Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Argentina 1930-1955

Introducción a las características económicas y políticas.
by

Paola Argañaras

on 24 August 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Argentina 1930-1955

Crisis económica mundial
Crisis de modelo agroexportador
Desocupación
Década Infame (1930-1943)
Gobiernos Peronistas (1943-1955)
Segunda Guerra Mundial y posguerra
Transformaciones económicas y sociales
Se vive una época de desesperanza.
Como lo expresan los siguientes tangos

Cambalache (tango) 1934
Autor: Enrique Santos Discépolo
Presidentes
Década Infame
José Felix Uriburu
Agustín Justo
Roberto Ortiz
Ramón Castillo
La democracia constitucional y su crisis
“[El gobierno estaba en manos de] la llamada Concordancia (conservadores, radicales antipersonalitas, socialistas independientes) que controló al país desde 1932 a 1943. El Partido Socialista, y en menor escala el Demócrata Progresista acaudillado por Lisandro de la Torre, formaron en esa época la principal oposición parlamentaria a la Concordancia, por lo menos hasta el levantamiento de la abstención electoral que el radicalismo alvearista efectúa el 2 de abril de 1935. El comunismo criollo, minoritario y por lo común en la clandestinidad o semilegalidad permanentes, completa el cuadro de las fuerzas de izquierda y de centro que pueden rotularse como no oficialistas entre 1930 y 1943. En el Congreso, la bancada socialista debatía con minuciosidad proyectos […], protestaba contra el fraude […]. Acaso su función más relevante haya sido la función precursora que algunos de sus afiliados tuvieron en la formulación de principios y normas legales sobre derecho laboral y de previsión social, que sin embargo eran minuciosamente recortados por la mayoría oficialista o desvirtuados en sus alcances por una jurisprudencia regresiva. El creador del Partido Demócrata Progresista [Lisandro de la Torre] fue también consciente de la inutilidad esencial de su lucha política, y así lo ha testimoniado en su correspondencia: ‘No sé hasta dónde pondré en práctica este año [1934] su patriótico consejo de decir al gobierno, incesantemente, verdades molestas, por el doble motivo de la inutilidad del esfuerzo en un ambiente de plomo y a causa de ese desgano profundo de la acción…’ El Partido Comunista argentino […] casi siempre perseguido con saña por todas las administraciones desde 1930 a 1943. [Sin embargo] los comunistas apoyaron la candidatura presidencial de Alvear, y luego al gobierno de Ortiz.
Características políticas
Década Infame
Características económicas
El proceso de industrialización por sustitución de importaciones
Como resultado de la crisis de 1930, los países tradicionalmente consumidores de las producciones latinoamericanas implementaron altas tarifas arancelarias –con el fin de proteger e impulsar sus propios sectores primarios– o, simplemente, suspendieron las importaciones. En consecuencia, las exportaciones de bienes primarios de los países periféricos cayeron y en las sociedades latinoamericanas esto provocó la falta de divisas suficientes para mantener el nivel de las importaciones. La crisis alteró la división internacional del trabajo que se había consolidado desde mediados del siglo XIX, y a la que la Argentina se había incorporado como productora de materias primas y alimentos. Frente a estos cambios en la economía mundial, los grandes terratenientes y comerciantes exportadores, nucleados en la Sociedad Rural Argentina (SRA), terminaron por coincidir en sus orientaciones económicas con los grupos industrialistas, asociados en la Unión Industrial Argentina (UIA): ambos aceptaron el desarrollo de la actividad industrial como una solución para los problemas de la economía nacional. Los poderosos hacendados invernadores (…) aceptaron algunas medidas oficiales –como el control de cambios o el aumento de los impuestos– que indirectamente impulsaban el desarrollo industrial, porque por esa vía se reducían las importaciones. Por su parte, la UIA aceptó otras medidas gubernamentales –como la devaluación– que perjudicaban el desenvolvimiento de algunas industrias, porque entendían que se trataba de “salvar las actividades vitales para el país y que el relativo sacrificio que ellas pueden demandar es no sólo una contribución indispensable para el beneficio de la colectividad, sino, además, para los propios intereses fabriles, cuyo desarrollo sería utópico con un mercado interno agotado en su capacidad de adquisición y en sus recursos.
Alonso,María Ernestina y Vázquez, Enrique C. "Historia: La Argentina contemporánea (1852-1999)". Buenos Aires
.
Aique, 2000, pag.:127.
El pacto Roca Runciman y el comercio de carnes: una gran clave
Desde que se firmaron los acuerdos en Ottawa, las exportaciones de carnes argentinas comenzaron a descender a razón de un 5% mensual. La situación exigía medidas rápidas, y acaso concesiones muy amplias por parte de nuestro país. El gobierno nacional, pues, decide enviar en 1933 una importante misión a Londres, encabezada por el vicepresidente Julio A. Roca. (…) los resultados son concretos: el Pacto Roca-Runciman, firmado por el vicepresidente y el ministro británico Walter Runciman (…) el 1 de mayo de 1933. (…) Gran Bretaña, en práctica, sólo se obligaba condicionalmente a conservar la cuota de importaciones de carnes argentinas, aún reservándose el derecho de restringirlas cuando le conviniera. Por otra parte reservaba a los frigoríficos extranjeros el 85% de esa cuota de exportación, permitiendo que sólo el 15% restante fuese exportado por empresas argentinas que “no persiguieran beneficio privado” [sin fines de lucro] y siempre que dichos embarques fuesen colocados en el mercado por las vías normales, esto es buques y comerciantes ingleses. La Argentina, en cambio, se comprometía a: 1) mantener libres de derechos el carbón y todas las demás mercaderías que entonces se importaban en esas condiciones; 2) respecto de las importaciones inglesas, de cuyos derechos aduaneros el Reino Unido gestionaba una reducción, volver a las tasas y aforos vigentes en 1930, comprometiéndose el gobierno argentino a no imponer ningún nuevo derecho ni a aumentar los existentes (…); 3) no reducir las tarifas ferroviarias; 4) destinar a compras en Gran Bretaña la totalidad de las divisas provenientes de compras inglesas en la Argentina, y en ningún caso establecer para las remesas a Gran Bretaña un tipo de cambio menos favorable que para las destinadas a otros países, 5) dispensar a las empresas británicas de servicios públicos, sean estos nacionales, provinciales o municipales, y otros, un tratamiento benévolo y la protección de sus intereses.
Ciria, Alberto. "La democracia constitucional y su crisis”. Buenos Aires, Hyspamérica, 1986, pag.:124
La crisis y la desocupación según el dirigente sindical Ángel Perelman
La palabra crisis que ese año surgió por primera vez no era una simple palabra para mí. Cayó sobre mi cabeza como un verdadero martillazo. Mi padre, como tantos otros miles de obreros, fue despedido de su trabajo. En los primeros años de la crisis, muchas fábricas cerraban y creaban verdaderos ejércitos de desocupados. Aparecieron las “Villas Desocupación” y los “Barrios de las Latas” en Puerto Nuevo […]. La crisis económica me obligó a abandonar la escuela a los diez años, para ir a trabajar como aprendiz en un taller metalúrgico. La explotación capitalista y la lucha de clases las aprendí primero en esa fábrica del año treinta antes que leyéndolas en los libros. Me pagaban un peso por día, pero eran jornadas sin horario, salvo el de entrada que era siempre el mismo. La hora de salida la fijaba el patrón generalmente a las ocho de la noche. Fueron años duros. Toda la felicidad de una familia obrera consistía –pese a los bajos salarios y a la escasa fuerza de la organización sindical- en conservar el trabajo, en tener empleo. [...]A la edad de catorce años y ya con cuatro de obrero, no pude menos que interesarme por la política. Como para no interesarme. Había muchas manifestaciones realizadas por los desocupados. Algunos partidos de izquierda protestaban por la miseria reinante. Las asambleas sindicales, aunque escasas en número –porque los sindicatos carecían de fuerza en un período de desocupación. Reunían a los trabajadores más militantes y decididos. Yo empecé a concurrir a toda clase de reuniones y actos. Una reunión sindical fue disuelta con violencia por la policía y fui a parar a la Sección Especial. No me hicieron nada porque era casi un chico. Pero vi con mis propios ojos cómo a un obrero le arrancaron una uña con una tenaza para que confesara y delatara a sus compañeros del comité de huelga de una casa metalúrgica.
Perelman, Ángel. “Cómo hicimos el 17 de octubre”. En: Alonso, M. E. y Vázquez, E. C. Historia. La Argentina contemporánea. Documentos y Testimonios. Aique. Buenos Aires, 2000, pag.:35
Gobienos Peronístas
Problemas sociales
17 de octubre 1945
Juan Domingo Perón
Eva Duarte de Perón
http://www.elhistoriador.com.ar/biografias/p/peron.php
Características políticas
Fragmento de la película
"La Repúblia Perdida" de 1983
Gobiernos Peronistas
Características Económicas
Propaganda económica
Juan Domingo Perón (1895-1974)
Por Felipe Pigna
Perón desarrolló una intensa tarea desde la recién convertida Secretaría de Trabajo y Previsión tendiente a captar la voluntad política de los trabajadores. Hizo aprobar decretos leyes de vital importancia en el campo laboral. El poder de Perón iría creciendo junto con su popularidad. En 1944 el general Edelmiro Farrell desplazó de la presidencia al general Pedro Ramírez y nombró a Perón Ministro de Guerra y Vicepresidente. Algunos sectores militares vieron con preocupación la creciente influencia del Coronel.
Perón fue obligado a renunciar a principios de octubre y detenido y trasladado a Martín García. El 17 de octubre de 1945 miles de trabajadores provenientes del cordón industrial del Gran Buenos Aires ocuparon la Plaza de Mayo decididos a no moverse hasta que Perón apareciera en los balcones de la Casa Rosada. Por la noche finalmente el Coronel pudo estrenar su saludo con los brazos en alto. Perón se había impuesto y ya ocupaba un lugar destacado en la política nacional.
Pocos días después, ocurrieron dos hechos significativos para la historia del peronismo: la creación del Partido Laborista por parte de los sindicatos peronistas para lanzar la candidatura de Perón y el casamiento de Perón con Eva Duarte, una joven actriz de radio que vivía con Perón desde hacía algunos meses.
Mientras Perón organizaba sus fuerzas partidarias con el Partido Laborista, sectores radicales disidentes y conservadores, la oposición constituyó un frente electoral denominado Unión Democrática. Lo integraban la U.C.R, el Partido Socialista, el Partido Demócrata Progresista y el Partido Comunista. A la Unión Democrática la apoyaron la Sociedad Rural, la Unión Industrial, la Bolsa de Comercio y el embajador de los EEUU, Spruille Braden. La candidatura de Perón fue apoyada por los sindicatos, por sectores militares y por la Iglesia Católica.
En las elecciones de febrero de 1946, Perón se impuso obteniendo casi los dos tercios de la Cámara de Diputados, la mayoría de los puestos del Senado y casi todas las gobernaciones provinciales. (...)
El peronismo tuvo ciertas características autoritarias y personalistas que irritaban a la oposición. Durante gran parte del gobierno de Perón fue muy difícil poder expresar ideas opositoras con libertad. La mayoría de los medios de comunicación estaban en manos del estado y los restantes sufrían permanentes clausuras. En las universidades, los estudiantes protestaban por el bajo nivel educativo y la importante presencia de profesores de tendencias fascistas. Líderes como el radical Ricardo Balbín y el Socialista Alfredo Palacios sufrieron la cárcel y el exilio.
La crisis desatada en 1952, coincidentemente con la muerte de Eva Perón, debilitó notablemente al modelo peronista y le fue restando apoyos.
En 1954, estalló el conflicto con la Iglesia Argentina cuando ésta decidió apoyar a un partido Demócrata Cristiano, siguiendo las orientaciones mundiales del Vaticano. Perón se ofendió porque consideraba a su partido democrático y cristiano, y no veía la necesidad de crear otro. De aquí en más las pasiones se desataron. Perón sancionó una Ley de Divorcio, legalizó los prostíbulos y suprimió la obligatoriedad de la enseñanza religiosa en las escuelas. La Iglesia encabezó la oposición y, el 11 de junio de 1955, la tradicional procesión de Corpus Christi se transformó en una multitudinaria manifestación antiperonista. El descontento eclesiástico alentó la disconformidad militar y comenzó a prepararse un nuevo golpe cívico militar.
El primer intento golpista se concretaría el 16 de junio con el bombardeo de la Plaza de Mayo por parte de la Marina con el objetivo de matar a Perón. La acción causó más de trescientos muertos. Por la noche, grupos de peronistas quemaron en represalia las principales Iglesias de la Capital. Perón intentó parar la ola de violencia pero ya era tarde. El 16 de septiembre las fuerzas armadas tomaron el poder expulsando a Perón quien finalmente marcharía al exilio por 18 años.
Yira, Yira
De Enrique Santos Discépolo

Cuando la suerte que es grela,
fallando y fallando
te largue parao;
cuando estés bien en la vía,
sin rumbo, desesperao;
cuando no tengas ni fe,
ni yerba de ayer
secándose al sol;
cuando rajés los tamangos
buscando ese mango
que te haga morfar...
la indiferencia del mundo
-que es sordo y es mudo-
recién sentirás.
Verás que todo el mentira,
verás que nada es amor,
que al mundo nada le importa...
¡Yira!... ¡Yira!...
Aunque te quiebre la vida,
aunque te muerda un dolor,
no esperes nunca una ayuda,
ni una mano, ni un favor.
Cuando estén secas las pilas
de todos los timbres
que vos apretás,
buscando un pecho fraterno
para morir abrazao...
Cuando te dejen tirao
después de cinchar
lo mismo que a mí.
Cuando manyés que a tu lado
se prueban la ropa
que vas a dejar...
Te acordarás de este otario
que un día, cansado,
¡se puso a ladrar!

VOCABULARIO
Grela: sucia.

Tamango: zapato.

Yira: gira.

Cinhar: trabajar duro.

Manyar: darse cuenta.

Otario: tonto.
VOCABULARIO
Cambalache:
lugar de compraventa-
trueque de objetos usados de poco valor.
Chorros:
ladrones.
Maquiavelos:
se denomina a persona
capaz de hacer cualquier cualquier
cosa por lograr su propósito.

Dubles:
juego infantil de sogas.

Merengue:
desorden, lío.
Polizón:
persona que viaja sin pagar
pasaje.

Stavisky:
apellido de un famoso estafador
ucraniano francés de la época.
Don Bosco:
conocido sacerdote católico
italiano del siglo XIX, canonizado en 1934.

Mignón:
mujer mantenida por su pareja.
Don Chicho:
Jefe de la mafia rosarina de los 30
manejando, secuestros extorsivos, juegos
clandestinos, prostitución, etc.
Napoleón
(1769-1821): militar y político francés.
Es de los personajes más reconocidos
en la historia de la humanidad.

Carnera:
boxeador italiano que retuvo el título mundial pesado entre 1933/34.
San Martín
(1778-1850): excepcional militar argentino, reconocido mundialmente. Junto a
Simón Bolívar logra la independencia hispanoamericana.
Afana:
roba.
Gil:
tonto.
Que el mundo fue y será una porquería,
Ya lo sé;
En el quinientos seis
Y en el dos mil también;
Que siempre ha habido chorros,
Maquiavelos y estafaos,
Contentos y amargaos,
Valores y dubles,
Pero que el siglo veinte es un despliegue
De maldad insolente
Ya no hay quien lo niegue;
Vivimos revolcaos en un merengue
Y en un mismo lodo todos manoseaos.
Hoy resulta que es lo mismo
Ser derecho que traidor,
Ignorante, sabio, chorro,
Generoso, estafador.
Todo es igual; nada es mejor;
Lo mismo un burro que un gran profesor.
No hay aplazaos, ni escalafón;
Los inmorales nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
Y otro roba en su ambición,
Da lo mismo que si es cura,
Colchonero, rey de bastos,
Caradura o polizón.
Que falta de respeto,
Que atropello a la razón;
Cualquiera es un señor,
Cualquiera es un ladrón.
Mezclaos con Stavisky,
Van don Bosco y la mignón,
Don chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín.
Igual que en la vidriera irrespetuosa
De los cambalaches
Se ha mezclao la vida,
Y herida por un sable sin remaches
Ves llorar la biblia contra un calefón.
Siglo veinte, cambalache
Problematico y febril;
El que no llora, no mama,
Y el que no afana es un gil.
Dale nomás, dale que vá,
Que allá en el horno nos vamo
a encontrar.
No pienses mas, echate a un lao,
Que a nadie importa si naciste
honrao.
Que es lo mismo el que labura
Noche y día como un buey,
Que el que vive de los otros,
Que el que mata o el que cura
O esta fuera de la ley.
Yira, Yira (tango) 1930
Autor: Enrique Santos Discépolo
La década del treinta es casi con seguridad uno de los momentos cruciales en la evolución de la Unión Cívica Radical […]. La UCR deja de ser oficialismo; se persigue a sus dirigentes, desde el propio Yrigoyen hasta intelectuales como Ricardo Rojas; se le cierra el camino del comicio (veto de la candidatura Alvear-Güemes en 1931); el radicalismo pasa a la abstención electoral; algunos núcleos militares y civiles intentan levantamientos militares […]; Alvear dirige al partido en una línea conciliatoria, especulando con su capacidad de maniobra y el innegable apoyo popular con que contaba la UCR; surge un grupo opositor a la conducción oficial [de Alvear]: FORJA […]. Alvear y la dirección partidaria que él controlaba se inclinaron progresivamente a volver a participar en los comicios […]. Los ‘limpios comicios’ siguieron brillando por su ausencia, el fraude oficial no hacía sino perfeccionar sus técnicas. El radicalismo, a partir del levantamiento de su abstención pasó a convertirse en un partido más dentro del esquema fraudulento de la época y contribuyó a avalar en lo interno y en lo internacional las medidas entreguistas en que fue tan pródigo el período. Alvear tipifica a la perfección esta actitud de ‘leal oposición a Su Majestad’, que se desenvolvía dentro de un marco falseado constantemente por la ilegalidad y la discriminación. El más articulado de los grupos radicales opuestos al liderazgo alvearista fue FORJA […] Concordancia y radicalismo alvearista fueron, pues, los únicos adversarios políticos importantes en la época, aunque entre ellos menudearon las colaboraciones ocasionales. Y los dados estuvieron siempre cargados a favor de la primera, hasta que el ejército intervino en la partida en 1943.”
Ciria, Alberto. "La democracia constitucional y su crisis." Buenos Aires, Hyspamérica, 1986, pag.:180
JUAN DOMINGO PERÓN
Autor: Felipe Pigna
En 1943, el coronel Juan Domingo Perón participó activamente del golpe militar que derrocó al gobierno conservador de Ramón Castillo. Ocupó el Departamento Nacional del Trabajo. Desde allí Perón iniciaba su carrera política.
El coronel había nacido en Lobos, Provincia de Buenos Aires, el 8 de octubre de 1895. A los 13 años ingresó en el Colegio Militar de la Nación, donde obtuvo el grado de subteniente de Infantería. Con el grado de teniente, participó en la represión de los huelguistas de los sucesos de la Semana Trágica de enero de 1919. En enero de 1929 se casó con Aurelia Tizón, una muchacha de clase media, trece años menor que él a la que llamaba Potota.
En 1930, se acercó a los sectores cívico-militares que preparaban el golpe contra el presidente Hipólito Yrigoyen apoyando al ala más moderada representada por el general Agustín P. Justo. En 1932, al asumir Justo la presidencia, fue designado ayudante de campo del nuevo ministro de guerra. Desde ese lugar privilegiado, Perón accedió por primera vez a los entretelones del gobierno y de la cúpula militar.
JUAN DOMINGO PERON
Autor: Felipe Pigna
Al asumir la presidencia Perón elaboró un Plan Quinquenal que intentó transformar la estructura económica del país fomentando la industria y estimulando el mercado interno. Paralelamente, el estado peronista emprendía una importante política de estatizaciones acorde con una corriente mundial en ese sentido. Pese a las buenas intenciones, el peronismo no logró transformar a la industria en la principal fuente de ingresos del estado, cuyas divisas seguían proviniendo de la exportación de granos y carnes.
Una difícil situación internacional, con mercados cerrados, el fuerte boicot norteamericano contra nuestro país y dos malas cosechas consecutivas obligaron a Perón a replantear su política económica. En 1949, promediando su primera presidencia, Perón convocó a elecciones para una Asamblea Constituyente. El amplio triunfo peronista permitía incluir en el texto de la constitución la posibilidad de la reelección del presidente y los derechos del trabajador. Se establecieron también los derechos del estado sobre las fuentes de energía y el fomento de la intervención estatal en la economía. Esta reforma, junto con la Ley de Voto Femenino, sancionada gracias al impulso de Evita, llevarían en 1951 a Perón a un amplio triunfo electoral y a un segundo período de gobierno.
El Segundo Plan Quinquenal planteaba volver a una economía más tradicional y la aplicación de ajustes en los salarios y las políticas sociales. Las bases del modelo peronista comenzaban a tambalear y se produjo un acercamiento con los EEUU materializado en el polémico contrato petrolero firmado con la Standard Oil de California, que contradecía gran parte de los principios doctrinarios peronistas y daba enormes ventajas a la compañía norteamericana.
http://www.elhistoriador.com.ar/biografias/p/peron.php
Como lo expresan estas pinturas de Antonio Berni
"Desocupados" 1934
"La manifestación" 1934
Entre 1939 y 1942 fue agregado militar de Argentina en la Italia de Benito Mussolini. Perón no ocultaba su admiración por el régimen fascista al que definió como "un ensayo de socialismo nacional, ni marxista ni dogmático." A su regreso, se convirtió en uno de los referentes más destacados de una logia militar conocida como (GOU) Grupo de Oficiales Unidos, de carácter nacionalista y anticomunista, brindando numerosas conferencias sobre temas políticos y militares.
En lo político, el pensamiento de Perón era producto de múltiples influencias que iban del nacionalismo católico, el falangismo español y el fascismo hasta el socialismo. En sus discursos de 1944 Perón planteaba la necesidad de integrar al obrero al sistema como un consumidor y, de esa manera alejarlo de la influencia revolucionaria.
Imagenes de Villa Desocupación, en Retiro
http://youtu.be/g6eiHDYEfaI
Bibliografía
Citios de videos:
Proceso de Sustitución de Importaciones:
http://youtu.be/g6eiHDYEfaI
Pacto Roca Runciman:
http://youtu.be/ooSlc6y4Pvs
17 de Octubre 1945:
http://youtu.be/gXR-DqiumeI
Características políticas del peronismo
http://youtu.be/W-2gkdeO5ZY
Características económicas del peronismo:
http://youtu.be/MXH2Q1HfPBE

Página web consulta para la biografía
y gobierno de Peron
http://www.elhistoriador.com.ar/biografias/p/peron.php
http://youtu.be/gXR-DqiumeI
http://youtu.be/MXH2Q1HfPBE
Full transcript