Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

De la constitución de 1819 a la de 1826

Se analiza el pensamiento monárquico que inspira la Constitución del ´19, las causas de su rechazo, la disolución de la autoridad nacional y pactos interprovinciales hasta concluir con la labor del Congreso de 1824 y la Constitución de 1826.
by

Andrea Greco

on 22 October 2012

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of De la constitución de 1819 a la de 1826

De la Constitución de 1819 a la de 1826 Organización nacional y delimitación ideológica Organización nacional Forma de gobierno,
organización interna,
valores culturales Federalismo Forma republicana,
autonomías provinciales,
cultura católica e hispánica Unitarismo Forma monárquica o republicana,
gobierno centralizado,
ideología liberal, naturalista, anticatólica 1819 1829 1824 1826 (con el pretexto de defender sus fronteras de la "anarquía federal") Portugal invadió la Provincia Oriental en agosto de 1816. Los orientales organizaron la defensa, pero no pudieron detener el avance hacia Montevideo. En el año 1820 culmina un triple conflicto: el 20 de enero los portugueses derrotan a los orientales en la Batalla de Tacuarembó; el 1° de febrero los federales derrotan a los unitarios en la Batalla de Cepeda. El tercer conflicto es político e interno, en la Liga Federal. El 20 de febrero Entre Ríos y Santa Fe la abandonan al firmar con Buenos Aires el Pacto del Pilar, mientras que en abril, Corrientes, Misiones y la Banda Oriental renuevan su pacto de alianza en Ávalos. Invasión portuguesa de la Provincia Oriental Triple conflicto 1820 Tratado del Pilar Pacto celebrado en la Capilla del Pilar entre los Gobernadores de

Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos

Convención hecha y concluida entre los Gobernadores D. Manuel

Sarratea, de la Provincia de Buenos Aires, D. Francisco Ramírez de la

de Entre Ríos, D. Estanislao López de la de Santa Fe el día veinte y

tres de Febrero del año del Señor mil ochocientos veinte, con el fin de

terminar la guerra suscitada entre dichas Provincias, de proveer a la

seguridad ulterior de ellas, y de concentrar sus fuerzas y recursos en

un gobierno federal, a cuyo objeto han convenido en los artículos

siguientes:

Artículo 1° - Protestan las partes contratantes que el voto de la

Nación, y muy particularmente el de las Provincias de su mando,

respecto al sistema de gobierno que debe regirlas se ha pronunciado a

favor de la confederación que de hecho admiten. Pero que debiendo

declararse por Diputados nombrados por la libre elección de los

Pueblos, se someten a sus deliberaciones. A este fin elegido que sea

por cada Provincia popularmente su respectivo representante, deberán

los tres reunirse en el Convento de San Lorenzo de la Provincia de

Santa Fe a los sesenta días contados desde la ratificación de esta

convención. Y como están persuadidos que todas las Provincias de la

Nación aspiran a la organización de un gobierno central, se

comprometen cada uno de por sí de dichas partes contratantes, a

invitarlas y suplicarles concurran con sus respectivos Diputados para

que acuerden cuanto pudiere convenirles y convenga al bien general.

Artículo 2° - Allanados como han sido todos los obstáculos que

entorpecían la amistad y buena armonía entre las Provincias de

Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe en una guerra cruel y sangrienta

por la ambición y la criminalidad de los muchos hombres que habían

usurpado el mando de la Nación, o burlado las instrucciones de los

Pueblos que representaban en Congreso, cesaran las divisiones

beligerantes de Santa fe y Entre Ríos a sus respectivas Provincias.

Artículo 3° - Los Gobernadores de Santa fe y Entre Ríos por sí y a

nombre de sus provincias, recuerdan a la heroica Provincia de Buenos

Aires cuna de la libertad de la Nación, el estado difícil y peligroso a

que se ven reducidos aquellos Pueblos hermanos por la invasión con

que lo amenaza una Potencia extranjera que con respetables fuerzas

oprime la Provincia aliada de la Banda Oriental. Dejan a la reflexión de

unos ciudadanos tan interesados en la independencia y felicidad

nacional el calcular los sacrificios que costará a los de aquellas

provincias atacadas el resistir un Ejercito imponente, careciendo de

recursos, y aguardan de su generosidad y patriotismo auxilios

proporcionados a lo arduo de la empresa, ciertos de alcanzar cuanto

quepa en la esfera de lo posible.

Artículo 4° - En los Ríos de Uruguay y Paraná navegarán únicamente

los Buques de las Provincias amigas, cuyas costas sean bañadas por

dichos Ríos. El Comercio continuará en los términos que hasta aquí,

reservándose a la decisión de los Diputados en congreso cualesquiera

reforma que sobre el particular solicitaren las partes contratantes.

Artículo 5° - Podrán volver a sus respectivas Provincias aquellos

individuos que por diferencia de opiniones políticas hayan pasado a la

de Buenos Aires, o de esta a aquellas, aun cuando hubieren tomado

armas y peleado en contra de sus compatriotas: serán repuestos al

goce de sus propiedades en el estado en que se encontraren y se

echará un velo a todo lo pasado.

Artículo 6° - El deslinde de territorio entre las Provincias se remitirá,

en caso de dudas a la resolución del Congreso general de Diputados.

Artículo 7° - La deposición de la antecedente administración ha sido

la obra de la voluntad general por la repetición de desmanes con que

comprometía la libertad de la Nación con otros excesos de una

magnitud enorme. Ella debe responder en juicio público ante el

Tribunal que al efecto se nombre; esta medida es muy particularmente

del interés de los Jefes del Ejército Federal que quieren justificarse de

los motivos poderosos que les impelieron a declarar la guerra contra

Buenos Aires en Noviembre del año próximo pasado y conseguir en la

libertad de esta Provincia a la de las demás unidas.

Artículo 8° - Será libre el comercio de Armas y municiones de guerra

de todas clases en las Provincias federadas.

Artículo 9° - Los prisioneros de guerra de una y otra parte serán

puestos en libertad después de ratificada esta convención para que se

restituyan a sus respectivos Ejércitos o Provincias.

Artículo 10° - Aunque las Partes contratantes están convencidas de

que todos los artículos arriba expresados son conformes con los

sentimientos y deseos del Exmo. Sr. Capitán General de la Banda

Oriental Don José Artigas según lo ha expresado el Sr. Gobernador de

Entre Ríos que dice hallarse con instrucciones privadas de dicho Sr.

Excmo. Para este caso no teniendo suficientes poderes en forma, se

ha acordado remitirle copia de esta nota, para que siendo de su

agrado, entable desde luego las relaciones que puedan convenir a los

intereses de la Provincia de su mando, cuya incorporación a las demás

federadas, se miraría como un dichoso acontecimiento.

Artículo 11° - A las cuarenta y ocho horas de ratificados estos tratados

por la Junta de Electores dará principio a su retirada el Ejército federal

hasta pasar el Arroyo del Medio. Pero atendiendo al estado de

devastación a que ha quedado reducida la Provincia de Buenos Aires

por el continuo paso de diferentes Tropas, verificará dicha retirada por

divisiones de doscientos hombres para que así sean mejores atendidas

de víveres y cabalgaduras, y para que los vecinos experimenten

menos gravamen. Queriendo que los Sres. Generales no encuentren

inconvenientes ni escases en su tránsito para sí o sus tropas, el Señor

Gobernador de Buenos Aires nombrará un Individuo que con este

objeto les acompañe hasta la línea divisoria.

Artículo 12° - En el término de dos días o antes si fuese posible será

ratificada esta prevención por la muy Honorable Junta de

Representantes.

Fecho en la capilla del Pilar a 23 de febrero de 1820.-

(Fdo.) MANUEL DE SARRATEA - ESTANISLAO LOPEZ -

FRANCISCO RAMIREZ. Constitución Sistema mixto, fácilmente adaptable al sistema monárquico. Hubo tres proyectos monárquicos en el Congreso: El del Inca, Proyecto portugués, Proyecto Francés. Causas externas: Necesidad de aprobación de las grandes potencias. Causas internas: 2 grupos diferenciados, el grupo dirigente y el pueblo, ambos acostumbrados a la monarquía. Causas del fracaso: mala elección de los candidatos, oposición de Inglaterra. Política con relación al expansionismo portugués. 1820 Tratado de Benegas 1821 Mueren Ramírez,
Carrera y Güemes Tratado del Cuadrilátero, celebrado entre las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes - 25 de enero de 1822Fuente: Asambleas Constituyentes Argentinas, Tomo VI, 2° parte, pág. 155.
1°) Queda sancionada una paz firme, verdadera amistad y unión entre las cuatro provincias contratantes, cuya recíproca libertad, independencia, representación y derechos se reconocen y deben guardarse entre sí en igualdad de términos como están hoy de hecho constituidas, sin que por este acto solemne se gradúen renunciados los que defiende Santa Fe sobre el territorio de Entre Ríos, por documentos legítimos y amparos superiores, cuya reclamación legal, como las competentes a las demás de los suyos y respectivos, son el soberano legitimo Congreso General, de todas las provincias en la oportunidad que presente el orden de los sucesos americanos en su perfecta tranquilidad y absoluta cesación de oscilaciones políticas, cuyas innovaciones convenientes serán obedecidas, como emanadas de la Soberanía Nacional.
2°) Si los españoles, portugueses o cualquier otro poder extranjero invadiese o dividiese la integridad del territorio nacional, todas inmediatamente pondrán en ejercicio su poder y recursos para arrojarlo de él, sin perjuicio de hacer oficialmente al gobierno agresor las reclamaciones que estime justas y oportunas.
3°) Subsiste la misma liga contra cualquier poder de los designados, que incida en igual defecto contra el territorio particular o jurisdicción que cada una de las cuatro provincias disfruta de buena fe, en pacífica posesión, según las demarcaciones y términos respectivos, quedando divisorios provisoriamente de la del Entre Ríos y Corrientes, los arroyos Guayquiraró Miriñay, y Tranquera de Loreto, con el territorio de Misiones, sin perjuicio del derecho que defiende Santa Fe, de las cincuenta leguas que su representante dice corresponderle por su fundación, y fueron deslindadas hasta los mojones, o al menos hasta el río Corrientes, como los que tenga esta provincia a su favor, cuya decisión queda al Soberano Congreso General.
4°) Ligan los mismos deberes contra todo poder americano que pretende usurpar por las armas los derechos detallados en el artículo 19. En cuya virtud, si alguna o todas las demás provincias de la Nación atacaren con fuerzas a cualquiera de las cuatro amigas, se les harán por todas en unión las más serias y formales protestas sobre su agresión, y caso de ser desatendidas, irán en su auxilio las otras tres, facilitando mas a la invadida todos los recursos que necesite, que deberán satisfacerse por ésta, concluida la guerra, a los plazos que se estipulen.
4°) Si la provincia invadida hubiese dado mérito a ello, en juicio de las tres éstas entonces interpondrán su mediación para con la agresora, a fin de que se evite la guerra; y si ésta se prestase en conformidad, estará obligada a darle la satisfacción necesaria, y si no correrá la suerte que ella misma ha provocado; más si este caso fuese a la inversa, obrarán las tres provincias consecuentes a lo acordado en el artículo anterior.
6°) Ninguna de las provincias contratantes podrá declararse guerra u hostilidad, ni a otra cualquiera de las del territorio de la Nación, sin acuerdo y consentimiento de las otras tres, por medio de diputados autorizados a ese objeto, que a presencia y examen de las causales que puedan ocurrir, la decida, y sin que antes de verificarse un suceso tan funesto se pidan las satisfacciones correspondientes a las que se sospechen haber faltado a sus deberes respectivos.°) La de Buenos Aires facilitará en cuanto lo permite su estado y recursos, el armamento, municiones y demás artículos de guerra a cualquiera de las otras que los necesite y pida, cuyo importe de los renglones que se suministrasen, será satisfecho en la especie, modo y tipo que contratasen los respectivos gobiernos, quedando a mas libre el comercio de aquellos entre las cuatro provincias.
8°) Queda igualmente libre el comercio marítimo en todas las direcciones y destinos en buques nacionales, sin poder ser obligados a mandarlos abonar derechos, descargar para vender sus mercaderías o frutos por pretexto alguno por los gobiernos de las cuatro provincias, cuyo puertos subsisten habilitados en los mismos términos; sólo sí, por obviar el perjudicial abuso del contrabando, podrán ser reconocidos por los guardas costas respectivos, como sus licencias, guías y demás documentos con que se deban navegar, siendo decomiso lo que venga fuera de ellos.
9°) Buenos Aires, por un principio de generosidad y buena correspondencia con el actual gobernador del Entre Ríos y el de Corrientes, da por condenados, sucedidos y cancelados, cuantos cargos puede hacer y reclamaciones justas, por los enormes gastos que le obligó causar la temeraria invasión del finado Ramírez, consagrando gustoso todos sus sacrificios al inestimable ídolo de la paz entre hermanos americanos, unidos con tan íntimas como sagradas relaciones, y esperando sólo la paga de la gratitud a los esmeros que ha prodigado a su logro.
13°) No considerando útil el estado de indigencia y devastación en que están envueltas las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes por dilatadas guerras civiles que han soportado a costa de sangre, desembolsos, ruinas y sacrificios de todo género, su concurrencia al diminuto Congreso reunido en Córdoba, menos conveniente a las circunstancias presentes nacionales, y al de separarse la de Buenos Aires, única en regular aptitud respectiva para sostener los enormes gastos de un Congreso, sus empresas marciales y en sostén de sus naciente autoridad, quedan mutuamente ligadas a seguir la marcha política adoptada por aquella en el punto de no entrar en Congreso por ahora, sin previamente arreglarse, debiendo en consecuencia la (de) Santa Fe retirar su diputado de Córdoba.
14°) Si consiguiente a la marcha política que se adopta, alguna de las provincias contratantes creyere después ser llegada la oportunidad de instalarse el Congreso General, se harán entre sí las invitaciones correspondientes.
15°) El territorio de Misiones queda libre para formarse su gobierno y para reclamar la protección de cualquiera de las provincias contratantes.
17°) Los presentes artículos serán ratificados por los Gobiernos de Santa Fe y Entre Ríos, en el término de dos días, y en el de veinte, por los de Buenos Aires y Corrientes. Acordados y sancionados en la ciudad capital de la provincia de Santa Fe de la Vera Cruz desde el 15 de enero hasta hoy, 25 del mismo año del Señor de 1822, trece de la libertad del Sud. 1822 Tratado del cuadrilátero Congreso 1825 Ley fundamental Constitución Unitaria, rechazada por todas las provincias ¿Cómo fue posible? Compañía minera del Río de la Plata Ley de duplicación de los diputados
Ley de presidencia permanente (Rivadavia)
Ley de Capital (desaparece la pvcia. de Bs.As) Congreso de
La Florida
33 orientales
GUERRA CON BRASIL 1827 Ituzaingó - Juncal
Misión García
Caída de Rivadavia 1828 Revolución de Lavalle
Fusilamiento de Dorrego Primer Gobierno de Rosas
Full transcript