Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Ppt 5 - Ética de la Virtud Según Aristóteles

No description
by

Isidora Rodríguez

on 30 September 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Ppt 5 - Ética de la Virtud Según Aristóteles

Ética Aristotélica
En Ética a Nicómaco, Aristóteles define
virtud
como
“hábito o modo de ser que depende de nuestra voluntad, que consiste en este medio que hace relación a nosotros, determinado por la razón en la forma que lo decidirá un hombre prudente”.

El
término medio
es el adoptado por el hombre sensato, que haciendo uso de su razón y de la relación con otros (logos y diálogos),
"ejerce su inteligencia analizando, autolimitándose, examinando y actuando consciente y responsablemente."

Es un vivir opuesto al exceso y a la experiencia de la pasión desenfrenada (propia de los héroes de la Grecia Antigua).

Aristóteles, también ateniense (384 – 322 aC) fue discípulo de Platón. Escribió profusamente acerca de temas
filosóficos, políticos, científicos,
etc. y con su pensamiento marcó a occidente hasta el día de hoy.

En cuanto a la ética
, su planteamiento sobre la virtud mantiene continuidad y discontinuidad con el de su maestro Platón (socrático).

Tomás de Aquino (1224/5 – 1274)
Máximo exponente de la escolástica medieval, perteneciente a la orden de los predicadores (dominicos), es una de las mayores figuras de la teología sistemática y referencia obligada en relación a la metafísica.

Discípulo de Alberto Magno, es nombrado doctor de la Iglesia Católica y patrono de las universidades, por la extensión e impacto de su obra.

Su principal obra son los cuatro tomos de la
SUMMA TEOLÓGICA
y la
SUMMA CONTRA GENTILES.

Su mayor aporte filosófico es la introducción (y traducción) del pensamiento Aristotélico en occidente.

ÉTICA DE LA VIRTUD SEGÚN ARISTÓTELES
Las virtudes tienen carácter
teleológico
(de finalidad), en cuánto corresponden a que cada cosa, cada cuál, cumpla bien su función, haciendo así las cosas buenas. Esto es el érgon aristotélico.

Las virtudes son morales cuando su fin es la vida buena, son intelectuales cuando su finalidad es la verdad.

El
hábito
es aquel acto que, incorporado en la memoria y la experiencia, da facilidad al obrar, de manera que aquello que alguna vez fue ejercido mediante el uso de la consciente voluntad, luego pasa a ser connatural al modo de ser de la persona.

Tal como para Sócrates el ideal era el hombre sabio, aquel que conociendo actuaba de acorde a la razón, para Aristóteles esta sabiduría consiste en el
justo término medio.

Aristóteles
Aun cuando es Platón el primero en referirse a la virtud – areté – como término técnico de la ética,
es la teoría de la virtud aristotélica la que tiene mayor repercusión a lo largo de los siglos.

En continuidad con el planteamiento platónico, Aristóteles plantea que para que la virtud sea un hábito – no costumbre sino modo de ser, carácter – requiere de
asimilación y apropiación.

La virtud, sin embargo, no se relaciona tanto con el conocimiento (como en Sócrates), sino con las
prácticas concretas
, en las relaciones humanas que de hecho se establecen en la polis.

Ejemplo:
diferencia del concepto de justicia en Socrates y en Aristóteles.

“Lo que hay que aprender antes de que pueda hacerse, lo aprendemos haciéndolo; por ejemplo, nos hacemos constructores haciendo casas... De modo semejante, practicando la justicia nos hacemos justos, practicando la moderación nos hacemos moderados, y practicando la fortaleza, fuertes” (EN, II, 1)

Diferencia entre
virtud dianoética
(adquerida por la
enseñanza
) y la
virtud ética,
adquirida por la
costumbre.

Siendo relacionadas con la práctica en la vida misma, no es la mera razón la que guía y robustece al hombre virtuoso, es la sabiduría práctica, también llamada
prudencia
,
aquello que lo guía y orienta.

En EN, Aristóteles no sólo define la
virtud (como
recta razón moderada por la prudencia)
sino que ejemplifica cómo se alcanza el
término medio entre exceso y defecto
, estableciendo reglas para alcanzar el tan valorado término medio.

“Primeramente, entonces, hemos de observar que está en la naturaleza de tales cosas el destruirse por defecto o por exceso, como lo observamos en el caso de la robustez y la salud (...) así también con las demás virtudes: pues el que huye de todo y tiene miedo y no resiste nada se vuelve cobarde, el que no teme absolutamente a nada y se lanza a todos los peligros, temerario; asimismo, el que disfruta de todos los placeres y no se abstiene de ninguno se vuelve licencioso, y el que los evita todos, como los rústicos, una persona insensible (...)” EN II, 2.

ETICA DE LA VIRTUD

Fue quien hizo la mayor sistematización de la ética de la virtud.

Define virtud
como la realidad más importante de la existencia moral,
“hábitos del alma que se adquieren con el ejercicio y la repetición y que la habilitan para la realización de la vida buena”
.


Ética de la Virtud
Mantiene la distinción aristotélica de virtudes morales y virtudes intelectuales, pero introduce una nueva clasificación: virtudes teologales y virtudes cardinales.
Las virtudes morales coincidirían, principalmente, con las virtudes cardinales.

La virtud sería la
“energía espiritual”
que actualiza el ser de la persona, lo encaminan hacia su plena realización y la anticipa progresivamente.

Virtudes Teologales
Las tres virtudes más importantes son las llamadas teologales:

1) Fe
2) Esperanza
3) Caridad

Estas virtudes no dependen de la sola voluntad o ejercicio del ser humano, sino que son principalmente gracia que proviene del Creador, cuya visión y semejanza es la finalidad de toda vida humana.

La caridad es la forma de todas las virtudes.
Se expresa en cada una de ellas y las eleva a su fin sobrenatural, a su realización plena. No hay caridad sin virtudes morales, ni virtudes morales sin caridad.

Virtudes Cardinales
Aristóteles distinguía, como virtudes morales:

Liberalidad
Magnificencia
Magnanimidad
Ambición
Mansedumbre
Amabilidad
Sinceridad
Pudor y Vergüenza
Justicia, etc.

Tomás de Aquino las sintetiza en
cuatro virtudes cardinales
, que organizan todas las demás virtudes en torno a ellas:

La prudencia:
“virtud que dispone la razón práctica a discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y a elegir los medios correctos para realizarlo. Es la regla recta de la razón”.

La justicia:
“es la virtud moral que consiste en la constante y firme voluntad de dar a Dios y al prójimo lo que le es debido”.

La fortaleza:
“asegura en las dificultades la firmeza y la constancia en la búsqueda del bien”.

La templanza:
“modera la atracción de los placeres y procura el equilibrio en el uso de los bienes creados”
Full transcript