Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Acerca de una ley estructurante y el 'vivir juntos' en a esc

No description
by

Exequiel Bordoy

on 23 August 2014

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Acerca de una ley estructurante y el 'vivir juntos' en a esc

Hablar sólo de crisis lo único que hace es cerrarnos un proceso de pensamiento, nos coloca en una posición de pérdida que, en vez de abrir posibilidades, nos deja algo imposibilitados, sin poder ver lo que es posible construir.
Resulta necesaria una educación pensada como institución en el sentido más pleno de la palabra, aquello que instituye la posibilidad misma de vivir todos en una comunidad; y la escuela como una organización posible que da lugar a la educación.
En segundo lugar, a veces se nos descompone también la relación de los chicos con los adutos y de los adultos con los chicos. Antes convivían en relaciones jerárquicas, relaciones disciplinarias que demarcaban claramente qué lugar ocupaba cada uno en esa jerarquía, y hoy esto no sucede. Hoy se nos habla de jerarquías aplanadas, horizontalizadas o de pérdida de las jerarquías.
Si hay algo que vuelve catastrófica una crisis es responder por medio de ideas ya hechas, con lógicas que ya teníamos prearmadas y no poder mirar de nuevo lo que está ahí, con nuevas lógicas
.
Hanna Arent dice "...Una crisis no es sólo decadencia, sino una situación que nos fuerza a volver a las cosas mismas, a mirar de nuevo el sentido de estar juntos, de vivir en comunidad. Esto demanda juicios directos, no prejuicios..."
I. Chicos y adultos, cada uno ocupa su lugar (diferente) y se va a delimitar en las acciones, gestos y palabras que el adulto manifieste para mantener esta ley. Lo simbólico necesita de mediaciones para materializarse en lo cotidiano.
María Beatriz Greco.
ACERCA DE UNA LEY ESTRUCTURANTE Y EL 'VIVIR JUNTOS' EN LA ESCUELA. Pensamientos en tiempos de transformación.
Creo que lo que nos pasa es que se nos ha desarmado lo que teníamos muy bien armado; lo que estaba compuesto de una manera, parecería que se nos ha ido descomponiendo en el sentido de partes que se fueron separando y perdiendo cierta unidad, cierta coherencia y relación entre sus partes.
Pasar por la escuela, claramente tenía un sentido promisorio. Hoy no es que no esté, que haya desaparecido, sino que hay que reponerlo. Refundar la promesa continuamente.
Se nos hace necesario volver a preguntar
¿para qué la escuela?
Porque si algo se desarma pareciera que hay un sentido que se pierde y hay que reconstruirlo.
Tal vez habría un pensamiento melancólico de pérdida, de pura pérdida de lo que ya no tenemos. Y este sentimiento de pura pérdida
nos va a sumir en la impotencia ante lo nuevo
, y nos va a hacer ver sólo desorden en donde tal vez hay un desafío, algo por rearmar.
Es tan riesgoso colocarse en una situación melancólica, "todo tiempo pasado fue mejor..." y, como ya se desarmó todo ¡no tengo más qué hacer!
Existen tres preocupaciones que circulan muy fuertemente en las escuelas:
1- La violencia: tiene que ver con un avasallamiento del cuerpo y del espacio del otro. La violencia que ocurre dentro de la escuela o en la vereda, se me junta toda esa violencia como una forma de vida, como una imposibilidad de pensar que hay un espacio del otro que no puede ser avasallado, y que el propio tampoco puede serlo.
La escuela debe instalar
otros modos de vincularnos
.
A veces nos preocupamos mucho en pensar si la violencia es de la escuela o de la sociedad y entonces decimos desde dónde debería solucionarse. Esta lógica no nos ayuda a pensar. La violencia nos atraviesa a todos y en la escuela, indistintamente de dónde venga, tenemos que hacer algo con eso.
Esto es lo que viene haciendo la escuela desde siempre. Lo que pasa es que
hoy cobra otro valor
.
Tenemos que ir a contrapelo de cuestiones que en la sociedad son habituales y se están instalando con fuerza.
2- La segunda preocupación es la dificultad para entendernos. Pero no sólo con los chicos. Los problemas de comunicación suceden entre adultos. Los adultos tenemos dificultades para decir y escucharnos mutuamente.
Hay que pensar que hay palabras que circulan, que abren espacios y dejan respirar y hay otras que aplastan y son violentas.
3- La tercera preocupación: cierta soledad en las instituciones, aislamiento, desajuste entre personas.
Cada uno con la sensación de que va y hace lo que tiene que hacer, pero sin poder armar un proyecto común.
La acción de la escuela tiene que ser institucional a pesar de que la lleve a cabo una sola persona.
Existen tres conceptos que nos ayudarían
1- Ley simbólica.
2- Concepto de autoridad.
3- Creación de un espacio común.
II. Como esta ley simbólica tiene que ser sostenida para dar lugar a los nuevos, hacen falta figura que la sostengan (padres, madres, maestros). Se trata de "postas parentales", capaces de ceder y habilitar espacios a los nuevos.
Si no se cuestiona la autoridad, si no se pregunta, se refuerza en el peor de los sentidos: en el de
autoritarismo
. Es necesario repensar la autoridad, no en el sentido de dominio, sino de
apertura a espacios comunes
.
III. En relación a la creación de lo común, se ha hablado demasiado de la desconexión de lo individual con lo grupal, de lo personal con lo colectivo.
Esta falta de proyecto común nos pone frente a dos tipos de pensamiento: o se respetan todas las diferencias, y con esto se desarma el proyecto común; o bien se pretende homogeneizar.
Full transcript