los muros laterales. Las ventanas, si las había, era trapezoidales. En el interior de las piezas no se observaba mobiliario. Puesto que los incas descansaban y dormían sobre el piso.
El Ejército Imperial: base de las conquistas
Como los incas eran una minoría dentro del imperio, el ejército estaba formado por guerreros pertenecientes a otros pueblos, quienes, sirviendo en él, cumplían obligaciones tributarias impuestas por el Estado. Los jefes superiores eran de linaje incaico.
El trabajo, forma obligatoria de tributar
Las faenas tributarias consistían en servicios regulares, que afectaban a toda la población casada
menor de 50 años
, y en que trabajos extraordinarios, requeridos en ciertos momentos, con fines específicos, y que atañían sólo a un grupo de la comunidad. Sus formas de expresión más características fueron la
minka
y la
mita
.
Topa Inca Yupanqui (1471-1493)
Antes de suceder a su padre, había, en nombre de éste, emprendido campañas de conquistas que le llevaron hasta Quito; luego se apoderó del reino chimú y de los valles costeros hasta nazca.
El Ayllú, base de la estructura social
A objeto de regular la minka y la mita, base de la economía imperial, la población fue
dividida en distintos grupos de edades
,
separados por sexo
, con
diferentes tareas
.

Éstos, a su vez, estaban agrupados en
unidades decimales
al mando de una jerarquía de jefes que debían dar cuenta de su misión al superior inmediato.
Organización del ayllú
Lo conformaban
grupos de familias emparentadas entre sí
por la común descendencia de un antepasado mítico o la proveniencia de un mismo lugar.
A éste, llamado
pacarina
, lo tenían como huaca o
sitio sagrado
.
El
fundador
del ayllú era
adorado
e invocado para que derramara protección y bendiciones sobre sus integrantes. Si el creador había realmente existido,
conservaban su cuerpo momificado
, rindiéndole cultos ceremoniales.
Huayna Cápac (1493-1525)
Conquistó nuevos territorios dando firma al imperio conocido por los españoles. Las fronteras de éste se extendían desde Quito al río Maipo en Chile, y desde la costa a la Cordillera de los Andes.
Una vez ungido emperador intentó penetras en las selvas al oriente de sus dominios, esfuerzo que no tuvo éxito.
Enfrentó un levantamiento de los lupacas y los collas hasta el río Choapa.
A él le correspondió efectuar el primer censo del imperio, dividiendo la población en unidades
decimales agrupadas por edades.
Se cree que fue él quien amplió el imperio inca hasta el Maule, donde se encontró con los promaucaes.
Dividió entre su hijo legítimo,
Huáscar
, y su regalón
Atahualpa
, con quien residía en Quito, ciudad donde Huayna Cápac pasó los últimos años de su vida.
Falleció víctima de una epidemia de viruelas
Llegada de Francisco Pizarro
Captura de Atahualpa
Muerte de Huascar
Muerte de Atahualpa
Cuatro caminos, perfectamente resguardados por vigilantes que controlaban la entrada y la salida de gente, conducían hacia las cuatro regiones o suyus denominadas
Chinchaysuyu
(norte),
Collasuyu
(sur),
Antisuyo
(este) y
Contisuyo
(oeste). Ellas dieron origen al nombre de
Tahuantinsuyu
, o imperio de los cuatro suyus.
El imperio integró una contrastada geografía y culturas. A regiones
áridas
y desérticas como las
costeras
se oponían
frías sierras
que culminaban en estériles páramos; entre ambas se desarrollaban
fértiles valles
templados, verdaderos graneros del maíz andino; hacia el
este
, la
selva
conformaba una frontera natural que los incas apenas pudieron explorar. Los cálidos valles orientales proporcionaban la preciada coca.
El cuzco se hallaba dividido en dos mitades: la de arriba,
Hanan Cuzco
, y la de abajo,
Hurin Cuzco
. Allí se alzaba el templo al sol,
Coricancha
, antecedido por una monumental plaza, la Intipampa, sede de las más importantes festividades y ceremonias incaicas. En su interior se veneraba a
Inti
, representado por un enorme
disco de oro
.
Chasquis y Tambos
Utilizando las sendas y caminos existentes, crearon una extensa red vial que unió todo el imperio. Puentes colgantes permitían el acceso hasta las más escarpadas regiones. Junto a ellos, cada cierto trecho, levantaron
tambos
o
posadas
donde los viajeros podían
descansar
y proveerse de alimentos. Estos
caminos del inca
eran recorridos por rápidos mensajeros, los
chasquis
, por medio de quienes se enviaban órdenes o recibían informaciones acerca del estado y sucesos de las provincias imperiales.

Como armas ofensivas utilizaban porras, compuestas por un mango de madera en cuyas parte superior se inscrustaba una piedra o una estrella de metal, hachas, generalmente con forma de T; lanzas, con puntas de piedra o metal; hondas o dardos arrojadizos. Para la defensa portaban escudos de cuero, yelmos de madera y petos de algodón.
Preferían combatir cuerpo a cuerpo, en espacios abiertos, animados por el sonido de trompetas de concha: Durante la lucha proferían insultos y recordaban sus más comentadas hazañas. otras veces debían asaltar las fortalezas o puracas que servían de último baluarte a las poblaciones atacadas.
Los mitimaes: colonos y guardias fronterizos.
Para introducir las costumbres incaicas en las regiones recién conquistadas, se trasladaba hacia ellas los mitimaes, verdaderos pedagogos compulsivos, quienes se encargaban de enseñar el quechua y de propagar la religión solar y los sistemas de trabajo imperiales. Además, actuaban como guardianes, evitando sublevaciones en contra del Estado incásico.
Minka era el sistema de trabajo empleado para laborar las tierras del Estado y de la Iglesia. En él participaban todos los hombres y mujeres casados, sin necesidad de requerimientos previos. Mientras prestaban sus servicios se les alimentaba y festejaba con productos almacenados en las
colcas
. De ellas se extraía también semillas y herramientas. Cada tributario aportaba, pues, sólo su trabajo.
La mita era el sistema empleado para ejecutar servicios complementarios como faenas mineras, construcción de edificios públicos, caminos y puentes, mantención de éstos y de los tambos, servicio militar, etc. El monarca fijaba la cantidad de hombres que debía aportar cada pueblo. El
curaca
(jefe del ayllú) procedía a establecer turnos a fin de que todos los tributarios participasen en la tarea encomendada. Nunca sobrepasaba los tres meses al año, y luego era reemplazado por otro. Al mitayo se le proporcionaban alimentos, vestimentas y herramientas mientras cumplía su servicio.


El ayllu: base de la estructura social incaica
En el mundo andino, mucho antes de ser dominado por los incas, el núcleo social y político de cada pueblo era el ayllu, lo conformaban grupos de familias emparentadas entre sí por la común descendencia de un antepasado mítico o la proveniencia de un mismo lugar.
El fundador del ayllu era adorado e invocado para que derramara protección y bendiciones sobre sus integrantes. Si el creador había realmente existido, conservaban su cuerpo momificado, rindiéndole, cada cierto tiempo, cultos ceremoniales.
El ayllú poseía tierras, ganados, pastos y bosques, ejerciendo sobre ellos una propiedad colectiva. Toda persona, por el solo hecho de nacer en él, tenía acceso a los bienes comunitarios, distribuidos por el jefe entre las diversas familias en forma proporcional a sus miembros.


Este derecho implicaba, sin embargo, asumir, también, obligaciones: participar en los trabajos comunales y cooperar en las festividades religiosas. Sobre esta estructura tradicional, el imperio incaico colocó a un curaca, funcionario estatal perteneciente al propio ayllu, quien ejercía el poder en nombre del emperador.
Las unidades de hasta 100 familias estaban encabezadas por
jefes locales
que se
renovaban cada año
, pretendiéndose, así, que todos los purej ejerciesen mando y se responsabilizasen de él.

Los
grupos mayores
eran regidos por
funcionarios imperiales
.
El ayllú poseía tierras, ganados, pastos y bosques, ejerciendo sobre ellos una
propiedad colectiva.

Toda persona
, por el solo hecho de nacer en él,
tenía acceso a los bienes comunitarios
, distribuidos por el jefe entre las diversas familias en forma proporcional a sus miembros.
Este derecho
implicaba asumir obligaciones
: participar en los trabajos comunales y cooperar en las festividades religiosas.
Sobre esta estructura tradicional, el imperio incaico colocó a un
curaca
, funcionario estatal perteneciente al propio ayllu, quien ejercía el poder en nombre del emperador.
Michimalonko, Tanjalonko y Vitacura
Los ayllús estaban divididos en familias o linajes, formados por la descendencia de un destacado personaje.
Los más importantes eran aquellos fundados por cada monarca; recibían el nombre de
panaca
. El ayllu real al momento de la conquista española, estaba compuesto por once panacas.
Cultura incásica
El panteón incaico
Inti
La Jerarquía Sacerdotal
El
villac umu
era el
sumo pontífice
de los incas. Pariente inmediato del emperador.
Este cargo era el
segundo
en importancia, luego del emperador, y era vitalicio.
Luego había 9 sacerdotes más, responsables de los cultos de las provincias y también tenían ún parentesco con el emperador.
Residían en Cuzco.
Luego había
sacerdotes menores
que estaban
encargados de
interpretar los oráculos, confeccionar horóscopos, vaticinar presagios, celebrar sacrificios, sanar enfermos y confesar.
Los
buenos
recibían
recompensa divina
: iban a morar junto al sol, gozando de alimentos y bebidas.
Tenían un
sentido de predestinación
respecto a los miembros del linaje del emperador: eran salvos.
Los
pecadores descendían a las profundidades
de la tierra condenados a no volver a ver al sol y alimentándose de piedras.
El
culto a los muertos
era primordial. El cadáver era velado durante varios días; se consumían los platos y bebidas favoritas del difunto, teniendo cuidado de depositar algo en las vasijas que llevaría al viaje sin retorno.
Eran enterrados en
tumbas subterráneas
. El
cuerpo
de los monarcas era
embalsamado
; la momia, acompañada de las mujeres y sirvientes, se conservaba en construcciones de piedras, llamadas
chulpas
. Similares sepulturas se hacían para los nobles.
Tenían una
gran exactitud
en la duración del año y mes lunar. A diferencia de mayas y aztecas no tuvieron obsesión por el tiempo.
Sabemos sí que
celebraban
una serie de
ceremonias mensuales
, conectándolas con las
tareas agrícolas
.
La determinación de las
principales actividades del agro
se efectuaba
mediante la observación de las sombras
proyectadas por el
sol
.
Erigieron
construcciones
que se les utilizaba para
fijar solsticios y equinoccios.
Viracocha
Mamaquilla
Illapa
Pacha mama
Mama cocha
Sentido de la trascendencia
El culto a las momias
Festividades calendarizadas
Full transcript