Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Nueve principios kantianos

No description
by

Fernando Biello

on 18 September 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Nueve principios kantianos

Nueve principios kantianos
"Idea de una historia universal en el sentido cosmopolita"

Octavo principio
Primer principio
Cuarto principio
Quinto principio
Tercer principio
Sexto principio
Introducción
Segundo principio
Séptimo principio
Noveno principio
El séptimo principio nos habla de la necesidad de resolver el problema de las relaciones exteriores entre los Estados, que tienen la misma característica antagónica que las personas por separado, para así poder resolver el problema de la institución individual.
Este antagonismo es explicado por Kant mediante el ejemplo de la guerra, o posible guerra, es decir que cada Estado se encuentra en un rearme incesante, aún durante la paz; así también llega a que por medio de la razón o estas prácticas, el hombre puede llegar a la conclusión de que es necesario escapar del Estado sin ley de los salvajes y unirse en una gran federación de naciones (Foedus Amphictyonum) que tiene una potencia unida y una decisión según leyes de voluntad unida. Esta gran unión garantiza a los Estados más pequeños la seguridad y el derecho, no solo de su poderío, sino también de su decisión jurídica.
Aquí se plantea la necesidad de una ley común a todos los Estados para poder desarrollarse, ya que debido a este antagonismo debe existir una ley que regule las libertades de cada Estado (el objetivo de la unión de Estados).
Kant pregunta luego si es razonable suponer la finalidad de la Naturaleza en sus partes y rechazarla en su conjunto; la idea resulta imposible, pero Kant nos muestra que lo es: los estados expansionistas dejan de lado la preocupación por la educación para destruir y poseer,sin ley alguna que lo evite, otros estados menos poderosos.
Kant cree que la tarea de la ilustración es, junto con la educación, lograr seres morales, los cuales dejen excluida a la guerra. Es para ello, también, que está de acuerdo con la unión de Estados, que prestarán fuerza al más débil y creará leyes de equilibrio. Allí surge la idea de Estado civil mundial o cosmopolita (no carece de peligros para que las fuerzas del mundo no se duerman, pero tampoco carece de un principio de igualdad).
Finaliza diferenciando su idea de "moral", de la idea general que se tiene de "moral". Explica que si la moral se reduce a las costumbres en cuestiones matrimoniales y de decencia exterior, entonces se refiere a ser seres civilizados y no seres moralizados. Kant considera que nos falta mucho para ser seres moralizados.


El hombre dotado de razón y libertad, no debe ser dirigido por el instinto, ni el cuidado. No debía ser instruido por conocimientos de afuera. Tiene que obtener todo por sí mismo.

La Naturaleza en el hombre hizo una máxima economía": Lo redujo a la existencia de un germen del cual se levantaría el hombre. Por lo tanto, la perfección en su pensar, su destreza y su felicidad iban a ser sus méritos y a él mismo se agradecería. Importancia de la propia estimación sobre cualquier bienestar.
Justificación: La Naturaleza quería que el hombre se desenvolviera y como consecuencia fuese digno de la vida y del bienestar.

Caso: las viejas generaciones se afanan solo en el interés de las venideras, para prepararles un nivel sobre el cual levantar más el edificio cuya construcción les ha asignado la Naturaleza. Solo las últimas generaciones gozaran de aquello que las anteriores no gozaron.
Justificación: Si una especie animal está dotada de razón tiene que llegar a la perfección del desarrollo de sus disposiciones.

Antagonismo: es la insociable sociabilidad de los hombres. Su inclinación a formar sociedad unida a una resistencia constante que amenaza con disolverla. Por un lado, el hombre se inclina a entrar en sociedad porque en ella siente el desarrollo de sus disposiciones naturales; por otro lado, tiende a aislarse porque tiene una cualidad insocial que lo lleva a disponer de todo según le place y espera encontrar resistencia a esto. Esta resistencia busca lograr una posición entre sus pares a los cuales no puede soportar pero tampoco puede prescindir de ellos. El hombre pasa de la rudeza a la cultura desarrollando los talentos, formando el gusto y mediante la ilustración, funda una manera de pensar que puede cambiar la disposición natural para la diferenciación moral en principios prácticos determinados.

Sin las características de la insociabilidad, todos los talentos quedarán adormecidos en su germen, en una vida pastoril, con un acuerdo perfecto y una satisfacción y versatilidad perfectas. La existencia del hombre tendría el mismo valor que un animal doméstico, no llenarían el vacío de la creación.

Agradecer a la Naturaleza por la incompatibilidad, el afán insaciable de poseer o mandar ya que de otra forma, las disposiciones del hombre no florecerían. La Naturaleza sabe lo que le conviene a la especie: discordia, que el hombre salga del abandono y de la quieta satisfacción y que él mismo encuentre la forma de salir de esa situación.

En este principio, Kant propone "considerar la historia de la especie humana como la ejecución de un secreto plan de la Naturaleza, para la realización de una constitución estatal interiormente perfecta, y, con este fin, también exteriormente, como el único estado en que aquella puede desenvolver plenamente todas las disposiciones de la humanidad".

Propone dejar de lados las armas y utilizar los libros de una forma tal que los gobernantes no solo instruyan a quienes actúan bajo su gobierno, sino también a ellos mismos como gobernantes. Para llegar a esto es necesario la educación y la ilustración (a la cual menciona como una forma de vida).

Kant menciona un proceso que se está dando, según él, comenzando primero por la progresiva liberación de los ciudadanos, y su ilustración, pasando por la libre elección del culto religioso, y siendo luego los gobernantes los que evitan interferir en la liberación de su propio pueblo, y terminar llegando a darse cuenta estos mismos gobernantes de que la guerra comienza a resultar inútil desde la perspectiva de que los daños y deudas que producen parecen ser más grandes que los beneficios de introducir a toda la población en una guerra, generando así inseguros desenlaces
Las acciones humanas se hallan determinadas por las leyes generales de la naturaleza. La Historia contempla el juego de la libertad humana y describe un curso regular, en el conjunto de la especie, como un desarrollo continuo de sus disposiciones originales. Los hombres y los pueblos, entonces, siguen insensiblemente (como un hilo conductor) la intención de la Naturaleza que ellos ignoran. Ya que los hombres no se mueven, como animales, por puro instinto, ni tampoco con arreglos a un plan acordado, no es posible construir una historia humana con respecto a un plan.

Cómo el filósofo no puede suponer la existencia de ningún propósito racional propio de los hombres, trata de descubrir en el curso contradictorio de las cosas humanas, alguna intención de la naturaleza para que le sea posible trazar una historia de seres semejantes que proceden sin un plan propio, pero sí a un determinado plan de la naturaleza.

Kant explica en el primer principio que ” Todas las disposiciones naturales de una criatura están determinadas a desarrollarse alguna vez de manera completa y adecuada”.

Para la ciencia natural, un órgano que no ha de ser empleado es una contradicción. Con este ejemplo se quiere decir que si renunciamos a este principio ya no se trataría de una naturaleza regular, sino de un juego arbitrario.

Muchas veces, explica también, el mal funcionamiento de una de las partes significa la incapacidad de la criatura completa para desarrollarse y, al fin y al cabo, su destrucción, ya sea lenta y serena o rápida y violenta.
En el segundo principio Kant asegura que “En los hombres (criaturas racionales) aquellas disposiciones naturales que se apuntan al uso de la razón, se deben desarrollar completamente en la especie y no en los individuos”.

La razón es la facultad de ampliar las reglas e intenciones del uso de todas las fuerzas más allá del instinto natural y no se conoce límites a sus proyectos. Necesita para actuar ejercicio y aprendizaje y así poder progresar. Para esto cada hombre tendría que vivir mucho tiempo y así aprender a usar a la perfección todas sus disposiciones naturales, o de lo contrario, si vive un plazo corto (como ocurre) necesita trasmitir sus conocimientos a las futuras generaciones y así el germen de la especie humana llegue hasta la etapa de desarrollo que corresponda adecuadamente a su intensión. Por lo tanto el hombre debe construir la meta de sus esfuerzos, ya que de lo contrario habría que considerar las disposiciones naturales como ociosas y sin finalidad.

“Una sociedad en que se encuentre unida la máxima libertad bajo leyes exteriores con el poder iresistible, es decir, una constitución civil perfectamente justa, constituye la tarea suprema que la Naturaleza ha asignado a la humana especie.” dice Kant en su quinto principio. El mayor problema en lo que al desarrollo de las disposiciones naturales del hombre refiere, es la creación de un orden social eficiente en donde la sociedad civil administre el derecho general. En sociedad, sólo se puede lograr el empeño que la Naturaleza tiene puesto en la humanidad.

La Naturaleza quiere que el hombre mismo sea el que se procure el logro de este fin como el de su destino, lo cual es la razón por la cual una sociedad en que se encuentre unida la máxima libertada bajo leyes exteriores con el poder irresistible, constituye la tarea suprema que la naturaleza ha asignado a la especie humana. Y lo que fuerza a esto es la necesidad del hombre de no poder convivir más en su salvaje libertad y entrar en la desembarazada libertad con la cual se llega a través de una constitución civil justa. La cultura es llamada a someterse a la necesidad de disciplina
El problema mencionado en el anterior principio es el problema más difícil y el que más tardíamente va a resolver la especie humana. El hombre necesita de un señor cuando vive en sociedad ya que él mismo abusa de su libertad y desea que se les ponga a los otros hombres límites de su libertad. Por lo tanto este señor tiene que hacer que se obedezca una voluntad valedera para todos para que cada cual pueda ser libre. Y este señor tiene que ser también de la especie humana y debido a esto cada uno va a necesitar un señor hasta un jefe supremo que es justo por sí mismo, no obstante es un hombre. Por lo tanto esto es irreal y lo que nos ha impuesto la naturaleza es una aproximación a esa idea, la cual será la última puesta en obra. Ya que los conceptos correctos acerca de la naturaleza de una constitución posible exigen una experiencia muy grande, entrenada por la historia y sobre todo una buena voluntad dispuesta a aceptarla. Y estos 3 factores coinciden difícilmente y si lo hace, sucede muy tarde luego de muchos varios intentos.
Kant comienza su último principio diciendo que “Un ensayo filosófico que trate de construir la historia universal con arreglo a un plan de la Naturaleza que tiende a la asociación ciudadana completa de la especie humana”.

Si suponemos, dice Kant, que la Naturaleza tiende a algún fin, entonces sería útil pensar en una historia que intente determinar estas características y procesos en base al Estado cosmopolita, espacio donde se podrá ver el desarrollo completo de las disposiciones Naturales del ser humano.
Da como ejemplo para entender esta afirmación el caso de la cultura griega, que fue absorbida por Roma, y a su vez, la cultura romana, que fue absorbida por los bárbaros, es decir, que sumando todas las culturas episódicamente hasta nuestros días, se descubrirá un curso regular de mejoramiento de la constitución estatal. Lo que lleva a que, finalmente, la ilustración, junto con la educación, sirven para llegar a la moralización de los seres (en cuanto a lo que Kant entiende por "moral") y así, en un futuro, sumando todos los avances de las distintas épocas venideras, la especie humana llegue a conseguir formar un Estado civil cosmopolita, en el cual desarrollar todas las capacidades otorgadas a nuestra especie por la Naturaleza.
Full transcript