Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

"Yo plantaré mi árbol"

No description
by

Romina Galeota Lencina

on 17 November 2015

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of "Yo plantaré mi árbol"

Raíces
El naturalista Juan Carlos Chebez nació el 31 de octubre de 1962.
Desde sus primeros años demostró un gran interés por el mundo que lo rodeaba. Quizás fue a través de los documentales de
Jacques Cousteau
o de
Felix Rodríguez
que imagino sus primeros viajes, o través de la Enciclopedia Salvat y sus contratapas donde se mostraban las especies en peligro de extinción, que lo llevo a preguntarse:
"
¿Y acá, en la Argentina, no hay especies en peligro de extinción?".
En
1990
ingresa a la Administración de Parques Nacionales (APN) como Director de Manejo de Recursos Naturales, y luego en
1992
, como Director de la Unidad de Proyecto Sistema Nacional de Áreas Protegidas.
En este período es protagonista de la creación de las
primeras Reservas Naturales Estrictas: Otamendi, San Antonio y Colonia Benítez
"Yo plantaré mi árbol"
Juan Carlos Chebez
(1962 - 2011)


Con apenas 13 años fundó y presidió la
Asociación Pro-Conservación de la Naturaleza Argentina
agrupando a sus compañeros del colegio.
Era 1976 y la ecología no era un tema recurrente en la Argentina, pero existían algunas organizaciones que comenzaba a preocuparse por el medio ambiente y no dudo en contactarse con ellas: la
Asociación Ornitológica del Plata,
la
Asociación Natura
; y unos meses más tarde, en 1977 se relacionaría desde sus cimientos con la
Fundación Vida Silvestre Argentina
(FVSA).
En 1981 cumplió con el Servicio Militar obligatorio de una forma bastante atípica: pidió su traslado a la enigmática
Isla de los Estados
, dado que conocía el déficit de información sobre su naturaleza.
Allí efectuó valiosas observaciones sobre sus especies y estado de conservación, tomó fotografías inéditas e hizo colecciones de especímenes que depositó en el
Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”.
En
1982
retomo contacto con la FVSA y se sumo a su equipo.
Inmediatamente, Juan Carlos comenzó a organizar la búsqueda de información y a difundir curiosidades y amenazas sobre especies poco conocidas por entonces.
En particular, las especies misioneras, dado que por su selva siempre sintió algo muy especial.
Comenzó sus estudios en la carrera de Biología en en la Universidad CAECE, pero sus inquietudes pudieron más que sus exigencias formales.
Sin embargo, en 1984 junto con sus compañeros de la facultad Santiago Gaddi, Silvina Pérez Fornells y Claudio Bertonatti formó el
“Grupo Estrategia Nacional de Áreas Naturales” (GENAN)”
, y gracias a su poder de visión y entusiasmo sumo a casi 200 voluntarios durante su existencia hasta 1990.
A sus
25 años se suma
como asesor del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de la Provincia de Misiones.
En esos años abre un capítulo fundamental en su vida, la cual comienza con la creación del
Parque Provincial Urugua-í
, el primer antecedente de una
“reserva compensatoria”
en el país, poco después logra sumar otros ocho Parques Provinciales, los dos primeros Parques Naturales Municipales de la provincia y las primeras Reservas Privadas.

Sin embargo, el principal logro fue el haber promovido la instauración de una Política de Estado con una fuerte base ecológica para conservar la selva.
Buenos Aires
Chaco
Misiones
En
1999
, tras 5 años como director de la Delegación Regional Nordeste de la APN, producto de su gran perseverancia logra concretar el proyecto del
Corredor Verde
en Misiones, y de esta forma logra proteger más de
1.000.000.000
de hectáreas de selva.

Esto implico la instalación en la práctica por primera vez del concepto de
“Corredores Biológicos”
en el país.
En
2003
comienza a trabajar en la
Fundación de Historia Natural Félix de Azara
haciéndose cargo de su área de biodiversidad.

Cuatro años después vuelve a la carga para sumar hectáreas a la conservación a partir de la firma de un convenio entre Parques Nacionales y el Ministerio de Defensa de la Nación.
Esta vez, propuso preservar los terrenos de las Fuerzas Armadas,a través de un manejo conjunto con la APN.
Surgen así las primeras
Reservas Naturales Militares:

Puerto Península, Dragones de Malvinas, Punta Buenos Aires
y
La Calera
.

Estas áreas fueron sus últimos logros de gestión.
"La Calera"
Córdoba
"Puerto Península"
Misiones
"Punta Buenos Aires"
Chubut
"Dragones de Malvinas"
Buenos Aires
Semillas
Se fue prematuramente,
el 15 de Mayo de 2011 a los 48 años.

Sin embargo, Juan Carlos, a través de su apasionado y constante trabajo, germinó de múltiples formas.
Floreció en cientos de libros, artículos y publicaciones hoy imprescindibles para conocer y conservar nuestra naturaleza.

Entre los que se distinguen:
Los que se van
(1994),
Fauna misionera
(1996),
Guía de las Reservas Naturales de la Argentina
(2005) y
La Fauna Gringa
(2014), entre tantos otros.
Dispersó sus semillas de cambio en millones de hectáreas de áreas protegidas que supo apreciar, impulsar, reivindicar y poner en valor.
Enterró sus raíces profundas en muchos investigadores, biólogos, naturalistas y gestores ambientales de todo el país que le deben el despertar de sus vocaciones, y a los que les dio su orientación y apoyo.
Y también en lugareños a los que, a través de
poemas y canciones
, revalorizó sus costumbres y creencias.
Como una especie autóctona su legado ocupa un lugar en todos los ambientes que supo recorrer.

En muchos sus semillas brotaron y florecieron, convirtiéndose en arboles frondosos.
En otros aun esperan un rayo de luz para prosperar, y brotar con toda su fuerza.
Otras simplemente aguardan ser plantadas y regadas en un suelo prospero y fértil.

Y vos,
¿ya plantaste tu árbol?
Full transcript