Loading presentation...

Present Remotely

Send the link below via email or IM

Copy

Present to your audience

Start remote presentation

  • Invited audience members will follow you as you navigate and present
  • People invited to a presentation do not need a Prezi account
  • This link expires 10 minutes after you close the presentation
  • A maximum of 30 users can follow your presentation
  • Learn more about this feature in our knowledge base article

Do you really want to delete this prezi?

Neither you, nor the coeditors you shared it with will be able to recover it again.

DeleteCancel

Make your likes visible on Facebook?

Connect your Facebook account to Prezi and let your likes appear on your timeline.
You can change this under Settings & Account at any time.

No, thanks

Estupidez y locura

No description
by

Alberto Angulo

on 26 February 2013

Comments (0)

Please log in to add your comment.

Report abuse

Transcript of Estupidez y locura

Una historia de la estupidez, una historia estúpida o un relato de nuestra Historia

(En homenaje a Tasio Ircio) La estupidez y la locura humanas 1) Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circula por el mundo.
2) La probabilidad de que una persona determinada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de la misma persona.
3) Una persona estúpida es una persona que causa un daño a otra persona o grupo de personas sin obtener un provecho para sí o incluso obteniendo un perjuicio.
4) Las personas no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas.
5) La persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que existe o el estúpido es más peligroso que el malvado. Las cinco leyes de la estupidez humana El vendedor ambulante,
modelo de “homo viator” El Elogio de la Locura (1511) de Erasmo de Rotterdam (1466-1536) Carlo Cipolla (Pavía, 1922-2000) Michel Foucault (1964) desmiente que la historia de la locura [en su constitución como objeto de conocimiento] sea entidad o realidad natural y plantea que se trata de una construcción social y, por ende, histórica.
La locura, como enfermedad, no es reconocida hasta finales del siglo XVIII.
El filósofo aborda el tránsito del Narrenschiff al encierro de los enfermos mentales. Michel Foucault (1926-1984) Viaje a Narragonia, documental de Germán Berger (2004) Narragonia sería la tierra deseada, el paraíso o una utopía en sí misma.
La nave de los locos es imagen universal de una humanidad a la deriva.
Una visión carnavalesca de la vida.
Su existencia se hace necesaria al cuestionar, a través de su estulticia, su propia sociedad.
La locura, la estupidez y la utopía son tres elementos reformulados en los albores de la Edad Moderna. Narragonia o la república de los locos Óleo sobre tabla de el Bosco [circa 1490, Museo de Beuningen, Rotterdam]. Pintura de la parte exterior de un tríptico cuyo interior estaría formado por la nave de los locos, la alegoría de los placeres y la muerte de un avaro. El ser humano aparece representado como un peregrino-ermitaño que busca el camino de la salvación, alejándose de la maldad y vicios del mundo (el burdel del fondo). La imagen del peregrino-ermitaño es un elemento propio de la Devotio Moderna flamenca (siglos XV-XVI). En conclusión: la vida del ser humano es una peregrinación constante hacia la salvación. Extracción de la piedra de la locura (hacia 1490).
Óleo sobre tabla (gótico), Museo del Prado (Madrid). El embudo en la cabeza del doctor es símbolo de la estupidez.
El libro en la cabeza de la monja es una alegoría de la ignorancia y superstición. El tratamiento en escena de los religiosos (fraile y monja) refleja al ambiente de crítica social contra ellos.
La dialéctica campo-ciudad se expresa en el cuadro (con lo urbano al fondo y la acción en el campo) propio de una de las zonas, junto al norte de la actual Italia, más urbanizadas en los inicios de la modernidad. El texto alrededor del espejo dice: "Meester snyt die Keye ras, myne name is lubbert das" (Maestro, extráigame la piedra, mi nombre es Lubber Das). Lubber Das era un personaje satírico de la literatura holandesa que simbolizaba la estupidez; es decir, mi nombre es tonto.
Expresión de la credulidad de la gente de su entorno y del engaño como profesión ilegal y actividad amoral. La nave de los locos de Jerónimo el Bosco (1450-1516) El mástil se convierte en árbol.
En el ramaje una figura considerada una lechuza o búho simbolizaría la herejía. Otros ven una calavera que representaría a la muerte o una máscara (el demonio o un diablo) contemplando la escena.
La banderola de media luna ha sido interpretada como símbolo de herejía y/o en calidad de alusión a los lunáticos (los locos que, marginados, estaban condenados a vagar en un barco sin rumbo fijo).
El laúd y el bol con cerezas tienen connotaciones eróticas.
La gente en el agua representaría los pecados de la gula (también el pájaro asado del mástil) y la lujuria.
El embudo invertido de la parte inferior izquierda simbolizaría la locura.
El cuchillo que se usa para cortar el pájaro sería un símbolo fálico o del pecado de la ira. Video: ¿qué elementos de valor histórico del cuadro no comentan? Video: una locura muy real, la lucha por el poder Video: la parábola de los ciegos de Pieter Brueghel el viejo (1525-1569) ´Video: el triunfo de la muerte de Pieter
Brueghel el viejo (1562) Video: la pintura de El Bosco
(Hieronymus Bosch, 1453-1516) Movimiento religioso bajomedieval relacionado con el humanismo cristiano que abogaba por el estudio de los textos fundamentales de la Cristiandad para llegar a una relación individual e interna con Dios.
Los laicos eran capaces de estudiar las Escrituras gracias a la invención y difusión de la imprenta.
La Devotio Moderna recomendaba una actitud más individual hacia las creencias y la religión.
Fue prominente en las ciudades holandesas durante los siglos XIV y XV.
Algunos autores subrayan una contribución al luteranismo y calvinismo.
Los orígenes del movimiento están relacionados con la obra de Gerard Groote.
A partir de sus trabajos se formaron dos tipos de comunidades: la Hermandad de la Vida en Común, integrada principalmente por laicos, y algunos monasterios en Alemania.
El libro La imitación de Cristo (Imitatione Christi), escrito por Tomás de Kempis (Hermano de la Vida en Común) esboza los conceptos más importantes de la Devotio Moderna, basados en la conexión personal con Dios y las muestras activas de amor hacia Él. DEVOTIO MODERNA Santo Tomás de Kempis en el monte Saint Agnes (1674) Historiador italiano especializado en la historia de la economía.
Nacido en Pavía, estudió en la Sorbona y en la London School of Economics.
Trabajó en universidades italianas (Catania, Venecia, Turín, Florencia, Pavía y Pisa) hasta que se incorporó en 1959 a la Universidad de California (Berkeley) hasta 1991.
Autor prolífico, creativo y con diversidad de intereses. Su autoridad fue siempre reconocida en la historia económica, especialmente en la historia del dinero y de la población, pero trabajó también en la historia de la tecnología, la alfabetización y los sistemas sanitarios.
Premios: doctorado honorífico en medicina por la universidad de Pavía, membresía en la Royal Historical Society of Great Britain, la American Academy of Arts and Sciences y la Accademia dei Lincei.
Uno de sus trabajos más divulgados es su breve análisis económico, demográfico e histórico de la estupidez humana que publicó en su libro "Allegro ma non troppo" de 1988. No es su trabajo más formal, ni mas serio, de mayor prestigio académico pero sí el más leído. El maestro del estudio histórico de la estupidez humana Publicado en 1988 Los orígenes del planteamiento histórico El mundo imaginario de El Bosco.
La moral domina su expresividad.
Dominio de los sentimientos sobre el raciocinio.
Una crítica de su tiempo histórico convulso. El Elogio de la locura (Morias Enkomion en griego, Stultitiae Laus en latín y Elogio de la estulticia o de la tontería) es un ensayo de Erasmo de Rotterdam (1511).
Comienza con una loa satírica (un fragmento de virtuosa locura) a la manera del autor griego Luciano de Samósata, traducido hacía poco por Erasmo y Tomás Moro. Tras esto, el tono se ensombrece con una serie de discursos solemnes, en los que la locura hace un elogio de la ceguera y demencia para luego realizar un examen satírico de las supersticiones y prácticas piadosas y corruptas de la Iglesia Católica.
El ensayo está lleno de alusiones clásicas al estilo de los humanistas del Renacimiento. La locura es una diosa, hija de ebriedad y de la ignorancia; entre sus compañeros fieles se encuentran Philautia (el narcisismo), Kolakia (la adulación), Leteo (el olvido), Misoponia (la pereza), Hedone (el placer), Anoia (la locura), Tryphe (la irreflexión), Komos (la intemperancia) y Eegretos Hypnos (el sueño profundo).
Esta obra tuvo un enorme éxito popular, para sorpresa de Erasmo y, a veces, para su disgusto. Antes de morir Erasmo había sido traducida al francés, alemán e inglés.
Una edición inicial fue ilustrada con grabados en madera por Hans Holbein. La nave de los necios o Narrenschiff, de Sebastian Brant (1457-1521)
La Stultifera Navis de viaje al País de los Tontos, grabado en madera de 1549. Música: Adagio para cuerda de Samuel Barber (1938) En 1494 se publicó en Basilea la obra satírica alemana La nave de los necios o Narrenschiff.
El autor, Sebastian Brant, era un jurista, teólogo y humanista alsaciano.
En su simbólica nave viajan locos de todas las categorías y hace que desfilen las debilidades humanas.
Una estrofa dice: "Es mejor seguir siendo laico que comportarse mal dentro de las órdenes".
En la obra de Brant, un grupo de locos se embarca en una nave hacia Narragonien (Narragonia) la tierra prometida de los insanos y, antes del naufragio, llegan a Schlaraffenland (la tierra de la riqueza).
La relación que establece El Bosco entre «vicio» y «locura» es característica de la literatura del siglo XV. Es una sucesión de unos 112 cuadros junto a un grabado que usa el autor para criticar los vicios de su época a partir de la denuncia de distintos tipos de necedad o estupidez.
La obra ha sido interpretada como una velada crítica a la iglesia de la época (en latín, navis se refiere también a la nave de un templo y se conoce a la Iglesia Católica como la nave de San Pedro). La secuela más conocida de estas naves fue el Elogio de la locura de Erasmo.
La influencia de Brant llega a Rabelais (1494-1553) o Anne Porter (La nave de los necios, 1962).
Otra obra reciente relacionada con el estudio de la necedad es célebre ensayo del economista italiano Carlo Maria Cipolla titulado Allegro ma non tropo. Michel Foucault le dedicó el primer capítulo de su Historia de la locura en la época clásica, al bestseller de Sebastian Brant.
Los locos en la Edad Media no se encierran, sino que circulan por tierra y por mar, como vagabundos o peregrinos, y es la misma sociedad la que les entrega esa condición itinerante, pues pareciera que reconoce en ellos la necesidad del hombre de encaminarse hacia la búsqueda de sentido. Así rezaban o cantaban los necios en su nave:

“Nuestro viaje no tiene final, pues nadie sabe dónde debemos llegar; y no tenemos descanso ni de día ni de noche, nadie de nosotros presta atención a la sabiduría” Es un viaje que no tiene final, el viaje del ser humano, del homo viator que está siempre en busca de su destino, desconocido e inmenso. Tres fases históricas:
1) El loco como intermediario en los humanos y lo divino.
2) La visión humanista como representación del vicio.
3) El loco encerrado por su peligro social y cultural. Era costumbre muy frecuente sobre todo en Alemania.
En Nuremberg, en la primera mitad del siglo XV, se registró la presencia de 62 locos de los que 31 fueron expulsados. En los cincuenta años siguientes constan otras 21 partidas obligatorias; ahora bien, todas estas cifras se refieren sólo a locos detenidos por las autoridades municipales.
Solían ser confiados a barqueros: en Francfort, en 1399, se encargó a unos marineros que libraran a la ciudad de un loco que se paseaba desnudo y a principiosdel siglo XV, un loco criminal es remitido así a Maguncia. En ocasiones los marineros dejan en tierra, mucho antes de lo prometido, a estos incómodos pasajeros como el herrero de Francfort, que partió y regresó dos veces antes de ser devuelto definitivamente a Kreuznach.
A menudo, las ciudades de Europa debieron ver llegar estas naves de locos.
Se expulsaba a los extraños ya que cada ciudad aceptaba encargarse de quienes fuesen ciudadanos. Dos ideas centrales:
1) La barca simboliza toda una inquietud, surgida repentinamente en el horizonte de la cultura europea a fines de la Edad Media.
2) La locura y el loco llegan a ser personajes importantes, en su ambigüedad: amenaza y cosa ridícula, vertiginosa sinrazón del mundo y ridiculez menuda de los hombres. La moda consiste en componer estas "naves" cuya tripulación de héroes imaginarios, de modelos éticos o de tipos sociales se embarca para un gran viaje simbólico, que les proporciona, si no la fortuna, al menos la forma de su destino o de su verdad.
Es así como Symphorien Champier compone sucesivamente una Nef des princes et des batailles de Noblesse en 1502, y después una Nef des Dames vertueuses en 1503; hay también una Nef de Santé, junto a la Blauwe Schute de Jacob van Oestvoren de 1413, del Narrenschiff de Brandt (1497) y de la obra de Josse Bade, Stultiferae naviculae scaphae fatuarum mulierum (1498).
El cuadro de El Bosco pertenece a esta flota imaginaria. La escena puede estar basada en un proverbio flamenco:

« El mundo es un carro de heno, del cual cada uno toma lo que puede».

Todo tipo de personas se agolpa junto al carro, y desde el Papa a los más plebeyos arrancan puñados de paja (riqueza).
Es una aplastante sátira de un mundo que ha abandonado a Dios.
Destaca el carácter moralizante y crítico del autor con la sociedad de su tiempo. El Bosco relata cómo todos quieren conseguir su parte de heno del carro, es decir, su parte de placeres y riquezas.
Los más poderosos (emperadores, reyes, y papas) no tienen problemas para alcanzar su «ración de placer», mientras que los menos pudientes no lo tienen tan sencillo. Éstos tienen que pisotearse o matarse e incluso verse atacados por demonios (ilegalidad e inmoralidad = vicio) para alcanzar algunos de esos «placeres» terrenales. Relájense un momento .... BIGEARD, Martine, La folie et les fous littéraires en Espagne: 1500-1650. Paris, Centre de Recherches Hispaniques, 1972.
CASTILLA DEL PINO, Carlos, Cordura y locura en Cervantes. Barcelona, Península, 2005.
FOUCAULT, Michel, Historia de la locura en la época clásica. México : Fondo de Cultura Económica, 1967.
GONZÁLEZ DURO, Enrique, Historia de la locura en España. Tomos I y II. Madrid, Temas de hoy, 1995.
HUOT, Sylvia, Madness in medieval French literature: identities found and lost. Oxford, Oxford University Press, 2003.
IVO BIAGIANTI, Roberto G., Sanità e follia ad Arezzo e in Toscana: (secoli XVIII-XIX). Firenze, Centro Editoriale Toscano, 1997.
MIDELFORT, H. C. Erik, A history of Madness in sixteenth-century Germany. Stanford , Stanford University Press, cop. 1999.
PORTER, Roy, Breve historia de la locura. Madrid, Turner, 2003.
QUÉTEL, Claude, Histoire de la folie de l'Antiquité à nos jours. Paris, Tallandier, 2009.
REDONDO, Agustin et ROCHON, André (comps), Visages de la folie (1500-1650): domaine hispano-italien. París, Universite de la Sorbone, 1981.
ROSCIONI, Lisa, Il governo della follia: ospedali, medizi e pazzi nell'età moderna. Milano, Bruno Mondadori, 2003.
TROPÉ, Hèlène, Locura y sociedad. Valencia, Diputación de Valencia, 1994.
Full transcript