Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Tema 5. Corrientes filosóficas más importantes

No description
by

Fernando Escudero

on 19 February 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Tema 5. Corrientes filosóficas más importantes

1995
2000
2010
1500
2005
Tema 5. Corrientes filosóficas más importantes
Humanismo
Es una corriente filosófica que sitúa al hombre como el centro de reflexión en lugar del teocentrismo, cuyo centro de reflexión es Dios.

El humanismo marca el inicio del hombre racional, de su independencia de lo divino y el inicio de la independencia de la razón, independencia que se refuerza en la Ilustración.
Idealismo
El idealismo dice: "La realidad es causada por las ideas de la mente humana. No hay realidad independiente de la mente humana". Es una corriente que surge después de Kant.
Positivismo
La principal característica es la romantización de la ciencia,
su exaltación como única guía de la vida del hombre.

Propone un monismo metodológico (teoría que afirma que hay un solo método aplicable en todas las ciencias).

La explicación científica ha de tener la misma forma en cualquier ciencia si se aspira a ser ciencia, específicamente el método de estudio de las ciencias físico-naturales.
Pragmatismo
Corriente filosófica creada en los Estados Unidos a finales del siglo XIX por Charles Sanders Peirce, John Dewey y William James. Su concepción de base es que sólo es verdadero aquello que funciona, enfocándose así en el mundo real objetivo.
Fenomenología
La fenomenología aspira al conocimiento estricto de los fenómenos.

El lema de este movimiento es el plegarse a las cosas mismas, el ser fiel a lo que realmente se experimenta, de ahí que propugne la intuición como instrumento funda­mental de conocimiento.

El tema de investigación más característico de la fenomenología es la conciencia; se entiende por conciencia el ámbito en el que se hace presente o se muestra la realidad.
Existencialismo
Es una corriente filosófica que persigue el conocimiento de la realidad a través de la experiencia inmediata de la propia existencia.

Los existencialistas no creen que el individuo sea una parte de un todo, sino que cada ser humano es una integridad libre por sí misma. La existencia propia de una persona es lo que define su esencia y no una condición humana general.
Cada modo de pensamiento crea una visión de la realidad, es así como nacen las diferentes corrientes.
El Humanismo indica aquellas teorías o doctrinas cuya intención intención filosófica intente aclarar la significación del hombre dentro del mundo, sus valores y formular un ideal en función de estos valores y de esa significación.
Humanismo viene de "
humanisti
" que significa amante de la ciencia, del saber, y cultor de las letras.

Entre las características del movimiento humanista se encuentran:
Libertad de pensamiento para desterrar el sentido dogmático en cosas e ideas
- Gran amor a la naturaleza a la que considera fuente de investigación para el progreso de las ciencias.

- Cultivo de la inteligencia para ejercer el espíritu de critica, análisis e interpretación.

- Tendencia al estudio de los idiomas clásicos (griego y latín), a los que se tiene como bases de las lenguas modernas.

- Sentido de reacción contra el espiritualismo medieval.
El ideal común de este período viene definido por la esperanza de un renacer del ser humano a una vida verdaderamente "humana", mediante el recurso a las artes, las ciencias, la investigación...
Pone de manifiesto la consideración del ser humano como ser natural, en oposición a la consideración medieval del ser humano como ser-para-Dios.
"No te di, Adán, ni un puesto determinado ni un aspecto propio ni función alguna que te fuera peculiar, con el fin de que aquel puesto, aquel aspecto, aquella función por los que te decidieras, los obtengas y conserves según tu deseo y designio. La naturaleza limitada de los otros se halla determinada por las leyes que yo he dictado. La tuya, tú mismo la determinarás sin estar limitado por barrera ninguna, por tu propia voluntad, en cuyas manos te he confiado. Te puse en el centro del mundo con el fin de que pudieras observar desde ahí todo lo que existe en el mundo. No te hice ni celestial ni terrenal, ni mortal ni inmortal, con el fin de que -casi libre y soberano artífice de ti mismo- te plasmaras y te esculpieras en la forma en que te hubieras elegido. Podrás degenerar hacia las cosas inferiores que son los brutos; podrás -de acuerdo con la decisión de tu voluntad- regenerarte hacia las cosas superiores que son divinas"
Oratio de Hominis Dignitate
Pico dela Mirandola.
Principales representantes:


Francesco Petrarca: Sus ideas humanistas le permitieron encabezar el del movimiento que intentó rescatar la cultura clásica de los siglos oscuros en el primer Renacimiento italiano; intentó armonizar el legado grecolatino con las ideas de su época.

Erasmo de Rotterdam: Es la filosofía del "Cristianismo Interior" es decir un cristianismo profundo, puro, pues aborrece el cristianismo superficial, automatizado, mecanizado ya que éste a perdido toda su esencia y valor.
"La suerte es compañera de los estultos"
Erasmo de Rotterdam
Los objetos que el ser humano conoce no son externos a él,
sino que las cosas son reducidas a contenidos de la conciencia
del cognoscente.

Por otra parte, los idealistas radicales afirman que no existen cosas
independientes de la conciencia.
Principales representantes:
Immanuel Kant
G. W. Hegel
F. W. Schelling
J. G. Fichte.
El objetivo del conocimiento para el positivismo es explicar causalmente los fenómenos por medio de leyes generales y universales, lo que le lleva a considerar a la razón como medio para otros fines.
Según Comte, los conocimientos pasan por tres estados teóricos distintos, tanto en el individuo como en la especie humana. La ley de los tres estados, fundamento de la filosofía positiva, es, a la vez, una teoría del conocimiento y una filosofía de la historia. Estos tres estados se llaman:
- Teológico.
- Metafísico.
- Positivo.
Estado Teológico:
Es ficticio, provisional y preparatorio. En él, la mente busca las causas y los principios de las cosas, lo más profundo, lejano e inasequible.
Estado Metafísico:

Es esencialmente crítico, y de transición, Es una etapa intermedia entre el estado teológico y el positivo. En él se siguen buscando los conocimientos absolutos. La metafísica intenta explicar la naturaleza de los seres, su esencia, sus causas.
Estado Positivo:

Es real, es definitivo. En él la imaginación queda subordinada a la observación. La mente humana se atiene a las cosas.
El positivismo busca sólo hechos y sus leyes. No causas ni principios de las esencias o sustancias.
Renuncia a lo que es vano intentar conocer, y busca sólo las leyes de los fenómenos.
El positivismo establece las siguientes tesis:
-
La ciencia es el único conocimiento posible y el
método de la ciencia es el único válido.
- El método de la ciencia es meramente
descriptivo, es decir, muestra las relaciones
constantes de los hechos, que posteriormente se
expresan en leyes que nos servirán para la
previsión de hechos futuros.
- El método de la ciencia es el único válido, y se
desplaza a todos los campos de investigación y
de actividad del hombre.
La fenomenología explora su objeto de estudio partiendo de lo concreto hacia lo general
El pensamiento hace que la persona sea libre: sin libertad, no hay existencia.

Esta misma libertad convierte al individuo en un ser responsable de sus actos. Hay, por lo tanto, una ética de la responsabilidad individual. La persona debe hacerse cargo de los actos que realiza en el ejercicio de su libertad.


“La realidad es un presente perpetuo. Presente, nada más que presente… las cosas son en su totalidad lo que parecen, y detrás de ellas… no hay nada”

“Yo me saco de la nada a la que aspiro; el odio, el asco de existir son otras tantas maneras de hacerme existir, de ahí la ironía y tragedia de ese paródico: existo porque pienso.”

“Pero tengo miedo de lo que va a nacer, de lo que va a apoderarse de mí, ¿y arrastrarme a dónde?”

“Siempre es demasiado tarde o demasiado temprano para lo que uno quiere hacer.”

Fragmento La Náusea
El pasado es un lujo de propietario. Un hombre sólo, con su cuerpo, no puede detener recuerdos; le pasan a través. No debería quejarme: sólo quise ser libre.”

“Yo no tenía derecho a existir. Había aparecido por casualidad, existía como una piedra. Mi vida crecía en todas direcciones.”

“¿No sería yo simplemente una apariencia?”
Elegí enterrarme en mi sepulcro; ya no veo el día ni la noche; cuando ando demasiado mal, cuando todo se vuelve intolerable, trago alcohol, sedantes o somníferos. Cuando va un poco mejor, tomo excitantes y me zambullo en una novela policial: tengo una provisión. Cuando el silencio me ahoga, enciendo la radio y me llegan de un planeta lejano voces que apenas comprendo: ese mundo tiene su tiempo, sus horas, sus leyes, su lenguaje, preocupaciones, diversiones que me son radicalmente extraños.

¡A qué grado de dejarse estar puede llegar uno cuando está totalmente solo, encerrado! La habitación apesta a tabaco y a alcohol, hay ceniza por todas partes, estoy sucia, las sábanas están sucias, el cielo está sucio, están los vidrios sucios, esta suciedad es un caparazón que me protege, no saldré de ella nunca más. Sería fácil deslizarse algo más lejos en la nada, hasta el punto sin retorno. En mi cajón tengo lo que hace falta. ¡Pero no quiero, no quiero! ¡Tengo cuarenta y cuatro años, es demasiado pronto para morir, es injusto! Ya no puedo vivir más. No quiero morir.
Fragmento La mujer rota
Simone de Beauvoir.
A veces basta con contemplar el espectáculo del cielo para darse cuenta que uno mismo representa un estado de insignificancia imbécil. Pero entonces, a partir de semejante situación de conciencia, habría que pensar como mínimo dos cosas: La falta de significación y el exceso de imbecilidad.
Estulticia y terror
Razonar es una forma de ralentizar la agonía
Full transcript