Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Tomas: CREER, VER Y TOCAR

Desafiando tu fe
by

Noah Geir Hard

on 2 July 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Tomas: CREER, VER Y TOCAR

Tomás: Creer, Ver y Tocar
DIFICIL DE CREER
(Juan 20:19, 20 PDT)
Esa misma tarde del primer día de la semana, los seguidores cerraron las puertas del lugar donde estaban porque les tenían miedo a los judíos. Entonces Jesús vino y estando en medio de ellos, les dijo: —Que la paz esté con ustedes. Diciendo esto, les mostró sus manos y su costado. Se alegraron mucho cuando lo vieron.
NO LO VEO
TOCANDO AL SEÑOR
Donde estaba?
Destrozado en algún lugar sumiéndose en su propio dolor.
Ahora, su miedo se había hecho realidad.
Jesús se había ido, y Tomás estaba seguro de que nunca más lo volvería a ver.
Estaba lamentándose por no haber muerto con Jesús.
Te has sentido asi?
El miedo te frena para creer.
la soledad no te deja pensar en una esperanza.
desanimo y depresion no son solucion.
Se sentia solo, traicionado, rechazado, abandonado.
Todo había terminado.
(Juan 20:24, 25 PDT)
Tomás no estaba con ellos cuando vino Jesús.
Él era uno de los doce seguidores, al que llamaban el Gemelo.
Los otros seguidores le dijeron: —¡Vimos al Señor! Pero él les dijo: —No creeré a menos que vea la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en el lugar de los clavos y mi mano en su costado.
Tomás había errado porque estaba predispuesto a ser pesimista.
Fue provocado por la angustia, porque tenía el corazón roto, por la incertidumbre y por el dolor de la soledad.
Él entiende nuestras debilidades

"—No creeré a menos que vea la marca"
Lo que distingue a Tomás de los otros diez no fue que su duda fuera mayor, sino que su dolor fue mayor.
Mar 16:10    Ella fue y se lo dijo a los que habían estado con Jesús, que estaban tristes y llorando.
Mar 16:11    Cuando ella les dijo que Jesús estaba vivo y que ella lo había visto, ninguno le creyó.
Mar 16:12    Después, Jesús se les apareció a dos de sus seguidores cuando iban caminando hacia el campo. Jesús no se veía igual a como estaba antes de morir.
Mar 16:13    Estos dos seguidores corrieron a contarle al resto, pero tampoco les creyeron.
(Juan 20:26-29 PDT)
Una semana después, los seguidores estaban otra vez en la casa.
Esta vez Tomás estaba con ellos. Aunque las puertas estaban con llave, Jesús entró y se puso en medio de ellos y dijo: —La paz sea con ustedes.
Después le dijo a Tomás: —Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Extiende tu mano y métela en este lado de mi cuerpo. Ya deja de dudar y cree.
Tomás le contestó: —¡Mi Señor y mi Dios!
Jesús le dijo: —¿Tú creíste porque me viste?
Afortunados los que creen sin haber visto.
ninguno le creyó.
pero tampoco les creyeron.

Mar 16:14   Después, Jesús se apareció ante los once cuando estaban comiendo.
Él los regañó por no tener fe y por no creer lo que dijeron quienes lo vieron después de resucitar.
Mar 16:15    Jesús les dijo: «Vayan por todo el mundo y anuncien la buena noticia de salvación a toda la gente.
Mar 16:16    El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que no crea será condenado.
Full transcript